La empresa vasca se convierte en el socio español de referencia de Berlusconi - Mediaset en el canal de televisión

El Grupo Correo desembarca en TELECINCO comprando el 25% de las acciones y Alejandro Echevarría asume la presidencia del canal

HECHOS

En enero de 1996 se oficializó la compra por parte del Grupo Correo del 25% de Gestevisión-TELECINCO.

El director de EL CORREO, D. José Antonio Zarzalejos, sobre aquella compra:

  • /
Update Required
To play the media you will need to either update your browser to a recent version or update your Flash plugin.

Echevarria1996 El 16 de mayo de 1996 culminó la entrada del grupo Correo en TELECINCO al asumir D. Alejandro Echevarría Busquet oficialmente a la presidencia de la cadena.

EL NUEVO SOCIO PARA MEDIASET

carlotti El canal seguirá gestionado por los italianos de Mediaset (Finnivest), el grupo del Sr. Silvio Berlusconi que lidera en España el Sr. Maurizzio Carlotti que seguirá siendo el CEO de TELECINCO. Sólo que su socio español deja de ser la ONCE para pasar a ser el Grupo Correo.

EL FIN DE DURÁN

Miguel_Duran_ONCE La llegada de D. Alejandro Echevarría Busquet a la presidencia de TELECINCO suponía la salida de D. Miguel Durán, que había sido su presidente hasta entonces. El Sr. Durán, que ya había dejado de ser Director General de la ONCE, seguía presidiendo TELECINCO hasta que Mediaset encontrara un nuevo socio estratégico en España: ese fue el Grupo Correo. La ONCE renunciaba así a su tele, aunque su presencia mediática seguía por su condición de dueños de la destacada radio generalista ONDA CERO.

19 - Enero - 1996

Comienza en TELECINCO la nueva era vasca

Mirta Drago

El ex jefe del gobierno italiano, Silvio Berlusconi, cuenta ya con su ansiado socio español para Tele 5. Una «pata» que faltaba al Grupo Fininvest para completar su mapa de alianzas en Europa. El Grupo Correo, principal editor español de prensa regional, ha retrasado hasta este fin de semana la firma de la carta de intenciones para la adquisición de hasta un 25% de las acciones de Tele 5, anunciada el pasado viernes.

La carta se firmará tal como se había acordado, pero fuentes del grupo aseguran que el desembarco vasco tardará dos meses más en hacerse efectivo. En ese lapso el grupo comprador revisará toda la documentación sobre Gestevisión Tele Cinco, Estudios Tele Cinco y Publiespaña, el paquete de empresas que compone la cadena. Al mismo tiempo se solicitará la autorización del Ministerio de Obras Públicas, Transportes y Medio Ambiente para el traspaso de las acciones. Trámite al que obliga la Ley de Televisión Privada en vigor.

En sectores próximos a Correo se asegura que el grupo inversor que lidera será 100% español, una vez descartada la opción de participación de sociedades extranjeras como la luxemburguesa CTL.

Según anunció el propio grupo vasco, la sociedad de inversores españoles se hará cargo de los servicios informativos -incluida la línea editorial- y de las relaciones institucionales de Tele 5. Una participación directa en la pantalla que no se verá hasta después de las elecciones generales.

Será el final de un largo proceso, puesto que los primeros acercamientos entre ambas partes se produjeron hace poco más de un año. Fue después de que los socios mayoritarios de la cadena -Berlusconi y su aliado alemán Leo Kirch- descartaran la venta de toda su participación al grupo mexicano Televisa.

Entre esos primeros contactos, producidos en plena tormenta de cambio de dirección de Tele 5, y el último anuncio oficial, media nada menos que el proceso de saneamiento y relanzamiento de la cadena.

Correo encontrará la emisora de televisión con la menor plantilla del sector. Según datos de la dirección financiera de la cadena, en la actualidad cuenta con 702 trabajadores, cuando un año atrás pasaba del millar. Los gastos de programación, tanto de producción propia como ajena, se redujeron en un 15% durante 1995. En 1994 se invirtieron 29.500 millones de pesetas en ese apartado, en tanto que en 1995 se gastaron 24.800 millones.

