Search
Los cómicos Miner y Echevarría actúan con el nombre de 'Grupo Risa' en el programa de Jiménez Losantos de COPE pero no guardan relación con la web

El Gobierno y EL PAÍS confunden la web porno-satírica ‘Grupo Risa’ con el grupo de cómicos del mismo nombre que trabaja en COPE

HECHOS

El 6.12.2004 el diario EL PAÍS publicó una nota en la que aseguraba malestar de miembros del Gobierno con la web ‘Grupo Risa’ a la que vinculaba con la Cadena COPE.

La directora general de Asuntos Religiosos Dña.  Mercedes Rico Carabias envió una queja formal a D.  Juan Antonio Martínez Camino, secretario general y portavoz de la Conferencia Episcopal -que preside el cardenal D. Antonio María Rouco-, por una web “Grupo Risa” por error vinculó a la cadena de radio de la Iglesia católica COPE, ya que el programa ‘La Mañana’ de la COPE disponía de una sección denominada igual ‘Grupo Risa’, pero que no guardaba ninguna relación con la web.

La web en cuestión, exhibía fotomontajes “obscenos y vejatorios” de las ministras y del presidente del Gobierno, D. José Luis Rodríguez Zapatero, lo que llevaba a la Sra. Rico Carabias a protestar a la iglesia por amparar un “ofensivo fotomontaje sexista e infamante para la imagen de los miembros del Gobierno, atentatorio de los valores constitucionales que sin duda compartimos”, del que dice que “no puede producirse con el amparo implícito de los obispos españoles”. El diario EL PAÍS reprodujo la queja y amplió las críticas de la Sra. Rico Carabias a la COPE, pero no verificó si de verdad esa página guardaba relación con lo ocurrido. También el prestigioso columnista de EL PAÍS, Sr. Haro Tecglen, publicó una columna vinculando a la web con la Iglesia ‘dicen’, alegaba como argumento para establecer esa vinculación errónea.

No se hizo pública ninguna disculpa ni del Gobierno, ni de la Sra. Rico Carabias ni del diario EL PAÍS a la COPE o a los lectores a los que habían dado información falsa. Aunque medios competidores de EL PAÍS, como EL MUNDO, sí se hicieron eco del error cometido por estos.

07 - Diciembre - 2004

Lengua a la escarlata

Eduardo Haro Tecglen

“Los obispos son autistas”, dijo la teóloga catalana Maria Àngels Filella a la republicana Pilar Rahola en TV-3. La Filella ha escrito un libro que se llama La mirada violeta: sería la de la mujer sobre el catolicismo: “Sólo pido que se devuelva a Jesús lo que nos dio explícitamente, y que ellos, los hombres de la Iglesia, nos han robado”. Si la mujer tiene la mirada violeta, los obispos tienen la lengua a la escarlata: el autismo que les atribuye la teóloga se refería a la frase vaticana de que “el sida es una inmunodeficiencia moral”. Mientras, el Gobierno protesta a la Conferencia Episcopal de que por la página web del “Grupo Risa”, sostenido -dicen- por la Iglesia, se transmite un vídeo obsceno sobre la ministras. Ahora están con dibujos de Polanco y Cebrián y una leyenda: “¡Pillamos a Polanco y Cebrián manipulando en la cama!”, y les dicen: “Menuda pareja de mari…neros!”. Jo con los obispillos pequeños. Creo en la doctrina de Marañón de que cada persona tiene parte masculina y parte femenina: Jesús y Juan Luis están en los que menos parte femenina tienen. Su mirada no es violeta. (No creo que a nadie se le escape que “Grupo Risa” es una caricatura de “Grupo Prisa”: alarde de ingenio).

