En el listado de digitales manipuladores incluye a medios como PERIODISTA DIGITAL o ESDIARIO y webs como CASOSAISLADOS.COM o LA TRIBUNA DE CARTAGENA

El diario EL PAÍS publica un reportaje lamentando el éxito de lectores en Internet de webs de “desinformación” como DIGITAL SEVILLA

HECHOS

El 23.05.2018 se publicó en EL PAÍS un reportaje titulado “El negocio de la manipulación digital en España”.

23 - Mayo - 2018

El negocio de la manipulación digital en España

Fernando Peinado / Daniel Muela

Cómo las páginas de desinformación y propaganda ganan dinero aprovechándose de Google y otras redes de publicidad 'online'

Luis Domínguez Villadiego, quien a los 24 años y sin formación periodística dirige la web Digital Sevilla, se jacta de que su página es el único medio andaluz que se atreve a hablar mal sobre la presidenta autonómica Susana Díaz. Así le llama Villadiego a titulares como “La Mr. Potato andaluza: de Jennifer a Susana Díaz”, “El extraordinario parecido de Susana Díaz y ‘la mala’ de Juego de Tronos” o “Tres cosas que tienen en común Díaz y Kim Jong-un”, todos publicados por su web, que lleva por lema “sin eufemismos”.

Para Villadiego, informático autodidacta, esos titulares son ejemplos de un “lenguaje nuevo” que triunfa en Internet. En menos de dos años de existencia, su web ha superado en tráfico a medios fundados por veteranos periodistas sevillanos gracias a sus titulares sensacionalistas y ataques virulentos a la presidenta Díaz, especialmente intensos en su truncada campaña por el liderazgo del PSOE hace un año.

En febrero Villadiego alcanzó su récord de audiencia, con 496.000 usuarios únicos, superando en casi 50.000 a la web del periódico Diario de Sevilla, uno de los medios líderes de la provincia, según el medidor de audiencias comScore. Digital Sevilla ha logrado de promedio 160.000 usuarios únicos en España en los últimos doce meses.

“Algo estaremos haciendo bien cuando llegamos a toda esa gente, siendo ‘cuatro mataos’”, explica el joven durante una entrevista en una cafetería de su pueblo, Castilleja de la Cuesta, en el área metropolitana de Sevilla. Dice que trabaja desde casa con la ayuda de una decena de colaboradores voluntarios, casi todos estudiantes de periodismo sin remuneración.

Su éxito, como el de otras páginas de corte similar que han ganado audiencia recientemente, se debe en parte al poderoso altavoz de las redes sociales pero también al lucrativo negocio de la publicidad automática por Internet, que recompensa un tipo de contenido que muchos académicos y políticos creen que está dañando la conversación pública.

Muchas páginas online de contenido sensacionalista, falso o promotor del odio se financian gracias a que participan en plataformas de publicidad automática de Google y otras compañías menores. Cuantos más visitantes lleguen a la web de Villadiego (y vean los anuncios), mayores serán los beneficios. En la entrevista con EL PAÍS Villadiego afirma que algunos meses de bajo tráfico no llega a los 1.000 euros. Sin embargo, personas que conocen a Villadiego aseguran que dice ganar entre 5.000 y 7.000 euros al mes solo con la gestión de Digital Sevilla.

Este tipo de publicidad, conocida como programática, reporta ingresos notables a los autores de blogs de temas tan diversos como bodas, salud o seguros, cuyo atractivo para los anunciantes reside en el interés por llegar a esos lectores de nicho. Un bloguero, el madrileño Dean Romero, dice ganar entre 2.000 y 5.000 euros al mes con una serie de blogs temáticos, entre ellos Dinosaurioss.com, de contenido divulgativo. “Hay gente que ha abandonado su trabajo de asalariado para ganarse la vida con estos ingresos pasivos”, dice Romero.

Pero este modelo de negocio ha generado el incentivo perverso de lucrarse con desinformación. Ocho de las principales páginas españolas de contenido partidista, sesgado o bulos se lucran gracias a la red de publicidad de Google, la Google Display Network, según un examen de EL PAÍS. Son Periodista Digital, OK Diario, Esdiario, Gaceta, Caso Aislado, La Tribuna de Cartagena, Mediterráneo Digital y Digital Sevilla. Se encuentran entre los puestos de popularidad 60 y 5.001 del país, según el medidor de audiencias SimilarWeb.

