Search
El ABC de Anson tras pedir durante años la ilegalización de HB, ahora critica que se actúa contra ella

El diputado y portavoz de Herri Batasuna, Jon Idigoras, encarcelado por orden del juez Baltasar Garzón

HECHOS

  • El 20.02.1996 Juan Cruz Idígoras fue encarcelado a instancias del juez de instrucción de la Audiencia Nacional, D. Baltasar Garzón.

EL CAMBIO DE ACTITUD DE ABC SOBRE IDIGORAS

Una de las principales denuncias del periódico ABC del Sr. Anson era por qué los jueces no tomaban medidas contra la formación pro-etarra Herri Batasuna. El ABC deja claro su interés en que el portavoz de HB, Jon Idigoras, fuera a la cárcel:

Se subraya que mientras los dirigentes de la lucha contraterrorista durante diez años se encuentran encarcelados (…) personajes como Idigoras se pasean a sus anchas y hacen apoología del terrorismo sin ningún recato (ABC, 20-4-1995)

Pero las críticas del ABC perderán parte de credibilidad cuando en febrero de 1996, el juez Garzón inicia la investigación a Herri Batasuna y ordena el encarcelamiento de Idigoras. El ABC, con la misma directiva que en los editoriales anteriores da un giro radical sorprendente y se opone a la ilegalizaición y a la detención:

Los observadores más ecuánimes de la vida política española coinciden en señalar, sumándose a la posición de ABC, que HB no debe ser deslegalizado, lo que no serviría para nada. (…) El posible encarcelamiento de Idígoras durante la campaña electoral le convertiría en un martir en el País Vasco y eso daría votos a HB (…) sería hacerle el juego a la coalición proetarra. (ABC, 20-2-1996)

Las críticas en esa tema parecen destinadas únicamente a ver mal toda iniciativa del Gobierno o del juez.

TERTULIANOS DE ONDA CERO CONTRA IDIGORAS Y SU PERRO

Los tertulianos de ‘Protagonistas’ de ONDA CERO dirigidos por D. Luis del Olmo, consideraron demasiado suave el tratamiento al Sr. Idigoras:

Martín Prieto: «A Mario Cone le pidieron una fianza de 2.000 millones y a Idígoras, sólo de 300. Pero a mí me da mucho más miedo Idígoras. A ver quién avala ahora esos millones, pero me temo que va a subir el precio de los secuestros».

Javier Nart: «Anasagasti [PNV] ha dicho que la detención de Idigoras le recuerda al franquismo. No sé qué franquismo vivió él, sé que franquismo viví yo»

Alfonso Rojo: «Lo peor de Idígoras es su perro, que es feísimo. Igual que él»

17 Febrero 1996

Belloch, acabado

Pablo Sebastián

Después de trece años y cuatro meses de Gobierno, ahora se le ocurre a González intentar ilegalizar a HB por un vídeo de los muchos que la coalición ha exhibido en las campañas electorales y actos públicos. En algunos de ellos participaron los comandos etarras en persona, armados y encapuchados. No hizo falta filmación. Pero el Gobierno está asustado y hace gestos con la intención de ocultar su incapacidad en la lucha contra ETA, no vaya a ser que ésta sea la gota que derrumbe el suelo electoral del PSOE.

La patética imagen del ministro Belloch enseñando a las cámaras de televisión -«tranquilos, la voy a enseñar a todos»- una foto de carné del etarra Bienzobas que acababa de asesinar a Tomás y Valiente, explicaba la situación. Una vieja foto de carné era todo lo que tenía el Ministerio del Interior del «comando Madrid» de ETA.

Dos atentados en una semana, tres en mes y medio, y Belloch dice que «es repugnante hablar de errores policiales después de un atentado de ETA». Repugnante es el atentado, pero la incapacidad de Interior está ahí y exige que alguien asuma la responsabilidad del gran desconcierto policial. Aunque ya se sabe que sólo faltan 20 días para el relevo político y que a estas alturas nadie va a presentar la dimisión, y si lo hacen -como dicen que hizo Margarita Robles, por ser excluida de las listas del PSOE- no la van a aceptar.

