Search

José Luis Astiazarán cede la Presidencia de la Liga Profesional del Fútbol a Javier Tebas

HECHOS

Fue noticia el 11 de marzo de 2013.

11 Marzo 2013

“Es hora de dar el relevo”

Amaya Iríbar

Astiazarán, presidente de la LFP, renuncia a presentarse a la reelección y se despide por carta apoyando a Javier Tebas

Falta un mes y medio para las elecciones a la presidencia de la Liga de Fútbol Profesional y las cosas ya están claras. Javier Tebas, que cuenta con el apoyo de la gran mayoría de los 42 clubes de Primera y Segunda División que forman parte de la organización, será el único candidato. Hoy ha recibido el apoyo implícito de José Luis Astiazarán, el presidente saliente, que se ha despedido por carta de su cargo. Tebas anunció que se presentaba con un mensaje de Twitter.

“Es hora de dar el relevo a otro presidente de la LFP”, escribe Astiazarán, que ha estado ocho años en el cargo, en su comunicado. La decisión de no presentarse a la reelección coincide con el juicio de la Operación Puerto, en cuya investigación ha salido a relucir la presunta relación de la Real Sociedad con el imputado Eufemiano Fuentes cuando Astiazarán era presidente del club vasco. Hay quien piensa que otros clubes no han hecho sangre con este escándalo porque sabían que el dirigente había tirado la toalla y no pensaba optar a la reelección.

Astiazarán no hace referencia a este hecho en su despedida. Como tampoco lo hace a la huelga de jugadores a comienzos de la Liga pasada. Sí lo hace con aquellas cuestiones que el dirigente considera claves en su mandato al frente de los clubes españoles. Como el control económico, una batería de medidas encaminadas a “garantizar la viabilidad de la competición” y que obliga a todas las entidades a presentar presupuestos equilibrados a partir del próximo verano si quieren fichar nuevos jugadores. O el incremento de derechos de televisión que “garantizan a medio plazo unos importantes ingresos”. Los operadores pagan unos 650 millones de euros anuales a los clubes por retransmitir la competición.

Durante su mandato los clubes también han tenido que renunciar a parte de sus ingresos por las quinielas para financiar otros deportes y se han visto forzados a firmar un protocolo con el Gobierno para reducir las deudas que mantienen con Hacienda, que todavía rondan los 600 millones de euros, aunque Astiazarán no hace referencia a estos acuerdos en su despedida.

Este asunto, como el nuevo modelo de reparto de los derechos televisivos, son algunas de las cuestiones pendientes que ahora deberá resolver el abogado Javier Tebas.

by BeHappy Co.