Los nombres de los supuestos nuevos propietarios son Ismael Laguna y Archibaldo Rullán pero, para la redacción todo es una jugada de Asensio para librarse de una empresa que consideran 'un muerto' que sólo aporta deudas

ANTENA 3 TV traspasa la propiedad del diario YA a una sociedad mexicana denominada Editoriales del Sur para ira de su redacción

HECHOS

El 17.12.1992 representantes de ANTENA 3 TV comunicaron a la redacción del periódico YA de que la editora de la empresa (Editorial Católica) pasaba a ser propiedad de ‘Editoriales del Sur’.

El 17.12.1992 representantes de ANTENA 3 TV, D. Antonio Asensio y D. Javier Gimeno de Priede, entidad que hasta ese momento era propietaria de la empresa editora del diario YA (Editorial Católica) comunicaron a la redacción de esem edio que la empresa pasaba  a ser propiedad de ‘Editoriales del Sur’ compañía mejicana propiedad de D. Teodoro Schwartz y D. Archibaldo Rullán.

Comunicado del Comité de Empresa del YA publicado al año siguiente del acto en el periódico con el título ‘Farsantes’:

Farsantes – 17-12-1993

Ayer, 16 de diciembre se cumplió un año de uno de los días más tristes en toda la historia de la Editorial Católica. Aquel día se inició una desvergonzada farsa que culminó el 31 de julio pasado con la sorpresiva presentación de un expediente de suspensión de pagos después de haberse anunciado durante meses una ampliación del capital social de Edica. A última hora de la tarde del 16 de diciembre de 1992, en el salón de actos del periódico, se anunció el supuesto traspaso de las acciones que poseía ANTENA 3 TVV en el periódico a un fantasmal y desconocida empresa mexicana llamada Editoriales del Sur, uno de cuyos representantes, un tal Teodoro Schwartz, nos era presentado  en aquella insólita y al cabo macarra asamblea. EN la mesa presidencial del acto se sentaron seis personajes: Gimeno de Priede, consejero delegado de ANTENA 3 TV, Ramón Serres nombraod administrador único de Edica, el citado Teodoro Schwartz, Ismael Laguna, a la sazón director general; Adrián Guerra entonces director en funciones del YA y Manuel Agúero, director económico financiero de ANTENA 3 TV, intentaron despachar en unos breves minutos lo que al día siguiente se presentaba como una importante operación de relanzamiento del periódico. Sólo la insistencia del Comité de Empresa consiguió que estos sujetos permaneciesen unos momentos más dando explicaciones, aun con gesto retorcido y el ánimo contrariado, como revelo con su actitud displicense y maleducado el inmaduro Gimeno de Priede. Intentó ser aquel acto un insulto a 300 profesionales que habían acudido con la esperanza de ver aclarado el futuro del YA y se encontraban con el montaje de una farsa urdida por Antonio Asensio con el dinero de Mario Conde y secundada con descaro por los seis individuos citados, prestos a poner su cara y el cazo de sus manos en la gran operación de engaño a los trabajadores. Un año después, causar rubor e indignación el título del editorial publicado entonces con este mtoivo: “Un paso hacia el futuro”. Asensio y sus vasallos tenían que burlarse de esta Casa, no contentos con intentar destruirla.

Ahora, descubierta la operación, puestos en vergüenza pública sus autores y desenmascarados los farsantes que se prestaron a este juego humillante y cínico, cumplidos doce meses de aquella negra tarde y cuatro meses y medio del inicio de la crisis de agosto, el diario YA sigue vivo, dando pasos ahora de verdad, hacia el futuro y alejado de los seis farsantes que no ensucian ya los locales de nuestra Empresa ni con su presencia, ni con sus supuestos proyectos. Con nuestra mirada puesta en la salvación y viabilidad del YA, Dios les perdone.

Comité de Empresa del diario YA

23 - Agosto - 1993

La muerte de un diario

Martín Prieto

El diario madrileño YA, antaño uno de los grandes periódicos de difusión nacional, se encuentra en electroenceflaograma plano, no desde hace días, sino de años, atendido esplendorosamente por las gentes que lo hicieron y que querían continuar su andadura.

Ni siquiera persona física o jurídica desmonitorizará al cadáver tras comprobar durante veinte minutos que la acidosis metabólica es irreversible. Simplemente se acabará el papel y los trabajadores del YA habrán de reclamara sus legítimos derechos desde la acera. El gran diario YA está muerto, aun cuando todavía no haya fallecido legalmente.

