Search
Acusaciones desde la prensa de que el grupo Prensa Ibérica ha recibido trato de favor de los socialistas en la adquisición de LEVANTE

Javier Moll de Miguel emerge como magnate mediático comprando LA NUEVA ESPAÑA, LEVANTE e INFORMACIÓN de Alicante

HECHOS

  • El 21.02.1984 la subasta por LA NUEVA ESPAÑA de Oviedo recayó en favor de Prensa Ovetense S. A.
  • El 14.03.1984 la subasta por INFORMACIÓN de Alicante recayó en favor de Prensa Alicantina S. A.
  • El 24.04.1984 la subasta por LEVANTE de Valencia recayó en favor de Prensa Valenciana.

CONTINUIDAD EDITORIAL

prensaiberica_lanuevaespana La propiedad del periódico LA NUEVA ESPAÑA de Asturias fue adjudicada por el Gobierno socialista al Sr. Francisco Javier Moll de Miguel en subasta pública que lo anunció en su portada el 22 de febrero. El Sr. Moll de Miguel anunció que mantendría como director a D. José Miguel Vaquero que durante el tiempo que lleva ha mantenido igualmente una relación cordial con el PSOE asturiano (la administración socialista fue quien le nombró director del periódico en enero de 1983).

prensaiberica_levante El periódico LEVANTE – El Mercantil Valenciano de Valencia fue adjudicado al Sr. Francisco Javier Moll de Miguel  el 24 de abril siendo anunciado en su portada al día siguiente. El Sr. Moll de Miguel ha decidido que LEVANTE siga estando dirigido por D. Jesús Prados que ha mantenido una línea editorial moderada, aunque próxima al PSOE.

prensaiberica_lainformacionalicante En el periódico LA INFORMACIÓN DE ALICANTE, fue adjudicada al el Sr. Moll de Miguel el día 14 de marzo que fue anunciado en portada. Ha optado por nombrar a un nuevo director, al periodista canario D. Juan Francisco Sardaña, que, curiosamente era hasta ahora el director de CANARIAS 7, el principal competidor de los diarios del Sr. Moll en esa comunidad (LA PROVINCIA y DIARIO DE LAS PALMAS).

levalen El diario LEVANTE informó del cambio de propiedad como una decisión propia animada por los valencianos, cuando en realidad el periódico se había librado de la quiebra mediante un proceso de privatización.

Palabras del Sr. Moll en el acto de adquisición de LA NUEVA ESPAÑA de Asturias:

“Algo más que un periódico. No entiendan crítica alguna en mis palabras a la gestión hasta ahora realizada en LA NUEVA ESPAÑA por Medios de Comunicación Social del Estado. Al contrario, deseo manifestar mi admiración en varias vertientes. Concluyo estas palabras, ya excesivas, reiterando al presidente del Principado, don Pedro de Silva, las que le dirigí en la audiencia que me concedió hace algunas semanas. No fueron de mera cortesía porque trataban de resumir, ante la persona más representativa de la región, nuestra entrega radical y sin reservas a los intereses y necesidades de todos los asturianos. Muchas gracias”. (D. Francisco Javier Moll de Miguel).

LA DERROTA DE JOSÉ MANUEL PONTE

 El mayor derrotado de este proceso es el periodista comunista D. José Manuel Ponte, que fuera presidente del comité Intercentros y adjunto a Director Gerente de los Medios de Comunicación Social del Estado y, durante muchos años, redactor jefe de LA NUEVA ESPAÑA, que defendió la permanencia de la prensa pública gestionada por sus trabajadores en lugar de la privatización. Tras ser rechazada esta opción, trató de liderar una cooperativa de trabajadores de LA NUEVA ESPAÑA que comprara ese periódico, la compra del periódico por un empresario privado como es D. Francisco Javier Moll de Miguel culmina su derrota de la que culpa al PSOE por no haberle dado los créditos a su cooperativa para compra el diario.

MOLL YA TIENE EL MAYOR GRUPO DE PERIÓDICOS REGIONALES

prensaiberica1985 Tras la subasta el grupo Prensa Canaria ahora rebautizado constituido como un ‘holding’ denominado Prensa Ibérica del que formarán parte las empresas editoras de cada uno de los periódicos Prensa Canaria de los dos canarios, Prensa Valenciana de los dos valencianos y Prensa Asturiana del de Asturias, el nuevo grupo mediático se convierte en el grupo editorial español que tiene más periódicos.