En unas declaraciones al diario felipista El País, Belloch confiesa su amargura y reconoce el fracaso de su ambición. En suma, de la «misión imposible» con cuya propuesta obtuvo de González el doble empleo de Justicia e Interior. Con una mano pensaba cortar la «corrupción en Interior» y limpiar el rastro de los delitos cometidos bajo el mando de sus predecesores: dirección de banda armada, crímenes, prevaricación, malversación, torturas, secuestros, etc. Con la otra pensaba anudar con fuerza la venda de la Justicia y tapar en los tribunales lo que estuviera a su alcance.

Tan ambiciosa operación, de la que Belloch parece sentirse orgulloso por haberlo intentado, fracasó. Aquello que llamó «lucha contra la corrupción» -debió decir «lucha contra el crímen organizado y la corrupción en Interior»- resultó un fiasco. Porque, aunque cortó prácticas delictivas de sus predecesores Barrionuevo y Corcuera, no consiguió tapar todo. Amedo, sin indulto ni sueldo de fondos reservados, destapó el GAL. Y Roldán, engañado en su entrega pactada con Belloch, destapó los fondos reservados. Los papeles del CESID -confiesa Belloch- cayeron de improviso, por culpa de Serra. Bastante hizo él con frenarlo en el Tribunal de Conflictos.

Pero los escándalos tomaron cuerpo en los tribunales, donde ya estaban y los había llevado la Prensa y no Belloch. En los mismos juzgados donde la larga mano del Ministerio de Justicia intentó una y otra vez frenar, aplazar, bloquear, recusar e impedir la investigación. Aunque hay que decir que Belloch hizo una indiscutible aportación a la Justicia: el cese de Garzón del Ministerio de Interior. Fue su regalo envenenado y es de esperar que no se vuelva contra él. No cabe descartar que, a pesar de su «heroica» labor, Belloch pueda ser acusado de cómplice y encubridor.

El biministro está acabado; no quiere hablar de la escolta de Tomás y Valiente, ni de fondos reservados o Barrionuevo, aunque asegura que no coincidirá en los mítines con él. Insinúa que quienes le critican en el PSOE son los corruptos, y sabe que hace tiempo debió acudir ante un juez, o a algún psiquiatra. Hace tiempo que debió dejar el cargo. Y ya lo ven, desolado, enseña una foto de carné del terrorista Bienzobas. ¿Y la del jefe del GAL? Esa foto Belloch no la enseña, no hace falta, está en un cartel.

21 Febrero 1996

La Justicia, igual para todos: también para HB

EL MUNDO (Director: D. Pedro J. Ramírez)

Jon Idígoras no atendió ayer el requerimiento del juez Garzón. Dice la Mesa Nacional de HB que Idígoras no es el único responsable del vídeo en el que se concede la palabra a ETA; que lo son todos los integrantes de ese órgano dirigente. Vana excusa: si lo son todos, lo es él también. Debería acudir ante el juez y darle cuenta de esa responsabilidad colectiva. HB afirmó ayer que no tiene por qué dar cuenta de sus actos ante «ninguna instancia judicial española». Sin embargo, ha recurrido a los tribunales «españoles» siempre que ha creído que eso podía reportarle algún beneficio. La prueba es que ayer mismo los defensores de Idígoras se apresuraron a presentar recurso contra la decisión de Garzón. Si creen que los tribunales «españoles» no valen y «carecen de legitimidad», deberían ser coherentes y actuar como si no valieran nunca y no valieran para nadie. Los dirigentes de HB están llevando más y más lejos su desafío, confiando en que los problemas políticos que podrían derivarse de una actuación judicial contra ellos sirvan de elemento de disuasión. No debe ser así. Es necesario demostrar -con ellos como con los responsables de los GAL, en el extremo opuesto- que la Justicia es igual para todos. Que no puede impartirse a la medida, en función de consideraciones y conveniencias políticas.

by BeHappy Co.