El que fuera concursante de 'Gran Hermano' seguirá colaborando ocasionalmente en RELIGIÓN DIGITAL

El sacerdote Juan Molina rompe con la web INFOVATICANA acusando a sus blogueros de actuar ‘como tertulianos de Sálvame’

HECHOS

El 9.01.2016 el sacerdote D. Juan Molina anunció que abandonaba su blog en la web INFOVATICANA.

04 - Enero - 2016

A Juan Molina: INFOVATICANA NO ES SÁLVAME

Blog: "Cristo era Sabio"

Sorprende la declaración del bloguero de Infovaticana Juan Molina, sacerdote que se popularizó hace años por su participación en el programa Gran Hermano, en contra de las posturas que a veces adoptan blogueros de este portal, a las que tacha propias de “Sálvame”. No hago del pasado de este sacerdote su presente. Es cierto que su paso por el programa televisivo supuso, a mi entender, una clara muestra del fuerte secularismo que sufría la Iglesia, como bien comentó Juan Manuel De Prada al respecto, pero a Dios lo que es de Dios, esa etapa ya pasó y tuvo el acierto de pedir disculpas para quien haya podido sentirse escandalizado. Sus textos están en plena comunión con la Iglesia, y algunos son de lectura recomendable. Lo que no sé es si este sacerdote está completamente orientado, puesto que después de leer muchos artículos descubro algunos que van en una línea, a mi entender, sin sentido, o mejor dicho, en un sentido equivocado. Por ejemplo, su penúltimo post disculpaba la carmenada de las reinas magas puesto que el hecho de que fuesen tres no es bíblico, y tildaba de machistas las suspicacias contra esta ocurrencia (curioso hablar de machismo, que no tiene nada que ver, y cuando fue ese precisamente el argumento que se usó para vetar a un colegio católico de la cabalgata). Tampoco sale en la Biblia ni es dogma de Fe que Jesús naciese el 25 de Diciembre, a pesar de que la Iglesia recogiese esta fecha, pero si un político la moviese, para cualquiera con dos dedos de frente, supondría un ataque intencionado a lo poco que de catolicismo queda en España. Es decir, si alguien se define como socialista y sostiene la doctrina socialista, pero disculpa e incluso alaba sistemáticamente a Reagan o a Milton Friedman, algo pasa. Pues he aquí lo que por mi parte me gustaría reprocharle a este bloguero: 1) Usted critica la denuncia pública a un cristiano a través de un blog. Sin embargo usted ha hecho una denuncia pública a través de su blog a De La Cigoña. O sea: lo que usted critica, usted lo hace. 2) Dado que usted hace lo que denuncia, el problema de fondo no está en la crítica, sino en lo que se critica. Para usted está mal criticar públicamente al sacerdote que desde el ambón, presuntamente, pone en solfa la Fe. Para usted está bien criticar al bloguero que desde su espacio web pone en solfa a este tipo de sacerdote. 3) Ese sacerdote no es alguien privado que cometió un error privado. Es alguien público, que ejerce un ministerio público, y que lo usó públicamente, desde el altar y su posición, para enseñar cosas que, según algunos atestiguan, son contrarias a la Fe. Eso es precisamente lo que se ha denunciado. Infovaticana, además, tuvo la profesionalidad de ponerse en contacto con el propio sacerdote, cosa que no todos los medios harían. No desmintió lo que se dijo. 4) Usted, padre Molina, no solo es bloguero de Infovaticana sino de Religión Digital. ¿Alguna vez estalló en contra de las blasfemias del caricaturista Cortés? ¿Alguna vez en contra de los ataques injustificados a buenos sacerdotes y obispos? ¿Alguna vez ha expresado que quizás ese no era su sitio?  Y desde aquí, también me gustaría decirle por qué cierta denuncia pública es necesaria. 1) Los medios de comunicación tienen la obligación de informar de lo que pasa. 2) Cuando lo que pasa es malo, los medios de comunicación han de dar cuenta de ello. Si el artículo es de opinión, opinar. 3) Cuando se denuncia públicamente lo malo, los resultados en buena medida son formidables. Lo aseguro por experiencia.4) En el seno de la Iglesia Católica hay una llamativa permisividad, y a veces anuencia, hacia los continuos desmanes o ataques que se hacen a la Fe desde dentro. No siempre es así, pero la única manera de luchar contra ellos es sacar la ponzoña a la luz y denunciarla. El obispo ya no podrá hacer como que el asunto no va con él. 5) El objeto de la denuncia pública no es atacar a nadie per se, sino que la Fe no sea atacada o ninguneada. No es el perfil de Sálvame, sino el perfil del diario L’Aurore y el J’Accuse de Émile Zola. Con formas desenfadadas, pero con un objetivo claro: no el cotilleo, no la banalidad, no el ocio, no la TV basura, sino la denuncia y la lucha contra la iniquidad, la secularización y la desorientación de la Iglesia. 6) También es lícito denunciar y criticar desde la mordacidad y el humor, o como reza el adagio latino, castigat riendo mores. 7) Los blogs meramente piadosos están muy bien. Pero también son necesarios blogs con otro perfil. Quizás no haya pensado usted que, si alguien quiere oír solo palabras reconfortantes, pueda encontrarlas gracias a que portales como el nuestro hayan conseguido que el sacerdote en la misa no se dedique a pasear en tablas voladoras sino a predicar aquello que usted tanto anhela. La paz del pacífico burgués es a costa de ese que es, oh, cómo se atreve, soldado. 8) Si este portal fuese meramente piadoso, y no también informativo, supongo que no se llamaría INFOvaticana. En conclusión.Estamos en una época en la que quieren minar toda tradición o vestigio de catolicidad, en la que asaltan iglesias, en las que imágenes son destrozadas, en la que cristianos son agredidos, en la que se intentan quemar iglesias y capillas, se realizan exposiciones blasfemas, procesiones laicistas, y en la que muchos sacerdotes desde el púlpito gritan contra la Fe. Frente a estos, hay unos pocos que alzan su voz. Usted puede quemar sus energías disculpando a las reinas magas y denunciando la amargura de los que combaten públicamente estos desmanes. Le aconsejo que haga justo lo contrario. Sé que no le gustará este escrito. Pero al fin y al cabo las alusiones empezaron por su parte, no por la mía o la nuestra, y la réplica era obligada. Sabía usted que podía pasar. No. Aquí no somos de ningún programa basura de Telecinco. Sin otro deseo que luchar juntos, y sin más enemigos que los que son de Dios, doy por mi parte terminada esta réplica, sin rebatir contestaciones futuras para evitar un bucle sin sentido, y sin acritud, aunque sí con firmeza y poniendo las cosas en su sitio, que aunque esta trinchera es dura y sean pocos los amigos,Dieu le veut y toca seguir luchando.

