Search
El actual presidente del Senado ya presidió el PP de Madrid entre los años 1993 y 2004, por lo que sería quien ocupaba el cargo al producirse las campañas en teoría financiadas por la Gürtel (2003)

Pío García-Escudero reasume el liderazgo del PP madrileño al renunciar Cristina Cifuentes a todos sus cargos y a su acta

HECHOS

El 8.05.2018 El Partido Popular anunció que la presidencia del Partido Popular presidida por Dña. Cristina Cifuentes será reemplazada por una Gestora presidida por Pío García Escudero.

07 - Mayo - 2018

Apartado por Aguirre y rescatado por Rajoy: Pío García-Escudero, el presidente del Senado que 'validó' los papeles de Bárcenas

Andrés Gil

Pregunten a Pío, pío, pío”. Así se quitaba a los periodistas de encima Esperanza Aguirre en 2009 tras las informaciones de Público en las que se acreditaba el pago de facturas del PP por parte de Fundescam. Eran otros tiempos, en los que aún no habían pasado por los tribunales presidentes y secretarios generales del PP de Madrid por problemas de corrupción –algunos incluso por la cárcel–, en los que no habían dimitido presidentes autonómicos por escándalos y en los que las publicaciones periodísticas podían ventilarse con chascarrillos.

Aguirre no entraba a precisar si la Comunidad de Madrid adjudicó contratos a empresarios que previamente habían financiado a la fundación Fundescam, dependiente del PP de Madrid. Tampoco explicaba la forma en la que se gestiona Fundescam, una fundación de la que luego fue presidenta, y por qué no rendía cuentas. Las únicas palabras que salían de su boca al respecto es que en el año 2003 ella no era la presidenta del PP de Madrid: ‘En el 2003 yo no estaba. O sea, que se lo pregunten a Pío, pío, pío’.

En efecto, en 2003 quien presidía el PP de Madrid era Pío García-Escudero, en virtud de una entente por la cual el perfil madrileño más relevante era Alberto Ruiz Gallardón –presidente de Madrid entre 1995 y 2003– y el presidente del PP de Madrid era García-Escudero. Pero esa entente se acaba con la llegada a la puerta del Sol de Esperanza Aguirre, quien como presidenta de la región quiso ser también presidenta del partido. Y lo consiguió, en contra de Gallardón, quien puso a competir con ella a su entonces mano derecha, Manuel Cobo, con muy escaso éxito.

Años después, en 2009, Cobo  dijo en EL PAÍS, en relación a Esperanza Aguirre y su equipo, comandado por quien luego le sucedió en el cargo, Ignacio González: “Vinieron a por Pío [García-Escudero, expresidente del PP de Madrid], y yo no hablé porque no era de Pío; vinieron a por la tele y yo no hablé porque no era de la tele; vinieron a por la Cámara y yo no hablé porque no era de la Cámara; vinieron a por Ifema y yo no hablé porque no era de Ifema; vinieron a por la Caja y yo no hablé porque no era de la Caja; vinieron a por Rajoy y yo no hablé porque no era de Rajoy; vinieron a por el PP y yo no hablé porque no era del PP… Vinieron a por España”.

“Vinieron a por Pío”, decía Cobo. Y quien rescató a Pío García-Escudero fue Mariano Rajoy, quien le hizo presidente del Senado en diciembre de 2011, tras la primera victoria electoral del actual presidente del Gobierno. Y ahora lo retituye en el cargo que le arrebató Aguirre hace 14 años.

García-Escudero, quien entró en a política en Castilla y León en 1987 de la mano de José María Aznar, ha sido uno de los pocos que ha reconocido como buenos los apuntes de los papeles de Bárcenas: admitió que recibió un préstamo del partido por valor de cinco millones de pesetas, que fue devolviendo a plazos.

En la documentación manuscrita sobre la contabilidad del PP aparece que el entonces coordinador general ingresó un millón de pesetas en 2001 en las arcas de la organización. Según  recogió EL PAÍS, García-Escudero ha reconocido que pidió un préstamo de cinco millones de pesetas a su partido, tras sufrir un atentado de ETA, con el objetivo de rehabilitar su vivienda. Mientras la plana mayor del PP negaba la validez de los papeles del ex tesorero del PP, García-Escudero hizo lo contrario.

A García-Escudero le acompaña Juan Carlos Vera como secretario general. De ellos, el coordinador del PP, Fernando Martínez Maíllo, ha dicho este lunes: “Son personas honestas y lo han demostrado durante muchísimos años. Tenemos plena confianza en ellos y por eso los proponemos”.

Vera es un hombre de confianza de Mariano Rajoy que forma parte de lo que tradicionalmente se conoce como el aparato de ‘Génova’. Además, cuenta con una amplia experiencia en la organización de campañas electorales: dirigió la de Cifuentes en 2015 y la de las europeas de 2004 con Jaime Mayor Oreja como cabeza de cartel y las de Aguirre en 2003.

by BeHappy Co.