Search
García había mandado una carta a INTERVIÚ desmintiendo lo dicho por Xavier Vinader y Ros Frutos, pero el desmentido no fue publiado

ETA asesina a Jesús García García después de que el periodista Xavier Vinader (INTERVIÚ) lo señale como jefe de un grupo fascista vasco

HECHOS

El 5 de enero de 1980 fue asesinado en Baracaldo a tiros D. Jesús García García.


xavier_vinader2RosFrutos El policía D. Francisco Ros Frutos, aportó las declaraciones al Sr. Vinader, de INTERVIÚ que aseguraban que D. Jesús García y el propietario del Bar Stadium [D. Alfredo Ramos] eran dos peligrosos ultraderechistas vascos.

La revista INTERVIÚ dirigida por D. Dario Giménez de Cisneros, fue la comidilla de toda las redacciones a principios de los 80 por una entrevista del periodista don Xavier Vinader al ex policía Sr. Ros sobre miembros de la ultraderecha en Euskadi. En ella se daban nombres e incluso fotografías de personas de ideología ultra en el País Vasco y hasta sus viviendas. Entre ellos se hablaba de don Jesús García al que el Sr. Ros definía como un vasco “fanático ultraderechista”  y del propietario del Bar Stadium [D. Alfredo Ramos], del que decía que “era un gallego que disfrutaba participando en enfrentamientos contra los abertzades”. El Sr. García mandó una carta de réplica a INTERVIÚ negando todo lo que decían que la revista, dirigida por D. Dario Giménez de Cisneros, se negó a publicar, y presentó una demanda contra esta (que acabaría prosperando años después).

EL ASESINATO SEGÚN EGIN, EL DIARIO AFÍN A ETA

baracaldo_1

El 5 de enero de 1980 don Jesús García era asesinado a balazos por un comando de ETA. inmediatamente la formación-revista FUERZA NUEVA responsabilizó a INTERVIÚ del asesinato.

El propio periódico EGIN, considerado la publicación afín a la organización terrorista ETA publicó lo siguiente:

Jesús García García resultó mortalmente herido en las tardes ayer por dos jóvenes que dispararon contra él cuando se encontraba en el interior de la barra de bar Yon Kola de Baracaldo. Se trata de un club de su propiedad que hace algunas semanas había sido denunciado por un ex policía infiltrado en la extrema derecha a través de dos amplios reportajes publicados en las páginas del semanario INTERVIÚ. Francisco Ros Frutos, el autor de aquellas declaraciones, había sido objeto de un fallido atentado por un comando de extrema derecha que sospechó sobre él, en vísperas de que se llevara a cabo un atentado contra el senador de Herri Batasuna, Telesforo de Monzón, que iba a ser mandado por Ros Frutos. Este infiltrado calificaba a Jesús García García como ‘fanático y peligroso ultraderechista’, considerándolo como ‘el máximo organizador de las acciones de los comandos incontrolados en toda la margen izquierda’. Remitiéndose siempre a las mismas fuentes, el club Yon Kola venía a convertirte en un almacén de armas y de ropas utilizadas sólo para las acciones por los comandos de la extrema derecha. También era utilizado como centro de reunión, impartiendo en el mismo charlas con el fin de preparar a los recién llegados en el manejo de armas. La autoridad judicial hadado orden de detención al ex policía nacional, autor de amplias y detalladas informaciones a la citada revista.

30 Diciembre 1979

Cómo actúan los ultras vascos

Xavier Vinader

CÓMO ACTÚAN LOS ULTRAS VASCOS

Confesión de un infiltrado

Se infiltró en el seno de los comandos anti-ETA y estuvo en la planificación de un inminente atentado contra Telesforo Monzón, que era conocido con el nombre en clave de Operación T. Le llegaron a nombrar jefe de comando ultra encargado de asesinar al líder vasco. Pero, un buen día, ‘alguien’ se dio cuenta de que sabía demasiado; le secuestraron a punta de pistola, le llevaron al monte e intentaron cerrarle la boca metiéndole una bala en la barriga. Afortunadamente la herida no fue mortal y hoy puede contar con pelos y señales su extraordinaria experiencia dentro de los incontrolados de Euskadi. Francisco Ros.