Por otra parte, y en el marco de las medidas de saneamiento adoptadas por el director general de Tele 5, Maurizio Carlotti, se ha disminuido el endeudamiento con entidades financieras. De acuerdo con los datos de la cadena, a lo largo de 1995 esa deuda disminuyó desde los 14.000 millones de pesetas de principios de 1995 hasta llegar a los 10.800 actuales.

Los responsables financieros de Tele 5 aseguran que la situación de la cadena admite perfectamente un endeudamiento por otros 20.000 millones de pesetas, una vez que se concrete la operación con el grupo vasco. Capital que se podría invertir en la producción de nuevos programas de éxito.

En cuanto a ingresos, la facturación procedente de la publicidad se mantuvo en el mismo nivel de 1994. Esto según los datos provisionales aportados por Publiespaña -empresa de Fininvest que gestiona la publicidad de Tele 5-. En torno a los 41.000 millones de pesetas, pese a que la audiencia de la cadena no comenzó a repuntar hasta el último cuatrimestre. De hecho, los directivos de Tele 5 corrigieron las previsiones de ingresos publicitarios al alza en el pasado mes de octubre, después de los primeros éxitos de audiencia alcanzados con la serie de Emilio Aragón. En esa oportunidad estimaron que se ingresarían 2.000 millones de pesetas más de lo previsto.

.

Adiós a la ONCE

.

Al anunciar el acuerdo la semana pasada, Correo explicó que la sociedad que tomará hasta un 25% de Tele 5 tendrá «amplias atribuciones en la programación». Este control se ejercerá a través de las dos personas que nombrarán en el consejo de administración. Uno de ellos, Alejandro Echevarría, sustituirá a Miguel Durán en la presidencia de la cadena.

La marcha del actual presidente supone la desvinculación casi total de la ONCE de Tele 5, después de haber conformado uno de los pilares fundamentales en la creación de la cadena. Parte de las acciones que comprará Correo corresponden al paquete inicial de la ONCE, «aparcado» en una entidad bancaria de Luxemburgo. Sin embargo, el gabinete de la organización informó a este periódico que todavía mantiene la propiedad de un 6,25%.

La organización de ciegos manifestó en repetidas oportunidades su intención de desprenderse de ese porcentaje minoritario «en cuanto apareciera un buen comprador». No parece que ésta sea la ocasión, puesto que el gabinete de prensa de la entidad aseguró esta semana que no han podido llegar a un acuerdo con el nuevo grupo inversor en Tele 5.

Con quien sí ha cerrado trato Correo es con la empresa editora de ABC y Blanco y Negro, Prensa Española, que participará en la sociedad liderada por el grupo vasco de prensa regional. Esta semana, además, se produjeron nuevos contactos con el Grupo Prensa Ibérica, cuyo ingreso en Tele 5 aún está sin concretar. En cualquier caso, Correo contará al menos con un 51% de las acciones de la sociedad inversora. Esa cláusula figura en el acuerdo alcanzado recientemente con el Grupo Fininvest, que está a cargo de la gestión de Tele 5 y de las negociaciones para el ingreso de los nuevos accionistas.

Esto supone que la campaña electoral se afrontará sin modificaciones en el actual equipo de informativos. El director de la división Noticias de Tele 5, Luis Mariñas, asegura que probablemente se mantendrá la actual línea editorial puesto que «da muy buen resultado». Mariñas resaltó el carácter independiente de los servicios informativos. Un lema que la cadena está potenciando en espacios de autopromoción de sus noticias.

.

APOYO

Adiós a las «mamachichos»

.

Ya nada queda de aquellas legendarias «mamachichos». Tele 5 también cambió para el espectador. La nueva imagen se comenzó a perfilar en el último trimestre del año. En los primeros meses de 1995, la cadena ya había abandonado su enorme logotipo de azul y oro. El año terminó con algunos éxitos de audiencia, los primeros en más de dos años.

