Search

Alberto Pozas dimite como Director de Información de La Moncloa tras saberse que colaboró con el comisario Villarejo cuando dirigía INTERVIÚ

HECHOS

El 5 de abril de 2019 renunció D. Alberto Pozas Fernández como director general de Información Nacional de La Moncloa.

28 Abril 2020

Los periodistas Pozas y Rendueles piden el cierre de la investigación por su presunto vínculo con Villarejo y el robo a Iglesias

Patricia López

El juez Manuel García Castellón, que instruye la 'causa Tándem', y la Fiscalía Anticorrupción recibirán estos días el escrito de defensa de Alberto Pozas y Luis Rendueles, director y subdirector del semanario 'Interviú' cuando "un anónimo" les hizo llegar una tarjeta de memoria que contenía la información robada a la asistente de Pablo Iglesias en el Parlamento Europeo y que sirvió, presuntamente, para elaborar el informe PISA y otras noticias para desprestigiar a Podemos.

El ex director de Interviú y ex director de Información Nacional en La Moncloa, Alberto Pozas, y quien fuera su subdirector en el semanario, Luis Rendueles, acaban de solicitar al juez de la ‘causa Tándem’ que archive las acusaciones contra ellos en la ‘pieza Dina’, que investiga el robo de la tarjeta de memoria de un teléfono a la ahora diputada autonómica de Podemos Dina Bousselham (y entonces asistente de Pablo Iglesias), según el escrito de la defensa al que ha tenido acceso Público.

Aseguran que ha quedado acreditado que nada tienen que ver con las pesquisas y que hicieron un uso correcto de la información. Sin embargo, son muchas las contradicciones en las que han caído tanto ellos como el exejecutivo del Grupo Zeta Miguel Ángel Liso y el expresidente de dicho grupo, Antonio Asensio, durante sus declaraciones en la Audiencia Nacional, sobre el robo del móvil a la entonces asistente de Pablo Iglesias en el Parlamento Europeo, Dina Bousselham, y que sirvió, presuntamente, para elaborar el informe PISA y otras noticias para desprestigiar a Podemos, publicadas por el tertuliano Eduardo Inda. 

Pozas y Rendueles alegan que no han incurrido en los delitos de descubrimiento y revelación de secretos, al no haber publicado la información del pen drive. No obstante, ellos mismo reconocen en su escrito de defensa que las versiones que han dado en la Audiencia Nacional no cuadran

Daniel Montero y las diferentes versiones del Grupo Zeta

 «Más allá de cualquier contradicción que pueda existir sobre la forma exacta en que la información llegó a la revista -parece que alguien, al informar al presidente del Grupo Zeta sobre el origen de la tarjeta, elevó a hecho cierto que la tarjeta había sido localizada en una habitación de un hotel, lo que en realidad no era más que una más de las diversas hipótesis que se plantearon-, lo que no presenta lugar a dudas es que la información llegó a la revista sin que ésta ni ninguno de sus responsables o del grupo editorial tuviera absolutamente nada que ver con el supuesto robo», afirman en dicho escrito.

En toda esta historia hay un personaje clave que conduce hasta el comisario encarcelado Villarejo: otro ex directivo de Interviú que acababa de salir de la revista, Daniel Montero, y a quien tanto Pozas como Rendueles citan en sus declaraciones. En enero de 2013, Montero se hizo socio del comisario José Villarejo y de su mujer, Gema Alcalá – imputados ambos en ‘Tándem’ y en la ‘causa del pequeño Nicolás’-, y fundó el ‘medio de comunicación’ Información Sensible, como puede verse en diferentes artículos y vídeos del momento como este: Información sensible’, un nuevo modelo de negocio para el periodismo.

Cloacas del Estado: caso abierto
El comisario encarcelado José Villarejo.

Pero, además, el exejecutivo de Zeta Miguel Ángel Liso asegura también conocer directamente al comisario Villarejo y haber tratado con él durante ese tiempo en el que la tarjeta robada daba vueltas de la Policía a la redacción de Interviú y después por diferentes departamentos del Grupo Zeta, desde informática a la presidencia.

El trueque con Pablo Iglesias y las mil y una copias

Según el escrito presentado por los ex directivos de la revista, «tanto el Sr. POZAS como el Sr. RENDUELES explicaron que la decisión de no publicar fue de D. ALBERTO POZAS, como también lo fue la propuesta de entregar a D. PABLO IGLESIAS la tarjeta en cuestión, por lo que resulta francamente sorprendente que se mantenga todavía la imputación de los responsables de la revista cuando en ella se respetó ‘el derecho a la intimidad de la titular del teléfono’ y nada se publicó».

Añaden: «Y aun en el caso que se considerara que la decisión partiera del director editorial y del presidente del Grupo Zeta, manifestó claramente el primero en su declaración testifical prestada ante este juzgado que cuando se decidió que la información que había llegado a la revista no se iba a publicar el Sr. POZAS dijo «perfecto» y que no hubo ninguna discrepancia sobre tal decisión».

Aseguran también que «con conocimiento de su origen ilícito y sin haber tomado parte en su descubrimiento» niegan «la difusión, revelación o cesión a terceros de los datos o hechos descubiertos o las imágenes captadas. Entendemos que es esta la actuación que pretende atribuírseles a los Sres. POZAS y RENDUELES, si bien, según se expondrá a continuación, ello resulta inviable».

No obstante, de la tarjeta en poder de Interviú salieron varias copias, incluida una que obra en poder de Público y de la que se extrajo la imagen que puede verse a continuación, ya publicada en el reportaje.

Pablo Iglesias y Dina
Esta foto estaba en el pendrive que obraba en posesión de ‘Interviú’ y del que se hicieron varias copias.

Es más, según la declaración del expresidente del Grupo Zeta, Antonio Asensio, la única copia que la revista tenía se la entregó a Pablo Iglesias, cuando se reunió con él en su despacho el 20 de enero de 2015. Pero esa copia, que el líder de Podemos entregó a Dina Bousselham, nunca pudo abrirse para ver su contenido, como ha declarado la ahora diputada madrileña en la Audiencia Nacional. Es decir, la tarjeta que le enseñó Asensio a Iglesias no se corresponde  con la que finalmente le entregó.

Pero es que, según Pozas y Rendueles, estos comieron con Villarejo y le entregaron otra copia, por lo que de Interviú ya han salido al menos dos duplicados y se mantendría en la redacción el original. Tanto es así que Público pudo hacerse con uno de ellos, obtenido directamente gracias a uno de los trabajadores de Zeta.

Ahora serán la Fiscalía Anticorrupción y el juez de la Audiencia Nacional quienes decidirán si sobreseen la causa contra Pozas y Rendueles, a pesar de llevar parada desde el inicio del confinamiento. Para tomar la decisión también tendrán que leer la postura de las acusaciones particulares de los afectados, Pablo Iglesias y Dina Bousselham. 

by BeHappy Co.