Search
Dijo que le parecía una 'vergüenza' por dar cancha a la película 'Código da Vinci'

El diario ABC despide como columnista al ex diputado Jorge Trías Sagnier por criticar al suplemento del periódico El Semanal

HECHOS

En la edición de LA GACETA de los Negocios del día 17/18 de julio de 2006 D. Jorge Trías Sagnier informada de la supresión de su columna en el diario ABC.

08 Mayo 2006

El camino del obispo

Jorge Trías Sagnier

Hace unos años, siendo rector de la Universidad compostelana, Darío Villanueva me regaló, recomendándome vivamente su lectura, el libro «Los cimientos de Europa», del tan olvidado profesor Moreno Báez y que acababan de reeditar. Por aquel entonces, yo participé en la elaboración de los trabajos preliminares de la fracasada Constitución europea. El libro no sólo no me defraudó -ninguna recomendación de Villanueva cae en saco roto-, sino que me ha servido de guía para muchas de mis modestas reflexiones. Pero esa lectura ha quedado completada por la apasionante y profunda reflexión sobre Europa y sus orígenes -«Raíces cristianas de Europa»-que el obispo auxiliar de Madrid, Eugenio Romero Pose, acaba de publicar en la editorial San Pablo. Ahora he comprendido, en toda su plenitud y con la misma claridad con la que puede verse la Vía Láctea en una noche de claridad, que la identidad europea resulta incomprensible sin el cristianismo. Y sin el camino de Santiago. Guardini, nos recuerda Romero, ya escribió en 1946 que «Europa será cristiana o dejará de ser en absoluto».

La obra de Romero Pose será, indiscutiblemente, una pieza esencial para comprender los fundamentos de nuestra identidad europea y una lectura obligada para toda persona medianamente culta que no se conforma con las versiones oficiales, sino que pretenda saber, de verdad y desde la verdad, quiénes somos, de dónde venimos y hacia dónde caminamos. Yo les recomiendo, mis lectores amigos, que no dejen de leer esta obra. Podrán caminar con nuestro obispo, uno de los báculos espirituales del cardenal Rouco Varela y gallego como él, por la senda teológica de la peregrinación, comprendiendo de forma sencilla y comprensible para usted y para mí su más profundo significado. Y, además, se les aproximará la historia, esa historia de Europa que comienza en el siglo VIII, que hinca sus raíces en la historia de España, cuya existencia se remonta no al siglo XV, sino al la época visigótica y que tiene ya en el III Concilio de Toledo (año 569) una de sus más profundas expresiones. ¡La historia, señor Zapatero! Nos recuerda el obispo que «España ha sido el humus en el que se plantó la sencilla semilla que, con el devenir del tiempo, crecería como realidad propia y con el nombre de Europa».

El Camino de Santiago es, según Romero Pose, desde Teodomiro y Alfonso II, la estrella orientadora de la naciente Europa. Y el propio camino, además, es un peregrinaje hacia el interior del «ser», posponiendo el «tener»: todo un proyecto de vida. El Camino, pues, es un medio de experimentación del hombre que, al encontrarse a sí mismo, «intuye que tiene posibilidades infinitas, que es un ser para el futuro». Podemos ocultar las raíces cristianas en nuestras leyes o dar alas a una blasfema historia sagrada desde nuestros diarios -¡qué vergüenza de «El Semanal»!-pero entonces esas leyes o esa Constitución o esa bazofia periodística, sin raíces e indigna, carecerán de futuro, no serán más que vientos de doctrina.

17 Julio 2006

Basura periodística

Jorge Trías Sagnier

Fíjense la diferencia sustancial entre quienes creen en la libertad de expresión y aquellos que, en el mejor de los casos, sólo saben servirse de ella. Se suprimió mi columna de ABC por escribir que me parecía una vergüenza esa bazofia periodística en la que se ha convertido EL SEMANAL, excepción de lo que escriben Prada, Pérez Reverte y alguna otra cosa más. Conviene recordar que a Javier Marías, que calificó como ‘ese impresentable banquero’ a uno de los principales accionistas del grupo Vocento, no se atrevieron a tocarle.

Ayer, en cambio, estaba escuchando en la COPE a Federico Jiménez Losantos cuando hablaba de esa impresionante carta en la que Teresa Jiménez Becerril contestaba a los despectivos comentarios que Antonio Gala, tan sensible él, había hecho sobre su intervención en la manifestación de la AVT. Federico calificó de ‘basura periodística’ el cuadradito – La Tronera – que el poeta publica en EL MUNDO. ¿Ustedes se imaginan a Pedro J. suprimiendo la columna de Jiménez Losantos? Pues yo tampoco. Esa diferencia absimal de actitudes en la que distingue un periodismo libre de otro genuflexo, servil y cautivo.

Y ya, puestos a hablar de basura periodística, hagámoslo de esas páginas pornográficas que diariamente, a excepción de LA GACETA, se publican en todos los diarios llamados ‘serios’. ¿Hay páginas similares a éstas en los grandes diarios europeos o americanos? Propongo inaugurar un sello de calidad que se llame el sello ‘sin’, es decir, de ‘sin pornografía en su interior”. Ese sería el mejor editorial contra la basura periodística.

Jorge Trias Sagnier

by BeHappy Co.