Search
INFOLIBRE carga contra EL CONFIDENCIAL asegurando que su periodista llamó al político para contrastarle y no para avisarle de nada

El sumario de la Púnica desvela los contactos del ‘cerebro’ Francisco Granados, con los periodistas Eduardo Inda y Alicia Gutiérrez

HECHOS

El 29.07.2015 el diario digital EL CONFIDENCIAL publicó una nota titulada “De la ‘fea’ que avisó a Granados a las maniobras con Inda para hundir a González”.

29 - Julio - 2015

De la 'fea' que avisó a Granados a las maniobras con Inda para hundir a González

D. F.

El exvicepresidente madrileño y principal encausado de la ‘trama Púnica’, Francisco Granados, orquestó desde la sombra el golpe de gracia definitivo para derribar a su eterno enemigo, Ignacio González, como candidato del PP a las elecciones autonómicas de mayo. Granados aparece en el sumario levantado por el juez de la Audiencia Nacional como el principal filtrador de las investigaciones publicadas por el periodista Eduardo Inda y el diario EL MUNDO sobre el ático de Marbella de González o su intento de parar la investigación reuniéndose con los comisarios José Manuel Villarejo y Enrique García Castaño. Pero Inda no es el único periodista ‘pillado’ en las cientos de intervenciones telefónicas analizadas por los agentes de la Unidad Central Operativa (UCO) de la Guardia Civil. Entre las llamadas, destaca otra grabación en la que otra periodista, Alicia Gutiérrez, de INFOLIBRE, al preguntar para intentar confirmar otra información, pone en alerta a Granados de que se le estaba investigando su patrimonio oculto en Suiza.

Eduardo Inda y Francisco Granados mantenían contacto de forma habitual y solían quedar siempre en un mismo sitio para pasarse información acerca del sucesor de Esperanza Aguirre al frente de la Comunidad de Madrid. Así queda patente en las grabaciones registradas por los investigadores de la Guardia Civil, en las que también se incluye otra conversación entre Granados y su exjefa de prensa, Vicky Cristóbal Araujo, en la que esta le reprocha que se intercambie “tantos mensajes” con Inda y que, sin embargo, este no le hubiese avisado de que El Mundo le iba a dar una “hostia” al día siguiente –25 de julio de 2014– al publicar que Granados sería llamado como testigo en el caso de los espías de Madrid.

“En un jacuzzi sin ropa”
La primera conversación registrada en el sumario entre Eduardo Inda y Francisco Granados se produce unos días antes, el 17 de julio de 2014, y, en ella, hablan en clave de la investigación del ático marbellí y de un tema sobre un informe “en un jacuzzi sin ropa” que es fácil de conseguir “por cualquiera de las partes” y que parece apuntar también hacia el entonces presidente ‘popular’ de la Comunidad de Madrid. Como telón de fondo, Granados, Vicky Cristóbal y el propio Inda aluden también al convenio publicitario pactado entre el diario EL MUNDO y el Canal de Isabel II tras “cuatro años sin firmarse”.

Con esas claves, Inda y Granados acordaron verse el lunes siguiente, 21 de julio, “donde siempre”. Previamente, el periodista ya le había preguntado si había “alguna cosa importante” para él y Granados le había asegurado que tenía “una cosa que deben mirar, que es en referencia a lo de siempre”, según recoge la UCO. Es ahí donde Granados asegura que ahora “está en un juzgado el informe ese que les quería enseñar (la persona de la que hablan) en un jacuzzi sin ropa, que es fácil de conseguir por cualquiera de las partes, del simpático que les sacó la pasta”.

En este caso, los agentes de la Guardia Civil no transcriben toda la conversación pero sí anotan que, sobre este asunto, Inda le dijo a Granados que lo pidiera él mismo “porque, si no, va a tener un problema en el periódico por culpa de esa persona”. Lo sorprendente es que, en esa misma conversación, Granados ya le explica a Inda que el siguiente paso es demostrar que Ignacio González quiso parar la investigación del ático de Marbella reuniéndose con Villarejo y García Castaño. “Lo siguiente –transcribe la UCO– es demostrar con un informe oficial que ese tío intentó parar esa investigación convocando en un restaurante, en una cafetería, a dos comisarios de policía, que está explicando y que está en el juzgado desde hace una semana”, asegura el político. Inda responde que conseguir eso “sería cojonudo”. Sin embargo, la información no llegaría hasta la portada del diario EL MUNDO hasta el 2 de marzo de 2015, medio año después y en plena precampaña de las elecciones autonómicas. Para entonces, Inda ya no estaba en el periódico y la exclusiva fue firmada por Esteban Urreitzieta.