23 - Febrero - 1984

Pequeños grandes enigmas

Lorenzo Contreras

Cuesta trabajo a veces zafarse del asombro. Así, por ejemplo, cuando se comprueba la esterilidad aparente de los esfuerzos de la Sala Segunda del Supremo para averiguar el origen de la filtración de una sentencia famosa: la del Tribunal Constitucional sobre la expropiación de Rumasa.

Así, también, cuando sobreviene la noticia de que un grupo canario conservador gana la subasta de uno de los periódicos más cotizados de la ex Prensa del Movimiento – LA NUEVA ESPAÑA de Oviedo – contra un PSOE que ahora organiza tardía y precipitadamente su propio aparato editorial a través de una empresa llamada Mundicom.

Respecto a la adquisición de LA NUEVA ESPAÑA de Oviedo por Editorial Prensa Canaria, lo elemental es preguntarse por qué se destruyó desde el Ministerio de Cultura la opción que en su día formalizaron los trabajadores del periódico con el aval de la Caja de Ahorros de Asturias. El aval tuvo que ser retirado, la sociedad anónima laboral no fue posible y quedó expedita la vía para supuestos ‘millonarios progresistas’ que han acabado por no concurrir. Puede decirse que en aquella ocasión la avaricia oficial rompió el saco. De este episodio el único que no sale con el rostro crispado es el gerente de los Medios de Comunicación Social del Estado, Mario Antolín, cuyas excelentes relaciones con los licitadores exitosos de LA NUEVA ESPAÑA son objeto de comentario restringido en medios conocedores del Rufufú subastero.

Lorenzo Contreras

23 - Marzo - 1984

Historia de una persecución

Lorenzo Contreras

La venta de la Prensa estatal (antigua prensa del Movimiento) está mostrando ribetes entre disparatados y sonrojantes. Es un proceso difícil de describir con brevedad y en el que hay de todo, desde pretensiones fallidas hasta persecuciones personajes inadmisibles. La situación se ha vuelto difícil para el subsecretario de Cultura, don Mario Trinidad, que está dilapidando su honorable capital político de antiguo luchador demócrata ahora empeñado en llegar a soluciones discutibles del brazo del ex poncio franquista Antolin de Santiago. Se sospecha en algunos medios que el ministro señor Solana podría retirarle la confianza a su segundo de quien son predicables actitudes que le enajenaron la confianza de los trabajadores afectados. Se reprocha, en efecto, al señor Trinidad:

  1. A) Adjudicación directa de un ‘consulting’ sobre los periódicos a un tal señor Torralba, que subcontrató, a su vez, con una empresa de la competencia para objetivos cuya finalidad nunca pareció correcta.
  2. B) Busca de ‘millonarios supuestamente progresistas para que interviniesen en la sbasta.
  3. C) Aprobación de un reglamento de dudosa legalidad que los trabajadores recurrieron.
  4. D) Cese del asesor adjunto a la Gerencia de los Medios, José Manuel Ponte, después que demostrase inadaptación a los criterios del señor Trinidad.
  5. E) Continuidad y apoyo al viejo equipo de la Gerencia del organismo autónomo Medios de Comunicación Social del Estado, integrado por conocidos personajes del régimen anterior.

Quizá el episodio más sintomático de este repertorio sea la persecución desatada contra el señor Ponte, afiliado a UGT y principal responsable de que haya entrado en vías de fracaso el ‘proyecto millonarios’. Incluso quienes no ven con simpatías la batalla planteada por Ponte se inclinan a reconocer que la acción política contra él desencadenada responde a criterios arbitrarios y de soberbia institucional, dignos de etapa que se creía extinguidas.

Paradójicamente, el desmantelamiento de la Prensa pública no está favoreciendo al PSOE ni en la forma ni en los resultados. Y más paradójico es aún que muchos de los trabajadores que propugnaban una Prensa de izquierda se alegren ahora del fracaso de la subasta aunque sólo sea en la medida en que representa un traspiés de Mario Trinidad, hombre acusado de tomarse ‘vendetta’ en la persona de José Manuel Ponte, degradado vía Antolín en sus niveles profesionales y, consiguientemente, rebajado de suelo.