05 - Enero - 2016

A un cura, maestro Ciruela, que me recrimina Sálvame desde Gran Hermano

F. J. F. de la Cigoña

Ni me había enterado. Un amable lector me lo hace saber y por primera vez, creo, he entrado en el Blog de este compañero de Infoovaticana. http://infovaticana.com/juan-molina/esto-es-infovaticana-o-salvame/ Al que voy a dar muchas más entradas de las que recibe habitualmente. Me había olvidado de usted y me han tenido que recordar que fue aquel impresentable sacerdote que participó en un impresentable programa de televisión, impresentable para un cura, hace no mucho tiempo. Todo el mundo tiene derecho a discrepar de mi Blog y de mis opiniones. Pública o privadamente. Pero, ¿usted? ¿Y mencionándome a Sálveme cuando usted fue escandaloso protagonista sacerdotal de Gran Hermano? ¿Y ahora dándome lecciones morales? Me alegra mucho que haya recuperado su integración eclesial pero hay algo que sigue sin funcionarle bien en sus neuronas. ¿Después de aquel lamentable espectáculo sacerdotal se cree que puede dar lecciones a nadie? ¿Mi Sálvame, que me adjudica sin haber tenido la menor participación en él, es peor que su Gran Hermano del que fue lamentable protagonista? Usted necesita asistencia de un profesional. No voy a cebarme con usted pero su única neurona precisa asistencia médica. Mañana igual Belén Esteban, compañera suya en ese programa, igual pretende darme lecciones de familia católica o Rodrigo Rato critica mis moderadísimos gastos hechos siempre desde mi dinero honradamente ganado. Váyase usted a hacer puñetas, expresión bastante caritativa por mi parte pero es que con los border line por debajo tampoco hay que extremarse. Agradezco mucho a otro colega, Cristo era sabio, ese sí más visitado por mí, su intervención respecto a su deposición.

