Los presentadores Ricardo Altable y Patricia Betancort son despedidos después de que el programa mostrara fotogramas de la violación grabada que habían sido sacadas durante el juicio

El canal TRECE suprime de manera fulminante el programa “Detrás de la Verdad” tras su polémica cobertura del juicio a ‘La Manada’

HECHOS

  • El 21.11.2017 TRECE comunicó la suspensión del programa ‘Detrás de la Verdad’.
  • El 29.11.2017 trascendió que D. Ricardo Altable, Dña. Patricia Betancort y Dñá. Inés Ballester eran despedidos de la plantilla de TRECE.

23 - Noviembre - 2017

Bravo por Bob Pop

Ferrán Monegal

El caso de la violación de una joven en Pamplona, indiciariamente perpetrada por una ‘manada’ de energúmenos, está sub iúdice. Es decir, los jueces de la Audiencia de Navarra están deliberando y analizando las pruebas. Cuando los jueces están haciendo su trabajo los medios de comunicación, la tele en concreto, debería ir siempre con pies de plomo. No entorpecer su trabajo y, sobre todo, no construir juicios paralelos. La semana pasada, el programa ‘Detrás de la verdad’ (13 TV) se pasó las expresas prohibiciones judiciales por el forro y emitió parte del vídeo de 90 segundos que obra en poder de los jueces. Y se dedicó a rebañar el tema con fruición. Eso no fue periodismo. Fue otra cosa. Algo lamentable. La cadena -episcopal, recordemos- no ha tenido más remedio que retirar sine díe este programa de su parrilla. Con estos temas no se juega. Esta joven, indiciariamente agredida, vejada y violada en los Sanfermines del 2016, merece como mínimo el respeto de los medios de comunicación. De la tele. De todos los que trabajan en ella. Y una forma de respeto, valiente, honesto, sin especulaciones, ha sido lo que acaba de hacer Bob Pop en el programa ‘Late motiv’ (#0 Movistar+). Le contó a Buenafuente, y a todos nosotros, lo siguiente: «Hace 25 años fui violado en el Parque del Retiro. Me dejaron ahí tirado. Lloré. Vomité. Estaba hecho una mierda. Me llevaron a comisaría. Pero al cabo de unos días volví a reír a pesar del dolor (..) La gente que se permite juzgar a una víctima de una manada de hijos de… tiene que saber que, aunque estés hecho un asco, tienes que seguir viviendo. Porque has sobrevivido». Fue un alegato estupendo. Bob Pop tiene unos golpes muy buenos. Debajo de ese disfraz sonrosado, aparentemente frívolo y gaseoso, se esconde un talento de afinadas y afiladas intenciones.

by BeHappy Co.