Search
Portada de EL PAÍS al militar en la que acusa a la derecha de obscena, importantes dirigentes del PP como Rodolfo Martín Villa, Manuel Fraga o Ortí Bordás, formaron parte de gabinetes antiterroristas con UCD o la dictadura franquista

El General Sáenz de Santamaría sale en defensa del PSOE en el ‘caso GAL’ asegurando que siempre se han usado los mismos métodos

HECHOS

El 25.02.1995 el diario EL PAÍS publicó en portada una entrevista al Teniente General José Antonio Sáenz de Santamaría, que fue Director General de la Guardia Civil en el periodo en el que actuaron los GAL (1982-1986).

25 Febrero 1995

Historias 'sucias'

EL PAÍS (Director: Jesús Ceberio)

LAS DECLARACIONES del teniente general Sáenz de Santá María sobre la lucha antiterrorista tienen un interés informativo indudable. No en vano fue una pieza esencial en esa difícil lucha durante los 10 primeros años de la democracia, como, delegado del Gobierno en el País Vasco y jefe máximo de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, donde le relevó Luis Roldán.Algunas de sus afirmaciones. son verdaderamente inquietantes y, desde luego, rechazables. Sobre todo, el reconocimiento apenas velado de la necesidad de utilizar métodos de guerra sucia, aun del asesinato si no queda más remedio, y la hipótesis general de que la eficacia de la lucha contra el terrorismo exige en ocasiones rebasar el borde de la legalidad.

l mayor triunfo del terrorismo sobre el Estado de derecho es que éste llegue a copiarle sus métodos de terror. Con ello no sólo se envilecen sus instituciones. También es una forma, ésta sí eficaz, de alargar la vida del terrorismo, incluso si han desaparecido las coartadas históricas o ideológicas que le dieron origen. Esto es, quizá, lo que ha sucedido en España con los GAL y con alguna de las historias que ahora nos cuenta el teniente general Sáenz de Santa María.

Éste ha dicho que, a veces, en la lucha contra el terrorismo hay cosas que no deben hacerse; que si se hacen, no deben decirse, y que si se, dicen, hay que negarlas. Aunque la cruda realidad sea así a veces, ello no anula en modo alguno la obligación que tiene el Estado de derecho de investigar tales hechos y castigar a quienes hayan incurrido en delitos. De eso se trata justamente en los procedimientos judiciales en curso sobré los GAL. Que se hubieran empleado procedimientos ilegítimos en los primeros años de la democracia no exime de culpa a quienes lo hayan hecho durante la etapa socialista. Es más: la responsabilidad de! éstos es mayor, por cuanto el sistema democrático estaba más asentado y tenía fuerza suficiente como para depurar a su policía de los elementos más antidemocráticos.

by BeHappy Co.