Search

La guerra de las empresas eléctricas contra las gasistas en España causa la salida de Naturgy de la AELEC

HECHOS

En enero de 2021 Naturgy (Gas Natural) abandonó la AELEC de la que había formado parte desde la creación de la empresa.

15 Enero 2021

Cisma entre las eléctrica

LA RAZÓN

Naturgy sale de la patronal Aelec por su apoyo cerrado al Plan de Sostenibilidad Eléctrico para que las energéticas, sobre todo petroleras y gasistas, financien las renovables

Las diferencias entre las grandes compañías eléctricas ante el Fondo Nacional para la Sostenibilidad del Sistema Eléctrico (FNSSE) que el Gobierno está tramitando como anteproyecto de ley ha terminado por romper la patronal eléctrica Aelec, la antigua Unesa. Naturgy ha decidio salir de la Asociación de Empresas de Energía Eléctrica, conformada hasta ahora por Endesa, Iberdrola, EDP España, Viesgo y, hasta ahora, Naturgy.

La energética que preside Francisco Reynés no está de acuerdo con el apoyo de Aelec a la creación del Fondo de Sostenibilidad Eléctrico con el que el Gobierno pretende rebajar la factura de la luz un 13% en cinco años tras sacar del recibo el coste de las primas a las energías renovables.

Este fondo asumiría los costes asociados al régimen retributivo específico de las renovables, cogeneración y residuos (Recore), que ascienden a 7.000 millones de euros al año, con las aportaciones de los comercializadores de todos los sectores energéticos. La presidenta de Aelec, Marina Serrano, ha defendido que se trata de “una medida necesaria que equilibra las reglas del juego entre todos los consumidores energéticos”.

Naturgy, que además de presencia en el negocio eléctrico es el principal operador gasista del país, se considera perjudicada por las intenciones del plan, como todo el sector gasista. De hecho, la Asociación Española del Gas (Sedigás), ha pedido que “no se ponga en riesgo al sistema gasista español”.

Sedigás ha advertido de que el nuevo Fondo de Sostenibilidad Eléctrico incrementará los costes energéticos de la industria hasta un 25% y la factura de calefacción de los hogares en un 10%.

También las petroleras están en contra ya que cargarán con la financiación del 43,7% de las primas a las energías renovables para 2025, lo que supone unos 2.085 millones de euros. El CEO de RepsolJosu Jon Imaz, llegó a decir hace unos días que el fondo solo servirá para “pagar las fiestas de las eléctricas”.

16 Enero 2021

Naturgy hace saltar por los aires el 'lobby eléctrico' Aelec tras rechazar el fondo para pagar renovables

EL ECONOMISTA

Aelec, el lobby eléctrico por excelencia, ha saltado por los aires tras la decisión de Naturgy de abandonar la asociacion. Según indicaron a elEconomista fuentes conocedoras, la unanimidad que las cinco grandes compañías del sector exhibían en la antigua Unesa -a excepción de la época de la OPA de Gas Natural sobre Endesa- se ha roto por culpa del Anteproyecto de Ley para crear un fondo con el que pagar el coste de las renovables.

Transición Ecológica ha propuesto aplicar un recargo en el consumo de gas y carburantes -conocido como céntimo verde- para hacer frente a los 7.000 millones del coste de las renovables y poder bajar así la tarifa eléctrica trasladando el coste de los consumidores eléctricos a los de carburantes y gas natural pero esta medida ha generado una profunda división en el seno de la asociación.

Aelec se refundó en 2018 con la intención de centrarse en el negocio de redes pero la organización seguía teniendo peso en algunas otras materias más generales como las relacionadas con movilidad o las tarifas o en el ámbito internacional para el contacto con las otras grandes compañías europeas.

La patronal aglutinaba hasta este pasado mes de diciembre a las cinco grandes eléctricas del país pero tras la integración del negocio de Viesgo en EDPy la salida de Naturgy, se quedará ahora con Iberdrola, Endesa y EDP.

