Search
El Estado también venderá sus acciones en las cadenas COPE, RADIO ESPAÑA e INTERCONTINENTAL

El Gobierno vende al Grupo PRISA (Jesús Polanco) el 25% de las acciones de la Cadena SER que aún pertenecían al Estado

HECHOS

El 28.04.1992 el Gobierno anunció que el Estado vendía sus acciones en las cadenas SER (25%), Radio España (25%), INTERCONTINENTAL (25%) y la COPE (5%).

Desde 1976 el Gobierno tenía el 25% de las principales Cadenas de emisoras, como la Cadena SER o RADIO ESPAÑA. La cadena INTERCONTINENTAL de Madrid, la cadena Radio Zaragoza y la cadena Radio Huesca. En el caso de la COPE tenía el 5%.

Las cadenas ANTENA 3 RADIO y ONDA CERO eran las únicas que no tenían participación del Estado, la primera por ser de Frecuencia Modulada (y no de Onda Media) y la segunda por haber sido creada mucho después, en 1992.

Hernandez_COPE D. José Andres Hernández, Director General de la COPE.

LA ANÉCDOTA CONTADA POR MARIO CONDE VÍA JESÚS CACHO:

«En plena luna de miel con Felipe González, el diario EL PAÍS comenzó a criticar duramente la política económica del ministro. Cuando alguien de su entorno [Mario Conde] se extrañó y quiso preguntar a qué obedecían tales ataques, Polanco se explayó de buena mañana en Valdemorillo, ante una taza de porcelana inglesa llena de humeante café: «Es que estoy negociando la compra del paquete que me falta para hacerme con el 100% de la SER, y Solchaga se está poniendo muy pesado con el precio. Ya verás como con unos cuantos editoriales entra en razón» (Jesús Cacho, EL MUNDO, 27-11-2005).

CRÍTICAS DE ABC Y EL MUNDO A LA OPERACIÓN

Que el Grupo PRISA consiga por fin el 100% de las acciones de la Cadena SER ha sido criticado por los diarios ABC de D. Luis María Anson y EL MUNDO, D. Pedro J. Ramírez que consideran que es un nuevo favor del Gobierno de D. Felipe González hacía el grupo mediático presidido por D. Jesús Polanco.

 

05 Junio 1992

PRISA, SER, Gobierno: lo que no se entiende ...o se entiende demasiado

EL MUNDO (Director: Pedro J. Ramírez)

¿Por qué la Dirección General del Patrimonio del Estado ha decidido ceder su 25% de acciones de la Cadena Ser al grupo PRISA a un precio irrisorio, inferior en más de la mitad a su valor real? Esos valores los obtuvo el Estado a partir de una auténtica expropiación a sus anteriores dueños. Reconocida la improcedencia de aquello, ¿por qué no se devuelve esas acciones a sus propietarios de origen? Es inevitable suponer que el Estado -léase el PSOE- está pagando con todo esto a la empresa de Jesús de Polanco sus favores políticos, como el que acaba de hacerle saliendo en defensa de la beautiful de Ibercorp y atacando a Jesús Cacho y EL MUNDO por denunciar los manejos de Rubio y sus amigos. La profesión periodística, empero, ha respondido. La Asociación de la Prensa ha tomado partido por Cacho, y el Consejo de Redacción de EL MUNDO, expresión democrática de su Redacción, ha recordado a los periodistas de El País su reciente llamamiento en pro del respeto a la labor de los profesionales: algo deberían decir ellos ante el uso bochornoso que su empresa ha hecho de la grabación ilegal de una conversación privada.

06 Junio 1992

No funciona

Carlos Luis Álvarez 'Cándido'

TAL vez la convicción de que todo lenguaje abierto es necesariamente inexacto (actitud del positivista semántico) impide al diario «El País» responder a otro diario, EL MUNDO, respecto a la cesión de las acciones que el Estado posee en la Cadena SER al grupo Prisa, a un precio muy inferior al real. Ciertamente hay verdades que cuando se dicen pierden exactitud. Aún así, la verdad o la parte de verdad que nos es dable adquirir en este mundo necesita cauces contrapuestos de información. El hecho es que mientras la evidencia no desmienta a EL MUNDO habrá que aceptar su informe, más cuando llueve sobre mojado. Cualquier Gobierno tiene derecho a buscar apoyos, aunque debe medir bien sus movimientos. El Gobierno ha blandeado ya muchas veces ante el grupo Prisa y con suficiente escándalo para que el apoyo que pueda recibir de sus medios resulte aún eficaz. Hubo un momento en el que el sistema de doble circuito era más o menos sigiloso y funcionó, pero mi idea es que a partir de la concesión de las televisiones privadas el sistema quedó desenterrado y ahora funciona a cielo abierto. El Gobierno tendría que imponerse con toda naturalidad una economía de movimientos, puesto que lo grave no es que el favor no sea ético, sino que ya no es estético. La economía de movimientos que observamos, por ejemplo, en un jugador de golf, es exactamente la que hace que meta la bola en el agujero. Sólo lo estético es rentable. El Gobierno y «El País» pueden seguir haciendo «pendant» el tiempo que quieran, a mi como si se operan, lo que digo (yo, que soy gubernamental según la opinión más extendida) es que el Gobierno arde en pura pérdida creando estas situaciones tan descarnadamente tendenciosas. Por un tiempo «El País» estaba repleto de vírgenes prudentes y los otros medios de vírgenes fatuas. Se acabó. Eso ya no funciona.

06 Junio 1992

PRISA: de la sociología del franquismo a la del felipismo

EL MUNDO (Director: Pedro J. Ramírez)

Ayer, el grupo PRISA, propietario de la SER y de El País, trató de justificar que el Estado le haya vendido el 25% de la propiedad de la emisora por mucho menos que su valor real. PRISA aporta dos razones básicas. La primera, que el Estado se hizo con ese 25% del capital de la SER en «un episodio típico de la sociología del franquismo». La segunda, que lo pagado ahora por PRISA es casi el doble de lo que le costó el 71,27% que adquirió a accionistas privados en 1984. Lo que PRISA no dice es que: 1f32) Si el franquismo expropió a unos determinados accionistas, lo justo sería que fuera e ellos a quienes se lo devolviera; y 2b 2) De no hacer justicia, al menos el Estado podría hacer beneficio: ¿por qué no ha sacado a concurso público esas acciones para fijar su valor real, y exigir su pago? PRISA parece creer que el Gobierno debe premiar su buena gestión. Pero, si el valor de la SER ha subido, no es sólo por sus méritos: se ha beneficiado también, y mucho, del boom que la publicidad ha experimentado estos años. ¿O quizá PRISA pide que se le paguen otros servicios? Si la expropiación fue típica del franquismo, la privatización ha resultado típica del felipismo.

by BeHappy Co.