Search
Tras una breve interinidad de Vicente del Bosque, el nuevo entrenador blanco será Arsenio

El presidente del Real Madrid, Lorenzo Sanz destituye a Jorge Valdano como entrenador del club tras una derrota

HECHOS

El 22.01.1996 el Real Madrid anunció la destitución de D. Jorge Valdano como entrenador del club de fútbol.

arsenio

23 - Enero - 1996

Onirismo para zotes

J. J. Santos

Nadie puedo destituir sueños y menos una pandilla de amigos dedicados a exponer sus riquezas en un palco. Salvo del grupo, por la humanidad demostrada en el momento de bajar el pulgar, a Lorenzo Sanz, un presidente que demuestra su tosquedad para lo mala y para lo bueno.

Yo también quisiera saber, ahora que puedo abusar de la amistad con el técnico dilapidado, por qué el empeño en Freddy Rincón; por qué el desprecio a una veteranía de vestuario, que en el caso de Michel raramente puede ser nociva para el grupo; por qué determinadas revanchas propias de una mentalidad aún de futbolista. Seguro que existen respuestas desde la reflexión de un hombre que nunca hubiera podido pagar con dinero la lección recibida en los tres últimos meses.

Pero esas y otras cuestiones no eximen a los buitres analfabetos que se han lanzado al olor de la sangre. Esos no pueden ofender a Valdano con sus revanchas ni con sus miserias, con su atropellado verbo que destila vulgaridad y rencor. Tampoco justifica a los que desde dentro, como simples fagocitos fueron rescatando toda la mierda para arrojarla en los momentos de mayor tensión. Algunos reclamaban ayer un movimiento en el banquillo y anteayer su aval, para salir por piernas del club. La mezquindad de todos lelos les imposibilita para soñar alguna vez. Son marmolillos.

Se equivoca el Real Madrid destituyendo al cuerpo técnico. En año y medio sólo le han permitido ganar. Únicamente han sido comprensivos con los aciertos. Un entrenador también se equivoca y Valdano lo ha hecho con reiteración en la actual temporada. Por encima de aciertos y errores está una persona de fútbol que conoce los secretos de este juego y que se atreve a jugar con el mismo. Incluso es tan valiente que lo expone públicamente.

Valdano ha pagado, como cualquier entrenador, sus desaciertos y los de los jugadores. Pero también paga por ser intransigente con la ignorancia, por no rendir pleitesía ni a los que le odian ni a los que le adulan. A Valdano le han dolido más las coces de conocidos que las puñaladas habituales de maniáticos. Desde la trinchera de buen gusto esperamos con ansiedad. Los sueños, afortunadamente, se renuevan.

J. J. Santos

22 - Enero - 1996

Jorge Valdano, creyó más en Sanz que en Mendoza

Julián García Candau

Jorge Valdano y Ángel Cappa creyeron más en Lorenzo Sanz que en Ramón Mendoza y en plena guerra interna se alinearon con el equipo vencedor. Lo hicieron de buena fe, pero esta no les ha salvado. Sanz no fue quien patrocinó a Valdano y en el primer instante de crisis recordó que lo había contratado su antecesor. El actual presidente, que ha trabajado a destajo en sus relaciones públicas, los fichajes y la dirección del club, quiso dar la sensación de serenidad cuando comenzaron a sonar las primeras señales de alertas pero ha optado por lo más fácil.

El Real Madrid de Sanz ya es como el Sporting, la Real Sociedad, o el Atlético de los peores momentos, y cuando se predica la distinción, el señorío y toda esa serie de recursos literarios con que se pretenden difuminar los problemas, no queda fino darle la boleta al entrenador.

El despido de Valdano se veía venir. Al poco de tomar posesión Sanz ya se oyó en el club decir que había que desargentinizar y de ahí que en la propuesta de renovación de contrato hubiera rebajas para el equipo. Era una fórmula para que creciera la duda en Valdano. Sanz ha pasado del ofrecimiento de renovación al despido.

La directive, aunque indirectamente, se puso en contacto con Luis Aragonés y lanzó el nombre de Arsenio para suplir a Valdano. La operación del relevo estaba en marcha aunque se tratara de disimular. El fichaje de Suker también se ha consumado para distraer la atención. Es tan caro que está en contra de los planes austeros del propio presidente, pero le sirve de reclamo publicitario.

El Madrid ha tocado fondo. No ha resuelto sus problemas económicos, cada vez más graves puesto que el déficit del 95 también será asustante, ha perdida ya los tres títulos nacionales y parece que se siente incapaz de optar a la Copa de Europa. Y encima ha recurrido al más desprestigiado de los recursos deportivos: la decapitación del entrenador. Con estos antecedentes no deberá extrañar que los socios mañana, reclamen más sangre. Y entonces sólo quedarán las cabezas de quienes se sientan en la sala de juntas y el palco.

  1. García Candau
by BeHappy Co.