La venganza contra Ponte, si se confirmase en los términos atribuidos, sería la hitoria de una mezquindad. Cuando el PSOE lo nombró para los cometidos que después le fueron arrebatados, Ponte se mostró tolerante con los viejos enemigos suyos, pertenecientes al régimen anterior. Nadie comprende ahora que un ex franquista como Antolín de Santiago pueda ser utilizado por un subsecretario sindicalista y de Comisiones Obreras para escarmentar al asesor que hizo de la disconformidad programa de comportamiento. Mientras tanto el PSOE perdía el ambicionado control de LA NUEVA ESPAÑA, periódico importante en un feudo socialista como Asturias. La subasta fue ganada por Prensa Canaria S. A., ajena al os intereses de la región y muy probablemente amigada con Antolín de Santiago. Una carambola no prevista por el señor Trinidad, presuntamente ocupado en teledirigir sus iras contra el representante de los trabajadores de los medios.

Lorenzo Contreras

27 - Abril - 1984

El Arte de Privatizar

Lorenzo Contreras

La liquidación de la Prensa del Estado (antigua Prensa del Movimiento) es un hecho aparentemente secundario que, sin embargo, revela en el fondo la inepcia de algunos gobernantes actuales y las graves contradicciones en que incurren. Cuando UCD lanzó la ley por la que habían de privatizarse estos medios, los socialistas presentaron recurso de inconstitucionalidad contra ella, cosa lógica en la proporción que marcaba su resuelta defensa de la Prensa pública.

Una vez el PSOE en el Poder, los problemas cambiaron de enfoque. Pronto quedó claro, muy claro, que al nuevo Gobierno no le interesaba una Prensa en manos de los trabajadores y sí, en cambio, una privatización que pusiese bajo control los supuestos ‘millonarios progresistas’ los periódicos más rentables de la cadena. Esta operación se habría consumado si los trabajadores, que rechazaban el papel de comparsas en ficticias sociedades anónimas laborales, no hubiesen demorado y entorpecido las subastas mediante la argucia legal de reclamar parte del patrimonio de los medios, al amparo del artículo 65 de la ley de Patrimonio del Estado.

La historia del proceso es mucho más compleja. Pero lo que interesa a nuestro propósito es llamar la atención sobre un gradual cambio que, sin orientar el control de los periódicos hacia la parte laboral que lo reclamaba, facilitó que los ‘millonarios progresistas’ acabarán viéndose reemplazados por una misteriosa realidad social que, bajo el nombre de Prensa Canaria, se ha hecho con los diarios más rentables de la Prensa estatal, concretamente con LA NUEVA ESPAÑA de Oviedo; INFORMACIÓN DE ALICANTE y LEVANTE de Valencia. No así con ALERTA de Santander, uno de los periódicos más codiciados del grupo, que sorprendentemente ha quedado sin postor y por tanto, en trance de desaparición, según lo establecido en las normas privatizadoras. Algún día se conocerá el motivo de que el precio de licitación de ALERTA fuese tan elevado y, en consecuencia, tan prohibitivo para los infatigables compradores de Prensa Canaria cuyo hombre fuerte, Javier Moll de Miguel, podrían tener amplias y cuidadas relaciones políticas capaces de esclarecer el sentido y amplitud de su expansionista fiebre.

Los socialistas, a través de una empresa inesperada llamada Mundicom y de un sistema de créditos de las entidades de ahorro, lograron controlar también dos periódicos importantes: CÓRDOBA y SUR de Málaga. El primero, sin competencia provincial, queda fuera del alcance del dinámico comunismo que Julio Anguita representa. Y el segundo pasa teóricamente a manos laborales, que no van a ser otras, en definitiva, que las manos del partido.

Del combate librado ha escurrido la figura don Javier Solana. El peso de la refriega ha recaído sobre su subsecretairo Mario Trinidad, cuya vieja competencia de luchador demócrata aparece enturbiada por la sistemática persecución desencadenada contra la persona del máximo representante sindical del Comité intercentros, José Manuel Ponte. De ‘hacerlo con competencia’ a ‘hacerlo con saña’ y mal, todo un abismo ha mediado.

