Eurocopa 2016: El nuevo batacazo de la selección española de fútbol marca el final de la etapa de Del Bosque

HECHOS

El 27.06.2016 La Selección Española de Fútbol fue eliminada de la Eurocopa.

28 - Junio - 2016

La Selección certifica el ocaso de la 'era Del Bosque'

EL MUNDO (Director: Pedro G. Cuartango)

La Selección Española llegó a la fase final de la Eurocopa de Francia con el objetivo de reeditar, por tercera vez consecutiva, el título de campeón continental, una proeza que no ha logrado ninguna escuadra nacional a lo largo de este torneo. Sin embargo, la derrota de ayer ante Italia, tras un pésimo partido en el que la Selección rubricó una actuación decepcionante, certificó no sólo la eliminación de España sino el ocaso del ciclo de Vicente del Bosque. El proyecto deportivo parece a todas luces agotado y el necesario relevo generacional debe ser pilotado por un nuevo entrenador, capaz de aprovechar el legado de la última década pero también la savia nueva que pide paso en el fútbol español.

El fracaso en la Eurocopa se une al del Mundial de Brasil de hace dos años, donde la Selección cayó en la primera ronda. Ya entonces el equipo español ofreció síntomas claros de agotamiento. Del Bosque, en cambio, prefirió afrontar el reto de la Eurocopa sin modificaciones relevantes en el once inicial y delegando la confianza en el bloque formado por jugadores veteranos como Iniesta, Piqué, Ramos, Fábregas o Silva. Esto explica que el preparador salmantino repitiera la misma alineación en los cuatro partidos disputados en Francia y también su poca flexibilidad a la hora de introducir cambios. Las consecuencias son nefastas. Pese al buen juego desplegado ante República Checa y Turquía en los dos choques iniciales, la estrepitosa derrota ante Croacia -en un partido que la Roja tenía dominado y en el que le valía el empate para evitar a los rivales más fuertes en las eliminatorias- y la debacle ante Italia han terminado enterrando las opciones de España en un torneo en el que partía como favorita. La Selección ha ofrecido una pésima imagen, lastrada por el empecinamiento de Del Bosque en sus planteamientos, el juego deslavazado y la renuncia a la rapidez y el toque que convirtió a España en una potencia dominante en el fútbol mundial durante los últimos ocho años.

La eliminación en la Eurocopa ratifica, por tanto, el fin de una era gloriosa marcada por la mejor generación del fútbol español contemporáneo. Liderada por Xavi y Casillas, la Selección consiguió la Eurocopa de Austria en 2008 -entonces hacía 44 años que no lograba este torneo- y repitió triunfo cuatro años después en Ucrania. Entre medias alzó el Mundial en Sudáfrica en 2010, un hito que situó por fin a España en el podio de las mejores equipos de la historia. Los éxitos de esta etapa se debieron tanto al malogrado Luis Aragonés, que abrió camino facilitando un traspaso generacional ineludible; como al propio Del Bosque, que amplificó las virtudes de un extraordinario grupo de futbolistas. El patrón de juego en ambas etapas consiguió maravillar al orbe entero, desplegando un estilo preciosista en el que la calidad del colectivo primaba sobre las individualidades. La pérdida de esta brillantez es lo que ha hecho que la Selección ceda su hegemonía continental.

Urge, por tanto, que la Federación afronte la necesaria renovación del equipo nacional. Del Bosque, quien ayer no quiso despejar la incógnita sobre su futuro, ha dignificado con su actitud elegante y su categoría personal el banquillo de la Selección. Pero hace falta un cambio en profundidad para devolver a España cuanto antes a lo más alto del cetro futbolístico.

by BeHappy Co.