Search
Su secuestro, al contrario de Villaescusa, fue amnistiado - por decisión del Gobierno Suárez, como todos los crímenes terroristas cometidos antes de 1977, por lo tanto nunca será juzgado

Antonio María de Oriol y Urquijo dispuesto a ayudar a una de las GRAPO que le mantuvo secuestrada

HECHOS

En noviembre de 1980 se celebró el juicio contra Celsa Barcía, miembro de la organización terrorista GRAPO.

Durante los años 1979 y 1980 circularon muchas informaciones respecto a la solidaridad que D. Antonio María de Oriol y Urquijo sobre los terroristas que le habían mantenido secuestrado, en especial de la joven Celsa Barcía, que fue madre durante el cautiverio (con su pareja, el también terrorista Hierro Chomón). Se habló de que Oriol y Urquijo había llegado a ayudarla durante su secuestro en los cuidados del bebé y que tras su liberación se había ofrecido a ayudar económicamente al niño.

celsaBarciaVallejo Celsa Barcia

Durante el juicio por el secuestro al General Villaescuesa por el mismo comando del GRAPO (al contrario que el de Oriol, el del General Villaescusa no fue amnistiado por suceder en 1977) el diario EL PAÍS llegó a afirmar que D. Antonio María de Oriol había testificado a favor de Celsa Barcía. El Sr. Oriol y Urquijo, negó este último extremo.

“A Antonio María de Oriol le ocurrió algo parecido. Dedicado al final de su secuestro a cambiar los pañales de la hija de la activista del GRAPO que le vigilaba, se preocupó, al gozar de la libertad, de que aquellos terroristas pudieran tener ‘un porvenir’. Llegó, incluso, a ofrecerse para costear los estudios de la pequeña e inocente ‘grapita’. El final de aquella historia probablemente nunca se sabrá” (D. Julián Lago, revista TIEMPO, 13-06-1983). 

 

12 - Noviembre - 1980

El secuestro de Oriol

Antonio María de Oriol

Acabo de ver el título que aparece en el periódico del martes, día 4 de noviembre, en el que se hace referencia al juicio que en el día de ayer se ha visto en la Sección Primera de lo Penal de la Audiencia Nacional contra Celsa Barcia.Primer error de la cabecera: se dice «acusada de participar en el secuestro de Oriol y Villaescusa». Es falso, porque sólo se refería a Villaescusa. Cierto que las falsedades se suelen repetir en ese periódico, pero en esta ocasión, por aparecer mi nombre, quiero señalarlo. El juicio se refería de manera exclusiva al secuestro de Villaescusa.

Segunda falsedad: el epígrafe en letra destacada dice: «Antonio María de Oriol testifica a favor de la esposa del grapo Hierro Chomón». También es radicalmente falso, ya que me limité a contestar a las preguntas del fiscal y del abogado defensor, referidas exclusivamente a los hechos que pudieron tener relación con el secuestro de Villaescusa. Me limité a decir la verdad sin acusar ni defender. Los tribunales de justicia, por cuyo respeto acudí a la citación que recibí, tienen la palabra.

Toda otra interpretación solamente puede tener como razón el deseo de mantener esa confusión que en ese periódico se ha procurado sostener a lo largo del tiempo acerca de aquel desgraciado hecho, del que me tocó sufrir las consecuencias, aunque ahora, por lo que a mi secuestro se refiere, resulta que no existió, por haber sido amnistiado.

Espero que en el futuro se procure un poquito más de veracidad en las informaciones de ese diario.

by BeHappy Co.