Los editores de páginas y blogs se registran en la plataforma Google AdSense para poner espacio a disposición de los anunciantes.
Los editores de páginas y blogs se registran en la plataforma Google AdSense para poner espacio a disposición de los anunciantes.
Estas páginas son muy diferentes en cuanto a sus recursos y contenidos: unas tienen redacciones y a veces publican exclusivas; otras son productos de amateurs que se limitan a reciclar el contenido de grandes medios modificando sólo los titulares. Algunas publican contenido xenófobo o machista; otras, demagogia y bulos.

Por ejemplo, ya en enero varias empresas retiraron sus campañas publicitarias de Mediterráneo digital, que se preguntó en un artículo “por qué las feministas son más feas que las mujeres normales”. Caso Aislado funciona de forma similar a los medios que han aupado a la Liga en Italia, con titulares que exageran el problema migratorio como “inmigrantes ilegales usan documentación falsa para obtener trasplantes de órganos”.

Los anunciantes se registran en la plataforma AdWords de Google para que sus marcas aparezcan en las páginas y blogs.
Los anunciantes se registran en la plataforma AdWords de Google para que sus marcas aparezcan en las páginas y blogs.
Fuentes de Google dicen a EL PAÍS que han endurecido recientemente sus políticas para expulsar a las webs de contenido inapropiado o violento de la Google Display Network, una red en la que participan más de dos millones de blogueros y editores de contenido. En 2017, Google investigó 11.000 sitios web sospechosos de tergiversar contenido e incluyó en su lista negra a 650. Sus condiciones de servicio prohíben páginas que promuevan el odio, sin embargo el examen de EL PAÍS encontró publicidad contratada a través de Google junto a contenido xenófobo o machista. Grandes anunciantes aparecen junto a titulares como “Unas feminazis del 15-M defendían vestidas de etarras la procesión del coño insumiso”, de OK Diario.

Después de ser advertida por este diario Google dijo que pondría en su lista negra a aquellos sitios web que incumplan sus términos y condiciones.

Los editores de webs y blogs obtienen dinero en función del número de visitas o del número de clics.
Los editores de webs y blogs obtienen dinero en función del número de visitas o del número de clics.
Diversos anunciantes contactados por este diario dijeron ignorar que sus anuncios aparecían junto a contenido polémico y aseguraron que someterán su publicidad a una revisión integral. Las empresas compran espacios a través de la plataforma de Google seleccionando categorías de web, lo que supone que deben tener el cuidado de excluir manualmente a las páginas no deseadas, según fuentes del sector.

La directora de la Asociación Española de Anunciantes, Lidia Sanz, explica que es fácil poner en una lista negra a las páginas de violencia o sexo, pero más complicado determinar qué páginas difunden desinformación o bulos. “Sería útil que alguien elabore una lista, porque no podemos ejercer de policías”, dice Sanz.

El sistema de publicidad programática es satisfactorio para Google, que percibe un 32% de los ingresos proveniente del anunciante, mientras que los blogs y webs reciben el 68% restante. La empresa pagó el año pasado 12.600 millones de dólares a los editores de su red publicitaria, según fuentes de la compañía.

Facebook implantó en 2014 Audience Network, una red de espacios publicitarios para competir con Google en la que también participa Digital Sevilla. Las webs de desinformación también reciben ingresos de otras redes de publicidad digital como Taboola, OpenX o SunMedia.

Luis Villadiego, director de Digital Sevilla, durante una aparición reciente en un boletín de la cadena estatal rusa RT.
Luis Villadiego, director de Digital Sevilla, durante una aparición reciente en un boletín de la cadena estatal rusa RT. RT
Cuando un bulo se viraliza los nuevos tabloides digitales se hacen de oro, según denuncia el profesor de informática de la Universidad de Deusto Alex Rayón, que pide a las plataformas de publicidad un mayor control. “Las noticias falsas son un fenómeno al alza y tiene mucho sentido cuando piensas en la pasta que está en juego”, dice Rayón.

Villadiego comenzó de hecho con informaciones sobre cofradías religiosas o el equipo de fútbol local para luego pasar a publicar contenido sobre cualquier tema divisivo que pudiera convertirse en viral. Como RT, el medio de propaganda internacional del gobierno ruso, Digital Sevilla defiende las acciones de Rusia, incluidas las teorías de la conspiración del Kremlin en Siria, y critica ferozmente a medios de información consolidados. Villadiego ha aparecido en las emisiones de RT como “experto” y tiene un acuerdo con la agencia de noticias oficial rusa Sputnik para republicar su contenido. [Dicha agencia publicó en 2016 el bulo inicial de la campaña de desinformación rusa en Cataluña, al afirmar que “una Cataluña independiente reconocerá la independencia de Crimea].