Ahora los suyos están atribuyendo a los católicos la baja de dos puntos en la encuesta que publica el principal periódico de la oposición. Una suposición de que la proclama de persecución habría hecho que muchos católicos de izquierda hubieran resuelto su contradicción íntima alejándose de los socialistas, que, no obstante, aún conservarían cuatro puntos y medio por encima del PP. Querría decirse que estarían cerca de la mayoría absoluta si se celebrasen elecciones hoy, y que el PP perdería diputados. Uno de los “errores” atribuidos al Gobierno está en la cuestión de Moratinos. Es un asunto curioso en el que la izquierda de orden se puso al lado del PP. Un asunto que se repite mucho: Moratinos habla de un apoyo del Gobierno de Aznar al golpe de Estado de Venezuela, da pruebas y, en lugar de comprometer a Aznar, compromete a Moratinos, que lo descubre. Qué raro país donde la izquierda tiene miedo al obispo y cree en la diplomacia por encima de la razón y la verdad.

06 - Diciembre - 2004

PRISA o el intoxicador intoxicado

Federico Jiménez Losantos

Puede resultar grotesco, y sin duda lo es, que el partido político y el grupo mediático capaces de manipular de forma tan desvergonzada la masacre del 11M contra el PP, achacándole a Aznar nada menos que la responsabilidad directa del atentado por el respaldo político de España a la guerra de Irak, se escandalicen por unas páginas satíricas en la Red mucho menos salvajes que las que le sirvieron y le sirven para atacar a la derecha. Puede resultar obsceno, y sin duda lo resulta, que el Gobierno capaz de legalizar el matrimonio homosexual, de programar “piercings” de pene en el programa estelar de la Primera Cadena o de presentar a Aznar como “menstruación” en ese mismo programa, el de la excelentemente retribuída Julia Otero, proteste airadamente por un montaje en Internet de las ministras-modelos del Vogue en poses pornográficas. Pero lo que sobrepasa las más disparatadas esperanzas de quienes disfrutan viendo hacer el ridículo al PSOE o a PRISA es que un par de semanas después de que Mercedes Rico tuviera que pedir perdón a la Conferencia Episcopal por haber imputado a la web de la COPE ese supuesto montaje porno de las ministras de la cuota, que hay que estar mal de la cabeza para haberlo creído en serio, “El País” vuelva a las andadas y a las mentiras, imputándole ahora a los geniales humoristas de La Mañana de la COPE que utilizan, entre otros nombres, el de “El Grupo Risa dirigido por José Cable” los contenidos de otra página web que utiliza su nombre manipulado, sin su permiso ni su participación, para poner verde al Gobierno ZP y sus aliados políticos y mediáticos.
Por supuesto, en el mejor “estilo 13M”, la verdad no es ni objetivo ni obstáculo para las intoxicaciones del Imperio prisaico. Ya un paranoico progre que trabaja para Gabilondo publicó recientemente en “El País” una ridiculez de chequista aficionado fingiendo alarma por la proliferación de páginas web de derechas que, según el tal Berlín, preocupan a los “demócratas”, que son exclusiva y excluyentemente ellos: los chicos de PRISA. Pero hace falta ser merluzo para hacerles esa propaganda a unas páginas que hasta ahora no conocía casi nadie. Unos utilizan espacios o fórmulas de la COPE (no pocos deberían pagarme copyright) y otros de cualquier político del PP, como el “Manda huevos” de Trillo. Por supuesto, lo hacen sin permiso, como por desgracia sucede en internet. Y no creo que superen la virulencia de las páginas de izquierda o de extrema izquierda, algunas abiertamente proterroristas, que tanto divertían a los progres cuando estaban en la oposición. El de PRISA empieza a ser el caso del intoxicador intoxicado. Salvo que sea la forma de ir preparando el EGM, también conocido como Sermómetro, en cuyo caso la COPE debe de salir muy bien librada. Ya cerraron Antena 3 de radio. Al lado de eso, estas calumnias ridículas no dejan de ser juegos florales. Pero si el Imperio sabe cómo impedir que alguien use tu nombre en vano, por favor, comuníquenoslo. Nosotros, no.
07 - Diciembre - 2004

Monumental ridículo de 'El País' y del Gobierno

EL MUNDO (Director: Pedro J. Ramírez)

