Dos meses antes su hijo Alberto había sido designado Secretario General de Alianza Popular

Nuevo mazazo contra Fraga: muere José María Ruiz Gallardón, uno de sus principales apoyos políticos

HECHOS

En noviembre de 1986 falleció el diputado de Coalición Popular D. José María Ruiz Gallardón, miembro del equipo directivo de Alianza Popular desde la creación del partido.

EL SECRETARIO GENERAL DE AP, ALBERTO RUIZ GALLARDÓN, HABLA EN TVE DE FRAGA Y SU PADRE

El Análisis

¿ANTI FRANQUISTA EN LOS CINCUENTA Y FRANQUISTA EN LOS SETENTA?

JF Lamata

D. José María Ruiz-Gallardón conoció la cárcel en 1956 por participar en la revuelta universitaria que montaron los comunistas liderados por ‘Federico Sánchez’ (D. Jorge Semprún). Aunque él de comunista tenía más bien poco y se le apuntaban más sus simpatías hacia el Conde de Barcelona. Ese detalle sería repetidamente recordado por periodistas como D. Javier Nart, empeñados en que quedara el recuerdo de un D. José María Ruiz-Gallardón anti franquista.

Pero esa imagen no concuerda con la de D. José María Ruiz-Gallardón en los setenta, cuando se convirtió en el principar lugarteniente del ex ministro franquista D. Manuel Fraga Iribarne, y defensor de una democracia respetuosa hacia el pasado franquista. Una democracia en la que tanto el Sr. Fraga como el Sr. Ruiz-Gallardon coincidirían en que el PCE debería haberse quedado fuera. Durante la etapa en que el ABC estuvo controlado por D. Torcuato Luca de Tena y Brunet, D. José María Ruiz-Gallardón fue uno de los principales plumíferos siempre en una línea  franquista. Cuando D. Guillermo Luca de Tena puso fin a aquella deriva de ABC, Ruiz-Gallardón pasó a escribir en EL IMPARCIAL de D. Julio Merino y el Sr. Pérez Varela, que no era, precisamente, un periódico anti-franquista.

Su consuegro, D. José Utrera, recordaría en una ocasión que D. José María Ruiz-Gallardón ‘le dijo cosas favorables’ a la dictadura. Aunque claro, el Sr. Utrera nunca aceptó la democracia, mientras que D. Manuel Fraga, D. Torcuato Luca de Tena y D. José María Ruiz-Gallardón defendían una democracia, pero sin necesidad de renegar de sus pasados franquistas.

J. F. Lamata

by BeHappy Co.