Search
El padre de una de las asesinadas, Fernando García, considera que el condenado es un mero pelele y que los verdaderos asesinos son gente muy poderosa que ha logrado que se oculte la verdad

Juicio al triple asesinato de Alcasser: Miguel Ricart condenado a 170 años de prisión, su cómplice Anglés, en paradero desconocido

HECHOS

El 5.09.1997 la Audiencia de Valencia condenó a Miguel Ricart a penas que sumaban 170 años de cárcel por el asesinato de las menores de edad Desirée Hernández, Miriam García y Antonia Gómez.

PROTAGONISTAS DEL JUICIO

alcasser_juez El juez Mariano Tomás presidió el Tribunal que juzgó a Miguel Ricart por el asesinato de las niñas de Alcasser.

alcasser_beltran El fiscal jefe de Valencia, D. Enrique Beltrán, dirigió la acusación contra Ricart y fue el centro de los ataques de los defensores de las ‘teorías de la conspiración’ encabezados por D. Fernando García y D. Juan Ignacio Blanco.

alcasser_almansa D. Manuel López-Almansa era el abogado defensor de Miguel Ricart, defendió su inocencia y durante el juicio amagó con dimitir ante las dificultades que, según él, le ponían las otras partes. Consideró que el caso se había montado sobre suposiciones e hipótesis.

alcasser_arturo_cassels  En abogado D. Arturo Casells que representaba a D. Fernando García el padre de Miriam fue el que tuvo un actitud más sorprendente. Siguiendo los planteamientos que el Sr. García mantenía en los programas de televisión en los que participaba el Sr. Casells no consideraba a Ricart responsable del crimen, sino meramente encubridor. Por lo que se limitó a pedir una pena de 3 años de cárcel. Las otras partes llegaron a acusar a la acusación particular del Sr. García de actuar más como abogado defensor que como acusación.

alcasser_virgilio_latorre D. Virgilio Latorre, letrado de la acusación popular en el caso Alcàsser,  representa a la Asociación Clara Campoamor. Pidió  245 años de cárcel para Miguel Ricart.

PROTAGONISTAS DEL JUICIO PARALELO

blanco_Fernando_Garcia El periodista D. Juan Ignacio Blanco y D. Fernando García (padre de una de la víctimas) se convirtieron en los protagonistas mediáticos de aquel juicio. La televisión pública valenciana CANAL 9, realizó un programa especial dedicado a analizar todo lo que ocurría en la sala del juicio. Los Sres. Blanco y García cuestionaban todas las pruebas presentadas por el fiscal Beltrán al que acusaban de no querer saber la verdad. En el programa tras conocerse la sentencia, D. Fernando García consideró que los jueces ‘ya tenían dictada la sentencia’ antes de que comenzara el juicio. Finalmente todo el tribunal del caso Alcasser y también el fiscal Beltrán demandaron a los Sres. García y Blanco por calumnias e injurias. Serían condenados, aunque la sentencia no llegaría hasta 12 años después.

amalia_Garrigos Dña. Amalia Garrigos fue la presentadora de CANAL 9 que condujo todos los especiales sobre Alcasser. En su caso también fue demandada por el Tribunal que juzgó el caso y el Sr. Beltrán, pero fue absuelta.

TELECINCO SIGUE, AÚN SIN PEPE NAVARRO.

mississippi El programa de ámbito nacional que más espacio dio al juicio de Alcasser fue ‘Esta Noche Cruzamos el Missippi’ que la productora CEDIPE hacía para TELECINCO hasta el pasado 10 de julio de 1997. En ese espacio también contó habitualmente con D. Fernando García y D. Juan Ignacio Blanco. Aquel programa ya le costó a su presentador y productor, D. José Navarro Prieto (‘Pepe Navarro’) y cascada de querellas a comienzo de años. Aunque en su caso apostó por pactar indemnizaciones y pedir disculpas públicas. El momento que más se criticó del programa es cuando ‘Esta Noche Cruzamos el Mississippi mostró las imágenes de los cadáveres de las niñas tal y como fueron encontrados y las acusaciones sin pruebas del Sr. Fernando García en el Mississippi a miembros del PSOE de estar implicados en el triple asesinato.

La sentencia llega en un momento en que el Sr. Pepe Navarro no tiene programa, por lo que TELECINCO emitió una tertulia especial sin este, pero en la que sí estuvieron D. Fernando García y D. Juan Ignacio Blanco.