  • Xavier Vinader – ¿Cómo iniciaste la penetración en los medios ultraderechistas?
  • Francisco Ros Frutos – En Bilbao comencé a frecuentar determinados sitios con los ex compañeros del cuerpo y ellos, sin saberlo, me sirvieron de introductores perfectos. Os policías en Euskadi sólo frecuentan los sitios donde se sienten seguros. Y esos sitios, todos esos bares, son siempre verdaderos nidos de ultraderechistas y nostálgicos del fascismo. Uno de mis antiguos compañeros al que conocía desde la época de la Academia, y que sabía que estaba íntimamente relacionado con los círculos neofascistas que actúan en Euskadi, fue el que me proporcionó los primeros contactos serios, pensando que yo quería verdaderamente ‘entrar en acción’ y sin que en ningún momento adivinara mis verdaderas intenciones. La historia, en concreto, empezó en un puticlub de la margen izquierda. Un club de putillas llamado Yon´Kola, enclavado en la calle San Juan, en la parte posterior al ayuntamiento de Baracaldo y propiedad de un fanático y peligroso ultraderechista de 43 años llamado Jesús García García.
  • Xavier Vinader – ¿Quién es este personaje?
  • Francisco Ros Frutos – Este elemento está afiliado a Fuerza Nueva desde septiembre de 1978, fue delegado de la zona, pero a raíz del fiasco que organizó con el servicio de seguridad en la última visita de Blas Piñar le quitaron toda responsabilidad orgánica. Anteriormente, también había colaborado en la organización de la sede de Alianza Popular en Baracaldo donde realizaba una labor de proselitismo para Fuerza Nueva. Es confidente asiduo de la Policía y de la Guardia Civil, tiene su propio servicio para detectar presuntos etarras, conduce un Fort Taunnus, blanco y capota negra BI 2055-J y dispone de los suficientes contacto para la compraventa de armas. En la práctica, este Jesús García es el máximo organizador de las acciones de los comandos incontrolados en toda la margen izquierda. A Jesús García me presentaron inicialmente como un camarada del sur que estaba sufriendo una crisis confesional y yo empecé a argumentar que dentro del cuerpo nos ponían muchas trapas para trabajar en defensa de la Patria y que estaba decidido a hacer desde fuera lo que no podía hacer desde dentro.
  • Xavier Vinader – ¿Y se creyeron la historia?
  • Francisco Ros Frutos – No sólo se lo creyeron, sino que me animaron a no dejar el cuerpo porque según me explicaron se puede hacer siempre mucho más desde dentro. Para levantarme el ánimo, el propio Jesús García me propuso realizar una especie de cursillo de terrorismo, teórico y práctico, donde me explicarían el funcionamiento y la manera de actuar de los comandos anti-ETA que ellos tenían organizados allí para que luego pudiera transmitir mi experiencia en el sur.
  • Xavier Vinader – ¿En qué consistió ese cursillo?
  • Francisco Ros Frutos – En toda una serie de charlas que duraron varias tardes y donde el propio Jesús García me fue explicando que los grupos que tenían ellos montados constaban de comandos de tres personas, nunca más, y preferiblemente, éstos eran mixtos, es decir, formados por policías y paisanos. (…)Toda una fauna de los cuales tengo nombres, direcciones e inclusive lugares que recuentan normalmente.
  • Xavier Vinader – ¿Cómo cuáles?
  • Francisco Ros Frutos – Como el bar Goikolate, también junto al Ayuntamiento de Baracaldo o La Viña o el EI – cuyo dueño es un confidente notable e íntimo amigo del comisario de Baracaldo – o la Tasca 7 en la calle Rontegui o el Tres Rombos o el Stadium – con un dueño gallego [Alfredo Ramos Vázquez] que se divierte participando en enfrentamientos contra los abertzales.
31 Diciembre 1979

CARTA DE JESÚS GARCÍA GARCÍA

Jesús García García

CARTA DE JESÚS GARCÍA AL DIRECTOR DE INTERVIÚ

Muy señor mío:

Me dirijo a usted con motivo de la publicación en la revista que usted dirige, número 178, de un trabajo titulado ‘Confesión de un infiltrado. Cómo actúan los ultras vascos’, firmado por Javier Vinader. Quisiera referirme a extremos concretos de dicho trabajo, pero no puedo hacerlo por la sencilla y simple razón de que todo él, desde el principio al fin, es absolutamente falso. Quisiera también que se diera usted cuenta de que, dadas las circunstancias por las que atraviesa el País Vasco, el trabajo periodístico al que me refiero trae consigo para mí las siguientes consecuencias:

1 – Me veo obligado a cerrar y vender mi negocio por lo que me den.

2 – Me veo obligado a vender mi casa de mala manera y por lo que pueda conseguir.

