Search
Torcuato mantendrá un importante poder desde la presidencia de la Junta de Fundadores de Prensa Española

Torcuato Luca de Tena apartado de la dirección de ABC en medio del enfrentamiento con su hermano, le reemplaza Cebrián Boné

HECHOS

El 27.02.1975 el diario ABC que D. Torcuato Luca de Tena y Brunet dejaba la dirección del periódico para asumir el cargo de Presidente de la Junta de Fundadores. D. José Luis Cebrián Boné fue nombrado nuevo director de ABC.

Reparto de accionistas en Prensa Española, editora del diario ABC en 1975:

D. Juan Ignacio Luca de Tena marqués de Luca de Tena, contaba con el 28% de las acciones, el  matrimonio de Dña Valentina Luca de Tena y el general Benito Pico tenía 28%. El matrimonio entre Dña. Pilar Luca de Tena y el Sr. Fagalde tenía otro 28%, por último un 16% en manos de D. Fernando Luca de Tena. 

La muerte del marqués de Luca de Tena desató el enfrentamiento entre sus dos hijos, D. Torcuato Luca de Tena y Brunet y D. Guillermo Luca de Tena y Brunet.

DESTITUCIÓN DE TORCUATO LUCA DE TENA COMO DIRECTOR DE ABC

torcuato_brunet

El sábado 22 de febrero de 1975 D. Torcuato Luca de Tena y Brunet abandoba sonriente la sede del diario ABC (la imagen que apareció en la portada de CAMBIO16) después de una reunión en Prensa Española tras la que se decidió que el periodista abandonara la dirección de ABC durante los trece años anteriores. Ese mismo día se decidió también que tanto D. Pedro de Lorenzo como D. Luis María Anson fueran cesados de sus puestos de subdirectores y que el periodista D. José Luis Cebrián Boné (aperturista y miembro del Opus Dei fuera el nuevo director del periódico).

La crisis en Prensa Española se había agudizado desde que la compañía puso en marcha, a través de una filial, la publicación ABC DE LAS AMÉRICAS, por iniciativa de D. Torcuato Luca de Tena y Brunet (en 1972) a pesar de existir mucha oposición en el consejo de la empresa, al final se acabó autorizando la salida de aquella revista después de que D. Torcuato amenazara con dimitir si no se le concedía. Aquella propuesta se aceptó, y D. Torcuato Luca de Tena continuó siendo director de ABC, aunque cedió la presidencia de Prensa Española a su hermano, D. Guillermo Luca de Tena y Brunet. El hecho de que el ABC DE LAS AMÉRICAS hubiera sido una ruina para Prensa Española ponía cada vez más en entre dicho el liderazgo de D. Torcuato Luca de Tena y Brunet.

A esto había que añadir el hecho de que el diario ABC se hubiera visto superado en tirada por el diario aperturista YA de la Editorial Católica que, dirigido por D. Alejandro Fernández Pombo, con una línea muy democrática, había logrado el liderazgo de la prensa de ámbito nacional dejando muy atrás al periódico ABC.

 JOSÉ LUIS CEBRIÁN BONÉ, NUEVO DIRECTOR DE ABC

cebrianBone2 El periodista D. José Luis Cebrián Boné fue, por sorpresa, designado Director del diario ABC, el nombramiento fue mal recibido por los sectores más aperturistas del histórico periódico puesto que – a pesar de su innegable trayectoria aperturista – veían en su pertenencia al Opus Dei y característica del pasado y temían que su Dirección mantendría los postulados de D. Torcuato Luca de Tena y Brunet.

ANSON, DERROTADO

zap_anson1987 La elección de D. José Luis Cebrián como Director suponía una derrota para D. Luis María Anson, a quien muchos veían como inminente Director a la caída de D. Torcuato Luca de Tena y Brunet y que había mantenido contactos con la oposición al franquismo bajo la supervisión del Conde de Barcelona, D. Juan de Borbón. Tras la elección del Sr. Cebrián Boné, D. Luis María Anson fue nombrado Director de la revista BLANCO Y NEGRO, también propiedad de Prensa Española.

