El aún Presidente de la Agencia EFE (también del Estado), Anson,acusa al Gobierno de Felipe González de 'estilo facista' por la forma en que echó a Sanz Cagigas tras más de treinta años al frente del diario más leído de Málaga

El nuevo Gobierno felipista hace ‘limpia’ en la prensa del Estado: despedidos los directores de PUEBLO, SUR, LEVANTE y ALERTA

HECHOS

  • 28.12.1982 el presidente la agencia EFE y la Asociación de la Prensa D. Luis María Anson escribió un artículo en el YA protestando por la actitud del nuevo Gobierno con los medios de comunicación del Estado, citando expresamente TVE, RNE y los periódicos SUR, LEVANTE y ALERTA.

Entre los periodistas ‘defenestrados’ como directores de los periódicos pertenecientes a la cadena de Medios de Comunicación Social del Estado destacaba dos: el veterano periodista franquista D. Francisco Sanz Cagigas (tras más de 30 años al frente del malagueño diario SUR) y D. Juan Ramón Pérez Clotas (al frente del cántabro ALERTA) dos de los periodistas despedidos. Ambos tenían una larga trayectoria como periodistas durante el régimen del General Franco.

LISTA DE DESTITUCIONES EN DIARIOS PÚBLICOS APROBADAS POR EL CONSEJO DE MINISTROS DE FELIPE GONZÁLEZ EL 20.12.1982

– Dirección Técnica de la Cadena de Medios de Comunicación Social del Estado: Destituído D. Donato León Tierno (le reemplaza Dña. Malena Aznárez).

– Diario SUR: Destituido D. Francisco Sanz Cagigas como director, le reemplaza D. Joaquín Marín

– Diario ALERTA: Destituido D. Juan Ramón Pérez de las Clotas como director, le reemplaza D. Francisco Freixenet.

– Diario LA VOZ DEL SUR de Cádiz: Destituido D. Alejandro Daoca como director

– Diario LEVANTE: Destituido D. José Barberá como director, le reemplaza D. Jesús Prados.

– Diario INFORMACIÓN DE ALICANTE: Cesa D. Jesús Prados (para pasar a ser director de LEVANTE), le reemplaza D. Ramón Giner

La reacción más visceral fue la de otro periodista que, curiosamente, también trabajaba para un medio de comunicación del Estado: el director general de la agencia EFE, D. Luis María Anson, que acusó desde el diario YA al nuevo Gobierno de D. Felipe González de tener un ‘estilo fascista’ y de querer someter a todos los medios públicos, ya fueran la única tele (TVE), la radio (RNE) o la prensa (diarios SUR, PUEBLO, ALERTA, LEVANTE…etc.). Quizá el Sr. Anson asumía que él iba a ser el siguiente en ser cesado. Consultado por un miembro de LA HEMEROTECA DEL BUITRE, el Sr. Anson negó que fuera por esto último y aseguró que D. Felipe González quería que él siguiera al frente de EFE y fue decisión suya abandonar la agencia de noticias pública.

28 - Diciembre - 1982

ESTILO FASCISTA

Luis María Anson

No hay nada que oponer a que, guardando las formas se cambie a los directores de periódicos del Estado. Pero ¿existe el derecho en una democracia a convertir la prensa, la radio y la televisión estatales en prensa, radio y televisión de un partido?

Lamento haber titulado un reciente artículo ‘¿Hacía una nueva dictadura informativa?’ La verdad es que sobraban los signos de interrogación. El Gobierno maneja RADIO PSOE (antes RADIO NACIONAL DE ESPAÑA). Domina FELIPEVISIÓN (antes TELEVISIÓN ESPAÑOLA). Ha acaparado subvenciones y ayudas a los medios de comunicación y no parece dispuesto a  aceptar baremos objetivos para distribuirlas. La contribución estatal al libro, al cine, al teatro, a las artes se apunta ya en una misma dirección. FInalmente, la treintena de diarios del antiguo Movimiento Nacional en lugar de servir al pluralismo, parecen sentenciados, como se afirmaba en un reciente y espléndido editorial del YA, a servir al nuevo Movimiento Nacional… socialista.

