Luis del Olmo el único de los aludidos que manda una réplica al periódico de Cebrián

El diario EL PAÍS critica que RTVE no registre los nombres de sus programas permitiendo que sean explotados por la competencia

HECHOS

El 4.12.1980 el diario EL PAÍS publicó el artículo «RTVE carece de propiedad intelectual»

Se han creado revistas y publicaciones con los nombres de programas de RNE y RTVE en las que colaboran sus presentadores para empresas privadas y por las que RTVE no recibe ningún ingreso: así ha ocurrido con ‘Disidencias’ (D. Fernando Sánchez Dragó), ‘A Fondo’ (D. Joaquín Soler Serrano) o ‘Protagonistas’ (D. Luis del Olmo).

04 - Diciembre - 1980

RTVE carece de propiedad intelectual

José Ramón Pérez Ornai

El espacio Encuentros con las letras inaugura esta noche una sección bajo el título «Independientes, disidentes», con una larga entrevista de aproximadamente 52 minutos con el escritor italiano Leonardo Sciascia. Tres miembros del equipo de Encuentros, Carlos Vélez (director), Fernando Sánchez Dragó y Antonio Castro, se desplazaron a Italia a mediados del pasado octubre para entrevistar al escritor.Leonardo Sciascia, diputado del Partido Radical italiano, se autodefine como un intelectual -«en el sentido de tratar de entender, de comprender las cosas»- independiente, liberado «de todos los padres», porque «los viejos métodos ya no son buenos para medir las cosas nuevas». En otras palabras: «Intento ser socialista sin el socialismo y cristiano sin el cristianismo».

A lo largo de la entrevista abunda en reflexiones político-literarias y consideraciones sobre la actualidad italiana.

La entrevista que hoy se emite por la segunda cadena de Televisión Española fue publicada parcialmente (una cuarta parte) en el suplemento cultural Disidencias -título semejante a la sección que hoy se inaugura- del DIARIO16, del que es editor Fernando Sánchez Dragó, y que se subtitula «Los encuentros con las letras de DIARIO16».

No es la primera vez que la Prensa diaria y especializada reproduce, antes o después de su emisión por Televisión Española, entrevistas de este y otros programas en un intento de promoción cultural y colaboración entre la empresa estatal RTVE y las empresas privadas de Prensa. La coincidencia, sin embargo, de que el citado suplemento cultural se subtitule con la misma denominación que tiene el programa de Televisión Española -cuya marca se encuentra en trámite de registro en la Propiedad Industrial a nombre de RTVE y en las clases números 16 y 38- ha causado cierto estupor en medios directivos de RTVE.

Fernando Sánchez Dragó manifestó a EL PAÍS que el título del suplemento que edita se estableció con la anuencia del director del programa de Televisión Española, Carlos Vélez, que, al parecer, hay un acuerdo verbal para su utilización entre Fernando Arias-Salgado, director general de RTVE, y Juan Tomás de Salas, editor de DIARIO16.

Carlos Vélez, por su parte, manifestó a EL PAÍS: «Yo me he quedado entre la duda y la perplejidad. Sin embargo, un programa de televisión no es homologable con un periódico o revista impresa. Se trata de una coincidencia de títulos y subtítulos. Yo no lo habría hecho, entre otras razones, porque no es justo apropiarse del trabajo de todo un equipo, pero tampoco puedo juzgar a los demás. En cualquier caso, me han prometido que se retirará del periódico la utilización del nombre deEncuentros con las letras».

El problema no es nuevo en Televisión Española. Quizá no pueda compararse la explotación de un título de programas culturales de Televisión Española por obra de terceros, normalmente colaboradores o trabajadores fijos de RTVE, con la explotación comercial de otros géneros de programas, normalmente frívolos. En cualquier caso, no es serio ni se consiente en otras televisiones estatales que una persona que haya trabajado para la televisión del Estado, de todos los españoles, utilice el marco de un televisor para anunciar que elimina, bajo contrato, el vello de las mujeres, ni es fácilmente permisible que los actores de Curro Jiménez, los payasos de la tele, Torrebruno («el ídolo de los niños»), personajes -actores de Fantástico y de Aplauso y otrosmuchos, utilicen la promoción de imagen que pagan y soportan todos los ciudadanos para montar sus negocios personales y espectáculos análogos por toda la geografía nacional. No es normal que una empresa seria y bien administrada consienta que se explote la cabecera de uno de sus programas, como el A fondo (registrado a nombre de RTVE), que dirige y presenta Joaquin Soler Serrano, como título de la sección de un semanario de la empresa privada. Que explote en forma similar por Luis del Olmo el programa Protagonistas, de Radio Nacional. Tampoco es normal que salga al mercado, casi contemporáneamente, una publicación impresa con el título de Aplauso, porque RTVE se olvida que es propietaria de la cabecera y del respectivo programa musical, o que se edite, porque hay un programa sobre parapsicología (Más allá), un libro que se titula Televisión y los ovnis a espaldas de los legítimos propietarios del producto. La lista de ejemplos es, por supuesto, incompleta.

Los funcionarios del Ministerio cle Hacienda que hicieron la auditoría en RTVE se alarmaron por la anómala situación del patrimonio de RTVE y escribieron al respecto: «RTVE posee o debería poseer un patrimonio, a nuestro juicio, mucho más importante que el material de marcas, títulos, dibujos, concesiones, propiedad intelectual literaria, musical, cine, etcétera. Parece que no existe tal patrimonio».

No es extraño, por tanto, que la propiedad intelectual de RTVE esté valorada en 8 (ocho) pesetas, tal como recoge la Memoria de contabilidad de RTVE. Ejercicio económico 1979.

12 - Diciembre - 1980

El protagonismo de "Protagonistas"

Luis del Olmo

Aunque estoy de acuerdo con el lamentable hecho de que la propiedad intelectual de RTVE esté valorada en ocho ridículas pesetas, deseo, no obstante, hacer unas precisiones sobre el artículo del pasado jueves firmado por Pérez Ornia, con el título «RTVE carece de propiedad intelectual». Precisiones que afectan exclusivamente al párrafo en que se me cita, y que dice así: «Que explote en forma similar por Luis del Olmo el programa Protagonistas, de Radio Nacional».Ante todo, quede bien claro que no exploto de ninguna forma el programa Protagonístas,de Radio Nacional (que, por cierto, se llama Protagonistas, nosotros). Lo trabajo, lo vivo, lo sufro, pero no lo exploto. Es mi vida, pero no mimodus vivendi, pues tres horas diarias de radio en directo para todo el país son todo lo contrario de una fácil y cómoda bicoca.

Existe, en efecto, una publicación semanal privada titulada Protagonistas. En ella, mi única relación es la de simple y mero colaborador de una sección que se titula «Las cenas de Luis del Olmo». Si realmente existe una explotación, es cosa ajena, a mis intereses y, por supuesto, a mis intenciones. También Gaceta Ilustrada publica desde hace años una sección de varias páginas titulada Protagonistas, y si un día requieren mis servicios, no será -por mi parte- un intento mío de explotar nada, sino tan sólo una forma muy estimulante de prolongar mi actividad profesional.

Aquí viene bien lo del refrán: «Que cada palo aguante su vela». Uno, con seguir trabajando, tiene bastante. Y, sobre todo, que le dejen

by BeHappy Co.