EL CARGO DE DIRECTOR ADJUNTO SUPRIMIDO

PedroDeLorenzo El otro gran derrotado junto a D. Luis María Anson es D. Pedro de Lorenzo, que tras tantos años de mano derecha de D. Torcuato Luca de Tena y Brunet confiaba en ser su sucesor (llegó a ser ‘Director en Funciones’), dado que así había sido señalado por este. Se le han ofrecido puestos directivos en Prensa Española para compensarlo pero es todo un síntoma que se le haya apartado de la redacción suprimiendo el cargo de ‘Director Adjunto de ABC’ que había ocupado los últimos siete años.

TORCUATO LUCA DE TENA Y BRUNET, MANTENDRÁ EL LIDERAZGO EDITORIAL EN LA JUNTA DE FUNDADORES

El 25.02.1975 D. Torcuato Luca de Tena asumió el cargo de presidente de la Junta de Fundadores de Prensa Española. Un órgano formado por cinco personas con el objetivo de establecer la línea editorial del periódico ABC. Junto a D. Torcuato Luca de Tena y Brunet, los otros miembros de la Junta de Fundadores eran el general Benito Pico, D. Andrés Fagalde Luca de Tena, D. Guillermo Luca de Tena y Brunet y D. Fernando Luca de Tena e Ita.

Desde la Junta de Fundadores, D. Torcuato Luca de Tena y Brunet lograría imponer a D. José Luis Cebrián Boné una línea conservadora y profranquista al periódico de Prensa Española, lo que tendría un gran coste de lectores para el ABC.

TorcuatoLucadeTena D. Torcuato Luca de Tena y Brunet, presidente de la Junta de Fundadores de Prensa Española.

– 

PROTESTA DE ABC CONTRA CAMBIO16

Antes de que el propio ABC informara del relevo de D. Torcuato Luca de Tena y Brunet, la noticia fue adelantada por la revista CAMBIO16 de D. Luis González Seara y Juan Tomás de Salas. El ABC no informó del cambio hasta el día 27. Junto a la información incluyó un recuadro, claramente dedicado a la revista.

25 Febrero 1975

TERREMOTO EN ABC

Ignacio Fontes

Cuando el viernes 21 de febrero se extendió por Madrid la insólita noticia de un ‘golpe de Estado’ en ABC, el mensaje encubierto quería decir que una institución de profundas tradiciones en la sociedad española no había podido esquivar los vientos de cambio. Para investigar los entresijos de un tema tan espectacular, Ignacio Fontes ha recogido, a lo largo de cinco días, decenas de impresiones, ha celebrado largas entrevistas y ha hablado con muchos del os protagonistas de la debacle, ya vaticinada por esta revista. Generalmente locuaces, los interlocutores han pedido anonimato.

Una calle perdida de Long Island City frente a Manhattan alberga una oficina en cuya pared hay tres grandes fotografías enmarcadas. La de izquierda lleva la siguiente leyenda “Torcuato Luca de Tena, fundador de ABC de Madrid”. La del centro dice “Juan Ignacio Luca de Tena, fundador de ABC de Sevilla”. La de la derecha reza: “Torcuato Luca de Tena, fundador de ABC de las Américas”.

Desde 1905, tres generaciones de Luca de Tena han convertido a ABC en una institución española. Hasta estudiosos del periodismo y la teoría de la comunicación escogieron a ABC entre los diez periódicos mundiales que mayor influencia tenían en el contexto de una sociedad. Para miles de niños “el periódico” era un nombre común que en muchas familias sólo podía referirse a ABC. “Ha salido en ABC” era una frase mágica durante muchos años fue sinónimo de rigor y éxito.

Setenta años después de la creación de esta familia de periodistas los cimientos de la institución hacen conmoverse. Lo que se suponía baluarte inexpugnable y fuerte poder se diluye en historias de golpes de estado internos y luchas intestinas, aparentemente desencadenadas al morir hace unas semanas Juan Ignacio Luca de Tena, el segundo de la dinastía.