Tras el verano el Sr. Navarro se pasaría a ANTENA 3 TV con otro programa, ‘La Sonrisa del Pelícano’ donde seguiría hablando del caso Alcasser con los Sres. Blanco y García.

23 Mayo 1997

Una tesis convertida en verdad televisiva

Jesús Duva

Una mentira no se convierte en verdad por el hecho de repetirse mil veces. Aunque en ocasiones parece que sí. Una teoría tampoco debería tornarse en dogma de fe simplemente por remacharse hasta la saciedad. Y, sin embargo, el poder de convicción de la televisión es tal que cualquiera que salga unos minutos en la pantalla se vuelve de repente en una especie de oráculo de Delfos, de forma que hasta sus tesis más peregrinas se asientan en la sociedad como un axioma. Este fenómeno ha sido plenamente confirmado por el programa Esta noche cruzamos el Mississippi de TELECINCO con su extenuante dedicación al triple crimen de las niñas de Alcàsser.¿Quiénes son los importantes personajes que mataron a las niñas? ¿Por qué se está juzgando a Miguel Ricart? ¿No es él una pobre víctima, un mero asalariado de otros más poderosos? ¿Es cierto que la Guardia Civil ha destruido pruebas para tapar a los verdaderos criminales? ¿Quién ha hecho desaparecer la alfombra persa en la que fueron envueltos los cadáveres? ¿De modo que Miriam, Toñi y Desirée fueron asesinadas por unos yuppies pervertidos sólo para rodar una película con la horrible violación y tortura a que sometieron a las chicas?

Aunque escritas aquí con interrogantes, éstas son algunas de las conclusiones -acertada o erróneamente interpretadas- obtenidas por muchos espectadores después de ver el Mississippi. Estos han repetido con total firmeza y convicción frases como las precedentes, dando por cierto que forman parte de la verdad absoluta y que el fugitivo Antonio Anglés y su amigo Miguel Ricart son unos pobres angelitos, víctimas de una tremebunda conspiración urdida por pérfidos potentados.

Quienes hemos seguido desde el año 1992 los avatares de la desaparición de las tres niñas de Alcàsser, el hallazgo de sus cadáveres, la rocambolesca fuga de Antonio Anglés, la detención de Ricart y, ahora, el juicio contra éste, asistimos perplejos al nacimiento de una teoría que, alimentada noche a noche desde la televisión, se ha convertido en una verdad incuestionable. No importa que hasta ahora no haya ni una prueba contundente.

Y es que Fernando García, padre de la difunta Miriam, y su equipo de ayudantes han proclamado su teoría con tanta rotundidad, han propalado sin parpadear los nombres de ex altos cargos del Estado, presuntamente implicados en los horrendos crímenes, han arremetido con tanta seguridad contra la investigación de la Guardia Civil que miles -millones tal vez- de ciudadanos han convertido al Mississippi en una especie de biblia catódica. Sobre todo en lo que al caso Alcásser se refiere.

La influencia del espacio de Pepe Navarro es tal que incluso ha condicionado, en cierta medida, el juicio que se celebra desde hace 10 días en Valencia contra Miguel Ricart. El fiscal, Enrique Beltrán, y el abogado defensor del acusado, Manuel López-Almansa, han contestado veladamente desde el estrado a algunas afirmaciones, relativas a su cualificación profesional, lanzadas a través del popular programa. Hasta Ricart se refirió en varias ocasiones al Mississippi.

Fernando García y su colaborador, el periodista y criminólogo Juan Ignacio Blanco, parecen haber suavizado su postura tras oir la declaración del único acusado por el triple crimen. García y Blanco parecen aceptar la posibilidad de que quienes, en principio, defienden otras hipótesis no lo hacen por ser tontos ni encubridores de nadie.

