29 junio 2004

El programa ‘Día a Día’ de Carolina Ferré (TELECINCO) sienta al bastardo Leandro de Borbón para que se pelee con Alessandro Lecquio sobre si merece o no ser tratado como ‘Su Alteza Real’

Hechos

Publicado el 29 de junio de 2004.

29 Junio 2004

Guerra de Borbones

Ferrán Monegal

Leer

No se le puede acusar a Carolina Ferre (Día a Día verano, TELECINCO) de haber comenzado mansamente. En su primer programa convocó al pintoresco bastardo, nuestro muy admirado y famosísimo, Leandro Alfonso de Borbón Ruiz Moragas, y le estaba esperando el conde Lecquio en la mesa en son de guerra. O sea, un comenzar de forma energética. El caro Alessandro – noble gracias, probablemente, a las publicitadas gestas de su bragueta – cargó contra el otro – noble por la vía de la letra bastardilla regia – y le decía: «Ese testamento que usted enseña yo me lo paso por los cojones. Mi bisabuelo Alfonso XIII se benefició a muchas cabareteras. Como usted hay muchísimos por el mundo. Sólo en Roma, hay varios. Y usted se pasea por los platós, y petardea», y le negaba que pudiera ser nunca infame de España, y que pudiera concedérsele jamás el Toisón de Oro, cosa que reconcomía a don Leandro, porque le hacía mucha ilusión. Y mientras se encendían los nobles, por debajo de la pantalla pusieron un letrero que decía: «¡Dos Borbones frente a frente!». ¡Ah! Eso es comenzar un programa en tono monárquico, sí señora. Después de esta refriega, pusieron otra, la de moda: Mónica y David contra todos, incluidos ellos. En nombre del programa le pidieron a Mónica que se sometiera a un examen para demostrar que era virgen. Aceptó. Y Lecquio se alegró enormemente. Se sospecha que el examinador era él.

Quien cree que somos la voz de su amo, quizá esconde el deseo de ser amo a su vez.