Search
El presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, Urbaneja, critica que se la coloque detrás de la portería y la prensa británica se burla sobre si eso puede ser lo que cause distracciones al portero español

Polémica al saberse que la reportera de TELECINCO Sara Carbonero es la novia del capitán de la Selección Españoña, Iker Casillas

HECHOS

El 22.06.2010 el presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid (APM) realizó unas declaraciones en las que calificaba de ‘Vergüenza’ la decisión de TELECINCO de mandar al mundial a la reportera Dña. Sara Carbonero.

URBANEJA ACUSA A VASILE DE UTILIZAR A SARA CARBONERO Y A ESTA DE DEJARSE

urbaneja El presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid, D. Fernando González Urbaneja, conocido enemigo de TELECINCO criticó la elección de Dña. Sara Carbonero como reportera del mundial, situándola justo al lado de la portería donde está situado D. Iker Casillas, su novio: “Están incorporando unos valores muy antiguos. Tenemos un caso muy concreto con la gestión que está haciendo TELECINCO con Sara Carbonero. La propia compañera Sara Carbonero, si es compañera, que creo que quería serlo, debería tener cierto cuidado. En los elementos del periodismo está que un periodista no implica sus emociones. Si quiere ser una buena periodista no debería dejarse… quiero utilizar una palabra exacta… no dejarte empujar a la mala práctica”.

‘LA NORIA’ CONTRA URBANEJA

JordiGOnzalez2010 El programa ‘La Noria’ de TELECINCO dedicó una tertulia a desmentir al Sr. Urbaneja recordando que Dña. Sara Carbonero ya era reportera de los partidos de la selección española antes de que se conociera su relación con el Sr. Iker Casillas. El propio presentador D. Jordi González, replicó al presidente de APM: “Sara Carbonero ocupaba el mismo lugar hace un añolo que demuestra que su elección no responde a motivos sentimentales ni a un especial interés de TELECINCO, únicamente al lugar que las autoridades de la FIFA designan. ¿No había advertido esto el Sr. Urbaneja? (…) ¿El hombre que representa a los y las periodistas de Madrid, González Urbaneja, no podría haberse informado? ¡Ni TELECINCO, ni Iker Casillas marca donde se ubica Sara Carbonero!”

En ‘La Noria’ también participaron Dña. Pilar Rahola, Dña. Carmen Colino, D. Enric Sopena, Dña. Pilar Eyre o D. Alfonso Rojo, criticando todos al Sr. Urbaneja. Nadie habló a su favor. “¡Le digo a Urbaneja que cuando mire a una profesional que hace su trabajo lo haga con los ojos y no con lo de abajo!”, bramó la Sra. Rahola. “Me parece intolerable que el presidente de la APM haya dicho eso”, puntualizó el Sr. Sopena. Dña. Pilar Eyre le acusó de ser él ‘la vergüenza de la profesión’.

‘ANA ROSA’ CONTRA URBANEJA

anaRosaQuintana2011  También en ‘El Programa de Ana Rosa’ su presentadora Dña Ana Rosa Quintana, replicó a D. Fernando González Urbaneja: “Estoy absolutamente indignada con el presidente de la APM y con lo que está ocurriendo porque me parece de un machismo impresentable: no se puede defender a los demás y no defender a los periodistas, y menos si es una mujer”. Además la Sra. Quintana recordó que durante el juicio de Dña. Telma Órtiz contra 52 medios, el Sr. Urbaneja no salió en defensa de la profesión.

‘SÁLVAME’ CONTRA URBANEJA

salbaneja En el plató del programa ‘Sálvame’ de TELECINCO, su presentador D. Jorge Javier Vázquez, animó a los espectadores a hacer una manifestación contra el presidente de la Asociación de la Prensa de Madrid bajo el grito de “¡Urbaneja dimisión, Urbaneja dimisión!”.

PACO GONZÁLEZ (TELECINCO) – ACUSA A URBANEJA DE ‘METER LA PATA’

05 - Junio - 2010

¿Desestabilizará ella el mundial?