Que la realidad no te estropee un buen título, dicen los periodistas en broma. Siguiendo esta máxima, el diario El País publicó ayer en su primera página de forma destacada la protesta del Gobierno ante la Conferencia Episcopal por una «web obscena ligada a la Cope». El periódico de Polanco hacía un gran despliegue para informar a sus lectores de que un equipo de colaboradores de la Cope -el grupo Risa- difunde a través de Internet montajes «sexistas e infamantes» para la imagen de los miembros del Gobierno.El patinazo de El País es monumental porque el Grupo Risa al que alude nada tiene que ver con el equipo que trabaja para el programa de Federico Jiménez Losantos. Quienes están detrás de esta web han pirateado el nombre. Pero El País vulneró la sagrada norma de comprobar la veracidad de la información y no se molestó en llamar a la Cope. Ese fue su segundo error porque el primero fue todavía más grave: ignorar el comunicado previo de la Conferencia Episcopal, que desmentía los hechos y precisaba que ya había dado explicaciones al Gobierno. Pero, en su afán de desacreditar a un competidor, El País hizo caso omiso del desmentido, dejándose llevar por una nota difundida por el Ministerio de Justicia. Los responsables de este departamento han hecho también el ridículo al ignorar que la directora general de Asuntos Religiosos ya había recibido esas explicaciones de los obispos y había dado por zanjado el asunto hace semanas. El País, que tanto se mira hacia su propio ombligo, ha confundido esta vez sus deseos con la realidad.

07 - Diciembre - 2004

¿En qué página del libro de estilo?

Víctor de la Serna Arenillas

Qué historia más abracadabrante… y qué aleccionadora. Por la cosa freudiana, vamos.

Ya se lo hemos contado. Hace semanas, Mercedes Rico-Godoy se queja verbalmente al portavoz de la Conferencia Episcopal de que un sitio en Internet publica cosas obscenas sobre las ministras. Al portavoz se le quedan los ojos a cuadros y se informa: resulta que unos listillos han llamado www.gruporisa.com -lo que recuerda al espacio satírico de la Cope- un sitio muy grosero en la Red, que nada tiene que ver con la cadena de los obispos. Se lo explican a la directora, y ella se disculpa -elegantemente- por haber lanzado la infundada acusación. Pasan los días y, el domingo 5, va La Moncloa y difunde un comunicado resucitando la desmentida historia. Entre las 19.30 y las 20.00 horas, las agencias Europa Press y Efe recogen la nota. Apenas un rato más tarde, EP la desmiente y cuenta la verdad; Efe (presidida por Alex Grijelmo, un ex de El País), ni flores. Y El País decide no enterarse del desmentido. Lanza una tremenda página, con fotos del sitio de Internet, dando por hecho que ese engendro es efectivamente un hijastro de la Cope, y lleva lo de la ‘web obscena’ a un escandaloso titular ¡en portada! Tremebundo, sin desperdicio. Y todo …un puro infundio. ¿Cómo es posible que el periódico que se arroga las esencias del reporterismo profesional y objetivo, plasmado en su inmarcesible libro de estilo, cometa el desliz de acusar a la emisora de los obispos de obscena sin comprobar siquiera si esa página web tiene algo que ver con la Cope? Esperamos, transidos de curiosidad, sus explicaciones. Quizá digan que les engañó la nota oficial. Pero un periódico (un periódico, decimos, no una correa de transmisión oficial) comprueba primero y dispara después. Si fuesen medio profesionales, la discrepancia entre esa ordinariez en Internet y el estilo zumbón del verdadero Grupo Risa debería haberles alertado. Pero ellos no están para peccata minuta… Permítanme una explicación que, siquiera parcialmente, intenta hacer entender lo incomprensible. Prisa, triunfal grupo hegemónico, titular de la legitimidad progresista y profesional, desprecia profundamente -entre el rencor y el sectarismo- a las personas y medios que fustigan sus trapicheos. Los considera sicarios de Mario Conde, de los curas, del Opus, de la CIA o, vayan a saber, de todo ello a la vez. Se cuenta que existe una lista negra (¿sólo metafórica?) de esos indeseables, y que éstos son tratados a conciencia como no personas. El desprecio olímpico.(Y, de paso, un cómodo sistema para ahorrarse la desagradable tarea de responder a las críticas más hirientes y fundadas…).