Su estilo populista es similar al del médico granadino Jesús Candel, alias Spiriman, que se ha hecho famoso en Andalucía por sus diatribas en redes sociales sobre el sistema de salud andaluz, plagadas de insultos contra la presidenta regional. Digital Sevilla publica a menudo artículos en los que difunde las injurias y bulos de Spiriman, como su disparatada acusación de que la presidenta andaluza emplea a más asesores (233) que el presidente de Estados Unidos, Donald Trump (quien tiene a 1.900 empleados en la Oficina Ejecutiva del Presidente).

“Daño bestial” al periodismo
Villadiego asegura que no se mueve por ánimo de lucro, sino por vocación. Dice que pretende comenzar la carrera de periodismo el año que viene, una oportunidad que, según afirma, no estaba a su alcance financiero cuando abandonó la secundaria y comenzó a trabajar creando webs para negocios de Castilleja de la Cuesta y alrededores.
Aunque algunos periodistas de Sevilla no consideran a Villadiego como competencia, otros alertan de que la mayoría de los lectores no percibe la diferencia entre Digital Sevilla y una web de periodismo sometido a los controles de rigor tradicionales. Digital Sevilla tiene una aplicación para teléfono móvil, podcasts, canales en Facebook o Twitter y envío de boletines al correo electrónico. “El daño que páginas como Digital Sevilla le hacen al periodismo es bestial”, dice el presidente de la Asociación de la Prensa de Sevilla, Rafael Rodríguez. “Nuestra batalla es defender la ética, la decencia y la honestidad de esta profesión”.

Villadiego ve a Digital Sevilla como una página libre de las cortapisas de las grandes empresas y las administraciones públicas que se anuncian en los grandes medios. Además de Google, Facebook y otras redes de publicidad online, Villadiego recibe ingresos de publirreportajes pagados por empresas de moda o viajes, entre otras.

A otros les llama la atención que una web con tanto tráfico no haya sido multada por la Agencia de Protección de Datos a pesar de incumplir claramente con las estipulaciones de la ley española. Villadiego no incluye en su web información sobre su identidad o sobre las cookies publicitarias que recaba de los usuarios, señala la consultora especializada en protección de datos Marina Brocca. “Es una web pirata de todas todas”, valora Brocca.

Otro ejemplo del éxito de los portales de propaganda política es Caso Aislado, una web de ultraderecha creada en abril de 2017 por el valenciano Jorge Bayer Sáez. En marzo fue visitado por 3,5 millones de usuarios únicos, según Bayer Sáez. Su web tiene una sección de inmigración en la que publica artículos de sucesos protagonizados por inmigrantes, generando la falsa impresión de que estos son propensos al crimen.

“Cuando lo fundé, reconozco que ni yo mismo esperaba un crecimiento tan rápido, pero dicho crecimiento demuestra que la gente está muy preocupada por esos temas y pese a ello, los principales medios de comunicación siguen ignorándolos o dejándolos en un segundo plano”, dice Bayer Sáez en un correo electrónico.

Páginas de ‘amateurs’
Desde los orígenes del Internet doméstico en España, a finales de los 90, ha habido emprendedores que han creado medios exclusivamente digitales, pero su alcance era menor antes de la aparición de Google y Facebook. Uno de los pioneros fue el exlíder de Alianza Popular y exdirector jefe de la revista Prometeo Antonio Martín Beaumont, quien en 1999 fundó El Semanal Digital (hoy Esdiario). Beaumont dice que su web experimentó un crecimiento exponencial en 2016 cuando implementaron una estrategia de redes sociales y posicionamiento en buscadores. “Al principio nos llegaban lectores con cuentagotas”, explica por teléfono recordando sus primeros años. “Nos conocían solo por el boca a boca”.

Mientras que los primeros portales eran creados por periodistas con experiencia, la aparición de amateurs con conocimientos informáticos, es un fenómeno nuevo. Los veteranos son conscientes de la amenaza de estos nuevos rivales. “Si llega un chico joven y monta una web mejor que la mía pues me ganará”, dice Beaumont. “Internet nos iguala a todos. Si interesa, una noticia buena la va a leer todo el mundo”.

En su encuentro con EL PAÍS, Villadiego resalta que Digital Sevilla tiene una gran audiencia más allá de Andalucía. En ocasiones sus artículos han llamado la atención de programas de televisión y radios nacionales. Hace unos meses celebró que uno de los artículos de Digital Sevilla fuera reconocido como “mejor titular del año” por el humorista Andreu Buenafuente: “Miles de personas y Karmele Marchante protestan en la Puerta del Sol por el derecho a decidir”, reza el artículo que contiene una foto de la periodista catalana.

