Search
El diario de Anson asegura que los españoles están avergonzados de que su presidente presida la Unión Europea

DIARIO16 acusa a EL PAÍS de criticar a ‘Gallego y Rey’ por orden de Javier Pradera y el Gobierno González y EL PAÍS se burla de ABC

HECHOS

El 3.07.1995 el periódico DIARIO16 publicó un editorial titulado ‘González mueve a sus periodistas’.

03 Julio 1995

González mueve a sus periodistas

Editorial (Director: José Luis Gutiérrez)

Produce ciertamente, asombro, la insistencia y contumacia de González para persistir en sus posturas de enfrentamiento y  acoso a la Prensa. El lance no es sólo un claro ‘tic’ autoritario y antidemocrático. Es algo mucho peor: es un error cuyas consecuencias aún no se han hecho sentir en toda su plenitud.

Acostumbrados al poder omnímdo y sin controles, los dirigentes socialistas siguen sin entender que en una democracia, dedicadísimo juego de contrapesos, nadie tiene todo el poder y que la prensa es una institución social, un contrapoder siempre influyente. Lo acaba de decir Serra en Barcelona, equiparando a los medios a un “poder fáctico”. Quizás por ello se dedicó, entre otras cosas, a inundar LA VANGUARDIA de espías del CESID o asimilados.

En España todavía no hemos llegado a esa influencia determinante que tiene la Prensa en los países anglosajones, en los que una simple columna en una página interior provoca dimisiones instantáneas y en cadena.

La presidencia de la UE va a servir para que los periódicos, los periodistas y las asociaciones profesionales y de defensa de la libertad de expresión de Europa tomen conciencia de las tropelías y desmanes perpetrados desde el poder socialista contra la Prensa de nuestro pa´ís.

Pues bien: a pesar de ello, González parece decidido a seguir erre que erre, con las mismas cosas de siempre. Hace escasos días, un estrecho colaborador del presidente del Gobierno hablaba de la necesidad de mover a nuestros periodistas. El movimiento – que suele ser activado por los terminales que controlan Solana, Rubalcaba y Rosa Conde – lo podremos ver en breve plazo. ‘Sus’ periodistas deben ser todos aquellos que han hecho el más soberano del os ridículos asumiendo la paranoia y franquista tesis de la conspiración. Hasta Joan Lerma, flamante ministro de Administraciones Públicas, lo decía ayer en el diario ABC: “No hay que hablar de conspiración, sino de corregir errores”.

Sabemos que González aplica a la Prensa sus conocidos ardides para desvertebrar – así lo llaman – medios y empresas: primero se siempra la insidia, después se fomenta la división y, finalmente, se activa el enfrentamiento entre las partes divididas. Y lo han hecho o intentado hasta con parejas como la de Tip y Coll, los hermanos Anson, Amando de Miguel y Gutiérrez o Gallego & Rey.

Por cierto, que estos geniales humoristas de DIARIO16 han sido diana de los despectivos coemntarios del columnista de EL PAÍS, Haro Tecglen, que, como todos sabemos, es el francotirador de Javier Pradera, que le indica los blancos a abatir, siempre molestos a Felipe González.

Todo este submundo, sórdido y siniestro, habrá que explicárselo, detalladamente a nuestros colegas de la Prensa europea y occidental.

04 Julio 1995

¿Himno a la alegría?

Miguel Ángel Aguilar

«Los españoles, avergonzados de que González presida en nombre de España la Unión Europea», rezaba la primera de ABC con fecha del lunes 3. Ejemplares del periódico habían sido repartidos desde las diez de la noche del domingo 2 mientras se izaba en el auditorio al aire libre del Campo de las Naciones la bandera azul de la Comunidad a los sones del Himno a la alegría de Beethoven, adoptado símbolo musical comunitario. Nosotros, a la espera de que el genial Mingote ofrezca uno de sus dibujos en portada resumiendo la situación presente, convengamos con Cuco Cerecedo en que hay días en que el ABC viene muy rico en abeceína.

