Search
José Luis Lobo había publicado en el digital un supuesto empeño de Juan Carlos I de viajar a Panamá contra el criterio de los médicos

La Casa del Rey protesta ante las Asociaciones de Prensa por las informaciones de EL CONFIDENCIAL contra el Jefe del Estado

HECHOS

El 7.10.2013 el diario EL CONFIDENCIAL publicó un artículo titulado “”El Rey se empeña en ir a Panamá contra el criterio del Gobierno y de los médicos” firmado por D. José Luis Lobo.

JoseLuisLobo D. José Luis Lobo, periodista del diario EL CONFIDENCIAL.

LA PETICIÓN DE AMPARO SEGÚN RELATA EL PROPIO EL CONFIDENCIAL:

La Casa del Rey pide amparo a la FAPE al sentirse “indefensa” con ‘El Confidencial”
La Casa del Rey se ha dirigido a la Federación de Asociaciones de Periodistas de España (FAPE) a la que ha pedido “amparo” ante la “indefensión” por parte del jefe del Estado por una información de El Confidencial sobre la ausencia del Rey en la Cumbre Iberoamericana de Panamá, que tacha de “falsa”. Es la primera vez que la Casa Real adopta una iniciativa semejante para quejarse por una información publicada en un medio de comunicación, asegura EFE.

La carta está dirigida a la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología de la FAPE, que encabeza Manuel Núñez Encabo, y está firmada por el jefe de la Casa del Rey, Rafael Spottorno. Afirma que acude a la FAPE “después de muchos meses” en los que la Casa del Rey está “asistiendo indefensa a una escalada de falsedades y medias verdades” por parte de El Confidencial. Este medio publicaba este lunes una información firmada por José Luis Lobo sobre la ausencia del jefe del Estado en la Cumbre Iberoamericana titulada “El Rey se empeña en ir a Panamá contra el criterio del Gobierno y de los médicos”. Citando “fuentes muy cercanas a La Zarzuela”, El Confidencial afirma que Spottorno “comunicó al Gobierno el empeño del monarca por no perderse su reunión anual con los mandatarios latinoamericanos”.

La noticia añade que el jefe de la Casa del Rey habló de “la insistencia del Rey en viajar a Panamá” con el ministro de Exteriores, José Manuel García-Margallo, durante una recepción en la embajada colombiana en Madrid. La carta que la Casa del Rey ha dirigido a la FAPE afirma que esa noticia “es falsa en todos sus términos”, que no ha sido contrastada con Zarzuela y que El Confidencial se ha negado a rectificarla pese a haberse puesto en contacto con el director del medio, Ignacio Cardero, para pedírselo. De hecho, la carta desmiente punto por punto todos los extremos publicados por El Confidencial asegurando, entre otros términos, que “es falso que el Rey se empeñe en ir” y que Spottorno “haya informado al Gobierno de este supuesto empeño”. “Nos encontramos ante un claro ejemplo de indefensión por parte del Jefe del Estado ante un medio de comunicación que publica noticias falsas amparándose en supuestas ‘fuentes muy cercanas’ a la Institución y que hace caso omiso a la información. No es, además, la primera vez que sucede”, afirma Spottorno en la carta. Por todo ello, la Casa del Rey pide el amparo de la comisión que preside Núñez Encabo, al que informa de la difusión de esta carta de queja a todos los medios de comunicación.

El autor de la noticia de El Confidencial, José Luis Lobo, ha ratificado su información y ha dicho a EFE que le sorprende que la Casa del Rey solicite el amparo de la FAPE, pero no que desmientan la noticia. “No confiamos en la información que procede de la Casa del Rey porque para nosotros su credibilidad está bajo mínimos”, ha señalado Lobo. Lobo, adjunto al director de El Confidencial, ha asegurado que la información está “supercontrastada” con fuentes de la Zarzuela, “obviamente fuentes no oficiales”, ha precisado, y ha recalcado que la noticia que este lunes publican dice que “el Rey quiere ir a Panamá, no que vaya a acudir”.

La presidenta de la Federación de Asociaciones de Periodistas de España,Elsa González, ha afirmado a EFE que la Comisión de Arbitraje, Quejas y Deontología decidirá probablemente este martes si admite o no la petición de amparo de Spottorno. Si finalmente la Comisión lo admite a trámite, analizará la situación, hablará con las partes y tratará de clarificar si el periodista ha consultado las fuentes y si ha respetado la veracidad de la información, entre otras actuaciones, tras lo que tomará una decisión en aproximadamente veinte días, ha explicado González. Ha señalado que las sanciones de la FAPE son “morales”: “Queda en evidencia el medio y el periodista que no haya respetado la veracidad de una información y de calidad”.

 

by BeHappy Co.