Esta lucha incubada al menos desde la fundación en 1972 del ABC DE LAS AMÉRICAS, según las fuentes consultadas por CAMBIO16 se materializó la semana pasada en un terremoto de consecuencias imprevisibles para el futuro de Prensa Española S. A., la empresa editora de los Luca de Tena.

Cuando el nieto mayor del patriarca de la estirpe, Torcuato, salía el sábado 22 de febrero del edificio social de la calle Serrano 61, esbozaba sonrisa. Tras ella se escondía el vendaval sufrido por la casa durante los días precedentes que habían traído planeado la sombra del Opus Dei.

Torcuato Luca de Tena, trece años director del periódico madrileño, acababa de cesar, según informó poco después a los redactores jefes. Luis María Anson y Pedro de Lorenzo también se van, dijo.

De golpe y porrazo saltaban de sus sitios el director, el director adjunto y el subdirector. ¿Lo hacían por voluntad o forzados por la marejada? Al menos dos de ellos confesaban ante testigos que se trataba de decisiones personales, aunque el desarrollo de los acontecimientos durante los días previos indicaba más bien todo lo contrario. En particular, las circunstancias que rodearon una reunión el Consejo de Administración celebrada el viernes 21 de febrero.

Quienes por razón de su trabajo están cercanos a las decisiones comentaron posteriormente que todos los ojos estaban puestos en esta reunión que presagiaba tormenta.

Torcuato Luca de Tena recién llegado de un viaje a Colombia, Venezuela y Nueva York, comunicó a Luis María Anson el cese de ambos pocas horas antes del Consejo que comenzó a las cinco en punto de la tarde. Su hermano Guillermo, presidente del Consejo de Administración, leyó un discurso necrológico, en el que comentó todo lo que Juan Ignacio, su padre, había hecho por la independencia y la buena marcha del periódico. A la media hora, más o menos se daba oficialmente por terminada la reunión. No parecía más que un Consejo de trámite, un homenaje al fundador del ABC DE SEVILLA.

Sin embargo, escasas horas después los redactores jefe anunciaban los cambios en la Redacción: que Torcuato Luca de Tena dejaba de ser director de ABC y que con él se iban Pedro de Lorenzo y Luis María Anson.

José Luis Cebrián, miembro numerario del Opus Dei, era el hombre – gris, trabajador, que es lo que creen que necesita esta casa, según declararon a CAMBIO16 fuentes allegadas al Gobierno de ABC – que sustituiría a Torcuato en la dirección del periódico.

Cientos de interpretaciones corrieron como la pólvora por los distintos medios informativos de Madrid. Una entrevista visceralmente favorable con el dictador chileno Pinochet, firmada por Torcuato era para algunos la línea que rebasaba el vaso de la tradición liberal de ABC; la marcha del periódico descendiendo en ventas y tiradas, era para otros lo que provocaba la caída del triunvirato director; “es el carácter de Torcuato”, apuntaba otra interpretación. Y la mayoría sospechaba que el Opus Dei consumaba con una toma de poder ideológico, una operación presumiblemente iniciada con una inyección financiera – de 90 a 160 millones de pesetas – destinada a cubrir los números rojos en los que Prensa Española se estaba metiendo.

Los personajes protagonistas de este cataclismo que a finales de la pasada semana conmovía a una de las instituciones de honda raigambre de casi todos los elementos de la sociedad española eran: las hermanas del fallecido Juan Ignacio, Valentina y María Pilar – actualmente accionistas mayoritarias – los dos hijos de Juan Ignacio, Torcuato y Guillermo, el único hijo varón de María Pilar y administrador general, Andrés Fagalde, y un personaje del que hasta entonces se había hablado muy poco pero que todas las fuentes consultadas por CAMBIO16 coinciden en señalar como el cerebro gris de la operación: Manuel Méndez, de la gerencia de la empresa y al parecer destinado a suplir en su día al gerente, Rogelio González Ubeda, es miembro del Opus – Según fuentes de la casa – y tiene aparentemente gran ascendencia sobre Andrés Fagalde. Ambos formaban sociedad, junto con Guillermo Luca de Tena, en Lumefa, editora de la recientemente cerrada revista MISS y de TROFEO.