Lorenzo Contreras

29 - Abril - 1984

La fulminante ascensión de Editorial Prensa Canaria, SA

EL PAÍS (Director: Juan Luis Cebrián)

Editorial Prensa Canaria, SA, ha pasado a ser, con la adquisición de tres de los más importantes periódicos de la cadena del Estado, uno de los principales grupos de comunicación de este país. Antes de acudir a las subastas, estudiadas por este grupo milimétricamente desde que el anterior Gobierno de UCD anunció la liquidación de esta prensa, Prensa Canaria poseía en Las Palmas los periódicos, La Provincia, Diario de Las Palmas y Canarias Deportiva. Es propietaria, además, de tres emisoras de frecuencia modulada en Las Palmas, Telde y Santa Lucía y de una productora de vídeo.Como accionista mayoritario de este grupo figura Javier Moll, abogado-economista por Deusto, empresario nacido en Zaragoza hace 33 años, de padre mallorquín y madre abulense, que compró en 1978 Prensa Canaria por 500 millones de pesetas.

El hecho de que Javier Moll haya sido el principal promotor del Banco de las Islas Canarias, al que sigue ahora unido como miembro del consejo de administración, ha hecho pensar que ha recibido sus recursos financieros para la compra de los periódicos de la banca Garriga Nogués y de Banesto, a los que ha estado unido, especialmente a la primera.

Sin embargo, fuentes de responsabilidad financiera del grupo de Moll y de los dos bancos citados han desmentido que haya recibido crédito alguno de estas dos entidades financieras, en contra de lo que señalaban determinadas fuentes cercanas al empresario de Prensa. También se ha especulado con la posibilidad de que detrás de Javier Moll, persona no muy conocida hasta ahora tanto en el mundo de la Prensa como en el de las finanzas, existiera capital árabe.

En el proceso de compra de los periódicos La Nueva España, Información y Levante Javier Moll participa por lo menos con un 51% en el capital de cada una de estas empresas, que, según fuentes gerenciales, se han constituido como sociedades distintas entre sí y “que, por tanto, no mantendrán vinculación ni de servicios centrales ni en cuanto a contenidos ni en su estructura económico-financiera”. Los directivos del grupo de Moll aseguran que no se puede hablar de truste o de holding para denominar la relación de estas nuevas empresas.

Moll ha buscado cubrir el 49% de las acciones restantes con dinero de la región en la que se encuentran los periódicos y para ello ha acudido a personas particulares, instituciones y sobre todo cajas de ahorro. “Con esto queremos hacer periódicos constitucionalistas, democráticos y pluralistas, muy arraigados en cada provincia o región”, explican altos directivos de esta empresa. El paso siguiente será la reorganización del personal y la reconversión en aquellos casos en que sea necesario para hacer unos periódicos rentables.

En los últimos días Javier Moll ha viajado a Alicante y Valencia con el fin de integrar a entidades alicantinas y valencianas en las nuevas sociedades editoras de los diarios Información, que tiene una difusión media de 21.500 ejemplares y unos beneficios de 76 millones de pesetas, y Levante, que tiene una difusión media de 27.865 ejemplares diarios y unos beneficios globales de 160 millones de pesetas.

En medios profesionales valencianos se ha señalado que una empresa especializada en la gerencia de medios de comunicación significa la única esperanza de relanzar económica y profesionalmente el periódico valenciano. Al hilo de la credibilidad recuperada por Levante a lo largo del último año, parece probable que el actual director de la publicación, el periodista Jesús Prado, continúe en su puesto.

El Análisis

MOLL ¿ALIADO DEL PSOE EN VALENCIAY ENEMIGO DEL PSOE EN ASTURIAS?

JF Lamata

Desde la prensa de Madrid se insinuó que el Grupo Moll había tenido trato de favor para hacerse con el diario valenciano LEVANTE-EMV, basaban esa acusación en que el Grupo Moll compró dicho diario gracias a un crédito de la Caja de Ahorros Provincial de Valencia controlada por el PSOE valenciano (PSPV).

Esta teoría contrasta con lo sucedido en Asturias, ahí el Grupo Moll pujó por el diario LA NUEVA ESPAÑA de Oviedo enfrentándose en la subasta a la oferta de otra empresa creada por la Caja de Ahorros de Asturias, orgánicamente controlada por el PSOE. El Sr. Moll logró poner encima de la mesa 160 millones de pesetas superando a la oferta de los socialistas.

Por tanto el Grupo Moll… era aliado de una caja de ahorros socialista en Valencia y enemigo de una caja de ahorros socialista en Asturias. Original.

J. F. Lamata

by BeHappy Co.