3 –  Me veo igualmente obligado a cambiar de domicilio y trasladarme a otro lugar de España, dado que mi seguridad desde estos momentos es prácticamente nula y las posibilidades de que me ejecuten han aumentado en una proporción extraordinaria.

4 – Por supuesto, me quedo sin trabajo y habré de recurrir a aferrarme a aquel trabajo que encuentre o me quieran dar.

5 – El trabajo periodístico que cito no sólo me afecta en lo material, sino, en lo que es peor, me afecta moralmente a mí, a mi familia y a mis padres y hermanos, y a todos ellos gravemente.

Toda esta serie de circunstancias negativas me veo obligado a imputárselas l autor de tal trabajo y a usted por autorizar su publicación. Quiero que sepa que no me guía ningún ánimo de violencia ni de revancha, pero me veo obligado a anticiparle que, por causas estrictamente legales, ejercitaré las oportunas acciones para tratar de reivindicar en lo posible mi nombre y mi honra, tan gravemente y mi honra, tan gravemente afectada por el citado artículo.

Espero, no obstante, de su caballerosidad que cuando publiquen la segunda parte del citado artículo, que ya anuncian, publiquen conjuntamente la presente carta.

Le saluda atentamente.

Jesús García García

05 Enero 1980

NOTA DE FUERZA NUEVA

Fuerza Nueva

Con referencia al vil asesinato, en Baracaldo, de Jesús García García, persona que siempre se ha distinguido en Vizcaya por su clara españolía, Fuerza Nueva tiene que hacer constar que publicaciones como INTERVIÚ, que exclusivamente se dedican a denunciar las presuntas actividades de quienes ponen sus ideas al servicio de la unidad de España, resultan a la postre las únicas responsables y culpables de los crímenes que utilizando su información se cometen. Este tipo de publicaciones, que hace acopio de la calumnia permanente, la difamación, el ultraje y la mentira para distinguir a personas o instituciones españoles muy respetables por su actividad al servicio de una idea concreta, en este caso el servicio a la patria, son la mejor prueba de la nula actividad del Gobierno en defender el derecho de expresión, ya que mientras INTERVIÚ puede seguir apareciendo periódicamente sin cortapisas, otras publicaciones, que se honran con su entrega y servicio a España, sufren dificultades sin cuento e incluso son víctimas de manipulaciones económicas y mercantiles que hacen muy difícil su cometido. Con el asesinato de Jesús García García queda demostrada, una vez más, la responsabilidad criminal que corresponde a ciertos medios de comunicación, que sólo sirven para llevar a España al enfrentamiento y a la tragedia.

06 Enero 1980

INTERVIÚ responde

INTERVIÚ (Director: Dario Giménez de Cisneros)

INTERVIÚ manifiesta su enérgica repulsa al comunicado hecho público en Madrid por la oficina de Prensa de FUERZA NUEVA por las calumnias injurias que contiene. El primer deber del periodista es informar honestamente a la comunidad. Esta misión, que constituye un alto servicio al pueblo  y, por tanto, a la patria, está cargada de riesgos. La obligación moral del periodista es verificar, en todo lo que esté a su alcance, la exactitud de los datos que difunde, pero, naturalmente, no puede hacerse responsable de las posibles consecuencias suscitadas por la publicación de una información, que resultan absolutamente imprevisibles e incontrolables.

08 Enero 1980

MÁS ALLÁ DEL CRIMEN

Ismael Medina

Un hombre que años atrás había servido en el aparato contra terrorista, me mostró la semana pasada unas páginas de INTERVIÚ. Su irritación era visible.

  • Esto es una delación. Una canallada. Al dueño del Yon Cola no tardarán mucho en asesinarle los de la ETA. Está públicamente señalado. Ha sido sentenciado.

Jesús García García, dueño del bar Yon Cola en Baracaldo fue asesinado el sábado por dos terroristas que ni tan siquiera se preocuparon de taparse la cara. Se sentían seguros. Se sabían inmunes. Actuaban desde una inequívoca conciencia de impunidad. El sábado se cumplió la predicción de un antiguo servidor del Estado, ahora orillado por la política del consenso.