El Opus acecha

Del Consejo o de una reunión inmediatamente posterior surgió un nuevo organigrama que se había ido forjando entre bastidores: Torcuato pasaba a presidir la Junta de Fundadores y el Consejo de Dirección, órgano meramente nominal durante los pasados años; a Pedro de Lorenzo se le ofrecía la dirección literaria, bajo el historiador Ricardo de la Cierva, de Editorial Prensa Española; a Anson se le ofrecía la posibilidad de dirigir BLANCO Y NEGRO. Y los destinos del periódico recaían sobre José Luis Cebrián, ex director de ELALCÁZAR en su época de máxima brillantez y tirada y actual director de ACTUALIDAD ESPAÑOLA. Cebrián entró en contacto con Prensa Española cuando el ministro Fraga hizo abandonar al Opus EL ALCÁZAR en 1968 y se pensó seriamente en editar BLANCO Y NEGRO como vespertino de Prensa Española.

Según informaciones obtenidas por CAMBIO16 en fuentes empresariales de Prensa Española, Torcuato y José Luis Cebrián mantuvieron algunos almuerzos de trabajo en los que quedó ultimada la operación; otra comida a la vuelta de Torcuato, a principios de la semana, de su viaje por América, habría fijado las condiciones de Cebrián para aceptar la dirección: llevarse a su equipo – especialmente a Arcadio Baquero y José Luis Quintanilla – para cubrir los puestos clave de la dirección del periódico.

La condición, inicialmente aceptada sería más tarde desechada por Guillermo Luca de Tena y por Andrés Fagalde, que si bien habrían aceptado la candidatura propuesta por Manuel Méndez, más tarde habrían visto la conveniencia de cubrir los puestos vacantes con periodistas de la casa, para evitar enfrentamientos entre redacción y director.

De hecho, la contraofensiva se produjo antes de que el nombramiento fuera firme. En los días sucesivos distintos movimientos dentro de la casa tendían a hacer abortar la propuesta, aceptada al parecer por los miembros del Consejo de Administración por exclusión de otros nombres: Pedro de Lorenzo, Luis María Anson, Antonio Fontán (ex director del DIARIO MADRID) o Ricardo de la Cierva.

Lo más llamativo quizá fue el hecho de que estos movimientos no registraron ningún apoyo en favor de los cesados. Nadie estaba contento con su trabajo ni con el de los demás: los de hueco decían que una persona como Cebrían le iría muy bien a la tipografía, para moverla un poco; los de tipografía opinaban que Cebrián triunfaría en el colorín de hueco; éstos se quejaban de los pies y las portadas de ABC, de las entrevistas y noticias teledirigidas o de la Tercera Página; aquellos de que no podían hacer información, de que había compartimentos estancos y de que se aceptaban demasiadas servidumbres. Pero todos ‘hemos coincidido de una manera masiva, desde Semprún hasta Baró Quesada, en que Cebrián no es la persona idónea’ y en que el nombramiento de un miembro del Opus Dei sólo puede responder a un planteamiento económico; de aquí que las versiones sobre las inversiones del Opus cobren visos de realidad.

Todos deseaban un cambio, pero no ése. Para fuentes ejecutivas de la casa, los quince años (lo fue una primera época en 1952-53) de dirección de Torcuato eran demasiados; el ABC de las Américas eran calificado de aventura por algún familiar, había tensiones que se acrecentaron tras el fallecimiento de Juan Ignacio Luca de Tena no se contaba mucho del periódico por sus viajes y sus compromisos literarios. Según otras fuentes allegadas a la familia Luca de Tena, las tensiones las provocaba el ‘especial carácter autoritario de Torcuato’, y, aunque venían de antiguo la presencia de Juan Ignacio servía de amortiguador. Otras fuentes igualmente internas señalan como causa del desacuerdo una progresiva pérdida de independencia informativa por determinadas subvenciones oficiales y empresariales ligadas al ABC de las Américas desde 1972.