Anterior a la guerra civil, gran escuela de periodistas, de él puede decirse que nunca hirió a nadie en concienca y que muere sin la justicia de la memoria histórica que se merece. Mi solidaridad con los deudos del difunto es total, y entiendo su táctica, por más que me conste por experiencia que está destinado al más absoluto de los fracasos.

Yo en el YA estuve dos meses hasta que comprendí que la Conferencia Episcopal se había desprendido de él para que otros hicieran un by-pass inmobiliario y les fueran alejando del desastre. Luis Blanco Vila, también años ha, el hombre que pudo reflotar esa casa y no le dejaron, acaba de contar exactamente las claves internas del diario de la Iglesia española deseándole una muerte rápida, dulce, y sobre todo, no inútilmente encarnizada.

Dicho esto no se me alcanza qué responsabilidades reales y sobre todo morales, tienen el editor, Antonio Asensio, y el banquero Mario Conde en este naufragio tan largamente anunciado.

Casi nunca es el asesino aquel que sorprendemos con el cuchillo chorreante en la mano. ¡Vamos, que ni los mexicanos, últimos propietarios del cadáver!.

Una Conferencia Episcopal dividida y medrosa ante la transición política dejó al pairo un diario sólido y hasta con una cartera publicitaria por palabras casi monopolística, prepotente ante polluelos que nacían entonces como DIARIO16 o EL PAÍS. Simplemente: muerto Franco, los obispos tuvieron terror a poseer un periódico. Ya irremisiblemente debilitado el medio, otra Conferencia Episcopal se lavó las manos buscando apuntilladores en el mercado de los matarifes.

Yo creo que también es saludable que la Iglesia pase por el confesionario. Asensio y Conde tendrán sus pecados colgados del armario, pero no sé por qué habrían de cargar también con los de los señores obispos. En algún almacén del YA estarán empolvándose los retratos de los últimos Papas, y la empresa que cierra se llama Edica: Editorial Católica. Que ese palo aguante esa vela.

15 - Agosto - 1993

¡Dios salve al YA!

Gema Sánchez Navas

La primera portada del Ya, que nació el 4 de enero de 1935, además de reflejar la pugna electoralista que tenía lugar, en plena República, entre Gil Robles y Lerroux, rubricaba una preocupación editorial por parte de sus creadores: «¿Qué les parecerá nuestro trabajo a los lectores del año 2035?». La situación económica que sufre Edica, empresa editora del periódico, hace que la mayoría de sus trabajadores crean que, para entonces, sólo se podrá tener referencia del periódico a través de las enciclopedias. «Entré aquí a los 17 años de aprendiz de fotograbado. La empresa me pagó los estudios de perito mercantil, me dio un apoyo total -dice con los ojos humedecidos Pablo Danganzo, que lleva 32 años en el diario y que es Jefe de Servicios de Contabilidad. Este periódico está muerto, pero todo esto es una forma de renacer». No todos son igual de optimistas. Evaristo Navarro entró con 14 años y hoy, a los 50, es Jefe de Servicios Generales. «He pasado muchas crisis, pero estoy convencido de que ésta va a ser la última. Lo han hecho a conciencia para que no haya ningún tipo de solución. Es un cierre programado a largo plazo», afirma.