El choque con Naturgy comenzó el pasado 16 de diciembre, cuando el Ministerio para la Transición Ecológica dio a conocer el Anteproyecto de Ley para crear este fondo. La Asociación salió rápidamente en defensa de esta medida y horas después fue Sedigas, patronal del sector gasista, la que remitió otro comunicado rechazando la medida por los riesgos que podía ocasionar para la seguridad de suministro.

A lo largo del mes que ha habido para el periodo de alegaciones, las posiciones de los miembros de Aelec no han logrado un punto intermedio y la gasista ha considerado que ha llegado la hora de salir de esta asociación que le suponía puntos de conflicto con otras iniciativas como Gasnam, centradas en la movilidad a través del gas.

Naturgy, al igual que las petroleras, se opone de forma radical a tener que cargar en el recibo del gas la parte correspondiente de las renovables, lo que podría llegar a encarecer la factural del gas en cerca de 50 euros anuales. La compañía que preside Francisco Reynés, además del negocio eléctrico, es el principal operador gasista con más del 50% de cuota de mercado y una de las grandes eléctricas con menor peso en el sector de las renovables.

Carta de salida

Según fuentes consultadas por elEconomista, Naturgy envió el pasado 5 de enero una carta en la que muestra su intención de abandonar la asociación después de que el pasado lunes se presentaran las alegaciones al anteproyecto.

Naturgy, consultada por elEconomista, no quiso hacer comentarios.

Aelec reconoce el papel activo que ha jugado Naturgy en la aportación a los logros de la asociación en estos últimos años.

La asociación indica que hoy más que nunca se da las condiciones para poner en valor la importancia que tienen, tanto las actividades reguladas en materia de distribución como las liberalizadas de nuestro sector para garantizar el cumplimiento de los objetivos climáticos del país, promover la recuperación económica y el empleo y contribuir a la creación de un tejido industrial innovador y más internacionalizado.

La antigua Unesa fue fundada en 1944 por 17 empresas ante la necesidad de interconectar las redes eléctricas. Las cinco empresas asociadas representaban una aportación directa del 0,8% al PIB nacional, generan 180.000 empleos y daban servicio a 28 millones de puntos de suministro.

21 Enero 2021

Aelec (Iberdrola y Endesa) carga contra Sedigas (Naturgy) por atacar a la hidráulica y al nuevo fondo

Juan Cruz Peña

La patronal eléctrica muestra "sorpresa por las declaraciones del presidente de Sedigás que atacan directamente la política energética del Gobierno" y cree que "el gas natural no es una solución de futuro por su falta de sostenibilidad"

uerra civil en el sector energético. La presidenta de AelecMarina Serrano, asegura estar «sorprendida por las declaraciones del presidente de Sedigás que atacan directamente la política energética del Gobierno», que, según estima, «está totalmente alineada con la política marcada por la Unión Europea: descarbonización y electrificación de la economía». Serrano sostiene que el gas natural «no es una solución de futuro por su falta de sostenibilidad» y que «las industrias que no se descarbonicen están condenadas a la desaparición».

La presidenta de la patronal que engloba las eléctricas (Iberdrola, Endesa, EDP y Viesgo) señala a El Confidencial que «Sedigas [cuyo principal socio es Naturgy] se destapa en un momento esencial para la fijación de las medidas para la descarbonización hasta 2030 y recupera su rol tradicional de atacar al corazón de la descarbonización: las renovables«.

Estas declaraciones llegan después de que el presidente de Sedigas, Joan Batalla, señalara en una entrevista en el diario ‘El Economista’ este jueves que «hay otras vías como las concesiones hidráulicas para pagar las renovables» y criticara el Fondo Nacional de Sostenibilidad del Sector Eléctrico (FNSSE): «El fondo es una reforma fiscal encubierta. Estamos poniendo parches».

A este respecto, la presidenta de la antigua Unesa responde: «Se ataca al FNSSE al calificarlo de reforma fiscal encubierta para pagar las renovables. Pero lo cierto es que el consumidor elé

La presidenta de Aelec sostiene que «este posicionamiento de Sedigás pretende generar incertidumbre y asustar a la inversión, que será una potente y necesaria palanca para la recuperación económica». «Ningún país está atacando y generando incertidumbre jurídica a la inversión en renovables sino todo lo contrario».