Adple pie

En esta fecha el Consejo de Administración de Prensa Española se opuso a una participación de la empresa en el ABC DE LAS AMÉRICAS. Cuando en el siguiente Consejo Torcuato volvió a insistir y se le volvió a repetir la negativa, presentó su dimisión como director y presidente del Consejo de Administración. Durante tres días, Guillermo Luca de Tena, “al que idolatra toda la familia”, según han dicho a CAMBIO16, se hizo cargo del periódico. Al cabo de los tres días Torcuato volvía a la dirección, pero Guillermo seguiría al frente del Consejo de Administración.

En estos dos años y medio, las cosas han ido de mal en peor. Fuentes internas de la publicación plantean los hechos así: el semanario neoyorquino no ha podido levantar cabeza más allá de cinco o seis mil ejemplares, casi todos regalados, sin publicidad y con un enfoque del hispoanoamericanismo que irritó a diplomáticos. Torcuato, famoso académico, novelista y reciente creador de una ópera, comprometió su dinero y su prestigio – dicen – en una aventura totalmente ruinosa financiada por generosas subvenciones, a razón de muchos miles de dólares al mes.

Mucha gente conocía la triste y escabrosa historia del ABC DE LAS AMÉRICAS. Y cuando se lo han comentado a Torcuato, han chocado con un hombre tan enamorado de su obra que no distinguía del todo entre los hechos y su visión de la realidad. Lo sucedido estos últimos días, en opinión de casi todos los informantes de CAMBIO16, tiene mucho que ver con esa revista ‘americana’.

Del cúmulo de informes recogidos por CAMBIO16 brotan tres posibles hipótesis donde encajar todos y cada uno de los datos objetivos. La primera presentaría a un Torcuato Luca de Tena que ha llegado a la conclusión de que no puede seguir porque no tiene apoyo, con lo que habría provocado una crisis, autogolpe o trastada, según un familiar. Para el nombre de Cebrián habría aprovechado una insinuación de Méndez, un almuerzo con el ex ministro Laureano López Rodó y una supuesta oferta económica de éste para el ABC americano.

La segunda hipótesis tendría como protagonista a Andrés Fagalde, ‘hombre muy inteligente, pero quizá nunca considerado seriamente por la familia’, en una línea más cercana a la de Guillermo, con planteamientos muy liberales dentro de sus esquemas, admitiendo el socialismo como parte del juego monárquico’. Fagalde, hombre de empresa, controlaría ‘la casa’ en la medida que represente a su madre y habría aceptado una recomendación de Mendez en apoyo de Cebrián como vendedor nato de periódicos’.

La tercera hipótesis presentaría la labor oscura y callada de Manuel Méndez, conciliando vientos y mareas y ofreciendo a todos una solución aceptable. En los tres casos, este personaje y el Opus aparecen como telón de fondo.

Las amistades, los consejos, los artículos de miembros del Opus o de línea pro-Opus salen al paso en cualquiera de las tres versiones. Los nombres de José María Ruiz Gallardón, Florentino Pérez Embid, Laureano López Rodó, Alberto Monreal Luque, Gonzalo Fernández de la Mora… están presentes en comentarios, decisiones e influencias. Y, junto a ellos, los rumores de inversiones del Opus, de ayudas económicas. Pero, como en una fuente empresarial, las acciones del periódico no se han movido, recientemente, de manos de su propietarios, por lo que, de haber inversión del Opus, habrá tenido que ser de otra manera.

Esta misma fuente y una segunda confirmaron la previsión que hizo hace un mes a esta revista Torcuato Luca de Tena Benjumea, hijo del actual director de ABC: las acciones de Juan Ignacio han sido repartidas en partes iguales entre todos los hijos, aunque, al parecer, una cláusula permite a los dos varones, Torcuato y Guillermo, comprar las de sus hermanas cuando ellos lo decidan.

