Search
Aseguró que el PSOE estaba "sobrado" de votos tras el hundimiento del carguero. "Y si hace falta, hundimos otro barco", bromeó en un audio que fue aireado por la Cadena SER

Antonio Miguel Carmona forzado a dimitir como diputado del PSOE en Madrid por bromear con la tragedia del Prestige

HECHOS

El 12.12.2002 D. Antonio Miguel Carmona presentó su dimisión como diputado del PSOE en la Asamblea de Madrid

RAFAEL SIMANCAS APROVECHA PARA QUITARSE DE ENCIMA A UN RIVAL

rafael_simancas_secretario_general Tanto D. Rafael Simancas como D. Antonio Miguel Carmona aspiraban al cargo de secretario general de la Federación Socialista Madrileña en el congreso del año 2000, al igual que D. Pedro Sabando. Al final el Sr. Carmona y el Sr. Sabando retiraron sus candidaturas y aceptaron apoyar al Sr. Simancas para evitar que ganara en aquel congreso el sector ‘Renovadores de la Base’ de D. José Luis Balbás y su candidato D. José Antonio Díez. Pero a pesar de ese triunfo el Sr. Simancas aún no tenía garantizado el liderazgo y tanto el Sr. Carmona como el Sr. Sabando eran potenciales rivales por el liderazgo del a FSM. La ‘caída’ del Sr. Carmona aparta del camino, al menos de momento, a alguien que podía disputar el liderazgo al político socialista.

GRAN REPERCUSIÓN MEDIÁTICA

CarmonaRazon El diario LA RAZÓN que dirigían D. Luis María Anson y D. José Antonio Vera llevó las palabras del Sr. Carmona a su portada para defender la tesis que mantenía el periódico de que el PSOE quería usar la tragedia del Prestige electoralmente.

13 - Diciembre - 2011

La primera dimisión política tras la catástrofe

Manuel Sánchez

El diputado del PSOE en la Asamblea de Madrid, Antonio Carmona, presentó ayer su dimisión como parlamentario regional, tras el escándalo provocado por sus afirmaciones en un acto en Aranjuez, donde dijo: «[Los socialistas] estamos sobrados de votos y, si hace falta, hundimos otro barco».

Carmona, que se convirtió ayer en la primera víctima política por el naufragio del Prestige, volvió a admitir ayer que su comentario fue desafortunado y de «mal gusto», por lo que pidió disculpas públicas.

Sin embargo, insistió en varias ocasiones en que fue una broma, y en un contexto privado donde dijo la frase. «De todas formas, a los socialistas nos han enseñado que cuando nos equivocamos debemos dimitir. Yo sé que me he equivocado y por eso presento mi dimisión irrevocable como diputado regional», dijo.

.

Dimisión decidida

.

La dimisión de Carmona, aunque ha sido voluntaria y sin objeción alguna, estaba decidida en el PSOE y en la FSM desde el miércoles.Sólo se estaba a la espera de la repercusión mediática que pudiera tener la desafortunada frase.

De hecho, Carmona recibió ayer llamadas desde Ferraz y la FSM, que primero le pidieron que se disculpara -tal y como hizo-, y después le plantearon directamente que dimitiera en menos de 24 horas, o adoptarían medidas internas.

Tras ser objeto la frase del diputado de portadas, tertulias y todo tipo de comentarios, el secretario general de la FSM, Rafael Simancas, citó a primera hora de la mañana de ayer a Carmona en su despacho para pedirle que abandonara el escaño.

El diputado socialista no puso objeción alguna, y quiso salir públicamente en los medios de comunicación para anunciarlo.

De momento, mantiene los cargos orgánicos en la Ejecutiva de la FSM, pero es muy probable que ni siquiera repita en las listas socialistas para la Asamblea de Madrid, tal y como estaba previsto.

Sobre la frase de Carmona se pronunció ayer el propio secretario general del PSOE, José Luis Rodríguez Zapatero, quien la calificó de «inaceptable», por lo que aseguró que su partido había tomado las decisiones «oportunas y correctas».

En la misma línea se pronunció el secretario general de la FSM, Rafael Simancas, así como otros destacados miembros de la dirección socialista madrileña.

Simancas dijo, coincidiendo con Rodríguez Zapatero, que el diputado socialista Antonio Carmona «cometió un error grave y faltó el respeto a los ciudadanos gallegos, asturianos, cántabros y vascos».

El candidato a la Comunidad de Madrid por el PSOE precisó, además, que las declaraciones de Carmona «no responden en absoluto a la actitud del PSOE en su conjunto, que ha expresado públicamente su solidaridad inequívoca con todos estos ciudadanos».

Sin embargo, conjuntamente con las críticas, se valoró la dimisión de Carmona y el gesto político y ético del diputado socialista.

De hecho, el secretario de Innovación y Comunicación de la Federación Socialista Madrileña (FSM), José Cepeda, pidió ayer al PP que siga el ejemplo del diputado socialista Antonio Carmona «y exija la dimisión de aquellos ministros que han realizado declaraciones erráticas sobre el Prestige».

Cepeda hizo especial hincapié en que la primera dimisión tras el hundimiento del barco sea la de un socialista, aunque admitió que el grave error cometido por Carmona.

.

Apoyo de IU

.

Las muestras solidarias con Carmona llegaron, incluso, desde Izquierda Unida. Angel Pérez expresó en este sentido su «pleno convencimiento» de que el diputado socialista «no se ha alegrado del hundimiento del Prestige», y subrayó su dimisión «honesta y rápida», una decisión que, según dijo, «no se puede utilizar para sacar las cosas de contexto».

Por su parte, el coordinador de Organización del PP, Pío García Escudero, consideró ayer que en las declaraciones del diputado socialista en la Asamblea de Madrid Antonio Carmona «lo único que se traslucía es el sentimiento que está generando la dirección del PSOE y el propio José Luis Rodríguez Zapatero en todos sus afiliados y en los socialistas».

García Escudero, aunque calificó como lógica la dimisión de Carmona, reiteró que las polémicas declaraciones son «impresentables en una persona que tiene responsabilidades políticas» y «una burla para los voluntarios», dijo.

.

APOYO

Las procesiones y el ‘Prestige’

MADRID.- Antonio Carmona (1963, Madrid) tiene una gran virtud, aunque ahora se le haya vuelto en su contra: siempre se ríe de todo, incluso de sí mismo. De hecho, cuando convocaba a algún periodista nunca lo hacía prometiendo dar alguna noticia: «Es para vernos y echar unas risas». Y, a buen seguro, te reías.

Profesor de Economía Mundial y de España en la Universidad San Pablo-CEU y autor de numerosos libros, lleva años compaginando su actividad académica con la política.

Aunque en los momentos bajos siempre dice que él no «necesitaba de la política para vivir», ésta es su gran pasión. Incluso, jugó sin cartas en el último Congreso de la FSM a ser candidato a secretario general.

Su virtud, la de reírse de todo, ya le jugó la primera mala pasada cuando para asombro de todo el PSOE, acusó al alcalde de Madrid de «no promocionar como se merecen las procesiones de Semana Santa».

En Aranjuez, al menos en política, hizo la última gracia. Posiblemente, no le quite la sonrisa. Es seguro que sólo quiso hacer una broma.Pero él sabe, y ayer actuó en consecuencia, que ahora sí debe volver al mundo académico. Pese al grave error cometido, el PSOE pierde a un político trabajador, riguroso y muy preparado en el área económica.

by BeHappy Co.