La llamada que levanta sus sospechas
En esos mismos días se graba también otra conversación telefónica que pone en alerta involuntariamente a Francisco Granados acerca de la investigación que se estaba realizando sobre sus cuentas en Suiza. Cinco meses antes, en febrero de 2014, El Mundo ya había desvelado que Granados había sido titular de una cuenta bancaria en Suiza, hecho que le llevó a renunciar a su acta de senador y a abandonar la política para centrarse en su actividad en Société Générale.

Alicia Gutiérrez, periodista de INFOLIBRE.
El 24 de julio, Alicia Gutiérrez, de INFOLIBRE, llama a Granados para confirmar otra información y preguntarle si le han llamado como testigo en el caso de los espías (el tema saldría publicado en EL MUNDO al día siguiente) e interesarse también por el tema de las cuentas en Suiza. En ambos casos, Granados evade la respuesta asegurando que no sabe nada al respecto. El polítoco conoce por boca de ella que se han abierto diligencias por el caso de las cuentas en Suiza.

Alicia Gutiérrez: Me dicen que te han llamado como testigo en lo de los espías…

Francisco Granados: No tengo ni idea, no.
A.G.- ¿No te ha llegado ninguna citación?
F.G.- Ninguna citación.
A.G.- (…) Y luego, me dicen también que han abierto diligencias con lo de la cuenta de Suiza… alguien… ¿es así?
F.G.- Ni idea… no… ni idea.
A.G.- ¿Tampoco lo sabes?
F.G.- Ni idea, Alicia, yo te digo que no he reci… vamos ni de una cosa ni de la otra… o sea yo… estoy totalmente dedicado a…
A.G.- ¿Qué estás haciendo ahora?
F.G.- Estoy en el banco Société Générale. (…) Apartado absolutamente de la política y de… y dedicado a mi vida… privada vamos, no he vuelto a tener más noticias, ni nadie me ha dicho absolutamente nada, ni nada, o sea que no…
A.G.- (…) Vale, si me dijeran algo más concreto te llamo y te lo cuento.

Minutos después, Granados recibe una llamada de su abogado, Enrique Molina, y le pide que trate de enterarse y obtener más información acerca de lo que planea el juez Adolfo Carretero. Es en esta segunda llamada en la que Granados se refiere despectivamente a la periodista como “una muy fea”.

Francisco Granados: Esta mañana me ha llamado una, no sé si la conoces, una que estaba en PÚBLICO, que se llamaba Alicia Gutiérrez, una muy fea.
Enrique Molina: Ehhh, ¡es que las feas no las miro, tío, no me acuerdo de ellas!
F.G.- ¡Las feas nada, ni puto caso! Bueno, entonces esta porque parece ser que me quiere llamar el tonto de Carretero como testigo al tema este de Colombia y tal, una cosa que me parece increíble, pero bueno.
E.M.- ¿Y eso? Estuve con Carretero hace quince días…
F.G.- ¿Con Adolfo?
E.M.- Sí, y no me dijo nada.
F.G.- Pues eso debe ser verdad porque me ha llegado por dos sitios, no me ha llegado citación ni nada.
E.M.- Sí.
F.G.- Pues si me cita como testigo le voy a decir la verdad, ¡que no tengo ni puta idea! Vamos, que tengo dificultades para saber dónde está Colombia, pero bueno.
E.M.- Sí.
F.G.- Entonces me dice esta tía “¿oye, me han dicho que te habían abierto diligencias la Fiscalía con este tema y tal?” Digo, pues ¡chica, no tengo ni puta idea!
E.M.- Ehhhh.
F.G.- Entonces, porque pusieras la oreja, ¿no?
E.M.- Me voy a enterar, me voy a enterar. Voy a preguntar así como el que no quiere la cosa, porque estoy tratando de Pescanova ahí. (…)