ABC no tira

Fuentes administrativas de ABC han confirmado que la tirada de ABC ha descendido, registrándose en el balance del mes de enero pasado una merma de 4.000 ejemplares de penetración. La tirada actual, según esta fuente, se cifra en 180.000 ejemplares, cifra similar a la que se tiraba en la primera mitad de los años 60 (1960, 168.000 ejemplares; 1965, 194.000; 1967, 205.000, habiéndose perdido 12.000 ejemplares de penetración en el último año. El suplemento dominical de ABC llegó hasta los 420.000 ejemplares, ahora también está muy por debajo. La publicidad se ha reducido de enero de 1974 al mismo mes de 1975, en más de un 20%, aunque gentes de ABC decían que era un proceso similar al que sufren el resto de los periódicos, el diario YA sólo ha experimentado un descenso del 5%.

Pero no sólo era el diario madrileño el que iba mal. Recientemente Lumefa, considerada filial de Prensa Española, ha suspendido la publicación de la revista MISS y fuentes cercanas a la administración de ABC-Sevilla lo achacan a las pérdidas que también sufre el diario sevillano “que amamantaba las pérdidas de MISS y BLANCO Y NEGRO. En la actualidad, según estas fuentes, el periódico sevillano tira 60.000 ejemplares, cifra inferior a la de 1967, 65.000 ejemplares.

Según las fuentes de CAMBIO16, Prensa Española habría registrado números rojos o muy cercanos al último ejercicio. Los mil millones de inversión que han supuesto los nuevos talleres, instalados cerca de la autopista de Barajas, en las afueras de Madrid, no se amortizarán en mucho tiempo si siguen los trabajando al rendimiento actual. Los más de cien millones de beneficios del ejercicio de 1973 se han reducido drásticamente y Prensa Española ha anunciado a sus empleados que la tradicional paga de beneficios habrá de fraccionarse: dos tercios en febrero y un tercio en mayo.

A la espera

El martes 24, Cebrián indicó a CAMBIO16 que en tanto fuera ‘una cosa que aún no se ha hecho efectiva, prefiero no hacer ningún tipo de declaraciones hasta que no se confirme el nombramiento”. Miembros decisorios de Prensa Española esperaban la reunión de la Junta de Fundadores del martes 25 por la tarde para clarificar los esquemas que el viernes anterior habían aprobado. Otras fuentes declaraban que Ricardo de la Cierva aplazaba sine die su decisión de aceptar la dirección de la editorial hasta que no se clarifique la situación en Prensa Española y el papel del Opus en la nueva situación. En Sevilla temían que la crisis afectara a los directivos de aquel diario, pues ya se esperaban hace dos meses cambios ‘pilotos’ para la operación en Madrid, Ha sorprendido que haya sido ABC-Madrid el primero en cambiar, pero dada la vinculación del director de ABC-Sevilla, Joaquín Carlos López Lozano, con Pedro de Lorenzo, esperan que la oleada llegue a continuación hasta ellos. Sin embargo, para los informadores en Madrid, la opinión de los altos directivos de Prensa Española, por el momento, mantener la actual situación en Sevilla.

A la espera de las decisiones que se tomen en la reunión de la Junta de Fundadores del martes 25 y de la del Consejo de Administración del próximo día 4 de marzo, el espectro de una rentrée del Opus en la vida pública podría adelantarse – o quedar abortado – por la fuerza de los acontecimientos. Mientras, y como un ejecutivo ha resumido la situación, los fetichismos que sobre los Luca de Tena mantiene la burguesía media baja, cliente de ABC, corre el peligro de desmoronarse, y el periódico con ellos, si la gente del Opus entra en él. La crisis de ABC empieza ahora.

