Search
La pieza titulada 'Periodistas, el Negocio de la Mentira', cita expresamente a Aurora Intxausti, José María Calleja, Mamen Gurruchaga, Fernando Jauregui y Luis del Olmo

Indignación contra Pepe Rei (ARDI BELTZA) por un documental contra periodistas en el que se ataca al asesinado López de Lacalle

HECHOS

En noviembre de 2000 la revista ARDI BELTZA, dirigida por D. José Rei ‘Pepe Rei’, difundió el documental ‘Periodistas: el Negocio de la Mentira’.

LOS PRINCIPALES ATACADOS EN EL VÍDEO DE ‘ARDI BELTZA’: “PERIODISTAS, EL NEGOCIO DE MENTIR”

El documental dirigido por José Rei (‘Pepe Rei’) pretendía defender la teoría de que el ministerio de  Interior que encabezaba D. Jaime Mayor Oreja había dispuesto de una rama mediática de periodistas para que se dedicaran a atacar al pueblo vasco y a mentir contra el pueblo vasco, comparándolos con la prensa del franquismo. De periodistas sometidos al Gobierno (y también a los bancos BBV y Banco Santander, según el documental), se daban los siguientes ejemplos:

zap_ardiolmo Al locutor estrella de ONDA CERO, D. Luis del Olmo, la Cadena de Radio del grupo Admira (Telefónica) se le presentaba como un hombre que estaba en los medios de comunicación únicamente para hacer negocios.  Se da la circunstancia de que poco después de la emisión de aquel reportaje D. Luis del Olmo sería víctima de un atentado de ETA del que logró salir ileso, pero en el que falleció un policía.

zap_ardijáuregui D. Fernando Jáuregui, vasco, era tertuliano en aquel momento de Radio Nacional de España (RNE) y ‘Los Desayunos’ de TVE. En el documental de Ardi Beltza se le presentaba como un enemigo del pueblo vasco.

zap_ardigurruchaga Dña. Carmen Gurruchaga (‘Mamen Gurruchaga’), vasca, era una de las principales periodistas del diario EL MUNDO en aquel momento, era señalada como una de las principales enemigas del pueblo vasco. La Sra. Gurruchaga había sido víctima de un intento de asesinato por parte de ETA.

zap_ardicalleja D. José María Calleja, periodista del Grupo PRISA, se le acusaba también se ser un periodista anti-vasco y se señalaba como ejemplo su hostilidad contra Herri Batasuna durante su etapa de presentador del Teleberri en ETB, la televisión pública vasca.

zap_ardisastre El documental denunciaba que la periodista de EL PAÍS, Dña. Aurora Intxausti era otra enemiga del pueblo vasco poniendo como ejemplo las críticas de esta al dramaturgo pro-etarra Alfonso Sastre.  Apenas una semana después de la difusión del documental, la Sra. Intxausti padeció un intento de asesinato por parte de ETA.

zap_ardilacalle La parte que causó más indignación del documental fue cuando una ‘sombra’ con voz distorsionada que aseguraba ser un agente del ministerio del Interior, reconocía que D. José Luis López de Lacalle (el columnista de EL MUNDO asesinado por ETA) había formado parte de la supuesta trama del ministerio del Interior contra Euskal Herría.

 

Dña. Carmen Gurruchaga habla con J. F. Lamata de la campaña de Ardi Beltza contra ella:

  • /
Update Required
To play the media you will need to either update your browser to a recent version or update your Flash plugin.

D. Fernando Jauregui habla con J. F. Lamata de la campaña de Ardi Beltza contra él:

  • /
Update Required
To play the media you will need to either update your browser to a recent version or update your Flash plugin.