Villadiego presume de ello: “Nos lee mucha gente más arriba de Despeñaperros”, afirma. “Es algo que no ha conseguido ningún otro medio andaluz”.

23 - Mayo - 2018

Cómo fabricar papel higiénico casero

Luis Villadiego

Ahora que algunos medios tradicionales se han convertido en marionetas en manos de los poderosos, se hace necesario buscarle nuevos usos al papel con el que se fabrican

La producción industrial de papel es una de las acciones de la sociedad actual que más repercute negativamente en el medio ambiente. Por este motivo es muy importante evitar malgastar este producto y buscar nuevas formas de difundir la información.

Sin duda la llegada de Internet ha permitido a industrias como la de los medios de comunicación abrir nuevas vías con las que llegar a sus lectores sin dejar huella en el medio ambiente. Sin embargo, no todos los medios se están adaptando rápido a este cambio y muchos prefieren mantener su edición en papel.

Además, con la llegada de la crisis los gobiernos han dedicado miles de millones a rescatar al sector bancario al mismo tiempo que los medios de comunicación tradicionales se han visto obligados a venderse a empresas del IBEX para mantener su anticuado modelo de negocio.

Por si fuera poco, los medios tradicionales al ser comprados por estas empresas han comprometido su línea editorial hasta el punto de ser casi imposible leer un periódico en papel en nuestro país sin que se te revuelva el estómago.

Un claro ejemplo de esto es el diario EL PAÍS, el que durante muchos años fue el medio más leído de España y que ahora ve como sus lectores en papel caen mes a mes de forma muy pronunciada. Al mismo tiempo, el diario del Grupo PRISA ha visto entrar en el accionariado de la empresa a grandes bancos como Caixabank, o incluso a fondos financieros vinculados con regímenes como el de Qatar.

Para colmo, este medio dedica su portada a menospreciar y criticar con mentiras o frases sacadas de contexto el trabajo realizado por medios pequeños que no cuentan con el colchón económico del IBEX ni con la publicidad institucional de cientos de administraciones públicas.

Tras los últimos años de gobierno del Partido Popular, los españoles han visto aumentar considerablemente la pobreza. De hecho, ya son más casi 13 millones de españoles los que viven por debajo de este umbral, lo que significa que no pueden costearse cosas básicas como el papel higiénico.

Por este motivo, creemos muy conveniente aprovechar el papel de este periódico. Tan solo tienes que ir al bar más cercano, cogerlo, llegar a casa y cortarlo en tiras para luego enrollarlo y tendrás papel higiénico gratis, al mismo tiempo que evitas que la sociedad siga impregnándose de informaciones partidistas y sectarias.

24 - Mayo - 2018

EL PAÍS ataca de forma amarillista a ESdiario en portada por quitarle lectores

ESDIARIO (Director: Antonio Martín Beaumont)

En otro alarde de buen periodismo de un diario capaz de titular "Cifuentes se hace la rubia", arremete contra varias publicaciones online para justificar su pérdida de ingresos e influencia.

Hace tres meses, EL PAÍS se inventó “un ranking de elaboración propia a partir de datos de comScore” -así lo definió- para autoproclamarse “el diario en décimo lugar entre los medios de todo el mundo en cualquier idioma” y darse una palmada en la espalda.

Es así, moldeando y retorciendo las cifras, cómo el diario de Prisa finge seguir siendo un medio de referencia más allá del papel, cuando la realidad es que periódicos nativos de Internet como ESdiario le están comiendo la audiencia. Y con ella, los ingresos.

Este jueves EL PAÍS, en otro de sus alardes de buen periodismo de un diario capaz de titular Cifuentes se hace la rubia con las cuentas del PP (pasen y lean, 21 de marzo), publica en su portada una supuesta información titulada El negocio de la manipulación digital en España.

En ella, el periódico que un día fue referencia de la izquierda y que ahora sobrevive gracias a la caridad de Soraya Sáenz de Santamaría, patalea porque páginas que él llama “de desinformación y propaganda” están ganando dinero. Y quitándoselo a El País, claro.

Al cierre del ejercicio de 2017, el Grupo Prisa acumulaba una deuda de 1.455 millones de euros, y sus ingresos por la venta de publicidad y patrocinios han descendido un 61% en siete años, pasando de 620 millones de euros en 2011 a 348 en 2017.

Los dos redactores que firman la información, Fernando Peinado y Daniel Muela, sitúan a ESdiario entre las “principales páginas españolas de contenido partidista, sesgado o bulos se lucran gracias a la red de publicidad de Google, la Google Display Network, según un examen de El País”.