Y, sin tener nada que ver con esto a Juan G. Bedoya, responsable de la información religiosa de El País, con quien tantas divergencias ideológicas tengo en lo eclesial pero a quien siempre he reconocido, en el Blog también, lo interesante de sus escritos, la mención amable que hace de mi persona en su artículo sobre el fallecido monseñor Iniesta. Él sabe de lo que escribe. Usted, Juan Molina, no pasa de aquel maestro Ciruela que sin saber ni escribir, puso escuela.

08 - Enero - 2016

Conmoción en Infovaticana. Que está considerando el cierre de la web

F. J. F. de la Cigoña

El anuncio del cura Molina de abandonar Infovaticana por considerarse incompatible con esta cigüeña tiene consternados a Infovaticana y a sus lectores convencidos todos de que sin su presencia aquello se va al garete. No falta quien está intentando averiguar el actual domicilio de la tan sensible pérdida para convocar ante él una manifestación de entusiastas y me dicen que están ya preparando las pancartas: “Más Molinas y menos cigoñinas”, “Sin Molina todo es mohína”, “Molina, sigue tocando la mandolina”, “Molina, eres nuestra clavellina y no Cigoña que todo lo emponzoña”, “Los curas a Gran Hermano y a las cigüeñas que las pique un tábano” . La policía está preocupadísima ante la multitud que calcula que va a acudir a la manifestación, que estiman en varios cientos de miles y temen que algunos vayan con escopetas por si alguna cigüeña despistada aparece por allí. Se espera incluso un mensaje del Vaticano pidiéndoles que no hagan uso de la violencia contra las cigüeñas sino que recen por su conversión. Esta cigüeña, apenadísima por ser la causa de tan irreparable daño, que apenas conocía de Molina su brillante y pastoral intervención televisiva y los dos artículos que me dedicó y que amables lectores me enviaron, en su arrepentimiento y con varias cajas de kleenex para secar sus lágrimas decidió conocer más del sacerdote que nos abandona, dejándonos en la desolación y la miseria y voló a los lugares desde los que Molina impartía sus homilías, sermones, fervorines o perdigonadas a la cigüeña y me quedé más desolado de lo que ya lo estaba. Y no sin algún trabajo me encontré dos molinos de Molina que hasta en eso supera a la pobre torre de iglesia en la que esta cigüeña tiene su nido. Y digo que con trabajo y mucho vuelo porque así como me fue muy fácil dar con el molino de Infovaticana, el de Religión Digital fue más trabajoso. Tiene la acreditada web, donde no hay nada que incompatibilice a Molina, una larga lista de Blogs, de autores muchos de ellos muy conocidos, y Molina no aparece en ellos. Llegué a pensar que me habían engañado con la presencia del conocidísimo sacerdote pero recordando de mis tiempos de RENFE aquel dicho tan funcionarial, para evitar meteduras de pata, de que al papel y a la mujer hasta un sitio, que no voy a mencionar le has de ver, continué la búsqueda y tras la lista tan numerosa mencionada viene más abajo otra de repesca, mucho más corta, y al final de la misma aparece Molina. Entro en su Blog, intento leer el primero de sus artículos pero sin duda por ser el cerebro de las cigüeñas notablemente inferior al de los Molinas fui incapaz de terminarlo. Sin duda por mis notorias carencias intelectuales. Pero al contar, por supuesto que haciendo uso de los dedos de mis patas,  ya llego, aunque con dificultad,  comprendí el porqué de que fuera el penúltimo de la lista de repesca. En sus últimas ocho apariciones, del 15 de diciembre al 2 de enero, ¿saben ustedes el indescriptible entusiasmo que logró de sus lectores a juzgar por el extraordinario número de comentarios que suscitó, cero patatero. Ni un solo artículo consiguió un solo comentario.  No sé si en los anteriores habrá alguno pero comprenderán que el aburrimiento me disuadiera de seguir contando, que es cosa que ya he dicho me supone notable esfuerzo. Aunque esta vez no me lo pusieron difícil porque no había nada que contar. Volé después al Blog del mismo en Infovaticana y ahí ya tuve más complicada la contabilidad. Vi los dieciocho últimos artículos del Blog y prescindiendo de los dos últimos sí ha tenido algún eco en algunos lectores. En 16 artículos llegaste a la impresionante cifra de 14 comentarios. Cinco en uno, cuatro en otro , tres en un tercero y uno en dos más. En once de ellos también cero patatero. Hasta que tuviste la feliz idea de meterte con esta cigüeña y entonces se produjo el milagro. No voy a decir que parecido al de la multiplicación de los panes y los peces pero vaya. En el penúltimo artículo, treinta y tres, y en el último, veintidós. Hay que ver lo que arrastra esta cigüeña. Vamos, que si no fuera por Gran Hermano y por este pájaro, para ti de buenísimo agüero, a Molina no le conocía nadie. Tú verás si ambas cosas justifican un ministerio sacerdotal. Alguna otra tendrás pero desconocidas. Como sin embargo te quiero te voy a dar un consejo que sin duda te aportará los lectores que nunca has tenido y que han mostrado un absoluto desinterés por tus esfuerzos. Convierte tu Blog en un espacio anticigoñil y conocerás el éxito que hasta el momento te ha negado la vida. Como gran hermano y como bloguero. A mí no me importa y hasta me gustaría que tras tanto fracaso existencial llegaras a conocer las mieles del éxito. Te vas de Infovaticana en una decisión que por supuesto respeto aunque aquí no eras nadie hasta que tuviste la feliz ocurrencia de atacarme. Supongo que seguirás en Religión Digital donde todavía eres menos, en los últimos puestos de la lista de repesca. Pues lo llevas claro. O dejas el inútil trabajo de escribir sin que nadie te lea o cambias de dial porque en el que tienes no hay quien te sintonice. He hecho por ti muchísimo, no es necesario que me lo agradezcas, y hoy vuelvo a echarte un capote que aumentará algo tu inexistente popularidad. Estamos en el año de la Misericordia y no puedes quejarte de la mía. O no deberías. Porque gracias a esta cigüeña no voy a decir que cortaras orejas y rabo pero alguna popularidad, discretita y en un ambiente muy reducidito, has conseguido. Y yo he dado de comer al hambriento, vestí al desnudo, procuro enseñar al que no sabe… Lo de corregir al que yerra ya lo hizo tu propia congregación religiosa. ¿Te has reintegrado ya a ella o sigues viviendo con tu familia? Y en cuanto a tu marcha de Infovaticana, a la que ni yo te llamé ni yo te he echado, aunque me pongas como pretexto para irte, creo que la página no pierde ni gana nada sin ti porque prácticamente no existías. Aunque te esforzaras en colgar escritos que no leía nadie.