Pero, a veces, en Prisa se hartan: cambio repentino de táctica.Deciden hacerse respetar. ¡Ya está bien de estos golfos de la Cope (o de EL MUNDO)! ¡Hasta aquí hemos llegado! ¡Y los hemos pillado! ¡A por ellos, a dejar clara su asquerosa turpitud facha! En su acceso de mesiánico entusiasmo, abandonan toda cautela.Se obcecan, vengativos. Y suelen hacer el ridículo.

09 - Diciembre - 2004

El 'Grupo Risa'

Martín Prieto

Tengo en alta consideración al Grupo Prisa y me duele verlo caer del error a la información torticera, de ésta al compadreo político y de aquél a la infamia, a la mentira y a la calumnia, encantados de conocerse, sin ánimo de enmienda, tal como la secta que ya es. El multimedia tiene un antes y un después: primero El País, referente durante la Transición democrática y que todo aquél considerado progresista llevaba bajo el brazo como una seña de identidad; después, y con el fracaso en los lomos de Radio El País y el efímero semanario El Globo, la compra de las acciones del Estado en la Cadena Ser concedida graciosamente por Felipe González. Polanco, quien desde el franquismo trenza sus negocios bajo cuerda del Gobierno, de cualquiera, hace nupcias con Felipe para dar un pelotazo mediático al servicio del PSOE, hasta producir una cierta melancolía el que algunos crean que el editor y su consejero delegado, criado a los pechos de la dictadura, son de izquierdas. Pero ni siquiera llegan a ser progres salvo de otra cosa que no sea su dinero.

La Ser fue una radio seria hasta Eugenio Galdón y hoy ha devenido en Radio Macuto o en Radio España Independiente, que cada día anunciaba la huelga general revolucionaria. Una mendacidad y una lástima para los que propagan la existencia de cadáveres terroristas suicidas sin saber de lo que hablan ni rectificar ante sus oyentes. En los tiempos núbiles de El País era obligado cantar la gallina (aclarar las cosas) y si llegabas a equivocarte se te caía el último pelo. Hoy en esa empresa no se respeta ni su Libro de Estilo, que reza que los rumores no son noticia y nunca deben recogerse. La máxima de contrastar las noticias con al menos tres fuentes se aplica comprobando los hechos con una prima, el portero y un transeúnte. Todo se da a la filtración desde un gabinete de Prensa de un ministro socialista.

El error conceptual, fruto de un suculento negociado, se acelera, día tras medio, en una precipitación de iniquidades que dan risa del Grupo Prisa. Ayer fueron los seguros de vida del ex ministro Trillo (extensibles a González y a ZP) y hoy los obispos editando una página web con las ministras desnudas y en poses sicalípticas.Se nota el nerviosismo ante una Cope que se acerca a la Ser con Federico Jiménez Losantos royéndole los calcañares a Iñaki Gabilondo.Lo grave es la certeza de «cría fama y échate a dormir». El grupo hoy vive de su alianza interesada con el PSOE y de su virginidad iniciática. Así hay ciudadanos que no hacen variables mediáticas y sólo leen El País, escuchan la Ser y ven Canal Plus, y si lo hacen todo a la vez viven en un limbo informativamente engañoso. El grupo con los años va de torpe a francamente malo, enseñando la patita de lobo enharinada por debajo de la puerta de nuestra Caperucita, porque es insostenible para un medio de esa magnitud no ya dar por ganador a Kerry sino propalar continuamente noticias falsas. Que el editor y su consejero delegado se lo mediten porque la mentira tiene las patas muy cortas, no se puede vivir eternamente de las rentas y no se debe jugar a una sola carta. De nada.

by BeHappy Co.