Search

EL PAÍS y la Editorial Católica (YA) se acusan mutuamente de estar vinculados al Gobierno Suárez

HECHOS

El 26 de marzo de 1977 EL PAÍS publicó un editorial en portada contra la agencia Logos.

La agencia Logos de la Editorial Católica (EDICA) considera que El País se está alineando con el proyecto político del Gobierno de D. José María de Areilza Martínez de Rodas, ‘Centro Democrático’ (matriz de lo que será la Unión de Centro Democrático, UCD, el partido del Gobierno Suárez). El director de El País D. Juan Luis Cebrián Echarri responde con un editorial en portada el 26 de marzo asegurando que si hay un periódico politizado es el Ya, dado que los ministros D. Landelino Lavilla Alsina y D. Marcelino Oreja Aguirre eran miembros del Consejo de Administración de EDICA y considera que el Ya fue utilizado por Tácito como palanca hacia el poder.

26 Marzo 1977

Vodevil político

EL PAÍS (Director: Juan Luis Cebrián)

La agencia Logos, de la Editorial Católica, ha distribuido una información por sus teletipos en la que se sugieren lazos entre la postura editorial de este periódico y los artículos de su director con el señor Areilza.Esta es una especie risible, divulgada por Madrid. Pero conviene señalar que el ministro de Justicia y los de Hacienda y Asuntos Exteriores eran presidente y consejeros de la Editorial Católica hasta el mismo día de su nombramiento. Y que el de Presidencia procede del grupo «Tácito», que utilizó el Ya -diario de la misma editorial- en varias ocasiones como tribuna y palanca hacia el poder. Hay que añadir que el señor Osorio fue el encargado de anunciar en una cena en casa de otro demócrata cristiano -y en presencia del señor Lavilla- la necesidad gubernamental de neutralizar políticamente al señor Areilza.

Todo esto suena a vodevil político barato. ¿De qué valen las inelegibilidades cuando el Gabinete ofrece escaños, pide cabezas y administra periódicos y agencias de prensa? Siempre se ha dicho que el franquismo -en sus inicios fue una hábil e impía mezcla de catolicismo oficial y falangismo valeroso. Los falangistas que crecieron en torno al SEU y los católicos que se dedicaron a censurar trajes de baño en las páginas del Ya, no se resignan a la idea de que la democracia arroje algo diferente de lo que ellos quieren. Pues hay que decir que para eso casi más vale quedarse con la Alianza Popular, que también son franquistas, pero lo reconocen.

Nada de esto es anécdota. En menos de siete días y en ausencia del Rey, una parte del Gobierno ha metido a este país en una crisis imprevisible e inadmisible. La Corona no puede verse sometida a este trapisondeo de alevines políticos. Y todo ello es denunciable, lo diga quien lo diga. Si, el ABC, El Alcázar, Felipe González, Areilza y EL PAIS coinciden en la denuncia, no es porque nos hayamos puesto de acuerdo, sino porque aun desde posturas bien dispares lo irrazonable es siempre irrazonable.

by BeHappy Co.