Search
El programa 'De Costa a Costa' de RNE pasará a estar dirigido por Alejo García

El locutor de radio líder en España, Luis del Olmo, deja RNE por la ley de incompatibilidades y ficha por la COPE donde hará ‘Protagonistas’

HECHOS

  • El 3 de enero de 1983 el locutor D. Luis del Olmo anunció su marcha de Radio Nacional de España (RNE) donde dirigía el programa ‘Protagonistas De Costa a Costa’. El 1 de febrero de 1983 reaparecería conduciendo el programa ‘Protagonistas’ en Onda Rambla y emitido a través de la red de la COPE. 

La primera gran cambio de figuras que se produce en Radio Televisión Española desde la llegada al poder del PSOE y de D. José María Calviño como Director General es la salida de Radio Nacional de España del principal locutor de la emisora pública D. Luis del Olmo. El popular locutor que se ha mantenido al frente de los micrófonos durante toda la transición – a pesar de un intento del Gobierno de UCD por sacarle en 1977 – ha decidido abandonar la emisora por motivos económicos. El Del Olmo simultaneaba dos sueldos, uno como locutor de RNE y otro, el más caro, por locutor en Radio Cadena. La nueva dirección de RTVE ha prohibido que ningún profesional sume más de un sueldo.

ALEJO GARCÍA REEMPLAZARÁ A LUIS DEL OLMO EN RNE AL FRENTE DE ‘DE COSTA A COSTA’

alejogarcia Para reemplazar a D. Luis del Olmo la dirección de RNE que encabeza D. Fernando G. Delgado ha designado al otro rostro más popular de la radio pública española, D. Alejo García, famoso por idear el primer programa de participación ciudadana, ‘Directo Directo’, que ahora toma los mandos de las mañanas de RNE. Por desgracia para la radio pública, al igual que su antecesor, D. Alejo García también ha recibido una oferta de la COPE y, tras seis meses reemplazando al Sr. Del Olmo, él también fichara por la cadena COPE. 

03 Enero 1983

ME VOY Y NO HA SIDO FÁCIL

Luis del Olmo

Transcripción del a despedida de Luis del Olmo en "De cosa a Costa",

Buenos días, España, les hablas Luis del Olmo. Me voy, queridos amigos, no les oculto que han sido los años más felices de mi vida profesional y me voy porque existe una ley de incompatibilidades que no nos permite a los empleados de Radio nacional tener otro trabajo ajeno a este, y yo tengo otro trabajo en Radio Cadena con un contrato que me comrpomete a realizar un trabajo diario hasta el día treinta y uno da julio de mil novecientos ochenta y tres. Existe, además, otra razón. La retribución de este ccontrato con Radio Cadena me permite hacer frente a unos gastos de restauración que yo había iniciado en mi casa, cuando las incompatibilidades estaban lejos de llevarse a cabo. Así de sencilla en la historia.

Esta la ley que no solamente entiendo, sino que acepto, porque hay dos millones de razones para entenderla, dos millones de parados sin un trabajo que llevarse a las manos y otros, yo por ejemplo, cobrando hasta hoy dos sueldos. ¿Con qué moral pongo la cara colorada a un señor si yo soy el primero que hago caso omiso a la ley de marras? ¿Con qué argumentos puedo gritar y luchar para que a esos veintiún compañeros de Radio Cadena que están encerrados en Ayala, quince, se les escuche para que no queden en la calle?

Que nadie piense que el actual equipo directivo de Radio Nacional de España me facilitó esta marcha que voluntariamente tomo. Me consta que el director de RADIO NACIONAL buscó todos los caminos para encontrar una solución.

Luis del Olmo

04 Enero 1983

La radio y la ventanilla

DIARIO 16 (Director: Pedro J. Ramírez)

Los millones de oyentes de Luis del Olmo en su programa ‘De costa a costa’, en Radio Nacional, son las primeras víctimas de esa superstición legal socialista sobre las incompatibilidades, que si son razonables en profesiones como la médica, resultan absurdas y lesivas para el ciudadano y consumidor en los caso que dependen de la capacidad creativa y de trabajo de un profesional y no de ventanilla.

Por cierto que la decisión de ampliar el horario de ventanilla en los Ministerios tampoco parece, en principio, un medio de luchar contra la inflación burocrática, como pretende el Gobierno, sino de aumentarla.

Consideramos especialmente significativo el caso de los profesionales de radio, prensa y televisión que deben elegir un espacio y un medio y sólo uno, porque afecta precisamente a esa calidad de vida que se supone uno de los fines últimos del Cambio.

Si una persona es capaz de mantener un espacio en televisión y otro en la radio y escribir una columna semanal en un periódico y si hay gente a la que le gusta verla, oírla y leerla, ¿en virtud de qué principio puede impedirse esa relación de creación y disfrute? La labor del Gobierno ha de ser posibilitar y facilitar esa relación cultural, no convertirla a través del monopolio televisivo y el control sobre parte de la radio y la prensa en una carrera de obstáculos con todos los absurdos y molestias de la burocracia.

15 Enero 1983

"Luis debía entender que Radio Nacional no podía pagarle 18 millones al año"

Alejo García

Reportaje para la revista 'Interviú' como sucesor de Luis del Olmo.

Además de ser íntimo amigo mío, Luis del Olmo es mi compadre. Fue el padrino de mi hija menor. Desde que dejó ‘De costa a costa’ hablamos todos los días, Se ha alegrado mucho de que sea yo quién le sustituya. ‘Nos veremos en la guerra’ me ha dicho. Yo sé que se alegra de verdad. Luis sabía que desde primero de año tenía que elegir. En RNE cobraba unas trescientas mil pesetas, mientras que su contrato con Radio Cadena es de dieciocho millones al año. Luis sabe que RNE no puede pagar nunca esa cantidad. Yo le dije: Luis, te tienes que convencer de que estás en la Real Sociedad y no en el Barcelona.

by BeHappy Co.