El abogado de Mercado en su proceso de salida del polémico digital es Emilio José Rodríguez Menéndez

Francisco Mercado rompe con OKDIARIO acusando a Inda de manipular y este le responde acusándole a él de chantaje

HECHOS

El 30.03.2017 el diario digital OKDIARIO acusó a su ex empleado D. Francisco Mercado de haber chantajeado al director, D. Eduardo Inda.

08 - Marzo - 2017

Inda impidió a su jefe de investigación publicar el informe del blanqueo de Villarejo

Carlos Enrique bayo / Patricia López

El testimonio del periodista Francisco Mercado, enviado al juez del caso Nicolás y al que ha tenido acceso 'Público' en exclusiva, evidencia la manipulación de noticias del tertuliano para favorecer a su "fuente de Interior", que pasaba por censurar informes policiales sobre 25 millones de origen desconocido que el comisario tiene de patrimonio.

El director de Ok Diario se autoproclama como el investigador periodístico que ha destapado diferentes tramas de corrupción y de blanqueo de capitales. Pero cuando su jefe de investigación, el periodista Francisco Mercado, le dijo que tenía en su poder un informe de la Unidad de Asuntos Internos de la Policía sobre un posible delito de blanqueo de capitales del comisario José Manuel Villarejo, Eduardo Inda se negó a publicarlo.

Así lo explica el propio Mercado en un escrito entregado al Juzgado de Instrucción Número 2 de Madrid, encargado del caso del pequeño Nicolás, proceso en el que el tertuliano y la ex cúpula policial han sido investigados por integrar una presunta organización criminal. En concreto, los comisarios Eugenio Pino y Enrique García Castaño, además del ya imputado Villarejo y el inspector jefe José Ángel Fuentes Gago.

El informe fue encargado por el entonces número dos de la Policía, Eugenio Pino, a la Unidad de Asuntos Internos en febrero de 2016 y desvelado por Público hace un mes. Las conclusiones de este informe, que duerme en un cajón de la Fiscalía madrileña desde abril del pasado año, instan a investigar las sociedades del comisario creadas en Uruguay a finales de los 80, a través de las cuales se le atribuye a Villarejo un patrimonio de 25 millones de euros, 92 propiedades y cuentas en Suiza, Panamá y Delaware.

“Lo hablaré con Villarejo”

Francisco Mercado expone en su escrito que Inda no sólo le ordenaba cambiar titulares y textos con los que no estaba de acuerdo, además le prohibió publicar el informe sobre blanqueo de capitales elaborado por la unidad policial que dirigía el comisario Francisco Migueláñez y no el supuesto enemigo de Villarejo –según el “agente encubierto” y su “periodista infiltrado”–, el comisario Marcelino Martín-Blas.

Literalmente, Mercado explica:  “Una trama que no me dejaron desvelar en OK Diario (supe del informe antiblanqueo de Villarejo hace muchos meses pero Inda afirmó que lo hablaría con Villarejo y nunca me dio respuesta). Que yo quisiera investigar el informe sobre el patrimonio de Villarejo, cuando era lo exigible profesionalmente para saber si estaba fundado o no, hacía que no fuera de confianza para Inda porque el caso Nicolás era unidireccional: “hay que matar (informativamente) a Martín Blas”, solía decir Inda”.

Según el ex jefe de investigación de Inda, que ha abandonado la empresa Dos Mil Palabras acogiéndose a la cláusula de conciencia y ha sido sustituido por otro de los “periodistas infiltrados” del comisario, Manuel Cerdán, “nada que no fuera en esa línea le interesaba”. Y añade: “Por ser más preciso: tenía buena relación con Villarejo y con García Castaño, pero eso no me ponía en un bando para atacar a Martín Blas, al que no conocía“.

La trama de empresarios, policías, fiscales y periodistas

En la pieza del caso del pequeño Nicolás, que investiga una grabación ilegal a agentes del Centro Nacional de Inteligencia (CNI) y de Asuntos Internos con el fin de archivar la causa, ya están siendo investigados (antes, imputados), el jubilado comisario Villarejo; su mujer, Gema Alcalá, y un exredactor de su página digital.

En esa investigación se expone quiénes forman una presunta organización criminal con diferentes ramas –policial, judicial y mediática– al servicio de multimillonarios empresarios y, en concreto, apunta a un posible blanqueo de capitales en las actividades privadas que el autodenominado “agente encubierto” compatibilizó con las públicas, sin tener permiso oficial. Exactamente es en lo mismo que abunda la Unidad de Asuntos Internos en el informe que les encargó el ex director adjunto operativo (DAO), Eugenio Pino.

