Search

Campanadas 2003-2004: La prensa critica el mal gusto de TVE, ANTENA 3, TELECINCO y CANAL PLUS

HECHOS

La última noche de 2003 los operadores TVE, ANTENA 3 TV, TELECINCO y CANAL PLUS hicieron emisiones especiales para toda España.

02 Enero 2004

¿Nos merecemos esta televisión?

EL MUNDO (Director: Pedro J. Ramírez)

Aunque tal vez sin el entusiasmo de otras décadas, cuando la televisión era casi el único entretenimiento, la noche de Fin de Año todavía congrega ante la pequeña pantalla a más millones de españoles que otra velada cualquiera. Con tal motivo, todas las cadenas ofrecen una programación especial que no se puede considerar precisamente como de gala. Lo mejor que puede decirse de los programas con los que TVE, Antena 3, Telecinco, Canal + y algunas autonómicas han recibido el nuevo año es que -lamentablemente- descendieron a las mismas cotas de ínfima calidad a las que nos han acostumbrado en 2003.

La ausencia de imaginación y el olor a naftalina (TVE), el recurso a la grosería de los personajes más cutres de la telebasura (Telecinco) o a las hazañas de los videos caseros (Antena 3), así como el contenido sexual incluido en los muñecos del Guiñol (Canal +) compusieron un espectáculo nada edificante en un medio de comunicación que, mientras no se cambien las leyes, está considerado servicio público. Con el añadido de que muchos de los pasajes de los programas que se emitieron antes de las 12 campanadas no eran, desde luego, aptos para los miles de menores de edad que esa noche especial estaban delante del televisor.

Tal vez las únicas excepciones positivas de la Nochevieja televisiva fueron los programas de Cruz y Raya en TVE -por primera vez incluyeron parodias, elegantes, de los líderes políticos- y el especial de la serie de Antena 3 Aquí no hay quien viva, producto de aceptable factura que demuestra que la calidad no tiene por qué estar reñida con el entretenimiento y que se puede lograr audiencia sin necesidad de apelar a los más bajos instintos.

Los responsables de la cadena pública estatal no se estrujaron la cabeza en busca de nuevas fórmulas. Recurrieron a Carmen Sevilla -inenarrable su actuación- como pareja de Ramón García para dar las campanadas y encargaron a José Luis Moreno y sus mariachis la realización de la gala posterior. Podían haber emitido la del año pasado y nadie se habría dado cuenta.

Pero la palma de la chabacanería y la ordinariez se la llevó Telecinco. La cadena eligió para esa noche uno de los programas más vergonzosos que tiene en su parrilla, Aquí hay tomate. Espeluznante de principio a fin.

Puede que la alocada carrera de explotación del morbo en las televisiones no tenga remedio. Pero no nos cansaremos de repetir que los programadores no están en lo cierto cuando aducen que la gente pide telebasura a gritos. Por mucho que ello tranquilice sus conciencias y llene sus bolsillos.

by BeHappy Co.