09 - Noviembre - 2000

Pepe Rei, una vileza que debe ser castigada

Editorial (Director: Pedro J. Ramírez)

Cuando fue acusado de colaborar con ETA, este periódico pidió para Pepe Rei el beneficio de la duda. Los hechos demuestran que nos equivocamos. Respondiendo vilmente a la ajustada descripción de txakurra con que se acaban de referir a él Savater y Juaristi, este ladrador de infamias, este rufián disfrazado de informador, insiste en colocar en el punto de mira de sus compañeros-asesinos a un variado elenco de periodistas. Pero, sobre todo, alcanza la abyección difamando bajo pueril trucaje a quien ya no puede defenderse. Además de nauseabunda, su justificación en vídeo del asesinato de José Luis López de la Calle es un flagrante delito que requiere de un ejemplar castigo. La Fiscalía debe sumar su acción a la de los particulares perjudicados y los tribunales aplicar la máxima dureza contra este bellaco que se permite escupir sobre la tumba de un hombre entero a quien no hubiera mantenido la mirada.

13 - Diciembre - 2000

Pepe Rei y la libertad de expresión

Luis María Anson

O se está con la libertad de expresión o se está contra la libertad de expresión. Pero si se está con la libertad de expresión. Pero si se está con la libertad de de expresión hay que hacerlo con todas sus consecuencias. No se puede volar el diario MADRID como hizo la dictadura, pero tampoco se puede cerrar EGIN como ha hecho la democracia. Si desde ese periódico algunos periodistas cometían delitos hay detener, juzgar y condenar a los delincuentes, pero un medio de comunicación es sólo una plataforma para satisfacer el derecho a la información de los ciudadanos. Yo, naturalmente, soy del Athletic de Bilbao, porque es el equipo de la furia española, el de Zarra y Gaínza de mis años adolescentes, el único club de relieve donde juegan ahora once españoles. A mí me gustaba leer la información, excelente por cierto, de EGIN sobre el Athletic. Se me escapa el delito que podían cometer los redactores deportivos de aquel periódico.

Pepe Rei me ha distinguido con sus citas, sus alusiones malintencionadas, sus sarcasmos. Ha atacado, además, de forma muy intensa a algunos de mis colaboradores. Pero me preocupa que pueda erosionarse la libertad de expresión por parte de los políticos que le han puesto en la picota. Si Pepe Rei ha cometido algún delito tendrá que pagar por él porque el periodista no es un ciudadano impune. Pero los jueces deberán desembarazarse del ambiente que se ha creado y juzgar sin coacciones porque la libertad de expresión es el arco sobre el que descansa el entero edificio democrático. Pepe Rei, en tanto no cometa delitos previstos en las leyes democráticas, tiene derecho a defender lo que le plazca: la independencia del País VVasco; la de San Sebastián frente a Euskal Herria, la de Rentería frente a GUipuzcoa, las ecelencias del nudismo, el resplandor de los budistas o de los testigos de Jehová e, incluso, el delicado culto a los derechos humanos que ejerce Fidel Castro. Lo que más me irrita de ETA, aparte de la sangre derramada, es, precisamente, la  fractura de la libertad de expresión en el País Vasco. No sólo los periodistas, el ciudadano medio tiene miedo allí a decir lo que piensa.

Me eduqué periodísticamente defendiendo la libertad de expresión contra la censura previa de Franco. Las nuevas generaciones no se pueden imaginar lo que padecimos soportando la opresión y las arbitrariedades de Cerro Corrochano, Juan Aparicio, Muñoz Alonso, Gutiérrez Durán… Era una situación insoportable. Y no voy a cambiar ahora. Pienso lo contrario de lo que dice Pepe Rei. Pero la libertad de expresión le ampara a él como a mí. Si ha cometido algún delito que sienta el peso de la ley. Pero eso deben decidirlo los jueces, sólo los jueces. A algunos le sorprenderá que el periodista denunciado esté ya ante los Tribunales mientras el político Arzallus, desenmascrado en el libro de Isabel San Sebastián y Carmen Gurruchaga, siga ahí tan campante y tan impune.

Luis María Anson

by BeHappy Co.