Search

Dagoberto Escorcia (de LA VANGUARDIA) asegura que madridistas se alegran de que un jugador del Barça padezca un tumor

HECHOS

El 16.03.2011 el diario LA VANGUARDIA publicó el artículo “Malo para el Barça, bueno para el Madrid” firmado por D. Dagoberto Escorcia.

“Malo para el Barça, bueno para el Madrid”

Noticias como las que sacuden hoy las entrañas del Barça deben de ser de las que seguramente alegrarán el ánimo de los madridistas más radicales y desalmados, esos que un día piensan que los árbitros ayudan al Barça a ganar los partidos, al otro sostienen que los rivales utilizan a sus suplentes para enfrentarse al campeón y que los defensas no entran con la misma dureza a Messi que a Cristiano Ronaldo, o escriben que a Messi hay que pararlo por lo criminal o por lo civil, y en otra mañana advierten que el calendario favorece al líder de la Liga y en una noche de efervescencia achacan el éxito del equipo azulgrana a tener médicos de dudosa reputación y aprovechan que el río pasa por ahí para sostener que hay que hacer controles antidopaje más rigurosos dejando entrever que el vencedor de las últimas dos ligas utiliza métodos ilícitos para convertirse en la referencia del fútbol mundial.

Noticias como ésta, la de que Abidal, uno de los jugadores más en forma del Barça en la presente temporada, será operado de un tumor en el hígado, deben alegrar la cara de los enemigos más perversos del barcelonismo. Estas sí que son noticias buenas para ellos. Eso lo aprendí en los viajes con la selección española, en los que en la cola del avión, donde siempre van los periodistas, se coreaba por parte de algunos pro Madrid, medio en broma medio en serio, aquello de “malo para el Barça, bueno para el Madrid”.

La noticia de Abidal llena de consternación al barcelonismo porque el francés es un jugador que había calado en el corazón del Camp Nou, pero de la misma forma debe de servir para lograr una mayor unidad y reforzar aún más el compromiso y el apoyo a una plantilla, a un entrenador, a un club que cuando más sufre intentos de ser desestabilizado más se crece. El barcelonismo debe ser consciente de que los ataques furibundos, indecentes y retorcidos no pararán. Los enemigos están ahí, las malas lenguas de técnicos que van por el mundo presumiendo de ser auténticos y los periodistas ruines seguirán existiendo.

by BeHappy Co.