El análisis del asesinato, tal y como lo relatan los informadores de las diversas tendencias políticas, contrasta rudamente con el informe-denuncia de INTERVIÚ. Si el bar ‘Yon Cola’ era el centro operativo de una pretendida organización armada anti-ETA, según lo describía el reportaje delator, no se explica cómo sólo dos terroristas puedan entrar tranquilamente en el establecimiento, disparar con frialdad e irse sin prisas. Si Jesús García García era el jefe o responsable de un aparato armado que se dedicaba a ciertas actividades contra el terrorismo marxista vascongado, no tiene sentido, sobre todo después de haber sido públicamente delatado que estuviese en el bar sin protección alguna, ayuno de precauciones y en la compañía de sólo dos camareras. No tiene sentido. Una organización como la denunciada por INTERVIÚ debería estar habituada a las técnicas de la lucha sin piedad, y en permanente estado de alerta. Cualquier persona señalada como víctima a batir por la ETA, habría tomado precauciones ofensivas, especialmente sí, como denunciaba INTERVIÚ, tenía tras de sí una estructura integrada en su mayor parte por miembros de las Fuerzas de Orden Público, conocedores del terrorismo y habituados a la lucha contra ETA. Jesús García García no disponía de ninguna protección. ¿Por qué? ¿Acaso porque era sencillamente un español con valor suficiente para proclamar sus convicciones y con hombría bastante para no humillante ante las amenazas de los secesionistas? Parece evidente, de otra parte, que los terroristas acudieron el sábado al bar ‘Yon Cola’ conscientes de la indefensión de Jesús García García. A la ETA le fue señalado públicamente un objetivo y la ETA respondió al reto. Asesinó a Jesús García García con conocimiento preciso de la facilidad e impunidad de la acción.

INTERVIÚ añade ahora a su proclividad viciosa la triste gloria de la sangre inocente derramada. INTERVIÚ acusó en sus páginas a Jesús García García, lo marcó, lo señaló, lo describió como un enemigo del secesionismo marxista a batir. INTERVIÚ puso a Jesús García García en el punto de mira de las pistolas de la ETA. Pero también llama la atención que siendo tan clara y ominosa la condena a muerte de Jesús García García, deducida por los especialistas en terrorismo del reportaje de INTERVIÚ, la autoridad competente no adoptara medida alguna para proteger su vida. La sangre de Jesús García García, un hombre que amaba a España, no sólo mancha y culpa para siempre a una publicación indeseable. Pone en evidencia, una vez más, que en Vascongadas ha sido entronizada la ley del terror y es el terrorismo dueño y señor de vidas y haciendas.

Vale la pena, a la luz de este crimen, recordar las palabras del ministro de Defensa, en el acto de la Pascua Militar. Al referirse a las vidas truncadas por el terrorismo en ‘aras de la libertad y del orden constitucional’, dijo el señor Rodríguez que ‘han sido destruidas por los que no aceptan estas libertades y este sistema de convivencia, manejando para ello fanáticamente sus armas y asesinando con saña y alevosa cobardía’. Pero esta declaración pone de manifiesto, al hilo del crimen en el bar ‘Yon Cola’ de Baracaldo, que el sistema político no se ha demostrado capaz de luchar contra el terrorismo. Está demostrado hasta la saciedad que son precisamente la índole equívoca de esas libertades y la degradación insanable de ese sistema las que permiten la criminal tiranía ejercida por el terrorismo marxista. En vez de luchar eficazmente contra el terrorismo y las fuerzas disgregadoras de la unidad nacional, el Gobierno de Suárez y los partidos de la dictadura parlamentaria hacen posible la actividad impune de los enemigos de España. Esas casi cuatrocientas víctimas del terrorismo que yacen silenciosamente en los cementerios de España, son el precio pagado por la consagración constitucional de las ‘nacionalidades’. No es  serio, no es razonable, no es admisible, señor Rodríguez, hablar de la unidad nacional, de ‘una sola nación’, cuando el sistema vigente ha impuesto la ruptura de España en ‘nacionalidades’, el brazo armado de una de ellas asesina sin freno y los culpables abandonan las cárceles, merced a una demencial malversación de la democracia. No se puede honradamente invocar la unidad de España desde la debilidad, la incapacidad y la impotencia para defenderla. El mejor servicio que el señor Rodríguez podría hacer a España sería callarse y volver a donde debió quedarse.