09 - Enero - 2016

Un último comunicado del P. Molina

Juan Molina

Apreciado hermano te pasó estas líneas por si consideras apropiado hacérselas llegar a los compañeros de Infovaticana: Cigoña, Cristo era sabio y Tomás. Te menciono a los tres que de alguna manera han vivido o manifestado algo a raíz de mi desafortunada polémica. Apreciados hermanos, me tomo la libertad de escribiros estas líneas para disculparme personalmente por haber enrarecido el ambiente del blog el día que escribí “¿esto es Infovaticana o sálvame?”. Precisamente por ello y por los comentarios desagradables que pude leer le pedí a Gabriel si gentilmente podía o eliminar del todo mi blog o al menos eliminar el motivo de la disputa. Os pido disculpas por ello, de verdad. De modo particular al señor Cigoña por manifestar mi desacuerdo públicamente en la entrada sobre el sacerdote de Mallorca. Entiendo que habría sido más fraternal hacerlo en privado. Le pido disculpas por ello. Pero no por ello sigo pensando que no me agrada cómo dicta sentencia contra algunas personas y su modo de hablar, a veces, muy arrogante e hiriente. Le digo esto no con ánimo de reavivar la polémica sino en honor a la verdad que siento y pienso. Quería manifestarles también mi gran dolor al ver que para responderme (que sigo pensando que dada mi poca influencia en el blog y los escasos lectores lo mejor habría sido ignorarme y no habría pasado a mayores) se ha utilizado mi paso por el programa de televisión reabriendo en mi la herida que supone. Hace ya cuatro años de aquello y mi vida ha retomado una normalidad y fidelidad a mi condición de la que doy gracias a Dios. Tras el programa me sometí al proceso que mi congregación consideró oportuna , marché a nuestra misión de Paraguay y posteriormente a estudiar la licenciatura en liturgia en Roma. Actualmente estoy trabajando en dos parroquias de Valladolid. No puedo menos que decirles que me causó un enorme dolor que se resucitara todo aquello con esa inquina abriendo “la jaula de los leones” de algunos comentaristas de nuestros blogs que escriben en con poca caridad cristiana y mucha bilis. Me ha dolido también que desde la dirección se haya permitido ese, si me lo permiten, linchamiento. Uno de los principios cristianos es que el pecado reconocido, confesado y tras cumplir la debida penitencia es olvidado. Pido perdón de corazón por haberles ofendido y les ruego tengan a bien el perdonarme.