En el listado aparecen nuevas publicaciones como Caso Aislado, Mediterráneo Digital y Digital Sevilla, que no tienen redacción y fundamentalmente se dedican a replicar noticias, junto a ESdiario, dirigido por Antonio Martín Beaumont y que con 19 años de historia fue uno de los primeros digitales en España. Entonces nos llamábamos El Semanal Digital y desde el principio nos convertimos en un medio de referencia para el centro derecha.

También figura en la lista OK Diario, dirigido por el veterano periodista Eduardo Inda y que también ha crecido mucho en audiencia en los últimos meses gracias a exclusivas como la del chalet de Pablo Iglesias e Irene Montero.

El País, a cuyos directivos Pedro Sánchez acusó de presionar para evitar un gobierno de izquierdas (¡El País!), siempre despreció a la prensa en Internet. Lo hacía entonces y lo hace ahora.

Sin embargo antes se dedicaba a ningunear a periódicos como ESdiario y ahora pasa al ataque, herido en su orgullo por su pérdida de influencia -irrecuperable a estas alturas- y en su cuenta de resultados.

Ahora El País considera que ESdiario es una amenaza para él. Desde luego que tiene motivos para la preocupación. Los datos de abril de Google Analytics arrojan que este periódico registró 2,7 millones de usuarios únicos, 5,7 millones de visitantes y 8,4 millones de páginas visitadas. Nuestros datos son transparentes, sin trampa ni cartón. Están auditados. No todos pueden decir lo mismo.

Los lectores españoles cada vez confían más en medios como el nuestro. Por eso nos hemos vuelto peligrosos para Prisa.

25 - Mayo - 2018

La histórica bilis de EL PAÍS ante la competencia

J. F. Lamata

Es indudable que muchas de las grandes páginas de la historia contemporánea del periodismo español están escritas en las páginas de El País y comentadas ante los micrófonos de la SER. Pero el talento de muchos de los profesionales de la historia de PRISA no oculta el que históricamente ha sido su mayor defecto: no soportar la competencia.

El reportaje de El País contra los periódicos digitales como Periodista Digital, OkDiario y EsDiario es fiel continuador de una tradición de linchamiento del grupo mediático por el escupitajo cuando se siente ‘pisado’.

En teoría PRISA como poseedor del periódico generalista impreso más leído y de la cadena de radio más escuchada juega a la ‘supremacía’ del buenista que no se rebajaba a polemizar con los ‘competidores’ más pequeños que le buscaban las cosquillas.

Así se jactaba El País de su negativa a polemizar en un editorial publicado por Juan Luis Cebrián en enero de 1985 con el título ‘Sin que sirva de precedente’:

Uno de los rasgos más empobrecedores de nuestra vida pública es la tendencia de algunos medios de comunicación a convertirse a sí mismos en noticia y a incitar a otros periódicos para que les sigan por el despeñadero del narcisismo y las polémicas (…) nos duele ver la degradación de nuestra propia familia.

No vamos, por lo mismo, a abusar ni un minuto más de ellos hablándoles de como se miran los periodistas el ombligo de este país. Desengáñense los polemistas (…) otra cosa no les vamos a contestar.

El problema es que El País perdió toda su credibilidad ese mismo mes de enero de 1985. El Grupo PRISA compró la Cadena SER con la ayuda del Gobierno de Felipe González y cuando sus medios competidores como el periódico ABC o el periódico Diario 16 airearon ese trato de favor felipista del que gozaba, El País respondió aireando las deudas que estos periódicos tenían con el Estado para presentarles como más ‘dependientes’ del Gobierno que él. Y por si no era suficiente con el reportaje el propio Juan Luis Cebrián re-expuso aquellos datos desde la TVE felipista. ¿Qué había pasado con aquello de “no polemizar”?

Algunos empresarios recuerdan bien la costumbre de PRISA, como la ONCE a la que el diario El País – con ayuda de otros – zurró sin piedad por entrar en el sector medios cuando la propia PRISA había mantenido reuniones con la ONCE cuando eran ellos los que buscaban la concesión de una televisión. O por acusar al Banco Banesto por querer hacerse con La Vanguardia de la misma manera en la que pretendían hacerse ellos. La competencia nunca ha sido bien digerida -El País se salta todas las líneas rojas: presiona a Google para que asfixie a OKDiario y a PD quitándoles la publicidad-.

El problema de PRISA es que cuando se harta de enfrentarse a sus competidores recurre al fango, abandona toda cautela y embarrarse hasta extremos patéticos.

