Search
El empresario de El Terrat y Showman en ANTENA 3 TV anuncia que demandará a la revista

La revista SORPRESA publica unas fotos de Andreu Buenafuente haciendo nudismo en una playa

HECHOS

En su número de julio de 2006 la revista SORPRESA! publicó unas fotografías de don Andreu Buenafuente, propietario de la productora El Terrat y presidente de ANTENA 3 TV, haciendo nudismo en la playa.

17 Julio 2006

VERGÜENZA Y ASCO

Andreu Buenafuente

www.andreubuenafuente.com

De momento, podéis seguir fotografiando mi culo. Es la parte de mi cuerpo con la que pienso en todos vosotros. Una vez al día, cómo mínimo.

Vergüenza ajena y propia por la situación el Líbano, la masacre israelí y la incapacidad de los “líderes mundiales” para resolver la crisis. Asco -personal e intransferible-, al comprobar como las revistillas de basura escrita, van y me sacan bañándome desnudo en mi cala apartada y casi desierta de Ibiza.
Pero vayamos por partes porque lo primero es lo importante.

Los bombardeos, la destrucción, la aberrante y cíclica historia de odios que asola el Líbano, debería agitar nuestras conciencias. Cada mañana leo con el corazón en un puño, la crónica de mi admirada Maruja Torres en EL PAÍS. Es un lujo (dentro del desastre) que una buena periodista -¿la mejor?-, escriba con libertad y sentimiento desde el foco del conflicto. Y que le ponga caras y nombres y rabia. No puedo quitarme de la cabeza, la foto de un niño calcinado ante lo que fue su casa. ¿Ese niño era un terrorista?

Lo segundo es una anécdota más, provocada por la ilegalidad de la infra-prensa que la justicia tolera y en la que “todo vale” porque “todo vende”. Se nos pisotea el derecho a la intimidad, con la excusa de que “somos personajes públicos”. Un concepto abstracto que utilizan para su uso y disfrute. Deberíamos saber que esto no pasa en ningún país del mundo y que, ante la pasividad reinante, unos señores se están forrando humillando a algunos profesionales -entre los que me encuentro- que no nos cansamos de desmarcarnos de su industria pestilente. Conozco compañeros que sufren chantajes, que lloran de rabia, que salen a pasear a sus hijos con miedo y que ya no van de fiesta por la mafiosa y aplastante acción de esos seres con cámaras que viven atracándonos nuestras parcelas más íntimas.

Aviso a todos los carroñeros: Soy de Reus. Eso imprime carácter. No voy a quedarme de brazos cruzados. De momento, podéis seguir fotografiando mi culo. Es la parte de mi cuerpo con la que pienso en todos vosotros. Una vez al día, cómo mínimo.

Andreu Buenafuente

08 Junio 2007

Intimidad a salvo

Andreu Buenafuente

www.andreubuenafuente.com

La justicia nos ha dado la razón en las dos sentencias, donde apelábamos a mi derecho por una intimidad a salvo tras el acoso de las revistas autodenominadas «del corazón». Me siento profundamente satisfecho y amparado. Luchar por algo que crees honesto y recibir el espaldarazo de la justicia, es de lo más reconfortante.

Ya hace tiempo que se ha abierto un debate sobre los límites de la propia libertad a la intimidad. La constitución deja claro que toda persona se merece un respeto y una protección, pero la confusión empieza cuando hablamos de un personaje conocido. Determinados medios argumentan que «el interés público» justifica sus ignominiosos ataques con cámaras ocultas, fotos robadas y todo tipo de estrategias de nulo calado ético y, ahora, ilegales.
¿Qué interés público tiene un presentador bañándose o en una fiesta privada con sus amigos? Ninguno, por supuesto. El único interés es el económico de los medios que convierten nuestra vida en sus contenidos. Espero que el ejemplo cunda y que todo aquel que se sienta agredido, lo plantee a la justicia que para eso está.

Me imagino que los medios citados recurrirán hasta el infinito y hasta recrudecerán sus ataques. Allá cada uno con su conciencia. Yo seguiré luchando por defender mi vida privada cuando se apagan las cámaras.

Nota de prensa enviada a los medios de comunicación

BUENAFUENTE GANA EN DOS JUICIOS A LAS REVISTAS DEL CORAZON

«Sorpresa» y «Diez Minutos» condenadas por violar el derecho a la intimidad y la propia imagen.

La justicia ha dado la razón a Andreu Buenafuente en la demanda que este presentó contra la revista «Sorpresa por publicar unas fotografías en las que aparecía desnudo en una cala de Ibiza.
El magistrado considera probado que las imágenes del señor Buenafuente fueron obtenidas de forma clandestina, los fotógrafos estaban ocultos y utilizaron teleobjetivos, y con evidentes fines lucrativos. Además la publicación de esas imágenes se acompañó de textos salpimentados de jocosidad relativos a la vida privada y personal del demandante. Por todo ello el tribunal ha concluido que se produjo una intromisión ilegítima en el derecho a la propia imagen y en el derecho a la intimidad del señor Buenafuente.

En similares términos se pronunció una sentencia anterior contra la revista «Diez Minutos», condenada a pagar una indemnización de 48.000 euros, por publicar una foto y una serie de reportajes sobre la vida sentimental del showman. En el caso de la revista «Sorpresa» el tribunal ha condenado al director, Jesús Manuel López, y a la empresa editora EDIPRESSE HYMSA S.A. a pagar una indemnización de 55.000 euros por el daño ocasionado al demandante. El dinero de estas indemnizaciones será entregado, íntegramente, a la ONG Médicos Sin Fronteras, tal y como Andreu Buenafuente había solicitado al presentar las demandas.

El tribunal condena también a la revista a entregar las fotos, negativos y cualquier otro soporte que contenga las imágenes motivo del pleito y a pagar las costas del juicio. La sentencia establece también que deben poner fin a las intromisiones ilegítimas en los derechos del demandante y abstenerse en el futuro de realizar cualquier actuación que pueda vulnerar los derechos a la intimidad y a la propia imagen del señor Buenafuente.

El abogado del señor Buenafuente, Francisco Pintado, ha manifestado que «su cliente está dispuesto a llevar ante los tribunales a todos aquellos medios de comunicación que vulneren su intimidad y el derecho a su propia imagen». A juicio de este letrado «pese a que la legislación protectora del derecho a la intimidad y a la propia imagen es claramente insuficiente y necesita ser profundamente revisada, la equidad y ponderación de nuestros jueces y tribunales hacen que las resoluciones que se dictan sean siempre ajustadas a derecho».

BUENAFUENTE NUNCA HA AIREADO SU VIDA PRIVADA
En la sentencia el magistrado argumenta que «nada de lo publicado tiene interés ni histórico ni científico ni cultural. La curiosidad humana por conocer la vida de los otros carece de interés social. Por lo tanto debe prevalecer el derecho a la intimidad y a la propia imagen sobre el derecho a la libertad de información».
El tribunal recuerda que la Constitución establece que «los hechos y datos sobre la vida privada ajena no deben constituir materia de información ya que atañen únicamente al sujeto afectado». Tras estos argumentos el magistrado concluye que «aunque el señor Buenafuente sea persona de notoriedad pública goza de los mismos derechos que la Constitución reconoce a todos los españoles».

Previamente, en la sentencia, se da por probado que Buenafuente no consistió en modo alguno a la captación de su imagen ni a la revelación de aspectos íntimos de su vida. Se da por cierto que el demandante es especialmente celoso de su intimidad personal y que no concede entrevistas para hablar de su vida privada.

by BeHappy Co.