El Real Madrid de Zidane gana su la Liga número 33 del club blanco

HECHOS

El 21.05.2017 la prensa deportiva informó del triunfo del Real Madrid del título de La Liga 2016-2017.

21 - Mayo - 2017

LaLiga que Zidane ganó con dos equipos

Alfredo Relaño

El Madrid bailaba en La Rosaleda transportado de alegría por este título de LaLiga que tanto deseaba, porque le estaba resultando esquiva de unos años acá. Una Liga dura, peleada con el Barça hasta el último día y resuelta con un último buen partido, ante un Málaga que gustó de verdad. Nada de francachela. El Málaga reaccionó brillantemente hace ya semanas a la mano de Míchel y, salvo el fallo que propició el primer gol del Madrid, hizo un partido impecable, con cuajo, con fútbol y con remate. Keylor Navas, definitivamente recuperado, estuvo entre los mejores del Madrid. Una de sus paradas, en golpe franco de Sandro, fue de antología.

La tarde se le encarriló al Madrid muy pronto, con el gol de Cristiano a perfecto pase de Isco, que recogió un corte equivocado de un rival. Pronto llegó la noticia del primer gol del japonés Inui en el Camp Nou. Parecía todo resuelto muy pronto. Pero el Málaga dio la medida de gran equipo de estas últimas semanas y mantuvo la tarde viva, con su insistencia, su buen juego y la imponente presencia de Sandro, que se ha convertido en la revelación del final de temporada. Hasta el 0-2, bien entrada la segunda parte, no tuvo el Madrid el título en la mano. Para entonces ya no importaba que el Barça fuera remontando, hasta cerrar ese 4-2, con un golazo de Messi.

LaLiga no se gana en una tarde, sino en 38. Se gana en las cuatro estaciones y en todos los campos. Y no se gana con once, sino con veintidós. En Málaga fueron los titulares los que sacaron el partido en Málaga, donde no hace tanto perdió el Barça, pero en Ipurua, El Molinón, Butarque, Riazor y Los Cármenes ganó la segunda unidad 15 puntos decisivos, sin fallo. Ese ha sido el plus frente al Barça, la aportación de los suplentes, brillante en un caso, pálida en el otro. Mérito de Zidane, que ha sabido hacer lo más difícil para un entrenador: mantener comprometidos y activos a los no habituales. Un gran título para el Madrid, que ya mira hacia Cardiff.

21 - Mayo - 2017

¡¡¡Campeon33es!!!

Tomás Roncero

Los Reyes de España. En la grada del Bernabéu se escucha este cántico en cada partido: “En España, Real, en Europa, Real, en el Mundo, Real, para siempre Real Madrid”. En la primera parte habla de ser el mejor en la piel de toro. Y esa asignatura pendiente había que aprobarla ya. Veníamos de solo una Liga ganada de las ocho últimas y tocaba frenar la hemorragia a lo grande. Y así fue. Con Zinedine Zidane al frente. Un maestro con el balón en los pies que ha trasladado su magia a los banquillos. Al de su Madrid. Su sonrisa ha sido la sonrisa de un líder imperial. El campeón ha ganado más puntos y ha metido más goles fuera de casa que en el Bernabéu. O sea, carácter. Da gusto ver el palmarés del mejor equipo de la historia del fútbol: 33 Ligas, 11 Copas de Europa (la 12ª está en la fase de prelavado), 2 Copas de la UEFA, 3 Intercontinentales, 2 Mundiales de Clubes, 3 Supercopas de Europa, 19 Copas, 9 Supercopas de España y 1 Copa de la Liga. Casi nada al aparato…

Diga 33. Cifra bonita. La edad de Cristo. En las grandes ligas sólo le iguala la Juventus, que precisamente ayer también conquisto su Scudetto número 33. Los dos se han citado en Cardiff. La guerra de los mundos. Este alirón de Málaga será el aperitivo perfecto para afrontar el asalto a la Vecchia Signora. Con la mochila llena pero la ilusión y el hambre del primer día. El Madrid ganó su primera Liga en 1932. Y completa la cuadratura del círculo con esta de 2017 labrada con seis letras bañadas en oro de ley: EQUIPO.

