Search
Ian Lleonart reemplazado por Bruno Ramos

Llega a España ‘Harry Potter y la cámara secreta’, segunda película de la saga, con polémico cambio de voz en el personaje de Ron

HECHOS

En noviembre de 2002 se estrenó la película ‘Harry Potter y la Cámara Secreta’.

EL DIRECTOR PONDRÁ VOZ A DOBBI

 El director de doblaje de ‘Harry Potter y la Piedra filosofal’ vuelve a dirigir a los personajes ahora en ‘Harry Potter y la cámara secreta’. Él también participará en el doblaje y, de nuevo, con un papel secundario, si en la primera puso voz al centauro Firenze, en esta ocasión hará lo propio con el elfo Dobby.

 Los niños actores Sres. Axel Amigo, Michelle Jenner (hija del gran actor de doblaje D. Miguel Ángel Jenner) y D. Ignacio Adelguer (hijo del gran actor D. Salvador Adelguer) volverán a prestar sus voces a Daniel Radcliffe (Harry Potter), Emma Watson (Hermione Granger) y Tom Felton (Draco Malfoy).

UNA VOZ POLÉMICA

 Rupert Grin fue doblado por el niño D. Ian Lleonart en ‘Harry Potter y la Piedra Filosofal’, sin embargo en ‘Harry Potter y la Cámara Secreta’ el encargado de doblarle ha pasado a ser el niño D. Bruno Ramos. Fuentes consultadas del sector de doblaje madrileño apuntaban que el Sr. Ramos había participado en obras de teatro en Parla con notable éxito, pero que su labor en el sector del doblaje había despertado valoraciones críticas. Preguntadas estas fuentes sobre si la responsabilidad de la elección correspondía al director, estas fueron claras: “Los directores de doblaje tienen mucho poder de decisión en producciones pequeñas y medias, pero en una producción de esta naturaleza el reparto y la supervisión la lleva el cliente al 100%, la responsabilidad, por tanto corresponde a los representantes de Warner”.

16 - Noviembre - 2002

«Este segundo Harry Potter es todavía más tenebroso»

Irene Hernández Velasco

Olvídese de Arnold Schwarzenegger, de Sylvester Stallone, de Jean Claude Van Dam. El nuevo héroe de acción es un tipo bajito y enclenque que sólo tiene 12 años. Se llama Harry Potter.

El chaval tiene ocasión de demostrar la madera de la que está hecho en Harry Potter y la Cámara Secreta, la segunda y muy esperada película sobre los personajes creados por J.K. Rowling.

En el nuevo filme, que ayer se estrenó en loor de multitudes en Gran Bretaña y en EEUU, el aprendiz de mago se adentra valerosamente en un bosque repleto de arañas gigantes, se enfrenta a una serpiente descomunal, planta cara a un maligno hechicero obsesionado con la pureza de la sangre, vuela por los aires en un coche mágico, sale victorioso de un peligrosísimo y violento partido de quidish…

«El primer filme lo concebí como un libro de cuentos en el que se iban pasando las páginas a medida que nos adentrábamos en un mundo mágico. Esta vez, he querido que la película tuviera un marcado ritmo de acción», admite Chris Columbus, director de Harry Potter y la Piedra Filosofal y de la nueva y recién estrenada entrega del niño-mago, Harry Potter y la Cámara Secreta.Convertir al aprendiz de hechicero en un héroe de aventuras no ha sido difícil. «En el primer filme, se nos iban 45 minutos en presentar los personajes. Ahora hemos pasado a la acción directamente, sin más preámbulos», señala Columbus.

La tecnología también ha ayudado a hacer del alumno más aventajado de Hogwarts un épico hombrecito: si en la primera película había 600 escenas con efectos especiales, en la segunda entrega de Harry Potter la cifra ha subido hasta alcanzar las 800. «Y, además, hemos trabajado muy duro para obtener mejores resultados», subraya.

.

El villano

.

Todo héroe que se precie tiene que tener un villano a su altura.Y en Harry Potter y la Cámara Secreta, un nuevo personaje se erige como el malo malísimo de la película: Lucius Malfoy. Este perverso hechicero -padre del repelente Draco Malfoy, eterno rival en Hogwarts de Harry Potter- es un malvado obsesionado con mantener la pureza racial de los magos, una especie de Hitler de las ciencias ocultas.

«Aunque no tenemos que remontarnos a los años 30 y 40 para encontrar tipos como él», advierte Jason Isaacs, el actor que encarna a este personaje. «Hoy en día, en todo occidente hay gobernadores y ministros de Inmigración que dicen cosas parecidas».

Pero, además de ser mucho más ágil, de lo que no hay duda es de que Harry Potter y la Cámara Secreta es también una película mucho más tétrica que su antecesora. «Da más miedo que la primera, es más tenebrosa», concede Columbus. «Pero es que el segundo libro de J.K. Rowling también es más lúgubre que el primero», afirma.

A pesar de que Harry Potter y la Cámara Secreta dura nada menos que dos horas y 40 minutos, la acción es tan trepidante que la película no se hace pesada. Y, por supuesto, se da por hecho que en las próximas semanas miles y miles de personas acudirán al cine a ver las nuevas aventuras. Un pronóstico nada descabellado si se piensa que Harry Potter y la Piedra Filosofal recaudó en total unos 930 millones de euros, convirtiéndose en la segunda película más taquillera de la historia, por detrás sólo de Titanic, y que en todo el mundo se han vendido 130 millones de libros de J.K. Rowling en las 47 lenguas a las que se han traducido.

A eso hay que sumar además que la inmensa mayoría de los críticos cinematográficos ha sentenciado que el nuevo filme de Potter es superior al primero. Oiga si no lo que decía ayer Christopher Tookey, crítico del Daily Mail: «La Cámara Secreta es mucho más divertida y excitante que la película anterior y contiene algunos de los mejores efectos especiales que se hayan visto nunca».

Tras ocuparse de llevar a la pantalla grande los dos primeros libros de Harry Potter, Columbus no será quien dé las órdenes cuando el próximo mes de marzo comience el rodaje de la tercera entrega. Esa responsabilidad recaerá sobre los hombres del mexicano Alfonso Cuarón, quien se hace cargo de Harry Potter cuando despierta a la adolescencia.

Quien tampoco estará en la tercera entrega de Potter será Richard Harris, recientemente fallecido, que daba alma y cuerpo al profesor Dumbledore.

by BeHappy Co.