Disparar cuando el competidor le come la tostada, una constante

En el reportaje firmado por Fernando Peinado y Daniel Muela llama ‘manipuladores’ -El negocio de la manipulación digital en España- a digitales como PD, EsDiario u OkDiario por el gran delito de comerle el terreno de los lectores desde la red.

Dejando al margen que no deja de tener gracia que hable de manipulaciones el mismo grupo mediático que ha tenido tantas pifias como su más que célebre fotografía de un falso Hugo Chávez en portada – enero 2013 – quien en plena España conmovida por el atentado del 11-M se inventó a terroristas suicidas en aquellos trenes de la muerte – marzo de 2004 – que se inventó en portada ‘pactos secretos’ entre PP y CCOO en Caja Madrid, que difícilmente podían ser secretos cuando el propio periódico había informado de ellos en su portada en el momento de producirse – septiembre 2003 – o que acusó en otra portada a políticos de inventarse su curriculum – enero de 2015 – para luego tener que comerse su error en la sección ‘Defensor del lector. En realidad PRISA acostumbra a meterse en fregados cuando ataca a la competencia.

Competidor Herrero: ‘balance apocalíptico’

En 1992 Antonio Herrero y José María García aterrizaron en la COPE y, con sus programas, comenzaron a acercarse peligrosamente a la Cadena SER, ante lo cual PRISA disparó con reportajes “anti-COPE” constantes en El País. El más llamativo fue el reportaje del balance apocalíptico que sacaron contra la COPE en marzo de 1994:

La red de emisoras de la COPE registró en el ejercicio de 1993 unas pérdidas de unos 1.500 millones de pesetas. (…) A mediados de 1992 la Conferencia Episcopal se vio forzada a ceder la exclusiva de la publicidad a la empresa de Eugenio Galdón (GEPSA). (…) A José María Loizaga, presidente de Mercapital [9% de la COPE] le horroriza la radio: “La COPE me parece estridente y de una considerable falta de rigor” (…) Loizaga lleva dos años sin ver el rendimiento de su inversión. (…) Jorge Planas, uno de sus colaboradores en GEPSA (…) reconoce que todas las empresas de Galdón viven gracias a GEPSA. (…) a primeros de febrero Antonio Herrero montó en cólera porque su caché era muy inferior al de García. Hernández [director de la COPE] no niega la trifulca: “Esas cosas son normales, en cuanto sondeos cada uno se agarra al que más le conviene y se pican”.
El problema de aquel reportaje de “balance apocalíptico” es que tenía más de novela que realidad como demostró la impresionante cadena de desmentidos que el periódico se tuvo que tragar publicar apenas unas semanas después y que ponían en entredicho todo lo publicado.

• El Consejo de Administración de la sociedad aún no ha formulado las cuentas correspondientes de 1993, (…) el resultado fijado en la información no es más que un puro ejercicio de imaginación. (…) Es falso que la Conferencia Episcopal se viera forzada a ceder la exclusiva de la publicidad de la COPE a GEPSA (…) es falso que se haya producido ninguna discrepancia entre los Sres. García y Herrero. No he pronunciado las expresiones que al entrecomillar se me atribuyen. (José Andrés Hernández Vicente, director de la COPE)

• Es falso que GEPSA forzara a la Conferencia Episcopal, como ustedes insinúan, a cederle la exclusiva publicitaria. Es falso que GEPSA sea “la empresa de Eugenio Galdón”. El Sr. Galdón es accionista minoritario. Es falso que Jorge Planas sea colaborador de GEPSA. (Rafael de Benito, presidente de GEPSA)

• Es falso que me parezca COPE “estridente y de una considerable falta de rigor”. Es falso que Mercapital lleve dos años sin ver rendimientos a la inversión en COPE sencillamente porque ésta todavía no hace un año que se realizó. (José María Loizaga, presidente de Mercapital)

• Es falso que yo haya dicho o dejado entre ver que “todas las empresas de Galdón viven gracias a GEPSA” Es falso que yo sea un “colaborador” en GEPSA (Jorge Planas, director Muntiel)

• Nunca he protagonizado ninguna trifulca con don José María García. Es mentira que haya solicitado ningún incremento para mi contrato (…). Miente su periódico. (Antonio Herrero, locutor de la COPE)

¿De dónde había sacado los datos si la empresa todavía hecho balance? ¿Cómo podía decir que Mercapital llevaba dos años sin ver rendimientos si no hacía ni un año que había entrado? ¿De dónde había sacado la información de GEPSA si incluso el supuesto colaborador, Planas, negaba haberla dado e incluso tener nada que ver con la empresa en cuestión?

