Search
El que fuera director de INTERVIÚ ha durado 24 horas al frente del cargo

Reaparece el diario YA de la mano del abogado Rodríguez Menéndez con un repentino cambio de director

HECHOS

  • El 22.11.1996 reapareció en los quioscos el periódico YA dirigido por D. Antonio Álvarez Solís hasta el día 25.11.1996 que fue reemplazado por D. Abel Hernández.

El abogado D. Emilio José Rodríguez Menéndez será el presidente del Consejo de Administración del periódico YA.

alvarez_solis_2 El periodista D. Antonio Álvarez Solís, fundador de INTERVIÚ y considerado ideológicamente próximo a Herri Batasuna, fue nombrado director del YA en Octubre y su nombre salió en la macheta como director el día 22. Pero el día 25 este nombre era reemplazado por el de D. Abel Hernández. Al parecer el Sr. Rodríguez Menéndez y el Sr. Álvarez Solís discreparon sobre los efectivos con los que contaba el periódico para llegar a los quioscos.

D. Abel Hernández habla con J. F. Lamata sobre el intento de reaparición del YA en 1996:

  • /
Update Required
To play the media you will need to either update your browser to a recent version or update your Flash plugin.

 

22 - Noviembre - 1996

El YA reaparece entre interrogantes

F. J. López

«Bienvenido sea el dinero para sacar un periódico venga de donde venga». Antonio Alvarez Solís, el nuevo director del Ya -que hoy reaparece, tras cinco meses de ausencia, de la mano del abogado Emilio Rodríguez Menéndez- respondía ayer con estas palabras a una pregunta que le han realizado estos días con bastante frecuencia: ¿Quién está detrás de este proyecto?

Hasta ahora se sabe que Rodríguez Menéndez compró todas las acciones al anterior propietario de Edica, Aurelio Delgado. Y parece ser que parte de las mismas están repartidas entre un grupo de empresarios del sector inmobiliario (José Traver), textil (Angel Rodríguez, propietario de las tiendas Machin) y «gente del mundo del caballo», en palabras del presidente de Edica.

El periódico cuenta con una plantilla de unas 100 personas, 70 de ellas pertenecientes a la redacción. «Nacemos con unos medios modestos, pero sólidos. La tirada de hoy será de 50.000 ejemplares, pero con 30.000 ejemplares podemos alcanzar el umbral de la rentabilidad», señala el director.

En el transcurso de la presentación del diario -realizada anoche en un hotel madrileño- Rodríguez Menéndez aportó a los periodistas más cifras: lleva invertidos hasta ahora 700 millones. Después, en su discurso, aclaró que «no hay ningún poder político y económico detrás del proyecto».

El abogado accedió al acto por el garaje. En la entrada principal del hotel se concentraron un centenar de ex trabajadores -a los que se les adeuda casi 4.000 millones en salarios- que esperaban con pitos y abucheos a los invitados (unos 300).

Las caras conocidas brillaron por su ausencia. Tan sólo Ivonne Reyes y Enrique del Pozo, presentadores del programa de TV La noche prohibida, Mari Cruz Soriano, Amilibia y su mujer, y el ex presidente del desaparecido CDS, Rafael Calvo Ortega.

También falló la rotativa. Estaba previsto distribuir en la fiesta ejemplares del primer número del Ya, pero Rodríguez Menéndez avisó de que, al menos, hasta las once de la noche no sería posible.

Como no había periódico, muchos de los presentes recibieron como regalo un libro editado en 1991 por el diario Ya sobre Madrid y su provincia. Según los antiguos empleados, el libro -como otros bienes- también está embargado.

26 - Noviembre - 1996

Unión efímera de una extraña pareja

Víctor de la Serna Arenillas

Dos hombres, no ya de dos generaciones, sino de dos galaxias diferentes -aunque ambos nacidos en Madrid- se unieron profesionalmente hace unas semanas para resucitar la sesentona y clásica cabecera del YA, el diario antaño episcopal, desaparecido cinco meses antes, tras una larga agonía autogestionaria. Uno, viejo luchador antifranquista; el otro, polémico defensor de una colección de personajes difícilmente repetible. Ayer, cuarto día tras la resurrección, el Consejo de Administración presidido por el abogado José Emilio Rodríguez Menéndez «aceptaba la dimisión» del director, Antonio Alvarez-Solís. La extraña pareja ha durado mucho menos que aquélla formada por Michael Jackson y Lisa Marie Presley…

«Bienvenido sea el dinero para sacar un periódico, venga de donde venga». Esta frase de Alvarez-Solís el jueves pasado, en la magramente concurrida fiesta de presentación del diario -mientras sus ex trabajadores protestaban en la calle- puede ser la única explicación racional de un matrimonio no tanto de conveniencia cuanto contra natura.

Rodríguez Menéndez, cuya entusiasta afición al caviar en grandes dosis conocen los clientes de algún lujoso restaurante madrileño, es sin duda un vocacional del Derecho que no se arredra ante los obstáculos: matriculado en la Complutense ya en 1968, sacó el título en 1981. Como, según el fiscal de la Audiencia de Madrid, meses antes ya ejercía en su bufete de la calle de Orense, 8, está procesado por intrusismo desde hace 13 años. La Justicia española, proverbialmente fulgurante, aún no ha fallado sobre este caso.

Pero casos, lo que se dice casos, ha habido otros muchos en su densa carrera. Los periódicos han informado de que durante los años setenta «10 juzgados de Madrid» le instruyeron diligencias por presuntas irregularidades relacionadas con talones sin fondos. Y antes de iniciar su notorio recorrido profesional en España ya hizo las Américas a su estilo (un «autoexilio», explicó), recorriendo México, Bolivia y Chile, donde, acusado de estafa, llegó a pasar por la cárcel.

La notoriedad -nutrida por sus ofertas de exclusivas a la prensa- ha marcado su carrera en España. Ha defendido a los cuatro líderes de la secta Ceis, condenados a 37 años de prisión por proxenetismo e intrusismo; a los dos policías (de aquella Mafia Policial) sentenciados a 30 años por la desaparición de Santiago Corella El Nani; a Neus Soldevila, la inolvidable Dulce Neus, inductora del asesinato de su marido; a Dionisio Rodríguez El Dioni, el célebre ladrón de los 320 millones de pesetas; a Juan José Rodríguez Díaz El Francés, presunto asesino del dirigente de Herri Batasuna Santiago Brouard; al miembro de los servicios de información antiterrorista condenado por colocar una bomba en el hiper Pryca de Oiartzun y pedir 40 millones en nombre de unos Comandos Autónomos Antiterroristas…

¿Y Alvarez-Solís? Pues director del emblemático Interviú de la transición (1976-79), escritor acerado de libros políticos (Qué es el búnker), militante desde 1982 en el Partit dels Comunistes de Catalunya (PCC)… En el oficio siempre se pensó que tenía mono de la dirección de un periódico. Si así fue, el viernes lograba su sueño, con mil dificultades técnicas; el sábado, después de una asamblea en la que el editor -dicen los periodistas- fustigó a los profesionales «culpables» y, tras otra tormentosa reunión, en la que Rodríguez Menéndez lo menospreció, dimitía. Su cese no se confirmó hasta anoche, pero la ruptura estaba hecha, en realidad, al día siguiente de la reaparición del YA.

by BeHappy Co.