11 Julio 1997

El telemorbo de Alcásser

Rosario G Gómez / Rosa Rivas

El crimen de Alcásser centró el lunes pasado la programación nocturna de dos cadenas públicas (CANA 9 y TELEMADRID), que compitieron en sus respectivos ámbitos con las privadas ANTENA 3 y TELECINCO; y éstas entre sí en el conjunto de España. Todas ellas actuaron sobre un mismo esquema: familia res de las jóvenes asesinadas -Miriam, Toñi y Desirée dieron una nueva vuelta de tuerca al juicio que se celebra en Va lencia. A pesar de ser anunciado como un programa en directo, la última entrega de En exclusiva (Canal 9 y Telemadrid)-, dedicada a Fernando García -padre de Miriam, una de las víctimas- fue grabado el domingo en los estudios de Canal 9. De otra manera no hubiera sido posible su presencia el lunes, casi simultánea, en varias cadenas. Los protagonistas estaban en directo en Esta noche cruzamos el Mississippi, el espacio dirigido por Pepe Navarro, que ha hecho de este asunto su caso estrella. Sea por el interés de averiguar la verdad de lo ocurrido, o más bien porque se trata de un asunto morboso, la audiencia se engancha. Uno de cada cuatro espectadores de la Comunidad Valenciana (26%) siguió En exclusiva, mientras que el mismo espacio en Telemadrid fue visto por el 18,2% de los espectadores madrileños. El Mississippi, como es habitual, concentró a más tres millones de personas en el conjunto de España.

A la vista del tirón de TELECINCO, ANTENA 3 adelantó la emisión de Alcásser, un caso abierto, presentado por Esmeralda Velasco y visto por casi 1,5 millones de espectadores. El programa especial reconstruyó las últimas horas de las tres niñas asesinadas, analizó la personalidad de Miguel Ricart y se internó en datos de las autopsias.

«El morbo y el melodrama siempre han vendido bien, pero la televisión es cada día más abyecta. Yo recomendaría que no se vieran estas cosas, por salud mental», comentó ayer el filósofo Fernando Savater a propósito de este tipo de espacios. Luis Rojas Marcos, presidente de la Corporación de Salud y Hospitales Públicos de Nueva York, lo explicó así: «Al ser humano siempre le han fascinado las atrocidades. Antes existía el circo romano. Ahora nos repugnaría ver la realidad de los hechos, pero nos atrae su narración o su caricatura en televisión o en cine; nos fascina la violencia indirecta». Según el psiquiatra español, «intelectualmente rechazamos esos relatos de extrema intimidad o de barbaridades, pero – los seguimos, aunque luego nos’ sintamos culpables».

No se trata sólo de la televisión. Así, por ejemplo, la COPE retransmite el Juicio en directo mañana y tarde en su emisora Popular FM de Valencia, informa Ferran Bono. Lo cual no es óbice para que una de las figuras de dicha cadena, Antonio Herrero, critique con frecuencia la explotación del caso… por las televisiones.

Conseguir audiencia es costoso. Diversos espacios se disputan la presencia de los implicados a golpe de talonario. Según el semanario El Temps, Kelly Anglés y Encarna Ricart, hermanas de Antonio Anglés y del imputado Miguel Ricart, cobran unas 75.000 pesetas semanales por participar en El juí d’Alcásser, que emite Canal 9 a diario. Pero todo parece indicar que El Mississippi es el que mejor paga.

06 Septiembre 1997

Juicio de Alcàsser: un condenado y muchas incógnitas

EL MUNDO (Director: Pedro J. Ramírez)

Ayer, casi 5 años después del crimen de Alcàsser, un tribunal dictó sentencia contra la única persona que se ha sentado en el banquillo, Miguel Ricart. Los magistrados le han impuesto una condena de 170 años de cárcel como autor del asesinato y violación de Miriam, Desirée y Toñi, las tres niñas que desaparecieron en la noche del 12 de noviembre de 1992 y cuyos cadáveres fueron hallados dos meses después. La decisión se basa en las confesiones de Ricart y en las pruebas obtenidas en la investigación. Como Ricart ha sido juzgado de acuerdo con el antiguo Código Penal, lo más probable es que la condena efectiva no supere los 15 años (gracias a la redención de penas por el trabajo y a la libertad condicional, los 30 años de duración máxima de la pena quedan reducidos en la práctica a la mitad). La sentencia da la razón a la tesis del ministerio fiscal, según la cual todos los indicios reunidos apuntan a Ricart y a Antonio Anglés -que nunca ha podido ser encontrado por la policía- como coautores del crimen. Y echa por tierra la infundada versión de los padres de dos de las víctimas que se inclinan a creer que Ricart y Anglés no son sino la tapadera de una red de tráfico de menores. Pero el fallo judicial no zanja por completo el controvertido asunto. La ausencia de Anglés -que podría haber arrojado luz- ha limitado de forma considerable la instrucción del caso. El hecho de que exista un segundo sumario (sobre Anglés y otros) demuestra que la propia Justicia no quiere cerrar la puerta a la hipótesis de que en el crimen participaran terceras personas. El juicio, en fin, ha estado rodeado de polémica. En este sentido, el tribunal alude en la propia sentencia a la «agresión continuada» de que fue objeto «en algún medio de comunicación». Ha habido, en efecto, un intenso juicio paralelo en ciertos medios informativos. La pregunta es si ha podido viciar el proceso. Pero no hay que olvidar, como apuntaron recientemente destacados juristas, que las interferencias nacían en la propia sala, y de ahí se trasladaban a los platós de televisión.