En los últimos doce años, esta cabecera histórica ha sufrido una serie de bandazos ideológicos y empresariales que la han llevado hasta la suspensión de pagos el pasado 31 de julio. Ha vivido una crisis permanente, sintiéndose como una piedra volcánica que se pasaban unos a otros: la Conferencia Episcopal, Comecosa, Antena 3 Televisión y, finalmente, Editoriales del Sur. Tras dos expedientes de regulación de empleo, más de 700 trabajadores han ido a la calle. De 1.200 trabajadores se ha pasado a 246. Jubilaciones incentivadas, recortes… Todo se iba superando. «Pero esto es como un enfermo al que se le somete a muchas operaciones. Cada una va siendo más peligrosa que la anterior porque tiene menos defensas. Es cierto que nunca lo hemos visto tan negro», afirma Alejandro Fernández Pombo, que durante 34 años ha sido de todo en el periódico, desde confeccionador hasta director. Cuando aún era un diario vespertino, en la primera página se advertía que su lectura tenía un efecto sedante para los nervios ópticos efecto provocado por el «color asalmonado de sus páginas y por el gozo que daba leer un periódico perfecto». Y es que el Ya llegó a ser en 1975 el periódico que más vendía en Madrid. Incluso hubo un momento en el que, a nivel nacional, el diario ABC sólo le superaba en 500 ejemplares. La tirada ha caído de los 177.000 ejemplares de aquella época a los 45.000 actuales. «Hoy todos los partidos políticos se disputan un centro que sociológicamente existe. Periodísticamente hablando, nosotros fuimos los dueños de ese hueco que hoy se reparten distintos rotativos», afirma Alejandro Fernández Pombo. Cuando cumplió medio siglo, esta empresa había conocido 8 directores. En los últimos doce años, se han sucedido 11 más. Según Rafael González, subdirector, la causa directa hay que buscarla en el cambio de los estatutos que se llevó a cabo en 1980. «Don Angel Herrera Oria, fundador del periódico, diseñó muy bien la división de poderes. Había una Junta de Fundadores que velaba por la línea ideológica. El Consejo de Administración no podía interferir en el Consejo de Redacción. El periódico estaba por encima de las presiones económicas.» Es precisamente ahora cuando los trabajadores se sienten víctimas de ocultos intereses económicos. Durante seis meses escasos, el capital de Edica ha estado en manos de Antena 3 Televisión. Pero cuando Antonio Asensio se hizo con esta cadena, quiso desprenderse inmediata mente de la editora. Para ello, la vendió por una peseta a la empresa mexicana Editoriales del Sur. Todos sospechan que han sido los testaferros encargados de enterrar el periódico. El pasado viernes, el Comité de Empresa se reunía con el embajador mexicano en Madrid para trasmitirle sus sospechas. «Queremos desenmascarar esta negrísima operación tramada por Antonio Asensio con el dinero de Mario Conde -dice Miguel Revuelta, presidente del Comite. El embajador va a entrar en contacto con el Gobierno mexicano para conseguir informacion oficial de Schwarz, para saber cuál es el entramado de intereses que les llevó a servir de tapadera. Asensio posee negocios en México y tiene intención de ampliarlos. Creemos que debemos formar parte de alguna operación que se traen entre manos allí. Además de las condiciones estipuladas, tendréis que poner la cara en este asunto que tengo en España, debió decirles a los mexicanos.» Actualmente, la propiedad está desaparecida. Ramón Serres, que es el único que figura en la mancheta del diario, y que simbólicamente lo hace con el cargo de «Administrador Unico», dicen que ha huido del país por presuntas amenazas de muerte. Al Comité de Empresa no le agrada tratar con el único representante oficial de la empresa que hay en España, el abogado Conrado López. Se nos intenta dejar en la calle y ni siquiera tenemos derecho a saber quién lo está haciendo. Es indignante el hecho de que no vengan a anunciarnos la suspensión de pagos personalmente. Se limitan a mandar un fax. Poco menos que quieren cerrar el periódico por correo», dicen. En mayo de este año, los mexicanos anunciaron una inversión de 2.000 millones de pesetas, pero nunca se llegó a hacer efectiva. En ningún momento se han adoptado medidas concretas para el relanzamiento. Y todo esto se pone en marcha cuando el periódico había comenzado a levantar cabeza, incrementando sensiblemente la tirada. Y, lo que es peor, en pleno mes de agosto. «Todo esto es muy sospechoso, pero pensamos sacar el periódico hasta que se nos agote el papel. Si las negociaciones no dan resultado, estamos dispuestos a hacer encierros e incluso a llegar a la huelga de hambre. A salir dignamente del túnel». Algunos trabajadores se sienten ahora abandonados por la jerarquía eclesiástica, que en los últimos días ha permanecido en silencio. Las bases, sin embargo, sí han dado muestras de apoyo. Un sacerdote de Alcorcón decía recientemente que entre la constucción de una catedral y la de un periódico, elige sin dudar lo último. «Sólo nos queda encomendamos a Dios y a Herrera Oria», dicen en la redacción.

El Imperio del Zorro

Santiago Miró

“La idea que nosotros teníamos – cuenta Miguel Revuelta el presidente del Comité de Empresa del YA – es que esos mejicanos edel Sur eran unos amiguetes de Antonio Asensio. Teodoro Schwartz, un personaje con bigote y Archibaldo Rullán dijeron que eran los propietarios de ediciones del sur y que se hacían cargo del YA. Dichos mexicanos estuvieron seis meses, desde enero a julio del 93, pagándonos el sueldo, aunque tenemos constancia documental de uqe los pagaba ANTENA 3 TV. El dinero salía incluso bajo las órdenes de Gimeno de Priete, el consejero delegado de ANTENA 3 TV. Todo ello nos sonó y así lo denunciamos, a que era un invento de Antonio Asensio parap onder a unos testaferros que apechugasen con el cierre del diario y que no le pillase a él. ¿A cambio de qué? DE lo que ea. A lo mejor esos tienen negocios con Asensio en Méjico.

by BeHappy Co.