30 - Julio - 2015

El corrupto de la ‘Púnica’ y el iletrado de EL CONFIDENCIAL

Manuel Rico

Cuándo se jodió el Perú no lo sé, pero cuándo se jode el periodismo lo tengo bastante claro: cuando los que se llaman a sí mismos periodistas son en realidad unos iletrados y actúan como tales. De aquello de que los cínicos no valen para este oficio prefiero ni hablar. Quizá no valgan, pero haberlos haylos. Y no pocos.Un tal D. F. escribió este miércoles un texto en El Confidencialque llevaba el siguiente título: “De la ‘fea’ que avisó a Granados a las maniobras con Inda para hundir a González”. Escribirlo tiene mérito, desde luego, pero mucho peor es que la persona al frente del periódico decidiese que el texto del tal D.F. también se podía publicar. La combinación de ambos ingenios dio como resultado un ataque a la dignidad profesional de Alicia Gutiérrez, una de las mejores periodistas de investigación de este país y compañera de infoLibre. Y que, dicho sea de paso, desveló algunas de las principales exclusivas sobre Granados.Vayamos primero con los hechos.En el sumario de la Púnica se transcribe una conversación entre Francisco Granados y Alicia Gutiérrez, que se produjo el 24 de julio de 2014. La periodista llama al dirigente del PP para confirmar si le han citado a declarar en el caso de los espías y si le han abierto diligencias por la cuenta que Granados tenía en Suiza.“Confirmar”, quédense con este concepto, que será luego clave en el relato. La conversación transcurre en los siguientes términos:
 .
Alicia Gutiérrez.– Me dicen que te han llamado como testigo en lo de los espías…
Francisco Granados.– No tengo ni idea, no.
A. G.– ¿No te ha llegado ninguna citación?
F. G.– Ninguna citación.
A. G.– (…) Y luego, me dicen también que han abierto diligencias con lo de la cuenta de Suiza… alguien… ¿es así?
F. G.– Ni idea… no… ni idea.
A. G.– ¿Tampoco lo sabes?
F. G.– Ni idea, Alicia, yo te digo que no he reci… vamos ni de una cosa ni de la otra… o sea yo… estoy totalmente dedicado a…
A. G.– ¿Qué estás haciendo ahora?
F. G.– Estoy en el banco Société Générale (…). Apartado absolutamente de la política y de… y dedicado a mi vida… privada vamos, no he vuelto a tener más noticias, ni nadie me ha dicho absolutamente nada, ni nada, o sea que no…
A. G.– (…) Vale, si me dijeran algo más concreto te llamo y te lo cuento.Al día siguiente, 25 de julio, infoLibre publicó esta información de Alicia Gutiérrez: “La jueza del espionaje en el PP de Madrid cita como testigo al exconsejero Francisco Granados”. Respecto a la cuenta en Suiza de Granados, la noticia había sido una exclusiva de EL MUNDO, publicada en febrero de 2014.Hasta aquí los hechos.

Pasemos a lo que el talento concentrado puede perpetrarcon esos hechos. EL CONFIDENCIAL titula diciendo que la periodista “avisó” a Granados y en el texto se añade que la conversación telefónica “sirve a Francisco Granados de sobre aviso acerca de la investigación que se estaba realizando sobre sus cuentas en Suiza”.

Y ahí es cuando se jode el periodismo: cuando alguien confunde “confirmar” con “avisar”. Ambos son verbos de la primera conjugación, pero es esencial que el periodista aprenda a distinguirlos. Luego ya se puede pasar a la segunda conjugación. Y de ahí al Pulitzer, un pasito.

Confirmar es el concepto clave. En infoLibre nos confundimos con frecuencia (esencialmente Jesús Maraña o yo, que somos los responsables últimos de las decisiones), pero tenemos una máxima sagrada: siempre llamamos a la persona afectada por una información para confirmar los hechos y para incluir su versión. Aunque esos hechos procedan de un sumario. En los últimos días, sin ir más lejos, llamamos al PP para conocer la opinión de Pablo Casado sobre las conversaciones de laPúnica en las que aparecía mencionado. Y al Ministerio de Economía para saber la versión del ministro sobre la charla que mantuvo con Granados en relación con la privatización de AENA.

Los pre-Pulitzer no deben asustarse ante el verbo confirmar. Una llamada telefónica roba muy pocos minutos y ahora que hay tarifa plana prácticamente no tiene coste económico para la empresa. Si el tal D. F. hubiese llamado a Alicia Gutiérrez antes de escribir ese texto le podría haber explicado dos cosas: la sencilla diferencia entre “confirmar” y “avisar”, y que jodidamente alguien puede poner sobre la pista a Granados en julio de 2014 de que existe una investigación judicial de su cuenta en Suiza cuando en febrero de ese año El Mundo ya había publicado lo siguiente: “La Justicia helvética informa a España de la existencia de un depósito en BNP Paribas” de Granados. Este será corrupto, pero no imbécil, y no necesita que le llame ninguna periodista para saber que la Justicia española va a investigar la información aportada por la Justicia suiza.

Que febrero viene antes que mayo en el calendario gregoriano es algo que supongo de general conocimiento. También entre los pre-Pulitzer.

Y sí, explicar es otro verbo de la primera conjugación.

P. D.-1: Este miércoles, a las 11.00 de la mañana, hablé con la persona que estaba al frente de EL CONFIDENCIAL. Pocos minutos después de la llamada, el periódico cambió el titular y los subtítulos de su texto. El daño ya estaba hecho. Pero esa rectificación es correcta. Y así debe constar.

 

by BeHappy Co.