07 Septiembre 1997

Vuelve la pesadilla

Ferrán Monegal

Tras conocerse el viernes la sentencia a Miguel Ricart (170 años de cárcel) por los crímenes de Alcàsser, ha vuelto a aparecer en Tele 5 esa pesadilla liante en forma de criminólogo que se llama Juan Ignacio Blanco. Como ya no está en esta cadena Pepe Navarro, encargaron a una productora intitulada El Ángel –no sabemos si exterminador– que montase una tertulia con la alegre intención de discutir allí mismo si los jueces de la Audiencia de Valencia han sido justos. O sea, juzgando ellos tranquilamente a la judicatura. No nos quejamos de la presencia adolorida de Fernando García, padre de Miriam, porque finalmente también él es una víctima que merece comprensión. Pero esta nueva aparición del prestidigitador Blanco, que no pierde ocasión para asomarse y hacer juegos de manos con datos, pruebas, declaraciones y pistas, provocó que la periodista Teresa Laguna, en dúplex desde Valencia, le tuviese que decir claramente que se dejase ya de mentiras. Por ejemplo, Blanco denunció al presidente del tribunal de haber secuestrado los vídeos de la vista. La compañera de Valencia le contestó: “Eso también es falso completamente. Los vídeos no se han visto porque ha habido un pacto entre las cadenas de TV. O sea, que el presidente no ha secuestrado nada de nada”. Fernando García debería cuidar sus compañías. Ahora que va a emprender otra cruzada (“Tengo ases en la manga –dijo–, pero si se enseñan a destiempo, se pierde la partida”), llevar cosida a la chaqueta una prenda como este criminólogo es como llevar un cartel que ponga: tahúr

08 Septiembre 1997

Final de capítulo

EL PAÍS (Director: Jesús Ceberio)

EL TRIPLE crimen de Alcàsser, que ha conmovido a la sociedad española durante cuatro años, cuenta ya con sentencia judicial. El tribunal de la sección segunda de la Audiencia de Valencia ha condenado a Miguel Ricart a 170 años de prisión como autor -junto con el desaparecido Antonio Anglés, considerado «autor material» de los asesinatos y violaciones de las niñas Antonia Gómez, Desirée Hemández y Miriam García. El tribunal fundamenta la condena de Ricart en las declaraciones autoinculpatorias y los indicios aportados por la investigación de la Guardia Civil y los forenses, que concuerdan con el relato del procesado sobre el crimen y las lesiones sufridas por las víctimas. El fallo valora las con tradicciones de Ricart al intentar exculparse tardíamente y el hecho de que ofreciera coartadas falsas.Es poco probable que la sentencia firme ponga fin a las especulaciones montadas en tomo al triple crimen por algunos medios interesados en la explotación comercial del caso, responsables del montaje de juicios paralelos basados de forma oportunista y poco ética en las evidentes deficiencias de la instrucción policial y jurídica del caso. La resolución incluye críticas a los intentos de suspender el juicio, a la «agresión continuada, previamente y durante las sesiones de la vista, con informaciones parciales ( … ) tendentes a crear un ambiente de oscurantismo en el trámite procesal», e, insólitamente, a la acusación particular de Fernando García, padre de una de las asesinadas, por su obsesión enfermiza en supuestas tramas criminales organizadas.

La sentencia debe ser respetada como una decisión razonable, y como el final de un capítulo procesal importante en el caso Alcàsser, a pesar de los errores mencionados. Quizá el sumario abierto en Alzira para la búsqueda de Anglés contribuya a aclarar si hubo más responsables de los crímenes, además de éste y Ricart, como sugieren algunas pruebas. Pero, aunque se multipliquen los procesos, la falta de credibilidad de la Justicia no desaparecerá mientras no se abandonen las execrables prácticas de los juicios paralelos, la demagogia y la explotación morbosa de los asesinatos.

by BeHappy Co.