Ismael Medina

09 Enero 1980

LA NAUSEA

Adolfo Prego

No he visto nunca que bajo el antiguo régimen fuesen públicamente denunciados los ‘adictos’. Hay una tendencia a la cobardía que se manifiesta través de las delaciones públicas contra aquellas personas que están en peligro, que andan huidas o que por azares geográficos o históricos se encuentran rodeados de enemigos. En la zona roja y en la zona nacional abundaron los delatores. En Madrid concretamente se hizo célebre un miserable que desde las columnas del periódico en que escribía denunciaba a los grupos de asesinos la presencia de Fulano o Zutano. También en la zona nacional hubo casos semejantes. Pero las guerras civiles que tienen cierta grandeza, tienen también un aspecto vil y ese aspecto radica en las actuaciones de los delatores que, escapando de los tiros en el frente, hacen méritos en las retaguardias enviando información para la captura de ‘enemigos’ y su asesinato libre de cargos y de cargas. En entonces cuando aparece en la superficie social lo más bajo y más ruin de un pueblo.

La situación es todavía más siniestra cuando a un esfuerzo colectivo como el que la España actual realiza para dejar atrás los viejos recuerdos de la sangre fratricida, aparecen periódicos empeñados no sólo en removerlos, sino en explotarlos comercialmente. Si el público responde a la pornografía y a las crueldades de toda guerra civil, pues venga pornografía y exhumación de cadáveres reales o inventados. Es todo un curso de cobardía y miserabilísimo el que entonces se desarrolla con la vista puesta en el lucro.

Hay ejemplos a mano que profesionalmente debieran avergonzarnos, porque ni siquiera responden a convicciones ideológicas. Pero parece ser que aquí ya nadie se avergüenza de nada, ni profesionalmente, ni moralmente, ni localmente. Todo vale. Hasta que un día uno de los delatados es asesinado por los enemigos a quienes se les ha facilitado nombre y dirección a través de declaraciones de un individuo que cobra por esa clase de servicios.

Claro es que esta clase de episodios sólo pueden producirse cuando se establecen unas condiciones de vida semejante a las que rigieron en el Chicago de los Al Capone. El terrorismo es en el fondo gangsterismo, bandolerismo puesto en funcionamiento desde posiciones ideológicas. Y quienes lo promueven o promuevan desde los periódicos deberían ser, por lo menos, expulsados simbólicamente de esta profesión de informar. Porque más que los asesinos son sus inductores quienes despiertan el asco. Un asco físico irrefrenable.

Vomitemos, pues, con la poca elegancia con que puede vaciarse en público un estómago perturbado sobre esos informadores que siempre denuncian al más débil [por Xavier Vinader en INTERVIÚ].

Adolfo Prego

19 Enero 1980

LOS TRASFONDOS DE CIERTA REVISTA

Herminia C. de Villena

Cabría preguntarse quiénes son los mentores secretos de INTERVIÚ. A quien le interesa que no sólo se siga escalonadamente la campaña de desprestigio contra FUERZA NUEVA, porque FUERZA NUEVA es hoy el primer obstáculo con que tropieza el Gobierno para cumplir sus planes, apremiando Suárez por los que hoy ocupan Carteras y fueron los artífices de los pactos de Munich, sino que se pasa a los hechos: listas fatídicas de personas calificadas de ‘ultraderecha’, prácticamente sentenciadas a muerte desde el punto y hora en que uno de la lista, García García, ha caído ya con el tiro en la nunca de rigor, como lo demuestra la desbandada de los que por estar ‘incluidos’ en la relación fatídica sienten amenazadas sus vidas.

FUERZA NUEVA ha llegado a estorbar tanto como Carrero Blanco estorbó los planes para España diseñados por el contubernio de Munich. Yo no le pongo comillas a una traición sin paliativos, como hace el otrora monárquico BLANCO  Y NEGRO. Y por eso le asesinaron. ETA fue el brazo ejecutor. Del reportaje sobre Munich publicado en B Y N es fácil deducirlo.. Y de los inteligentes comentarios al mismo, de Aguirre Bellver, que y osepa no ha habido ningún desmentido por parte de los protagonistas.

La historia de los orígenes de INTERVIÚ pasa necesariamente por la época nefasta de Pío Cabanillas al frente del Ministerio que hizo de las libertades pornopolíticas su banderín de enganche para reclutar los traidores y chupópteros de todos los caldos, verbigracia, Martín Ferrand, hijo de un farmacéutico que vivió como nadie en el franquismo y sigue viviendo a fuerza de cara como demócrata converso, o, pongo por ejemplo más a mano, como Álvarez Solís que de ordenanza abrepuertas de un gobernador civil de Barcelona, fue protegido de Prensa del Movimiento y amamantado a sus generosas ubres, para que después echara pestes de la dictadura gracias a la cual es quien es, por mucha limpieza de sangre que ahora pretenda exhibir en su pedigree de neodemócrata.

