Search
Buscan arrebatar a los turcos los territorios de Albania, Macedonia y Tracia y anular su poder en Europa

Los países balcánicos (Grecia, Bulgaria, Serbia y Montenegro) declaran la guerra al Imperio Otomano

HECHOS

El 8.10.1912 comenzó la guerra entre los países de la Liga Balcánica y el Imperio Otomano.

El 8 de octubre de 1912 Montenegro declaró la guerra al Imperio Otomano por la discriminación que sufría la población no islámica en la zona europea de Turquía. Diez días después, los países aliados de Montenegro en la Liga balcánica – Bulgaria, Grecia y Serbia – se unieron a la lucha. Debilitado por dificultades políticas internas y por la guerra de Trípoli contra Italia, el imperio Otomano opuso escasa resistencia a los ataques. En pocas semanas, el hombre enfermo de Bósforo perdió todas sus posesiones europeas, a excepción de una pequeña región próxima a Constantinopla.

El 30 de mayo de 1913, la paz de Londres marcó el final de los más de quinientos años de hegemonía otomana en los Balcanes. Albania se convirtió entonces en Estado independiente.

El reparto del territorio conquistado entre los países vencedores dio origen a nuevos conflictos debido a la dificultad para trazar fronteras claras entre las poblaciones balcánicas. Particularmente difícil resultó la división de Macedonia que, poblada por numerosos grupos étnicos, había sido conquistada por serbios, búlgaros y griegos. Los conflictos entre los otrora vencedores aliados desencadenaron la segunda guerra balcánica.

El 1 de julio de 1913 tras la penetración de tropas búlgaras en la parte de Macedonia reivindicada por Serbia, el rey Pedro I de Serbia declaró la guerra a Bulgaria. Cuando guerra tomó parte en el conflicto del lado de Serbia, Rumanía vio la oportunidad para arrebatar a Dobrudja del sur a la debilitada Bulgaria. También el Imperio Otomano reanudó sus hostilidades y reconquistó Tracia oriental, cedida a Bulgaria en la primera guerra balcánica, junto con la ciudad fortificada de Adrianópolis.

Acosado por cinco potencias – también Montengro luchaba en el bando serbio – el ejército bulgaro capituló. El 10 de agosto y en virtud del tratado de Bucarest, el país, que perdía todas las conquista conseguidas en la Primera Guerra Balcánica, cedió Dobrudja del sur a Rumanía a cambio de una estrecha franja en Macedonia del sur y una salida al mar Egeo. La mayor parte de esta región junto con Salónica y la isla de Tasos pasó a Grecia. Pero la vencedora real de las guerras balcánicas fue Serbia, que casi duplicó su territorio y confiaba hacer realidad el sueño de una Gran Serbia mediante la adhesión de Austria-Hungría.

by BeHappy Co.