Search
La serie documental anunciada el 2 de diciembre de 2021 por Disney es anulada, según la multinacional, por desavenencias con la productora española

Disney cancela por sorpresa el estreno del documental sobre los abusos sexuales de Kote Cabezudo, coproducida por Melchor Miralles

HECHOS

El 19.12.2022 D. Melchor Miralles publica un artículo protestando por la decisión de Disney+ de no emitir el documental «En el nombre de ellas».

25 Noviembre 2022

25N, DISNEY, KOTE CABEZUDO Y CÍA.

Mario Díez

Hoy es 25 de noviembre. Día internacional contra la violencia hacia la mujer. Hace ahora casi un año, el 2 de diciembre de 2021, se hizo pública la noticia de que Disney contaría el Caso Kote Cabezudo. Antes de eso, muchas veces las víctimas de este violador y pornógrafo infantil quisieron hacer oír su voz y fueron silenciadas. Pero, a salvo de Melchor Miralles a través del canal Sin Filtros en el tiempo que el periodista formó parte de la productora Cuerdos de Atar, jamás hasta el 2 de diciembre de 2021 existió un gran medio de comunicación de masas nacional o internacional que diera un paso al frente para gritar: «nosotros nos comprometemos a contar vuestro horror». Lo hizo finalmente la plataforma Disney+ España el pasado diciembre a través de la productora Sr. Mono. Una decisión valiente, sin duda. Pero ponerse semejante medalla conlleva una seria responsabilidad.

El 2 de diciembre de 2021 Disney asumió con su paso al frente una severa responsabilidad para con las víctimas de Kote Cabezudo. Porque es únicamente en correspondencia a esa supuesta valentía de Disney por lo que las víctimas de Cabezudo asumen el compromiso de transitar el dolorosísimo proceso de abrirse en canal para contar a corazón abierto su doble calvario. El primero a manos de Kote Cabezudo. El segundo a manos de la Justicia encarnada en la Magistrada Ana Isabel Pérez Asenjo. Su determinación es desde ese momento inquebrantable: si Disney tiene el valor de darnos voz y asume ese compromiso, nosotras nos debemos, a nosotras mismas y a todas aquellas otras mujeres que han sufrido lo mismo o algo similar y que jamás hallarán Justicia, el sacrificio de exponernos y denunciar todo lo que sufrimos y nos ocurrió para que nunca más le vuelva a ocurrir a otras.

EL 25N, la cobardía y la traición.

Quienes hayan visto la oscarizada Braveheart, recordarán el momento de zozobra total y de no entender nada cuando William Wallace le quita el yelmo al que cree su enemigo para acabar con su vida y descubre el rostro del que suponía su aliado, Robert The Bruce. Les refresco la escena…

Visualicen a las víctimas de Kote Cabezudo como William Wallace y a Disney como Robert The Bruce, porque les aseguro que exactamente así han encajado ellas ese golpe que supone observar a quien creían su aliado (Disney) dando tan cobarde paso atrás. Porque es evidente que en Disney ha habido un cobarde con poder suficiente para paralizar el estreno de la serie. Estreno anunciado por la propia Disney para anteayer 23 de noviembre. Alguien doblemente cobarde en realidad. Primero no atreviéndose a estrenar en la fecha prometida (a dos días del 25N ¿casualidad?), ellos sabrán por qué. Segundo no atreviéndose a dar una explicación pública y coherente del por qué de la espantada.

Al igual que Robert The Bruce en Braveheart, Disney tiene la oportunidad de redimirse. El daño auto infligido a la imagen de la marca es ya grande. Pero de no emitirse el documental, Disney se convertiría de facto en el más activo encubridor de la mayor trama extendida en el tiempo de abuso sexual y producción de pornografía infantil de la historia de España. Imagínense, con un documental impoluto de 4 horas y media en su poder que pone blanco sobre negro de todo lo ocurrido sobre la estricta y objetiva realidad judicial de la causa y ocultándolo a la opinión pública para regocijo del violador y los que le palmearon y protegieron por espacio de tres décadas.

Qué bonito currículum se le puede quedar al ratón Mickey y compañía, todos de la mano de Kote Cabezudo en Disneyland. Disney es una marca global, planetaria. Y ya está tardando la matriz de Estados Unidos en tomar las riendas de este escándalo. Un escándalo que sitúa a la marca de las princesas, aquí en España, mientras la emisión no se produzca, en el equipo de los cómplices de un violador y productor de pornografía infantil.

Las víctimas de Kote Cabezudo

¿Alguien en Disney ha pensado un sólo segundo en las víctimas de Kote Cabezudo antes de tomar la decisión de no estrenar? Es obvio que no dado que nadie en Disney ha solicitado dirigirse a ellas para darles la mínima explicación que merecen tras su desgarradora demostración de coraje.

La resolución de este asunto no se demorará mucho porque Disney no va a poder mantener demasiado tiempo más a las víctimas de Kote Cabezudo y su documental en el limbo. Y porque tras más de nueve años sintiendo que se juega con ellas, la paciencia de estas mujeres ha llegado a su límite. Ya no son las adolescentes manipulables y asustadas sin capacidad de reacción frente al depredador Kote Cabezudo. Su historia se va a conocer sí o sí como merece ser conocida. Y lo van a hacer con el Mickey Mouse o sin él. Pero créanme que Disney haría mejor en cumplir con la responsabilidad asumida con ellas y no ponerlas a prueba.