Volviendo a nuestra historia, es curioso investigar los precedentes de tantos enigmas aparentes. INTERVIÚ nació de la asociación comercial de un joven ambicioso apellidado Asensio, hijo de un impresor afincado en Cataluña. El apellido Asensio parece que tiene orígenes murcianos. El tal Asensio, de Barcelona, pero de los llamados charnegos por los catalanes, se asoció con un tal José Hilario, muy bien relacionado en el Ministerio de Información y Turismo. De esta relación nació la revista INTERVIÚ, que al principio se editaba en Madrid y después pasó a editarse en Barcelona. En los primeros tiempos no fue muy boyante su economía. Según mis fuentes fidedignas, encontraba dificultades para pagar al personal. Súbitamente, registra una tirada espectacular y sus finanzas acusan prosperidad. Las firmas más ambiciosas, políticos y jerarquías de la Iglesia, no les importa aparecer en sus páginas como relleno de un sándwich de desnudos pornográficos. Todo sea por la celebridad y el dinero. Los más altos precios se pagan por la osadía de figurar en esta revista.

¿Quién invierte capital en esta empresa? ¿A quién le interesa INTERVIÚ como vehículo para desprestigiar a un partido que, hoy por hoy, es el único capaz de aglutinar el sentir nacional pisoteado por tanto traidor entregado a compromisos subrayados por las metralletas de unos asesinos? FUERZA NUEVA, desde el 18 de noviembre de 1979, desde el Día de la Patria Española, se ha revelado como una fuerza que es ya imparable. FUERZA NUEVA estorba a las alturas. Hay que desarticular FUERZA NUEVA. Hay que arrasarla FUERZA NUEVA es lo único digno en este caos de indignidad. Los hechos de Sevilla y Córdoba atestiguan la parcialidad de un Gobierno cobarde y pactante. Del entreguismo del Gobierno de ETA tenemos pruebas en el misterioso secuestro de Rupérez y su liberación no menos enigmática. Por cierto que la viuda de uno de los tres guardias civiles ametrallados la víspera, la joven de 19 años que soportó, con ojos aterrorizados y un hijo en su seno, la masacre, ha recibido una canastilla para su niño dado a luz recientemente, de una comisión de las Asociaciones de Señoras de Militares, expresamente llegada a Granada desde Madrid para hacerle la entrega. De lo que no se tiene noticia, y en este sentido se va a escribir al Rey, es de la casa que se le ofreció por la Superioridad. La joven viuda y su hijo siguen esperando que se cumpla la promesa. El secuestro que conmocionó al mundo echó más tierra sobre estos muertos de España que no interesan al Gobierno y sus cómplices…

¿Quién está detrás de INTERVIÚ Mis fuentes me aseguran que el dinero para su hermosa prosperidad, aunque últimamente haya bajado su promoción por la indigestión a escala nacional (perdón) de pornografía y desvergüenza política de que hace gala, puede recibirlo por subvenciones secretas del partido en el poder (léase UCD-PSOE) y en no poca proporción por la oligarquía catalana promarxista, de donde proceden los engendros que presiden los Jordi, los Raventós, los Canyellas, los Andréu y Abelló (masón) y todos los conspicuos herederos de aquel Cambó multimillonario, inventor del catalanismo, que se hizo rico con la CHADE de Rahtenau, el judío alemán, y que luego desembocó en el más rabioso separatismo, resucitado hoy por estos millonarios como Pere Durán Farrell, que regaló tres locales en Barcelona al Partido Comunista Catalán (PSUC) y un montón de millones, aún antes de ser ‘legalizados’ un Viernes Santos por Suárez.

Conviene que el español ingenio sepa estas verdades para que tenga puntos de referencia sobre estos ‘periodistas’ que ponen su ambición al servicio de uqien paga bien por poner blancos humanos a las metralletas de los hijos del PNV, hoy enrolados en el gobierno que preside un navarro traidor, fabricante consorte de foie gras y otros embuchados por los que se cuelan los Estatutos subrayados con sangre española. Desde el 25 de octubre, en que con los estatutos se iba a firmar la paz, la guerra de ETA es el rayo de muerte que no cesa. El último tributo, un comandante de Caballería, en Vitoria. Siga, siga INTERVIÚ publicando listas, presentando blancos. Por cierto, mis fuentes me lo aseguran: aquí, en Murcia, no se ha recibido orden de detención contra Ros Frutos, el ex policía delator que recibió algo más de trece monedas por hacer de Judas. La ETA y sus adláteres pagan bien…

Herminia C. de Villena

by BeHappy Co.