En la rama mediática estaría Eduardo Inda, además de otros periodistas entre los que se encuentran dos socios del comisario. Prueba de esta trama estaría el último de los chantajes llevados a cabo por Villarejo, Pino, Inda y Manuel Cerdán al CNI y la Casa Real, y que fue destapado por Público gracias a una grabación hecha al comisario Enrique García Castaño.

Sin embargo son muchos más “los chantajillos” en los que se encuentran los mismos implicados, habitualmente al servicio de grandes empresarios y políticos como los imputados en la trama Púnica -el ex consejero de OHL, Javier López Madrid, o el ex secretario general del PP madrileño y vicepresidente de Esperanza Aguirre, Francisco Granados-, como le confesó el propio Inda al comisario Jaime Barrado en una conversación cuyos audios fueron desvelados por Público.

28 - Marzo - 2017

Así manipuló Eduardo Inda su 'exclusiva' para acusar falsamente a Pablo Iglesias

Carloos Enrique Bayo / Patricia López

El director de 'Ok Diario' hizo manipular el texto original de su jefe de Investigación en el medio digital que dirige para acusar al líder de Podemos de cobrar de Venezuela en un paraíso fiscal. El periodista que hizo la información le ha demandado porque se utilizó su firma para publicar graves calumnias que él jamás escribió.

Este viernes, Inda tendrá que responder desde el banquillo ante pruebas materiales irrefutables de que ha violado todos los principios y códigos deontológicos periodísticos para calumniar al líder de Podemos, Pablo Iglesias.

El tertuliano ya ha sido demandado por el autor de la información –quien era jefe de Investigación de su medio digital cuando se manipuló lo que había escrito–, Francisco Mercado, quien reclama una indemnización a Inda y a su empresa Dos Mil Palabras, SL. El periodista dimitió tras esa manipulación –una más de una larga serie a la que se vio sometido– “para evitar seguir dañando su nombre y prestigio periodístico al publicarse artículos que faltan a la verdad con la vinculación del nombre y firma sin haberlo consentido ni autorizado”.

Público ha conseguido las pruebas de cargo de esa falsificación antiperiodística contra Iglesias, cuyo rastro permanece en el registro del CMS (Content Manager System) de OK Diario: la noticia original fue alterada por el jefe de redacción de Inda, Juan Antonio Jiménez, entre las 03.06.46 y las 04.02.49 de la madrugadade la fecha de publicación –en mayo de 2016, durante la precampaña de las últimas elecciones generales–, mientras el autor dormía y sin avisarle, tal como se puede comprobar en la siguiente captura de pantalla (la presentación completa del CMS sobre esa noticia se puede ver al final de este artículo):

Listado de revisiones de la información escrita por Francisco Mercado, tal como aparece en el CMS de Okdiario.

Inda cambió el titular original, que calificó de “mariconada”, para calumniar a Iglesias en la precampaña hacia las elecciones

La información manipulada estaba titulada originalmente: “La policía investiga si Iglesias ingresó 272.000 dólares de Venezuela en un paraíso fiscal”. El titular no convenció a Inda –llegó a decir después al periodista que era “una mariconada”–, por lo que hizo que fuera reemplazado por: “El gobierno de Maduro pagó 272.000 dólares a Pablo Iglesias en el paraíso fiscal de Granadinas en 2014”, dando por cierto algo de lo que su propio jefe de Investigación no estaba en absoluto seguro, razón por la cual había cuajado su crónica de condicionales y empleado repetidamente el término “supuestamente”, tal como se puede leer en la siguiente captura del CMS del diario de Inda:

Inicio de la noticia escrita por Mercado sobre la supuesta cuenta de Iglesias en Las Granadinas.

Que el titular original fue modificado es incontestable, porque la URL (Uniform Resource Locator) de la página web –su identificador único en Internet– se mantuvo con el texto original, como se observa en esta otra captura:

Identificación URL del texto de Francisco Mercado expuesta en el CMS de OKdiario.

Aunque pueda parecer nimia esa diferencia de contenido, en realidad es crucial, ya que se pasa de exponer una realidad –la Policía sí estaba investigando el documento que finalmente se demostró falso, aunque esas pesquisas formasen parte del juego sucio de la brigada política de Interior– a aseverar una falsedad: ni el Gobierno de Maduro pagó nada a Iglesias, ni el líder de Podemos tenía cuenta ninguna en el paraíso fiscal de St. Vincent y Las Granadinas, ni el Euro-Pacific Bank ha operado jamás con transferencias desde o hacia Venezuela, como quedó demostrado pocos meses después.

Se trataba simplemente de una calumnia contra el líder de un partido político, en plena etapa preelectoral, sin que hubiera sido contrastada ni verificada por el director del medio que decidió lanzarla a todo trapo –incluso en la tertulia televisiva de La Sexta Noche–, muy probablemente a sabiendas de que no tenía fundamento.