La gran sorpresa llegó con la teleserie de Emilio Aragón Médico de familia, que alcanzó el 42% de audiencia en el primer episodio emitido en septiembre. Nada menos que 23 puntos por encima de la media de la cadena. Pero Aragón consiguió para Tele 5, además, el segundo puesto en la lista de programas más vistos del año con el último episodio emitido en diciembre. La imagen amable y serena de la familia del médico protagonizado por Aragón se sumó a la de series extranjeras de éxito como Expediente x, Melrose o Models.

Tele 5 afianzó también los informativos. Las noticias, presentado por Luis Mariñas, compitió en el horario de la noche codo a codo con los telediarios de TVE-1 y Antena 3. Los resultados de audiencia llevaron a los programadores de Tele 5 a extender su duración. De la media hora que ocupaba en la parrilla a comienzos de 1995, pasó a 45 minutos y más recientemente a una hora. En esa línea, la cadena adelantará con vistas a las próximas elecciones la emisión del programa informativo Hora límite al horario estelar. El programa habitualmente temático se convertirá en un «show político», con entrevistas, humor, información y debates.

Otro descubrimiento de Tele 5 fue el programa presentado por Pepe Navarro Esta noche cruzamos el Mississippi. Comenzó con tres noches a la semana y va por cuatro, de lunes a jueves. La mezcla de entrevistas, sucesos y humor barrió con todos los programas dirigidos a la clientela trasnochadora. Entre otros, le pudo en audiencia a la tertulia de Jesús Hermida, en Antena 3.

El clásico «no siento las piernas» del «Rambo» de Pepe Navarro forma parte de las expresiones cotidianas de los jóvenes. El «confidente», periodista anónimo que informa sobre temas políticos polémicos, hizo poner un pie a Tele 5 en la controvertida actualidad nacional, de la que estuvo alejada durante una larga temporada gracias a los programas «enlatados».

Bien es cierto que algunos de los buenos propósitos para el cambio de imagen resultaron fallidos. Como el concurso Enróllate, en el que participaba el humorista Javier Capitán, que fue retirado de antena en pocas semanas por el escaso seguimiento de la audiencia.

El Análisis

SALEN LOS CIEGOS, ENTRAN LOS VASCOS

JF Lamata

Hay muchos empresarios vascos, pero ‘los vascos’ por excelencia son los responsables del Grupo Correo, el grupo de periódicos adquiridos por los editores de EL CORREO ESPAÑOL – El PUEBLO VASCO, que tuvo varios nombres (Bilbao Editorial, Comecosa) aunque su nombre coloquial fue Grupo Correo hasta el año 2003 en que pasaría a ser Vocento.

‘Los vascos’ tenían periódicos en multitud de comunicades: EL DIARIO MONTAÑÉS en Cantabria, EL NORTE DE CASTILLA en Castilla y León o LA VERDAD de Murcia eran algunos de los diarios que componían su pequeño imperio de periódicos regionales, pero una tele eran palabras mayores, el Grupo Correo venía a ocupar el hueco que dejaba la ONCE, que se despedía a gorrazos del proyecto de televisión. El acuerdo de El Grupo Correo suponía, teóricamente, que ellos se harían con el control de los informativos, un extremo que nunca quedó claro que se hiciera realidad.

En la práctica, aunque D. Alejandro Echevarría Busquets fuera el nuevo presidente de TELECINCO, el control del canal se quedaría íntegramente en manos de Mediaset y su gente liderada por D. Maurizzio Carlotti primero y D. Paolo Vasile después. Las diferencias entre la línea editorial de ‘los vascos’ y la línea de los programas de TELECINCO permitida por Mediaset protagonizaría importantes ‘choques‘ entre los profesionales del canal y sus accionistas patrios.

J. F. Lamata

by BeHappy Co.