"Ya que no me contesta a mis preguntas, no me pida además que sea yo quien le conteste a la suyas", llegó a reprochar la entrevistadora al político entrevistado

El director de LA VANGUARDIA, José Antich, critica la agresividad de Mónica Terribas (TV3) al entrevistar a Artur Mas

HECHOS

El 1.12.2011 en TV3 se emitió una entrevista al presidente del a Generalitat de Catalunya, Artur Mas por parte de la directora de la cadena pública Mónica Terribas.

03 - Diciembre - 2011

¿Entrevista o interpelación?

José Antich

Una de las ideas fundamentales de la televisión de estos últimos años es que básicamente es sobre todo un espectáculo y, en consecuencia, cabe entender, algo alejado de cualquier género periodístico al uso. Desde ese punto de vista, hay que decirlo sin tapujos, la entrevista de Mònica Terribas fue todo un éxito televisivo, como así reflejan las importantes audiencias que tuvo, con una cuota de pantalla del 20,5% y una media de 646.000 espectadores. ¿Pero fue realmente una entrevista lo que nos ofreció la televisión pública catalana? He oído en las últimas veinticuatro horas todo tipo de opiniones y tan sólo hay unanimidad en una cosa: el presidente de la Generalitat salió con una valoración alta de la cita televisiva. Pudo explicar los recortes que su Gobierno está llevando a cabo, demostró conocimiento de todos los asuntos que Terribas le planteó y en ningún momento dio la sensación de estar a la defensiva. Ni en el tema que la directora de TV3 más defendió con uñas y dientes: ¿por qué la aportación de la Generalitat a TV3 debe bajar de 300 a 260 millones de euros? Seguí la entrevista el mismo jueves en directo –ya que tenía todo el morbo posible– y la volví a visionar ayer junto a la que la cadena Fox le hizo al presidente Obama hace unos meses. En la cita televisiva entre Mas y Terribas tuve más la impresión de asistir a una interpelación parlamentaria entre dos contendientes que a una entrevista. No porque la directora de la televisión catalana quisiera ser crítica, incisiva y muy profesional, que sería digno de aplaudir y motivo de grandes elogios, sino porque lo que pretendió fue desacreditarlo por sus políticas, censurarle sus decisiones y reprocharle sus alianzas políticas. Y eso es propio de un cara a cara, de una interpelación parlamentaria. No de una entrevista en la televisión pública.

by BeHappy Co.