Coste Villar

Lo contó LOC en primicia y lo confirmó el tiempo. La periodista deportiva más sexy del mundo y el portero del Real Madrid (para muchos el mejor guardameta del mundo) estaban teniendo algo más que una entrevista a pie de campo. Todo comenzó, precisamente, en la Copa Confederaciones, en Sudáfrica, el año pasado. Dicen que fue un flechazo por parte de Íker (29 años) -y de Cristiano Ronaldo, que también intentó pescar en las mismas aguas- y que al portero le costó mucha labia convencerla de que no era un capricho. Pero quién puede resistirse a un tipo como Íker, guapo, íntegro, con los pies en el suelo, ídolo de masas. Al final, LOC les pilló una noche mareante en la discoteca Pachá, allá por la semana de San Valentín, y los paparazzi lo soltaron a todo color 15 días más tarde. Sara Carbonero, la subdirectora de Deportes de Telecinco, e Íker Casillas, se convertían en la pareja del año.

Ahora les espera el mismo escenario, y un dilema. Íker no está en su mejor momento, le falta, dicen, algo de concentración. Mientras las fotos saliendo de casa de Carbonero se multiplicaban en las revistas del corazón, los medios deportivos apuntaban que en el vestuario estaban dándole un toque de atención al portero por su perfume absorto. En el Faro de Vigo plantearon hasta una encuesta. «¿Perjudica la relación al rendimiento de Casillas?», se preguntaban. Un 47% dijo que no. Pero un 37% que sí. Si Íker no puede pensar en otra cosa que en esos ojos verdes, la pregunta que ronda entre la prensa deportiva y los aficionados es: ¿Será bueno para él tenerla a pie de campo durante los partidos del Mundial?

EXCEPCIONAL

«Va a dar que hablar, seguro, como no esté a pleno rendimiento, van a ir a por ese tema», avisa un veterano periodista deportivo. Porque Carbonero, como la cara visible de la sección de Deportes de la cadena, forma parte del amplísimo despliegue de Telecinco para cubrir la competición. Es la mayor cobertura de un evento deportivo de su historia, y ella tendrá, además, un papel destacado. Será parte activa en las ocho retransmisiones que tiene previstas Telecinco. Todas ellas contarán con un programa previo protagonizado por Carbonero, y durante los partidos estará en el campo entrevistando a los jugadores.

-Hola, Íker, cielo, ¿qué tal ha ido el partido? ¿cómo has visto ese gol que nos han metido?

-Bueno, partido a partido, somos once contra once, por cierto, ¿qué haces luego?

Se trata de una situación excepcional que no se había dado nunca. Algunos ven en ello un toque muy Telecinco, la magistral jugada de quien convierte en morbo todo lo que toca. Toda la parrilla de la cadena estará entregada a la cobertura del Mundial, habrá conexiones en directo desde El programa de Ana Rosa a Sálvame, espacios de corte menos técnico, más de color, por qué no: más frívolos. «¿Qué van a comentar ahí si no es un gesto de complicidad entre los dos, o anécdotas de fuera del campo?», se lamenta otro periodista.

Por supuesto, Sara está allí por méritos propios. Todo un desafío para una periodista tan joven (25 años), que ella asume con naturalidad. «El Mundial de fútbol es ‘el reto’. A mi edad, ni en sueños hubiera podido imaginar que iba a estar presente en un Mundial. La retransmisión el año pasado de la Copa Confederaciones fue para nosotros un ensayo general, aunque pienso que una Copa del Mundo poco o nada tendrá que ver con aquella competición. Ya conozco al equipo y el modo de trabajar de la cadena, y eso me aporta un punto de tranquilidad», explicó la toledana esta semana durante la presentación de la cobertura del Mundial.