Aceptemos que esto no queda así. Esto se hincha. Veamos si no las previsiones del editorial’ de DIARIO16 y meditemos sus advertencias de -un estrecho colaborador del presidente del Gobierno, de quien se nos dice que prescribía la «necesidad de mover a nuestros periodistas». Por fin, dice el periódico de referencia, sacando a la luz el maquiavelismo gubernamental, «sabemos que González aplica a la prensa sus conocidos ardides para desvertebrar -así lo llaman- medios y empresas: primero: se siembra la insidia; después, se fomenta la división y, finalmente, se activa el enfrentamiento entre las partes divididas».

Conviene seguir leyendo ese editorial para verificar hasta dónde llega la perversidad monclovita porque, según el periódico citado, esa táctica -¡asómbrense!- «la han hecho o intentado hasta con parejas como las de Tip y Coll, los hermanos Ansón, Amando de Miguel y Gutiérrez o Gallego y Rey». Es posible, añadiríamos, que el editorialista se quede corto y a su retahíla deban añadirse también otras parejas como los Albertos, Conde y Abelló, los bomberos toreros, Joselito y Belmonte, Aparicio y Litri, Pedrés y Jumillano, David y Goliat, Suárez y Abril Martorell, Paco Fernández Ordóñez y Joaquín Garrigues, los hermanos Juan Tomás y Alfonso de Salas, las Koplowitz y las del manojo de rosas. Esa sí que es una conspiración y no la supuesta de Trevijano.Añádase al anterior descubrimiento que «Haro Tecglen es el francotirador de Javier Pradera, que le indica los blancos a abatir, siempre molestos a Felipe González» y hágase jarabe según arte farmacéutico (hjsaf) para formarse una idea aproximada de la abyección en que nos movemos. Preparémonos, entonces, para una explosión sin precedentes, habida cuenta dé que, según la ley de Plank, la energía liberada ven drá dada por la ecuación:

E=mxc2donde E es la energía liberada; m es la masa y c la velocidad de la luz, es decir, 300.000 kilómetros por segundo. ¿Puede imaginarse lo que quedaría de España si semejante presagio se cumpliera y la perversidad del Gobierno produjera el enfrentamiento y, tal vez, la ruptura de Tip con Coll, de Rafael con Luis María, de Amando con Guti y de Gallego con Rey? Es de temer que ni siquiera Federico Jiménez Losantos, por mucho que se multiplicara, diera abasto para contarlo todo de modo fidedigno en su columna y en sus micrófonos. Abocados al desastre, por muy iluminador que resultara, sólo un campeonato de mus radiado y televisado en directo, del que la partida desafiante del viernes bien pudo ser un certero anticipo, podría salvar al país.

Entre tanto, apenas cabe celebrar que la prensa extranjera, representada por The Times y Le Monde, coincida con la prensa nacional después de tanto retraso y repudie a González. Eso sí, algunos parecen lamentar que esas cabeceras carezcan ahora de la influencia que tuvieron durante el fenecido régimen franquista. Así que sólo el papa Juan Pablo II puede aliviamos programando una próxima visita a España para canonizar a los mártires de la guerra civil injustamente olvidados desde que se ocupara de ellos Carlos Luis Álvarez. Por lo demás, tal vez avancemos en la dialéctica parlamentaria para situamos a la altura de las amenazas de atentado formuladas por Pablo Iglesias contra Antonio Maura, que tanto añora Julio Anguita. Y sírvanos el vigésimo aniversario de la muerte de Dionisio Ridruejo para recordar que siendo vencedor supo afiliarse a la derrota y demostrar que la renuncia a los ideales absolutos y excluyentes para nada implica un descalabro ético ni una precipitación en la rapacidad y en el cinismo, sino que puede suponer el descubrimiento de nuevas energías morales, como escribía ayer en estas páginas Manuel Penella.

Miguel Ángel Aguilar

by BeHappy Co.