El político, excluido de las listas electorales del CDS en las generales de 1989 nunca fue muy bien recibido por su condición de 'tránsfuga'

Ramón Tamames (CDS) dimite como concejal del ayuntamiento de Madrid y se retira de la política

HECHOS

El 29.12.1989 D. Ramón Tamames, del CDS, aunque elegido en las listas de IU, anunció que abandonaba su acta de concejal que pasaría a D. Franco González, del PASOC (Partido miembro de la coalición IU).

sahaguntamames El Sr. Tamames, cabeza de lista de Izquierda Unida en las elecciones de 1987, abandonó aquella formación a finales de ese año y a principios de 1989 respaldó una moción de censura del PP y el CDS que llevó a la alcaldía de Madrid a D. Agustín Rodríguez Sahagún.

30 - Diciembre - 1989

¿Y ahora qué?

Ángel del Río

RAMON Tamames tenía pensado hacer pública su renuncia al escaño municipal anteayer, pero se dio cuenta que era el día de los Inocentes y retrasó una fecha la decisión. La hizo pública ayer y el argumento, que ni el propio Ramón Tamames se cree, es que quiere dedicarse por entero a la Universidad. De pronto le han entrado a Tamames unos ánimos arrebatadores por volver a clase, por dedicarse a la pedagogía por encima de la política. Es una mala excusa, porque el Ayuntamiento no le quitaba tiempo a Ramón Tamames, no aparecía apenas por la Casa de la Villa y esto le originó muchas reprimendas en su anterior grupo, el de Izquierda Unida, y esto estaba causando disgusto en su nuevo partido, el CDS. Pero la verdadera raíz del problema estaba en que Ramón Tamames era un «órgano» transplantado al híbrido PP-CDS que producía rechazo, un transplante de escaso éxito. Ya cuando ingresó en el partido de Suárez hubo militantes que se sintieron molestos por su llegada. Cuando populares y centristas firmaron el Acuerdo por Madrid para desbancar a Barranco y colocar de alcalde a Sahagún, la mayoría de los concejales del PP condicionaron su firma a que no tuviera responsabilidades de gobierno. Esto, naturalmente, se «vendió» de otra forma. Después, las cosas se fueron complicando. Tamames quería haber sido candidato al Congreso de los Diputados por Madrid en las últimas elecciones del 29-O; Suárez intentó meterle en la candidatura de Sevilla y Tamames pronunció aquello de «Quien fue a Sevilla perdió su silla, y yo no quiero perder la silla de Madrid». Estando así las cosas el concejal centrista se vio envuelto en otro escándalo. Era socio de la empresa Dainursa, que había comprado el edificio de Cava Baja, 30. Surgió un bombardeo crítico, porque desde la oposición se intentaba implicar a Tamames en esa acción especulativa de comprar edificios, declararlos en minas y después especular con ellos. Tamames respondió que él ya había vendido sus acciones, pero le salpicó el lodo de la polémica. Tamames empezó siendo teniente de alcalde del Ayuntamiento en la primera Corporación democrática de 1979 presidida por Enrique Tierno y como concejal comunista. Después se fue del Ayuntamiento y del partido. Encabezó la candidatura de IU en los comicios del 87 y más tarde se pasaba a las filas del CDS. Tamames, ¿qué hará ahora? ¿Durante cuánto tiempo más permanecerá en el CDS? Se admiten apuestas.

by BeHappy Co.