Competidor Losantos: La pifia de la web porno-satírica del Grupo Risa

En 2004 el programa de radio ‘La Mañana’ de Federico Jiménez Losantos dio un subidón lo suficientemente grande como para acercarse peligrosamente al programa de radio líder de PRISA ‘Hoy por Hoy’ de Iñaki Gabilondo.

PRISA, fiel a su costumbre, no podía quedarse callado y publicó uno de los reportajes más ridículos de su historia: denunciar en portada que la COPE mantenía una web porno-satírica denominada “gruporisa.com” en la que se publicaban fotos soeces contra las entonces ministras. Aquel reportaje, portada y página completa en ‘El País’ fue difundido además por toda la red de colaboradores de PRISA, desde el columnista Eduardo Haro Tecglen hasta los tertulianos de la SER, sin dejarse ni tan siquiera a José Ramón de la Morena en ‘El Larguero’.

El argumento para tamaño ‘scoop’ era que en el programa de Federico Jiménez Losantos actuaban por aquellos días el grupo de cómicos identificados como ‘Grupo Risa’, David Miner y Fernando Echevarría. En realidad, ni Miner ni Echevarría tenían nada que ver con la web satírica gruporisa.com. En realidad aquella web era una iniciativa de cinco internautas irreverentes sin ninguna vinculación ni a la COPE, ni a Miner o Echevarría. ¿Pero qué más daba? “No dejes que la verdad te estropee un buen ataque… contra un competidor”.

¿No debería El País haber seguido su propio libro de Estilo que le habría obligado a antes de denunciar aquello haber llamado a Miner o Echevarría para acreditar si la web “gruporisa.com” era suya? No debió.

Competidor Anson: “Hundidor de agencias y extorsionador”

La práctica de PRISA cuando un competidor empieza a pisarle los tales viene de antiguo. Lo sabe bien Luis María Anson, que fue nombrado director de ABC en enero de 1983 para intentar disparar la tirada del entonces desgastado periódico.

En cuanto El País detectó que el periódico monárquico experimentaba un primer ascenso de lectores sacó la artillería acusando al director competidor de haber hundido la agencia Efe en un amplio reportaje en el que aseguraba que el periodista había causado en Efe pérdidas de miles de millones a la agencia pública (hoy incluso los mayores enemigos de Anson reconocen la etapa de Anson en Efe como la más exitosa para la citada entidad).

No fue el único reportaje de PRISA contra el ABC. El periódico dirigido por Anson logró arrebatarle a El País algunas figuras estrella como columnistas provenientes de la izquierda. A pesar de su antagonismo con la línea editorial derechista del periódico figuras como el poeta Rafael Alberti o el comunista Marcelino Camacho prefirieron ser colaboradores en el ABC que en El País. El periódico prisaico no se tomó demasiado bien aquello y publicó otro de sus célebres reportajes anti-competidores titulado -ABC chantajea a profesionales, políticos y empresarios cada vez que publican en El País-.

Podía haber puesto “ABC critica” o “ABC se burla”, pero si vas a disparar que sea a lo grande, “ABC chantajea” y así involucran hasta al código penal en el ajo. Y dar a entender que los que escribían algún articulillo en ‘ABC’ como Peces Barba o Enrique Múgica era por fruto de chantajes raros y no porque legítimamente quisieran estampar su firma en otro periódico que fuera ‘El País’. ¿Y eso es no querer polemizar?

Contra Pedrojota: De la manipulación de hemeroteca al falso secuestro judicial

Otro competidor al que El País nunca pudo tragar demasiado bien fue a Pedrojota Ramírez. En su caso por su labor desde El Mundo. Es cierto que Pedrojota hizo méritos al sacudir a los de PRISA hasta en el carné de identidad, pero una batalla mediática no justifica inventarse bulos. En enero de 1996 hartos de las constantes informaciones de El Mundo contra accionistas de PRISA, el diario El País sacó un reportaje asegurando que Pedrojota había respaldado a los asesinos del GAL. Para ello sacaron cinco trozos de artículos de Pedrojota para dar entender que había respaldado asesinatos.

A Pedrojota se le podía acusar de oportunismo en algunos casos – como el de Lucía Urigoitia – pero aquellos cinco textos eran una manipulación de libro. La simple lectura de los artículos originales íntegros y la lectura de la ‘selección’ que había sacado ‘El País’ evidenciaban la brutal manipulación. En un artículo se decía que “había que acabar con el terrorismo” pero que para ello “había que jugar limpio”, “El País” reproducía la primera parte y se comía la segunda.