19 Diciembre 2022

DISNEY SABÍA DOS MESES ANTES DEL ESTRENO QUE NO IBA A EMITIR LA SERIE SOBRE KOTE CABEZUDO

Melchor Miralles

Ya explicó atinadamente Mario Díez aquí la pasada semana que “En el nombre de ellas”, la serie documental de la productora Señor Mono sobre el caso Kote Cabezudo, no se estrenó como estaba anunciado. ¿Por qué? Pues porque Vicent Sourdeau vicepresidente y Manager General de los canales Disney en España y Simon Anselem, Consejero Delegado de Walt Disney para España y Portugal vendieron a las víctimas. Todo esto después de haber supervisado y autorizado durante 14 meses cada detalle de la impecable producción de Señor Mono, de la que soy coproductor y coproductor ejecutivo.

Disney ha mentido además al decir que no emitirá la serie por discrepancias con la productora. Trata de salvar su cara diciendo además que ha devuelto los derechos íntegros a los productores por respeto a las víctimas que merecían que su historia fuera contada. Víctimas a las que primero ha utilizado y después vendido.

Pero hay más. Disney tenía decidido desde dos meses antes del 23 de noviembre, la fecha anunciada de estreno, que no iba a emitirlo. Esto, según me han confirmado fuentes de absoluta solvencia. Y además, Oscar Gutiérrez Martínez, periodista de “El Confidencial Digital” (ECD), llamó en septiembre a Señor Mono, a Disney y a mí para contrastar una noticia que le había llegado que afirmaba que pese a haber anunciado el estreno, Disney no pensaba emitir la serie.

A la llamada de ECD yo respondí que no sabía de lo que me hablaba y que me extrañaba mucho pero que debía hablar con Señor Mono y Disney. Y así lo hizo. El pasado viernes Oscar Gutiérrez me dijo literalmente: “Señor Mono y Disney me lo desmintieron tajantemente. Y por ello, en ECD decidimos no publicarlo, porque tampoco teníamos la certeza de que nuestra fuente fuera fiable al cien por cien”.

No voy a entrar en las fuentes de los colegas. La realidad es que esa fuente de ECD ha resultado con el tiempo ser fiable. Y sorprende que ECD, después de haber sido el primero en enterarse de lo que iba a suceder, no haya publicado después una línea ni del comunicado de las víctimas.

Disney miente sobre sus razones de no emitirla

Es relevante que Disney tuviera tomada la decisión con tanta antelación. Y mucho. Confirma que no ha tenido ninguna discrepancia con la productora. Además manifiesta que la historia merece ser contada a la vez que toma la decisión de ocultarla, lo cual acredita su inmoralidad. Nadie con la cabeza encima de los hombros puede creer que Disney compre una serie documental, la valide paso a paso durante 14 meses, la anuncie, se la envíe a decenas de periodistas del sector e influencias varias y después renuncie a emitirla si no ha habido alguien poderoso que les ha sugerido dejar tiradas a las víctimas y proteger de este modo al violador y pornógrafo infantil. Y más que probablemente han recibido recompensa por su canallada.

Pero no solo es Disney. La pasada semana RTVE (que ya me impidió a mí hablar del caso Kote Cabezudo despidiéndome de modo fulminante del programa “Las cosas claras” dirigido y presentado por Jesús Cintora, el que anda de bolos ahora presentando un libro titulado “No quieren que lo sepas”, me parto) invitó a su programa matinal a Mónica Naranjo. La presentaron como “una pantera en libertad” y reprodujeron el video clip de su canción “Toda una mujer”.

Naranjo presentó públicamente esta canción con un clip en el que decía literalmente: “Esto nunca tendría que haber sucedido. Muchas gracias por dejarme cantar vuestra historia chicas. Os quiero”. RTVE habló de una canción ¡¡”contra la violencia de género!! Ni RTVE ni Naranjo mencionaron a Kote Cabezudo y sus víctimas. No sabemos si Naranjo habló de ello. Porque incluso el video recoge imágenes de la serie documental, y fue censurada por RTVE o si directamente Naranjo no habló de esas “chicas, os quiero” a las que escribió la canción.

Solo sabemos que en RTVE fue presentada como una canción contra la violencia de género. Lo cual es sencillamente falso, infame y canalla. Dado que Naranjo no ha salido públicamente a rectificar a RTVE y explicar la verdad de esa canción, cabe deducir que no hubo censura y que la “pantera en libertad” no habló de ello, lo cual me parecería infame también. Pero si estoy equivocado y fue censurada lo retiro. Solo ella puede y debe aclararlo, por respeto a “esas chicas os quiero”. Supongo que tendrán la sensación de que “la pantera en libertad” simplemente las ha utilizado para vender su canción.

Y para rematar la semana, el fiscal general del Estado, Alvaro García Ortiz, eligió a Ana María Sola Ibarra como nueva fiscal jefe de Vizcaya. En sustitución de Ana Barrilero que se jubiló el pasado mes de agosto. A la plaza concurrían cinco fiscales. Entre ellos Jorge Armando Bermúdez, fiscal de San Sebastián que llevó la acusación contra Kote Cabezudo. Hasta el miércoles, fuentes de la Fiscalía General comentaban que Bermúdez era el candidato más sólido, con más méritos y con mejor trayectoria, seguido del fiscal alavés Josu Izaguirre. Pero María Sola, la elegida, es de la cuerda del que manda en la Fiscalía General, que ya nos dijo Pedro Sánchez quien era. O sea, él.

Ya escribí que tras su acusación contra Kote Cabezudo y su petición de 250 años de cárcel contra el violador y pornógrafo donostiarra, Bermúdez estaba “muerto” en su carrera. Muchos, entre ellos él, me lo negaron. Por ahora se confirma que yo tenía razón. El fiscal Jorge Bermúdez no se merece este trato, pero los protectores de Kote Cabezudo son poderosos y lo controlan casi todo.

by BeHappy Co.