Search
Por quinta vez en la versión castellana se repite un reparto de voces al completo casi idéntico que en todas las anteriores

Estreno de la nueva película de la saga James Bond en España: “Sólo se Vive dos Veces’ en la que se enfrenta al líder de Spectra, Blofeld

HECHOS

En octubre de 1967 se estrenó la película ‘007: Sólo se vive dos veces’.

LAS MISMAS VOCES POR QUINTA VEZ:

   El protagonista James Bond (Sean Connery) tendrá en castellano la voz del actor D. Simón Ramírez, como en las cuatro películas anteriores.

  El célebre jefe de Spectra, acaricia-gatos que por fin ha mostrado rostro en pantalla como ‘Blofeld’, tendrá la voz de D. Francisco Sánchez, que ya puso su voz a los villanos de la mayoría de películas anteriores de James Bond puesto que fue ‘Nº1’ (‘Desde Rusia con Amor’), Goldfinger (‘Goldfinger) y Emilio Largo (‘Operación Trueno’).

Mismas voces femeninas, pero con papel cambiado

   Si en la anterior película, ‘Operación Trueno’, la voz de Dña. Mari Ángeles Herranz ponía la voz a la ‘chica Bond’ protagonista mientras que la voz de Dña. Ana María Saizar ponía la voz de la villana fem fatal Fiona Volpe, en ‘Sólo se Vive Dos Veces’ repiten ambas pero en argot intercambiados,  Saizar pondrá voz a la agente oriental Aki, que ayudará a Bond, mientras que Herranz pondrá voz a Helga, la peligrosa agente Nº11 de la organización criminal Spectra.

 D. Ángel María Baltanás, cuya voz ha salido en absolutamente todas las películas de James Bond, volverá a estar en esta poniendo voz a ‘Tigre Tanaka’ un aliado de 007.

06 - Octubre - 1967

Sólo se vive dos veces

A. Martínez Tomás

“James Bond” ha reaparecido de nuevo en la pantalla, tras una ausencia de casi dos años. Vuelve en la misma piel de Sean Connery, que ha sido su creador. Entre el personaje y su intérprete se ha dado un singular caso su creador. Entre el personaje y su intérprete se ha dado un singular caso de compenetración, que ha contribuido poderosamente al éxito de esta popular serie cinematográfica.

James Bond es una encarnación moderna del hombre aventurero simpático e intrépido. Cada época ha tenido el personaje – o los personajes – que corresponden a su especial sentido de la vida. Son, generalmente, figuras que impresionan y conmueven a la juventud y que atraen también a los mayores, aun cuando un poco menos. Al final del siglo pasado, el personaje de turno fue ‘Rocambole’, más tarde, ya en plena época del cinematógrafo ‘El Zorro’, tal como lo encarnaba Douglas Fairbanks. Luego ‘Fantomas’ y ahora ‘James Bond’. En ellos se encuentra un poco el eco de los personajes románticos de otro tiempo, desde ‘Los tres mosqueteros’ a ‘Cyrano de Bergerac’. El moderno ‘James Bond’ tiene de este último la fascinación que ejerce sobre el sexo contrario.

Esta nueva aparición de nuestro héroe es tan divertida, tan emocionante y tan dinámica como las anteriores. La película ha sido realizada por Lewis Gilbert, el cual ha procurado mantener la línea que habían seguido antes Terence Young y Guy Hamilton. Lo que principalmente interesa en este filme es el personaje y el mundo en que está inmerso, circunstancia que Gilbert ha tenido muy presente. En esta película se ha avanzado bastante con respecto al tiempo. Una importante parte de las aventuras en que se ve metido ‘James Bond’ ocurren en el aire, es decir, en esa grandiosa zona sideral que el hombre ha comenzado a explorar ahora. Es sorprendente el fantástico ‘ballet’ de unos helicópteros, que andan a la caza del tripulando por Bond y que acaban por se destruidos por éste. Es asimismo impresionante la secuencia en que un monstruoso aparato aeronáutico se engulle materialmente una nave espacial.

La película ha ampliado también el área geográfica de las aventuras del bondismo. Esta historia se inicia en Hong Kong y continúa en Tokio, Kobe y otros lugares del Japón. Este ambiente exótico y las singularidades de los personajes a los que tiene que enfrentarse el agente secreto, prestan al filme aliciente de una gran novedad y atractivo.
Por otra parte, las sorpresas se prodigan a escala fabulosa. La invectiva del realizador y los ‘efectos especiales’ de tan sorprendente espectacularidad funcionan a pleno rendimiento.

En ‘Sólo se Vive dos veces’ las chicas Bond tan indispensables en las aventuras de este personaje, son bellezas orientales, de un punzante incentivo sensual. Porque el erotismo continúa jugando en la vida de 007 un gran papel.
Sean Connery está como siempre, lo que quiere decir muy bien. Lástima que ya empeice a notársele un poco el paso – y el peso – de los años.

A. Martínez Tomás

by BeHappy Co.