La nueva campaña periodística de Inda contra el líder de Podemos fue consecutiva a la del falso Informe PISA

Decimos “muy probablemente a sabiendas”, porque llovía sobre mojado: esta nueva campaña periodística de Inda contra el líder de Podemos fue consecutiva a la del falso Informe PISA (Pablo Iglesias Sociedad Anónima), cuya fecha de publicación le fue marcada al tertuliano con la intención de perjudicar a la formación morada, tal como reveló Público.

Además, una vez que quedó demostrado que eran falsificaciones los documentos que se aportaban en la información cuyo original (escrito por Mercado) manipuló,Inda se refugió en que habían sido proporcionados a OK Diario por una “unidad de inteligencia” de la Policía. Es decir, la misma fuente de la que obtuvo el falso Informe PISA: la brigada política dirigida por el entonces director adjunto operativo (DAO) de la Policía, Eugenio Pino.

Para confirmar toda esa conspiración de la cúpula de Interior dirigida por el exministro Jorge Fernández Díaz, Inda solicitó que testificase el propio Pino en su favor en cuanto se vio acorralado ante la Justicia por la siguiente falsificación periodística, la de Las Granadinas.

Porque la falsificación no es sólo la de los documentos –según Inda, proporcionados por la cúpula de Interior, lo que constituiría un gravísimo delito– sino también la periodística: por órdenes de Inda no sólo se alteró el titular y la entradilla de la crónica, sino también los párrafos interiores con el fin de dar por demostrados hechos que no sólo no estaban probados, sino que incluso eran tan peculiares que resultaban sospechosos en sí mismos. Por ello, Mercado los incluyó con todas las cautelas del que no tiene confianza en la versión que le han dado, como queda patente en esta otra captura del CMS de OK Diario:

Párrafo en el que Mercado explica la versión sobre el segundo apellido de la madre de Pablo Iglesias y el supuesto nombre de la cuenta de Las Granadinas.

Mercado escribió: “De hecho, en la información disponible se relaciona esta cuenta con el apellido Santa María. La madre de Iglesias se llama Luisa Turrión Santa María. Y Santa María era el nombre en clave de Iglesias para el régimen bolivariano, supuestamente, según esta documentación venezolana“.

Pero la versión publicada por Ok Diario al día siguiente (como se puede ver en la captura que se incluye al inicio de esta información) aseveraba: “Esta cuenta es de Iglesias, si bien los jerarcas bolivarianos se refieren a él en clave como ‘Santa María’, segundo apellido de su madre, Luisa Turrión”.

Público se ha puesto en contacto con Francisco Mercado y, aunque no ha querido comentar estos cambios de su texto –evidentes en los pantallazos obtenidos por este diario–, sí ha subrayado que las dos versiones de la misma crónica siguen siendo accesibles en Internet y la suya es la primera, cronológicamente. También se ha mostrado dispuesto a que las autoridades judiciales examinen todas sus comunicaciones de esa madrugada –emails, whatsapps, etc.– para que comprueben que ni Inda ni ninguno de sus jefes de redacción se pusieron en contacto con él para consultarle los cambios.

30 - Marzo - 2017

Rodríguez Menéndez y Francisco Mercado chantajearon a Inda: “50.000 euros o el tema se desmadrará y será peor”

OKDIARIO (Director: Eduardo Inda)

La salida de OKDIARIO del periodista de investigación, Francisco Mercado, estuvo marcada desde el principio por un intento de chantaje planificado junto al abogado condenado Emilio Rodríguez Menéndez.

Mercado, tras un mes de ausencia injustificada de su puesto de trabajo, recurrió a la cláusula de conciencia para justificar su marcha del diario digital asegurando que no compartía la línea editorial. A continuación, se puso en manos de Rodríguez Menéndez, que había venido siendo su fuente en informaciones falsas que OKDIARIO se negó a publicar.

El polémico abogado fue condenado a un total de 12 años de prisión por la justicia española por extorsionar con un vídeo de contenido sexual al ex director del diario EL MUNDO, Pedro J. Ramírez y por defraudar a Hacienda. Tras ingresar en prisión, se fugó en el verano de 2008 a Argentina aprovechando un permiso carcelario y en el 2014 volvía a nuestro país y abría su actual despacho de abogados.

Mercado, tras no aparecer durante cerca de un mes por la redacción, chantajeó a través Rodríguez Menéndez a Eduardo Inda trasladándole una serie de exigencias a cambio de no hacerle una polémica campaña en los medios de comunicación.

