Search
"Busco nuevos proyectos que le permitan seguir ejerciendo el periodismo de forma libre e independiente"

Álvaro Nieto dimite como Director de VOZPOPULI tras apenas cuatro meses en el cargo y rompe con la empresa y con Jesús Cacho para mantener «la conciencia tranquila»

HECHOS

El 15 de abril de 2021 D. Álvaro Nieto anunció su dimisión como director de VOZPOPULI. Fue sustituido por D. Jesús Cacho.

El 15 de abril de 2021 el periodista D. Álvaro Nieto anuncia su dimisión como director de VozPopuli cuando no se han cumplido ni cuatro meses desde su nombramiento como director de ese medio digital.

El Sr. Nieto fichó por VozPopuli invitado por su director-propietario D. Jesús Cacho a raíz de su despido del diario El País del que el Sr. Nieto fue purgado junto con todo el equipo del anterior director D. Antonio Caño a los que se atribuía una enemistad con el Gobierno de D. Pedro Sánchez que ya no interesaba al diario de PRISA.

El julio de 2019 el Sr. Nieto asumía la dirección adjunta de VozPopuli y, finalmente, el 19 de diciembre D. Jesús Cacho le cedía la dirección pasando el digital a mantener una cabeza bicéfala: D. Álvaro Nieto como director y D. Jesús Cacho como editor-propietario.

La bicefalia no ha durado ni cuatro meses y D. Jesús Cacho vuelve a asumir el cargo de ‘director-propietario’ de VozPópuli. El Sr. Nieto, por su parte, estudia ofertas para ponerse al frente de otro proyecto editorial: The Objetive.

D. Jesús Cacho, el propietario del periódico que asumió la dirección desde la fundación hasta diciembre de 2020, fecha en que nombró a D. Álvaro Nieto, ha decidido no buscar sustituto para el periodista dimitido y volver a ocupar él directamente la dirección del diario digital, por lo que se recupera la figura del ‘director-propietario’.

15 Abril 2021

He presentado mi dimisión como director de Vozpópuli

Álvaro Nieto

He presentado mi dimisión como director de Vozpópuli y hoy será mi último día en la empresa. Me marcho por voluntad propia y ante el convencimiento de que ahora mismo es lo mejor para garantizar la continuidad del proyecto. Me voy con la cabeza alta y la conciencia tranquila.

Llegué a Vozpópuli el 2 de enero de 2019 y reconozco que han sido dos años y cuatro meses excepcionales. Cuando llegué como adjunto al director, me encontré un grupo de profesionales extraordinario y un proyecto con un potencial tremendo, así que me puse a intentar ayudar.

En julio de 2019, Jesús Cacho me dio de facto las riendas de toda la parte periodística, así que comencé a tratar de sacar el mayor rendimiento posible a todo lo que teníamos y a intentar hacer cada día un periódico mejor, añadiendo nuevas incorporaciones por el camino.

Desde entonces, creo que el trabajo realizado habla por sí mismo. Gracias al esfuerzo de todos, hemos convertido Vozpópuli en una referencia informativa, en un periódico de calidad seguido todos los días por cientos de miles de personas.

Hemos destapado grandes historias y como ejemplo de ello para siempre quedarán las exclusivas del ‘Delcygate’ en 2020 y todo lo relacionado con el rescate de Plus Ultra en este 2021. Nuestro trabajo ha recibido, por ello, cada vez más el premio de una mayor audiencia.

Como prueba del éxito obtenido por el esfuerzo de todos los integrantes de la plantilla, basta ver las cifras de Google Analytics, que no tienen trampa ni cartón. En diciembre de 2018, Vozpópuli tenía 3,6 millones de usuarios. Dos años y pico después, 11,6 millones.

El buen trabajo realizado ha generado audiencia, lo que ha permitido también incrementar notablemente los ingresos publicitarios y que el periódico tuviese beneficios en 2019 y 2020. Lo cual garantiza la viabilidad del proyecto porque se asienta sobre bases sólidas.

Dejo el periódico en perfecto estado de revista, con la estructura montada y un equipo fantástico. Hay algunos problemas por el reciente cambio de CMS, pero estoy seguro de que las personas que están encargadas de ese proyecto desde hace meses los solucionarán pronto.

En el capítulo de agradecimientos, es de justicia comenzar por Jesús Cacho. Él fue quien se interesó por mí tras mi salida de ‘El País’, quien me contrató y quien confió en mí para dirigir el periódico. Sólo puedo tener hacia él palabras de gratitud.

Ha sido un honor trabajar con Cacho. Es uno de los mejores periodistas que he conocido y siempre me ha demostrado una gran calidad humana. Nunca jamás me he entendido igual de bien con un jefe. Vemos el periodismo de la misma manera y nos entendemos con solo mirarnos.

Y gracias por supuesto a todo el equipo de Vozpópuli, principalmente a sus periodistas, colaboradores y columnistas. Han trabajado como jabatos y han hecho muy sencilla mi tarea. Son extraordinarios profesionales y personas maravillosas.

Pido disculpas por todos los errores cometidos, que han sido muchos. También pido perdón si alguien se ha sentido ofendido o molesto con alguna decisión o comentario mío. Nunca he pretendido causar daño, y si se ha producido ha sido totalmente involuntario.

En Vozpópuli he aprendido dos cosas fundamentales. 1) El periodismo libre e independiente tiene mucho futuro en Internet a pesar de lo que a veces pudiera parecer. 2) Un periódico totalmente gratuito en Internet es viable si el modelo de negocio está bien planteado.

Mi único objetivo en los dos años y cuatro meses que he estado en Vozpópuli ha sido trabajar para ser cada día mejores y para no defraudar a los miles de lectores que nos reclaman a diario información independiente. Gracias a ellos, que son ya millones, por habernos elegido.

Y gracias a todos aquellos que mientras escribo este hilo interminable me están inundando con mensajes y llamadas. Ojalá pueda atenderos a todos personalmente para daros las gracias.

«¿Y ahora, qué?», me preguntan muchos. Pues a buscar empleo como tantos otros españoles. No tengo planes en la recámara, así que estoy abierto a cualquier propuesta, aunque sea indecente. Mis mensajes están abiertos en Twitter por si alguien tiene alguna idea.

Yo me voy, pero Vozpópuli permanece, y eso es lo más importante. Eso ya no se va a perder. Yo lo seguiré leyendo todos los días, entre otras cosas porque lo hacen unos profesionales como la copa de un pino, y muchos de ellos amigos míos. GRACIAS y hasta pronto.

 

by BeHappy Co.