Search
La nueva directora aparta a de los puestos directivos a los periodistas que más se enfrentaron Pedro Sánchez como David Alandete o José Ignacio Torreblanca

La veterana Soledad Gallego Díaz nombrada nueva directora del diario EL PAÍS por el CEO del Grupo PRISA, Manuel Mirat

HECHOS

El 8.06.2018 Dña. Soledad Gallego Díaz asumió el cargo de directora del diario EL PAÍS.

RECUPERA A LA VIEJA GUARDIA TRADICIONALMENTE PRÓXIMA AL PSOE

 D. Jan Martínez Ahrens retorna al equipo directivo como Director Adjunto de EL PAÍS. Los otros Directores Adjuntos del diario serán Dña. Mónica Cebeiro (hija de D. Jesús Ceberio, histórico ex director de EL PAÍS) y D. Borja Echevarría.

 D. Joaquín Estefanía, ex director de EL PAÍS, y viejo colaborador de la Sra. Soledad Gallego Díaz estará a su lado como Adjunto al Director.

 Dña. Montserrat Domínguez, la directora del Huffington (digital también del Grupo PRISA) será la responsable de suplementos, entre ellos EPS (El País Semanal) ,

 D. Javier Moreno, ex director de EL PAÍS, vuelve al equipo directivo. Será el responsable de la edición americana.

FUMIGADOS

   

La llegada de Dña. Soledad Gallego Díaz supone la destitución de todos los directivos que habían liderado el periódico durante los últimos cuatro años encabezados por D. Antonio Caño, D. David Alandete o D. Javier Ayuso, que salen del equipo directivo.

11 - Junio - 2018

Cuando un periódico vuelve al redil

Víctor de la Serna Arenillas

Ha sido la comidilla de los mentideros -hoy electrónicos- durante el pasado domingo: EL PAÍS publicaba un editorial en el que sostenía tesis perfectamente opuestas a las de otro editorial publicado apenas 10 días antes. Así, afirmaba que el Gobierno de Pedro Sánchez -que días antes era considerado “inviable”- tiene otras prioridades que la de convocar elecciones anticipadas, que en el anterior editorial eran consideradas como una necesidad insoslayable.

Entre ambas tomas de posición se había producido, y con los efectos fulminantes que se podían presuponer y que el nuevo editorial confirma, la llegada de Sánchez al poder y el relevo en la dirección del diario, anunciado el día 8 y que se hacía efectiva este mismo domingo. Antonio Caño -que llegó al cargo en 2014 tras ocho años de corresponsal en Estados Unidos y que impulsó una línea más centrista y, particularmente, muy crítica con el PSOE de Sánchez, apoyando sin éxito las ambiciones de la líder andaluza Susana Díaz- dejaba el puesto a Soledad Gallego-Díaz, respetada responsable histórica de la Redacción, que llegó al diario muy poco tiempo después de su fundación.

En votaciones no vinculantes, hace cuatro años sólo un 43% de los redactores respaldó el nombramiento de Caño, y esta vez un 97% ha apoyado a Gallego-Díaz. La sintonía con ésta significa que la ven fiel a unas señas de identidad históricas, que ansían recuperar, y parece que la cosa va por buen camino.

EL PAÍS lleva decenios como el periódico de mayor difusión de España con una fórmula peculiar: se ha identificado muchísimo, muy fielmente pese a algunos altibajos (el reparto de cadenas de televisión comerciales en abierto…), con el PSOE. Otros diarios han mantenido posiciones de centro-izquierda, pero nunca tan miméticamente: El PeriódicoLevante

En 1976 no esperábamos una postura tan partidista del nuevo periódico, en buena medida heredero de aquel INFORMACIONES madrileño, liberal y no atado a ningún partido. En 1986, cuando el director de EL PAÍS contrató a uno de sus antiguos compañeros en INFORMACIONES, le dijo algo curioso: “Puedes venirnos bien en esta Redacción, donde sigue habiendo demasiado espíritu de Mayo del 68”. Lo que hizo aquella Redacción fue no moverse cuando otro periódico, DIARIO16, empezó a revelar los horrores del GAL y su terrorismo de Estado. El antiguo compañero comprendió que “Mayo del 68” significaba en realidad atadura al PSOE, pidió el finiquito y se marchó.

La polémica llegada de Antonio Caño y su nueva línea parecían relacionadas con los cambios en la propiedad y la gestión del periódico. Pero el éxito de EL PAÍS de la época gloriosa ejercía una nostalgia explicable. Parece que, con el relevo aprovechando el éxito de Sánchez, aquel espíritu ha vuelto. Con él y la vuelta al redil esperan reverdecer laureles. O enrojecerlos, vamos.

by BeHappy Co.