Málaga, chapeau. Ni Míchel ni el Málaga se deben reprochar nada. Compitieron al máximo y dejaron claro que deseaban legitimar la autenticidad de todo lo que se vio en una Rosaleda que estaba salpicada de madridistas por sus cuatro costados. No olviden que esta es la tierra de Juanito y de Hierro, entre otros. Pero Sandro, Camacho y Recio se volcaron con fiereza y eso dio más lustre al alirón. Y eso que Cristiano mató pronto la emoción con un gol supersónico a los 98 segundos de partido. Desmarque fulgurante, pase filtrado del mago Isco, amago con la cadera, Kameni al suelo y gol número 40 del portugués en su año más maduro. Un gol que, además, eleva a 64 el número de partidos consecutivos que llevan los de Zizou viendo puerta. Un dato que marca las diferencias a favor del campeón. Por primera vez marcó gol en todas las jornadas del Campeonato. Al subcampeón, por su parte, no le han pitado un solo penalti en contra en las 38 jornadas celebradas. Casi sabe mejor así…

Keylor, gigante. Tras su operación llegué a dudar de él porque a su regreso no era ni su sombra, pero desde hace dos meses es nuestro salvador. Decisivo en todos los partidos clave de esta recta final. Su paradón a Sandro quedará en la memoria. ¡Keylor, quédate!

Euforia vikinga. Da gusto ver a la afición tan feliz. El alirón número 33 va por Juan Carlos Torres de la Peña ‘El Ferrari Blanco’ de Villafranca de los Caballeros y sus primos mexicanos (Isidro y Marco Antonio), por mi amigo Diego García (ha cumplido 61 años en perfecto estado de forma), por Jesús y Vero de Guadalajara, por César Fraile ‘Cuco’ de Segovia (¡qué grande eres chaval!), Antonio de Navas de San Juan, Quique el banderillero vikingo de Enrique Ponce (insigne madridista) y las peñas Baezana ‘Nido Real’, Castellar, Gibraleón, Somontín, Tíjola 88, Los Molinos de Consuegra y todos los peñistas de Cataluña. ¡Cómo mola ser del Madrid!

23 - Mayo - 2017

Esta Liga 33 vale por 3

Juanma Rodríguez

No dejemos que el árbol de la Liga número 33 nos impida ver el bosque. Con el Barça de la todopoderosa y supersónica MSN en un extraordinario momento de forma arbitral sostenido a lo largo de tantos años, ganar una Liga en España para alguien que no vista de azul y grana se ha convertido en un deporte de riesgo. Y para explicar gráficamente a qué me refiero acudiré a un dato general y a un par de jugadas concretas que sucedieron el domingo por la noche en el Camp Nou.

El dato general: el Barça se ha convertido en el único equipo de las grandes Ligas europeas al que no han pitado ningun penalti en contra y ni me acuerdo ya del nombre de su último futbolista expulsado. Las dos jugadas concretas: en el minuto 69, y con 1-2 en el marcador, Jordi Alba comete una falta clarísima sobre Jordi Alba dentro del área y el generoso Hernández Hernández pita penalti contra el Eibar; en el minuto 73, y con empate a 2, Neymar, que hace tiempo que ingresó con honores en el International Swimming Hall of Fame, ejecuta su conocidísimo salto de espalda carpado con doble tirabuzón y, de nuevo raudo al rescate, el árbitro señala otra vez el penalti.

Teniendo en cuenta la situación de privilegio en la que se mueve el Barça, la Liga 33 vale por 3. Aventajar en 3 puntos al equipo catalán en esta situación tiene un mérito increíble. Supongo que, consciente de ello, Zinedine Zidane se ha visto obligado a tener que ganar el campeonato con dos equipos diferentes, de otro modo habría sido una misión imposible. Por cierto: agradezco sinceramente a García de Loza y a Gracia Redondo que el otro día pidieran perdón en Marca por sus errores garrafales en las dos Ligas de Tenerife, sólo han tardado un cuarto de siglo. Ya lo dijo Antonio Machado: “Sin el tiempo, esa invención de Satanás, el mundo perdería la angustia de la espera y el consuelo de la esperanza”.

by BeHappy Co.