En otro artículo Pedrojota advertía del riesgo que había con el ‘siniestro GAL’ porque había “mucha gente” que podía apoyar la muerte de etarras, El País quitaba la referencia al ‘siniestro GAL’ y sólo ponía que Pedrojota aseguraba que ‘mucha gente’ podía apoyar la muerte de etarras…etc. Una pieza que constituye una vergüenza para todos los hemerotequistas y un monumento a la manipulación. Pero al enemigo ni agua.

PRISA volvió a hacer el ridículo contra Pedrojota Ramírez desde la Cadena SER en enero de 1997 cuando desde el programa Hora 25 acusaron a Pedrojota de haber causado el secuestro judicial de una publicación periodística que le criticaba.

La publicación en cuestión, un periódico ya residual de escasa tirada, se inventó que por atacar a Ramírez los juzgados le querían ‘secuestrar’, y aseguraron tal información a los de Hora 25 que se vinieron arriba y – sin contrastar nada ni con el juzgado ni con El Mundo- se lanzaron a denunciar ‘la censura’ de Ramírez. Por ahí anduvieron despotricando Carlos Llamas, Carlos Carnicero, Miguel Ángel Aguilar o el mismo José Ramón de la Morena, que cedió su espacio deportivo para zurrar al competidor Ramírez.

Luego se enteraron que todo había sido una mentira que les habían colado y que no había habido secuestro judicial alguno.

Competidor contra las TDT: ¡Invasión Ultra!

Si el reportaje PRISA de esta semana ‘El negocio de la manipulación digital en España’ tiene un caso clónico, ese fue el reportaje publicado en febrero de 2010 también por ‘El País’ titulado -Los últras conquistan la TDT-.

El Grupo PRISA había creado con mucha ilusión la tertulia nocturna ‘Hoy’ con Iñaki Gabilondo para CNN+, pero la audiencia no había respondido como deseaban y la gente, por lo que fuera, prefería ver ‘El Gato al Agua’ de Antonio Jiménez (entonces en Intereconomía) o ‘La vuelta al Mundo’ de Carlos Cuesta (entonces en Veo7).

El País, tan respetuoso a la competencia como siempre, sacó su artillería con un reportaje publicado por dos días seguidos para arremeter contra aquellos canales y asegurar que eran una cuadrilla de fascistas que utilizaban la TDT para intoxicar:

La TDT fomenta también un género con una potente carga ideológica: las tertulias de contenido político. Coloquios monocolor en los que se destilan los argumentos más reaccionarios y ultras han conquistado las pantallas de la nueva televisión. ‘El Gato al Agua’ (Intereconomía), ‘La Vuelta al Mundo’ (Veo7) o ‘La tertulia de César Vidal’ (Libertad Digital) son ejemplos de cómo la derecha se ha hecho fuerte en la TDT con debates que poco tienen de plurales.

“Al otro lado del arco político el panorama está casi yermo. Tan sólo el recién estrenado ‘Hoy’ (CNN+), conducido por Iñaki Gabilondo, apuesta por un discurso progresista de izquierda. La puesta en escena marca también las diferencias entre unas tertulias y otras.En Intereconomía reina el vocerío y las trapatiestas entre los contertulios mientras que en CNN+ se impone el análisis y la reflexión más sosegada”.
Es decir que las tertulias de PRISA eran majísimas y sosegadas frente a todas las demás, que eran fascistas. Pero ni con esos ‘potentes’ argumentos lograron que ‘Hoy’ despagara y aquella tertulia desapareció al poco tiempo de las pantallas.

El bucle sin remedio

En resumen si a la TDT de PRISA le va mal en audiencia, es porque el resto de TDTs usan gritos fascistas que hipnotizan al personal. Si Elpais.com no tiene suficiente influencia es porque hay unos ‘malvados digitales’ que se aprovechan de Google para hipnotizar a lectores.

Si su periódico baja o pierde columnistas es porque otros directores de periódicos hacen cosas aviesas y si su radio pierde oyentes es porque alguna radio competidora hace webs porno-soeces -Las mentiras de El País: cómo vivir del porno de Canal Plus, los anuncios de sexo y las trampas en comScore-.

Pues nada, que envidia ser de PRISA y tener claro que todo defecto nunca es tuyo, sino de los demás. Es entrañable que el grupo de Miguel Yuste / Gran Vía incluso en sus horas bajas mantenga sus viejo estilo, ese estilo mesiánico que le lleva a abandonar la cautela de ‘no polemizar’ y volver a hacer lo que mejor se le da cuando se refiere a la competencia: el ridículo.

by BeHappy Co.