Sara Carbonero se desplazará mañana domingo a la ciudad de Potchefstroom con el grueso del equipo de Telecinco, que se distribuirá entre esta ciudad, Durban, Johannesburgo y Ciudad del Cabo. Se alojará muy cerca de la selección española, que ha elegido esta localidad -a la que llaman la Sorbona sudafricana por su historial académico- para concentrarse. Los de Vicente del Bosque llegarán el jueves 10 de junio al campus de la Universidad del Noroeste, donde cuentan con un campo de fútbol propio y todas las comodidades. Cuando tengan el día libre, quizá Íker y Sara puedan escaparse a ver la reserva de animales de Madikwe, o la impresionante presa de Hartebeespoort.

Porque ése es otro de los puntos de conflicto. Mientras el resto de las familias de los jugadores sólo podrán verles durante el día libre (el que sigue a los partidos de competición), Íker podría ver a Sara siempre que quisiera, aunque fuentes de la Federación confirman que no será así, y que sólo tendrán contacto por motivos profesionales y el famoso día de asueto, «si es que a Sara también le dan vacaciones».

No todos los entrenadores tienen la misma política en lo que respecta al contacto con las familias y las novias. Javier Clemente, quien fuera seleccionador nacional entre 1992 y 1998, lo ve con normalidad: «Yo hablaba al principio de las competiciones con los capitanes, y hacíamos lo que creíamos mejor para los jugadores. En mi caso las familias estaban cerca durante todo el campeonato, pero sólo se veían cuando los futbolistas tenían el día libre», explica a LOC.

Xabier Azkargorta, el que fuera seleccionador nacional de Chile y Bolivia, es también partidario de la normalidad. «Solíamos coger dos hoteles muy cercanos entre sí, uno donde estaban los jugadores y otro donde se alojaban los familiares. Se veían todos los días un par de horas, o cada dos días. Yo no veo mal que estén con sus novias, el problema es si tienen niños pequeños y no pueden descansar adecuadamente». ¿Pero le parece correcto lo de Sara Carbonero? «¿Por qué no? Entiendo que cada uno tiene su propia forma de ver las cosas, pero yo soy partidario de la normalidad. Lo que no podemos es obligarles a hacer cosas que no son habituales, hay que tomárselo con naturalidad».

TRANQUILIDAD

Miguel Ángel Díaz, autor de Los secretos de La Roja -prologado por Íker Casillas-, también diagnostica tranquilidad. «No creo que haya ninguna inquietud por parte de los dos. Sara será una periodista más en la concentración, se verán en su día libre y poco más».

En cualquier caso, será una afortunada. Muchas de las familias de los jugadores han descartado viajar hasta Sudáfrica por las especiales condiciones del país. La Federación gestiona un vuelo chárter con su agencia de viajes de cabecera, El Corte Inglés, para que se desplacen a partir de Octavos, no antes. La mayor parte volverá a casa y otras, las menos, se quedarán hasta el final de la competición. «Es lógico, si fuera un país más seguro, las familias podrían hacer turismo mientras los jugadores están concentrados, pero aquí no», explica Miguel Ángel. El propio Cristiano Ronaldo ha pedido a su gente que no se desplace a Sudáfrica.

Ver a las familias, según explica un psicólogo deportivo, «puede ser un bálsamo en medio de los nervios» de una competición como ésta. Otra cosa es que el romance se encuentre en esa fase de plena efervescencia en la que es inevitable que se cuelen «otras cosas» en la concentración del deportista (la normalidad con la que se han dejado ver Íker y Sara estas últimas semanas descarta esta opción). Por eso, Diego Armando Maradona, seleccionador de Argentina, el rival más serio de España en este torneo, va a permitir a sus jugadores que mantengan sexo, «pero sin aditivos». «El sexo forma parte de la vida social de todos y en sí no es un problema. Los inconvenientes surgen cuando aparecen los excesos, los aditivos, se hace con alguien que no es la pareja estable, o en horarios que pertenecen al descanso», explica el médico del equipo argentino, Donato Villani.

