Search
Los columnistas de ABC publican burlas y bromas contra EL PAÍS y el Gobierno felipista por el incidente

José Mª Stampa Braun asegura que un inspector de Hacienda le sometió a una investigación ‘por escribir en ABC y no en EL PAÍS’

HECHOS

El 14.06.1990 D. Jaime Campmany, D. Federico Jiménez Losantos, D. Julio Cerón, D. Alfonso Ussía y D. Alejandro Muñoz Alonso publicaron cartas al director de

14 - Junio - 1990

Carta al Director

Jaime Campmany

Señor director:

Puesto a elegir entre escribir en EL PAÍS o que me inspecciones Hacienda, no sé yo lo que será peor. Después de considerar un rato el dilema, prefiero que me manden el inspector. Primero, porque soy un escrupuloso y puntual contribuyente, y no tengo nada que temer, excepto que usen mi dinero para ponerle despachos de influencias a Juan Guerra. Segundo, porque al pagar todo lo que Hacienda me exige, quedo endeudado hasta las cejas, así que si quieren sacarme más, serán deudas y pólizas de crédito. Tercero, porque si he de vivir atado a la columna, al menos que no me azoten Javier Pradera y Joaquín Estefanía. Cuarto, porque antes manco que con Polanco. Y quinto, porque en último caso siempre será mejor descansar un rato en el banquillo de Lola Flores que salir corriendo como Paco Umbral y como Gallego y Rey, que ya no está uno para esos trotes. Y además, que el Libro de estilo, es como si Ciciolina editara ‘La perfecta casada’.

Mire usted, director, no hay que tenerle tanto miedo al inspector de Hacienda. Ahí tiene usted a don Felipe González, que declara unos ingresos netos de cuatro millones de pesetas al año, y le sobra para los bonsais y para mandar a un niño a estudiar en América. Y a don Alfonso Guerra, que gana menos, le llega para mandar a Alma al colegio de doña Jimena. Y el ordenador de Hacienda aún no ha empezado a echar chispas. O sea, que lo que hay que hacer esp edir consejos de economía doméstica a doña Carmen Romero, por un lado, y a doña Carmen Reina y dña María Jesús Llorente por otro. Y cuando venga el inspector, le leemos la parábola de la multiplicación de los panes y los peces, le ponemos un disco de Mahler, le recitamos unos poemas de Kavafis y le enseñamos la foto de Alfonsito de Primera Comunión. Mano de santo.

Total, que ahí va la columna, usted la publica y que sea lo que Dios quiera.

Jaime Campmany.

14 - Junio - 1990

Carta al Director

Federico Jiménez Losantos

Señor director:

Por la presente quiero solicitar su venia para acogerme al derecho de asilo que gentilmente me brinda el diario EL PAÍS, a fin de escapar a la más que probable inspección fiscal que acecha a los adversarios del régimen felipista. Mala es la cárcel, pero en España suele ser breve; en cambio, una inspección fiscal resulta agotadora para uno mismo y, sobre todo, para los suyos. Siendo mis hijos de corta edad, comprenda usted que desee evitarles el espectáculo de un padre abrumado por la desesperación, buscando facturas perdidas y cayendo en el insomnio, que es el peor enemigo de la prosa.

No oculto que el ver como González llama ‘plumíferos reaccionarios” a algunos que durante la dictadura franquista estuvimos en zonas más peligrosas que las suyas me divierte. Pero por las recientes vicisitudes de José María García y de José María Stampa , veo que el mal momento llega y que, a los míos, el mío no les hará ninguna gracia. El caritativo señor Polanco no me desampanara, y desapareció el terror fiscal presente, podré, tal vez, en el futuro, volver a colaborar en el magnifico periódico de su dirección y de nuestro amigo común Guillermo Luca de Tena. Gracias anticipadas, que en España todas lo son.

Federico Jiménez Losantos

14 - Junio - 1990

Carta al Director

Alfonso Ussía

Señor director: Según parece, el hecho de escribir en ABC deriva en la posibilidad de ser inspeccionado por el ministerio ed Hacienda. Ante tal situación y dado que me siento, como vulgarmente se dice ‘cagadito’ de meido, te ruego no consideres una deslealtad mi intención de colaborar en el diario EL PAÍS. Hasta que me admitan, seguiré, si tú lo permites, con mis columnas en ABC siempre que el ministerio de Hacienda me lo autorice, para lo cual ya he elevado las correspondientes instancias con copia a la jefatura nacional del Movimiento. Un fuerte abrazo.

Alfonso Ussía

14 - Junio - 1990

Carta al Director

Alejandro Muñoz Alonso

Señor director: No acabo de recuperarme de la alarma que me ha producido la información publicada en ABC el pasado martes día 12 relativa a la inspección fiscal que se le ha hecho al abogado y buen amigo profesor Stampa Braun. Según esa información el inspector de Hacienda ha hehco objeto de su inquisición a Stampa por la razón de que ‘salía mucho en ABC’ y hasta parece que le ha aconsejado que ‘escriba o publique en EL PAÍS’. Mi alarma viene como puedes comprender por el hecho de que, en cuanto colaborador habitual salgo en ABC no menos de dos veces a la semana por lo que, de pronto, me he visto convertido en blanco fiscal, condición poco deseable cuando se cadece de un sistema positivo como el que aquí existe.

Te iba a pedir permiso para que me dejaras que intentase publicar en EL PAÍS, pero me parece un trámite inútil porque, dado que no pertenezco a la estricta escudería de los ‘intelectualeso rgánicos’ más o menos apesebrados, no hay muchas posibilidades ni de que se me mencione en ese diario. No veo, por lo tanto, como escapar a la amenaza fiscal y por ello te pido que pienses en concedernos a los colaboradores de ABC un plus de peligrosidad. Aunque me temo que acabaria llevándoselo Hacienda, que ‘somos todos’, pero unos más que otros. Con un cordial abrazo.

Alejandro Muñoz Alonso

by BeHappy Co.