El periodista que también protagonizó una controvertida salida de VOZPOPULI y del diario EL PAÍS, en el que desempeñó gran parte de su carrera periodística, reclamó a Inda primero el pago de 50.000 euros, más una mensualidad, y quedarse en propiedad con el ordenador y el teléfono móvil de empresa. Después, subió sus pretensiones económicas hasta los 100.000 euros.

Mercado, semanas antes de dejar la redacción de OKDIARIO, vació sus estanterías y armarios con decenas de documentos, muchos de ellos adquiridos mientras trabajaba en este periódico digital.

Tras ser víctima de este chantaje, el director de OKDIARIO se veía obligado a tener que grabar excepcionalmente – el código deontológico de este medio lo prohíbe – una de las conversaciones que mantuvo con el abogado por el objetivo de poder acreditar ante la Justicia el presunto delito del que estaba siendo víctima.

31 - Marzo - 2017

Mercado: No hay chantaje, "sino valoración de daños a mi prestigio"

Angelica Rubio

Francisco Mercado, veterano periodista que ha desarrollado la mayoría de su carrera en El País, protagoniza un cruce de graves acusaciones con quien fuera su jefe, el también veterano y famoso director de OKDiario Eduardo Inda. Este último ha acusado a Mercado y su abogado, el controvertido Emilio Rodríguez Menéndez, de intentar chantajearle tal y como hemos reproducido en ElPlural , sin embargo Mercado, en declaraciones a este medio, sostiene que “lo que Inda llama ‘chantaje’ es un proceso de negociación laboral muy simple: me fui de OkDiario voluntariamente en diciembre pasado tras la enésima manipulación de mis textos”.

Cascada de demandas

Francisco Mercado sostiene que en dicha negociación lo más relevante para él es que Inda asumiese su responsabilidad final sobre los textos que asegura que le manipuló. “Quise pactar una salida consistente en que Inda firmase que asumía la responsabilidad sobre la edición final de textos y titulares que yo había publicado y que, en consecuencia, asumía también la cascada de demandas que yo había sufrido por sus manipulaciones”.

Además explica que “quería que certificase, en caso de condena,  si el seguro o la empresa no pagaran, lo abonaría él como socio o de su bolsillo. Puesto que el responsable de las querellas era Inda, que asumiese su paternidad y sus costes.

Daños a su imagen por cien mil euros

El ex periodista de OkDiario, que tiene como abogado alpolémico Emilio Rodríguez Menéndez, ha explicado a El Plural que ha pedido una indemnización “por los daños a mi imagen que tanta noticia convertida en falsedad por sus amaños me había generado, al principio 50.000 euros y luego 100.000, contabilizando que he renunciado a un empleo periodístico. No es ningún chantaje, sino la valoración que hago de los daños y perjuicios que ha causado a mi prestigio periodístico”.

El periodista también pidió quedarse con el teléfono y el ordenador portátil “porque han sido de mi uso profesional y privado y porque aportan pruebas de cuánto he vivido en ese año y medio. Unas pruebas que, entre otrospor protección a mis fuentes, no debo dejar a su alcance” (en referencia a Eduardo Inda).

Se conforma con que pague a los demandantes

Además de todo ello, sostiene Mercado que “mi exigencia no era ni es que me pague a mí: es que pague a los demandantes por los títulos que se inventó. Me conformaría con esto. Y renunciaría a todo lo demás. Pero Inda no quiso firmar el acuerdo propuesto porque sus bravatas privadas- “me suda la polla que se querellen”- se acaban cuando un periodista le dice: ‘Si tanto te suda, por seguir con tu lenguaje académico, firma que las pagarás tú si hay condena'” Son declaraciones textuales de Francisco Mercado.

Medio millón en demandas

Según Mercado, las demandas generadas por Inda superaban el medio millón de euros, por lo que asegura que “sólo me dejó un camino: demostrar que era inocente de cuanta mentira publicó con mi firma tras manipular a mis espaldas mis noticias, habitualmente con nocturnidad (vaya, mientras dormía). Inda no aclara el objeto de mi supuesto chantaje. Él siente como una amenaza que pruebe, juicio a juicio, que manipula y miente. Teme que diga la verdad juicio a juicio”.

Finalmente el periodista manifiesta a El Plural que no quiere ser condenado por lo que no ha escrito “Y eso no es ningún chantaje. Nadie chantajea por escritoy hemos cruzados diversos borradores de acuerdo entre ambas partes donde se citaba la indemnización y la asunción por él de la autoría de los títulos. ¿Conocen casos de chantaje donde se diga ‘reunidos en Madrid a 22 de noviembre de 2016 don Eduardo Inda y don Francisco Mercado acuerdan…?’ Finalmente, no quiso firmarlo porque no quería pagar de su bolsillo la condena. Y yo no quería defender sus mentiras ni pagar por ellas”.

by BeHappy Co.