Ignacio Fontes

27 Febrero 1975

Los delirantes informes en torno a ABC

ABC (Presidente de la Junta de Fundadores: Torcuato Luca de Tena Brunet)

Nunca como ahora podríamos envanecernos, si ésta fuera nuestra inclinación, de un cierto apotegma que corre hace tiempo, medio en broma, medio en serio, en el mundillo periodístico, incluyendo en él a muchos lectores “Una noticia no es noticia mientras no aparece en ABC. Creemos que ha llegado el momento de demostrar que el tal dicho no es tan fantástico como a primera vista parece, aun cuando reconozcamos su hiperbólico sesgo. Nosotros le daríamos hoy una vuelta y proclamaríamos el derecho a decir: “Una noticia acerca de ABC no es noticia mientras no se publique en ABC”. Son tan delirantes y desatentados los informes que algunos amables colegas difunden estos días en relación con el nombramiento del nuevo director de ABC, sugerido ciertamente por don Torcuato Luca de Tena, y unánimemente aprobado por la Junta de Fundadores y el Consejo de Administración de Prensa Española, que hemos de hacer pública la creencia de que se está hablando en broma. Lo contrario sería atribuir a murmuradores intenciones abyectas.

Recurren a la paradoja. Al nuevo director de ABC, don José Luis Cebrián, se le reconoce en estos comentarios unas dotes excepcionales de profesional del periodismo y unos merecimientos poco comunes, los cuales le han granjeado claro renombre en la profesión. Pero al mismo tiempo, y como si se tratara de un reproche, se encarece su indiscutible religiosidad, dentro de la más pura ortodoxia católica. ¿Piensan acaso que son esos sentimientos íntimos y no su honesta, independiente y veraz profesionalidad lo que ha originado aquella unanimidad de los cuerpos rectores y directores de Prensa Española nombrándole ‘director de ABC’? Si don José Luis Cebrián fuera un zoroástrico o un mormón, ¿habría por eso mero hecho dejado de alcanzar en la profesión periodística el puesto que hoy tiene? No podemos por menos de tomar a broma esas lucubraciones y murmullos de la selva. Todo es absurdo e incongruente.

Y hablan también, acogiéndose al rumor, que es buen recaudo, de miles de millones invertidos o aparejados para la compra de publicaciones de Prensa Española, ABC en primer término; compra que coincidiría precisamente con la designación del nuevo director de ABC. No pedimos honradez ni seriedad informativa a esos donosos y amables colegas. Les pedimos solamente que infundan a sus fugas humorísticas un poco de verosimilitud. No puede haber humorismo allí donde no hay cierto grado de verosimilitud. Dan un espectáculo lamentable o, por mejor decir, grotesco, risible. Sus divagaciones enfermizas no ofenden. No van con nosotros. Están de tal modo alejadas del a verdad y tan envenado en el fruto que dejan detrás de sí que verlas ascender y desvanecerse como el humo por el cielo – humo contaminado – nos provoca la risa. Todas las imágenes ridículas que representan en la imaginaria medieval los pecados humanos, con rostros del Bosco y de los caprichos de Goya, están representados en esas fantasías que no podrán durar más tiempo que el de las nubes difuminándose en la atmósfera. Porque la realidad y la verdad no se destruyen con rumores y malévolas ideaciones, sino que ellas solas se destruyen a sí mismas. 

 

LUIS MARÍA ANSON, NUEVO DIRECTOR DE ‘BLANCO Y NEGRO’

anson_blanco_negro

D. Guillermo Luca de Tena cedió la dirección de la revista BLANCO Y NEGRO a D. Luis María Anson. A pesar de que el objetivo del Sr. Anson era ser director del ABC y no de Prensa Española, el periodista lograría en su breve etapa al frente de ese periódico un gran ascenso de lectores para una revista que, hasta ese momento, había perdido toda relevancia pública.

El Análisis

EL PODER DEL ABC, EN MANOS DE TORCUATO LUCA DE TENA

JF Lamata

A pesar de que en algunos medios entendieron la salida de D. Torcuato Luca de Tena y Brunet de la dirección de ABC como una derrota, la realidad es que él había ganado la batalla a su hermano D. Guillermo Luca de Tena y Brunet, que pretendía que el diario ABC mantuviera una línea aperturista como la del diario YA del Sr. Fernández Pombo.

Durante la dirección de D. José Luis Cebrián Bone, la línea del ABC sería fielmente la línea marcada por D. Torcuato Luca de Tena, que era la línea de D. José María Ruiz Gallardón: una línea completamente afín a D. Manuel Fraga Iribarne.

J. F. Lamata

by BeHappy Co.