¿Es admisible que se cese a un director que llevaba al frente de SUR treinta y cinco años? Se coincida o se discrepe ideológicamente de Francisco Sanz Cagigas, ¿hay alguien que dude de que se trata de uno de los grandes profesionales del periodismo español? Se le exige telefónicamente de la noche a la mañana, con manifiesta brutalidad que en la cabecera de SUR aparezca otro director, pero ¿recuerda alguien que el periódico ganó en 1981 más de setenta millones de pesetas? ¿Se ignora que, a diferencia de lo que ocurre en televisión Sanz Cagigas ha luchado con la competencia privada y ha mantenido a su diario a la cabeza de ventas en su provincia de forma destacada?

Es admisible que, tras el cese por teléfono se le dé la callada por respuesta a su derecho a la indemnización estipulada en su contrato y en la ley? ¿Resulta tolerable que altas autoridades deslicen que no habrá indemnizaciones y que quien no esté de acuerdo reclame judicialmente? ¿Qué clase de Estado de derecho en el que no cumple con las leyes? ¿No parece una tropelía sustraer la conquista social de la indemnización? ¿Cómo se puede negar los derechos adquiridos  más por un partido que se llama socialista? ¿No ha advertido ningún capitoste de la nueva situación que en este caso media también la cláusula de conciencia? ¿Qué idea tienen los socialistas de esa cláusula de conciencia establecida en la Constitución?

¿Saben los diputados de la oposición que se ha empleado igual o parecido sistema para cesar al prestigioso José Barberá director del diario LEVANTE, que ganara en 1982 ciento setenta y cinco millones de pesetas? ¿Y el gran profesional que es Juan Ramón Pérez Clotas, director de ALERTA, cuyos beneficios son también copiosos?

No hay nada que oponer a que, guardando las formas se cambie a los directores de periódicos del Estado, e incluso se modifique la decisión de la anterior legislatura de privatizar esos diarios. Pero ¿existe el derecho en una democracia a convertir la prensa, la radio y la televisión estatales en prensa, radio y televisión de un partido? ¿Existe el derecho a atropellar las leyes, saltarse las normas, mofarse de las formas, negar las indemnizaciones, ofender y humillar a los profesionales? ¿No es éste el estilo fascista? ¿Se puede admitir, en fin, como argumento que algunos en el régimen anterior hacían lo mismo? ¿No diferencia a la democracia del fascismo precisamente el respeto a la ley y la consideración a la persona humana?

El lector de YA, que se caracteriza por su equilibrio y su sentido de la moderación contestará mucho mejor que yo a los interrogantes que, con dolor y temblor por esta profesión he abierto como una vieja herida en mi columna de hoy.

Luis María Anson

El Análisis

LOS HECHOS Y LAS FORMAS

JF Lamata

Las reglas de la prensa pública son que tu subsistencia depende del color del Gobierno, que es quien gestiona todo lo tuyo. Del Sr. Sanz Cagigas no se puede negar que fuera un gran director, su periódico no sólo no generara pérdidas,  sino que ganaba dinero para el Estado, pero también hay que reconocer que también le ayudó a mantenerse tanto tiempo en su cargo fue el hecho de que estaba en sintonía con el Gobierno, primero con el Gobierno de Franco y luego con sus herederos de la UCD. Y, en cambio, ya no iba a estarlo con un Gobierno del PSOE, como se demostró durante el incidente del barco argentino ‘Libertad’.

Pero si nadie discute que a nuevo gobierno, nuevos responsables de los medios que dependen del Gobierno, hubiera sido deseable, aunque no fuera más que por los muchos años de permanencia en el cargo, que se respetaran las formas en el cese: reunión, visita y no simple llamada telefónica. No obstante, pronto se demostraría que el objetivo del PSOE no era quedarse con toda la prensa del Estado, sino desintegrar toda la prensa del Estado.

J. F. Lamata

by BeHappy Co.