Nada que ver esta alegría de la vida, esta, digamos, empatía latina, con el odio furibundo de Fabio Capello por las WAGS (Wifes and Girlfriends) de sus pupilos. El seleccionador del equipo inglés está tan harto de la distracción que causan las explosivas mujeres de sus futbolistas que piensa que son un «virus». Llegó a prohibirles expresamente que fueran a Sudáfrica para animar a sus hombres. Pero menudas son. El equipo de esposas y novias inglesas se hospedará en el exclusivo Palace Hotel de Sun City y no piensa perderse ni un partido. A Capello, un técnico que privilegia la disciplina por encima de todo, no le han gustado nada los recientes escándalos de infidelidades que han envuelto a John Terry, Ashley Cole o Rio Ferdinand. Tampoco le entusiasma que las cámaras enfoquen más y mejor al palco que al campo de juego, aunque la ausencia este año de Victoria Beckham -David no ha sido convocado- puede ayudar a tranquilizar las cosas.

Sara Carbonero está a años luz de ese universo, lo suyo es el periodismo deportivo. Pero no podrá evitarlo. Va a haber muchos ojos mirándola.

09 - Julio - 2010

Sara Carbonero

Raúl del Pozo

e afrontar La kermesse heroica, pelar la naranja mecánica y para eso nos sigue haciendo falta el talismán, una muchacha, a la que no le caben los ojos en la cara. La expedición de los españoles al Cabo de las Tormentas, donde el mar hace colchones con las olas, la estamos viendo no a través de los textos de los cronistas de Indias, que solían ser frailes, sino a través de los ojos de Sara Carbonero, así como el mundo antiguo vio las hazañas de la Primera Cruzada a través de los ojos de la princesa bizantina Ana Comnena.

Los ojos de Sara, dos alas verdes de mariposa, con la luz de la aurora, donde parecen estrellarse mientras suenan los himnos los vencejos de la Mancha, han llevado a los confines de la tierra la última imagen de España, que no es ni Carmen la cigarrera, ni Aldonza la labradora, ni la monja andariega, sino una chica que empezó de becaria y cuando se hizo reportera, la enviaron a la Copa Confederaciones.

Luego, ya en el Mundial, la culparon de la primera derrota ante Suiza porque según los periódicos sesudos -que también tienen la tartera de la cabeza llena de ideas cochinas-, distraía al portero de la selección. Todo lo contrario, uno pelea con más furia si hay una chica que le espera después del combate.

La torcida, la canarinha española pedo y feliz canta a Sara y la celebra como el nuevo himno de España, con tanto alborozo como se recibió la noticia de la Batalla de San Quintín. Ya era hora de que nos lleváramos una alegría. Así como la República tiene una bandera humana, con el pecho desnudo, la selección de Polla Grande o Trípode, tiene su cañón secreto en una caverna de coral, en jeans y camisas de raso. La llaman en la Red la Angelina Jolie del deporte. Pero no se le ve cuerpo de atleta, no es carne de gimnasio, tiene la canoa y los remos delgados. A ella lo que le preocupa es la credibilidad como periodista, una ansiedad de mileurista. Por eso y por el que dirán sus vecinas, no se atreve apenas a sonreír en el esplendor de la yerba. Se siente desnuda en una esquina del universo.

Nació hace muy poco en Corral de Almoguer, digo poco para la edad de las estrellas. Este lucero se ve ya desde todo el mundo. Ha sido para Iker Casillas lo que María para Baudelaire, la fuerza y el talismán. No ha distraído al héroe, que tiene el magnetismo para la hazaña del hombre grande y supo parar la embestida de los bárbaros. Lo distrajo más de una noche en la que Iker estaba ciego en un reservado de Pachá. Sara ha sido su Atenea, por ella ha vuelto al buen camino. Más que por España, por ella, ha saltado como un tigre entre los tres palos. Una de las intrigas del Conjurado el peligro alemán hay qucampeonato sería saber si el romance planetario, entre la reportera y el portero, se ha consumado después del partido.

by BeHappy Co.