Marcho de Infovaticana consciente que mi blog ni aporta ni recorta nada a la web. De hecho fui invitado a colaborar y lo acepté de muy buen grado preocupado por intentar compartir la fe y aportar algo si pudiera servir a alguien. Jamás he tenido la pretensión de sentir que soy muy leído y valorado porque hace tiempo comprendí que el halago y aplauso del mundo es pasajero y vale la pena buscar únicamente agradar al Señor.
Quería aclarar también que fui invitado a la par a participar tanto en Infovaticana como en religión digital. Y empecé en ambos a la vez ajeno totalmente al posible desencuentro entre ambas páginas. No es que deje Infovaticana para marcharme al otro lugar. Mi único interés es compartir la fe desde estos espacios que nos da internet.
Perdonadme que os haya robado unos minutos. Por favor, insisto en que tengáis a bien disculparme y os agradeceré enormemente si os acordáis de mí en vuestra oración en algún momento, creedme que yo lo haré por vosotros y vuestras familias.
In Corde Iesu!
Juan Molina MSC”
09 - Enero - 2016

No se vaya de Infovaticana, padre Molina

Blog "Cristo era sabio"

Quizás le sorprenda este post, por parte de este inquisidor, y dada la respuesta que le di y en la que me reafirmo, pero aunque no lo crea, le escribo con honestidad. Eso sí, la honestidad también implica que, al decir lo que uno piensa, no todo guste. Lamento que quiera marcharse. Muchos de sus artículos valen la pena, e intuyo que usted también. Creo que es un error que se vaya de esta manera. El irse así parece más bien la amenaza del niño que la decisión del adulto. Si es lo primero, creo que se arrepentirá. Le hace más mal a usted que a ninguna otra persona. Tengo fe en que sea lo segundo, aunque tampoco lo comparto. Usted, en un gesto inédito hasta ahora, ha juzgado muy duramente a un compañero. Sí: juzgado, usted que critica tanto el juzgar. Y como no soy incongruente, me parece bien que usted juzgue si considera que es su obligación y si considera que el juicio no es arbitrario o injustificado, que era lo que proscribía Jesús, sino su deber. Aunque en este caso, personalmente, considero que no lo era. Usted ha hablado de bochorno y de Sálvame, por un caso en el que personalmente, creo que no llevaba razón. Me sorprende, como expuse, vistos los escándalos, injurias y blasfemias que en Religión Digital se han producido, y sin que usted se haya pronunciado. Ante sus acusaciones, lógicamente, De la Cigoña le ha contestado, que era lo esperable. Al fin y al cabo era a lo que se exponía. Si usted se creía en la obligación de decir algo, lo ha dicho, aunque también hay que apechugar con lo que venga. Mi consejo es que actúe con madurez. Asuma las espinas lógicas de su singladura como escritor, y que no le preocupen más que en el momento en que lee y en el momento en que responde. Hay cosas más importantes por las que preocuparse que las cuitas personales o el tono de un compañero. Por ejemplo, que se ataque la religión, que se blasfeme, la secularización, el odio a la fe… o que sacerdotes, como el de Mallorca, en su condición de mediadores de Dios ante los hombres, enseñen cosas contrarias a la palabra de Dios. Créame que si nosotros no defendemos a la feligresía de abusos así, hoy día es difícil que alguien lo haga. Creo que usted puede aportar cosas buenas. Con reflexiones, como las que este blog y el de la cigüeña aportan; con alabanzas, como este blog y el de la cigüeña brindan; o incluso con juicios, cuando lo considere oportuno, al igual que usted, este blog, y De la Cigoña hacemos. Ánimo y a seguir, que como entonaban los cruzados, Dieu le veut.

by BeHappy Co.