Sedigás no es el único actor del sector energético que ha cargado contra las hidráulicas. El consejero delegado de Repsol, Josu Jon Imaz, señaló después de que el Gobierno anunciara la creación del fondo que hay medidas más eficientes para el sector eléctrico y apuntó a las concesiones hidráulicas de hace más de 100 años y cuyas inversiones ya están amortizadas.

Este discurso se alinea, además, con la parte del Gobierno de Unidas Podemos que quiere reformar el mercado eléctrico y eliminar el cobro de las hidráulicas y nucleares (lo que ellos califican como beneficios caídos del cielo) después de los picos de precio alcanzados durante el temporal de frío de la semana pasada.

Este enfrentamiento entre los intereses del gas y de las hidráulicas se da después de que Naturgy rompiera con Aelec, precisamente por el apoyo de la patronal eléctrica al fondo que pretende reducir la electricidad y cargar parte del coste de las primas a las renovables al resto de actores energéticos.

«La solución de reparto del coste de las renovables entre las principales fuentes de energía es precisamente la solución que apoyaba la Comisión de Expertos. El esfuerzo de descarbonización del sector energético en su conjunto y no solo del sector eléctrico, por lo que los costes deben repartirse entre todos para alcanzar un objetivo común», agrega Marina Serrano.

La presidenta de Aelec considera que la «lógica que plantea el FNSSE tiene que ver con que el objetivo de desarrollo de renovables es un objetivo sobre el consumo de energía final, no sobre el consumo de electricidad. Por ese motivo, tiene sentido que lo paguen todos los consumidores de energía, y no solo los consumidores de electricidad, como ha sido el caso hasta ahora. La electricidad es el vector energético donde resulta más eficiente introducir renovables, pero eso no significa que estas las tengan que pagar los consumidores de electricidad».

«El gas no es una solución de futuro»

Para Aelec, «solo se puede comprender esta posición de Sedigás si se tiene en cuenta que el gas natural es responsable de una parte significativa de las emisiones nacionales y que tiene el objetivo de mantener el ‘statu quo’ de los hidrocarburos. La descarbonización va a seguir y la no dependencia paulatina de fuentes de energía importadas mejora la balanza de pagos y evitará la volatilidad de los precios asociada a circunstancias externas e internacionales».

La patronal eléctrica que lideran Iberdrola y Endesa asegura que «es legítimo que un sector como el del gas natural, que no ofrece a día de hoy ninguna solución para avanzar en la completa descarbonización de la economía, intente mantener su negocio. Está claro que el gas natural es un vector energético importante para la transición, pero creemos que no es una solución de futuro, precisamente por su falta de sostenibilidad».

Desde Aelec, Marina Serrano sale al paso de su situación interna tras la marcha de Naturgy, uno de sus socios destacados, por defender el fondo creado por el Gobierno: «Desde Aelec, vamos a seguir defendiendo la descarbonización y la electrificación, y a todo su sector económico». «Las industrias que no inicien su proceso de transición hacia la descarbonización están condenadas a la desaparición. Por tanto, hay que buscar soluciones para ayudarlas en esta transición, en la que el uso de las renovables eléctricas y de la electricidad ayuda en este proceso», concluye la presidenta Serrano.

Además, la máxima mandataria de la patronal eléctrica manda un aviso sobre la concesión a España de más de 70.000 millones de euros en subvenciones por el plan Next Generation: «La Unión Europea prioriza el uso de los fondos para la recuperación a aquellos proyectos que vayan destinados a la digitalización y la economía verde para trasformar nuestra economía y hacerla más moderna y resiliente, además de sostenible». «Los impactos de las inversiones relacionadas con el cambio climático son muy superiores al resto de sectores productivos de la economía por el efecto arrastre que tiene el sector eléctrico en los sectores económicos. Por tanto, generan crecimiento y riqueza por encima de cualquier otro tipo de inversión en la economía actual».

by BeHappy Co.