Search
Pérez-Maura rompió con Romero después de que esta usara una grabadora suya para entrevistar a la princesa alemana

Ramón Pérez-Maura (ABC) arremete contra su ex, Ana Romero (EL MUNDO) por su campaña contra la Monarquía usando a Corinna

HECHOS

El 20.03.2013 D. Ramón Pérez-Maura publicó el artículo «Corinna y sus corifeos».

¿CÍNICA CAMPAÑA DE LA EX AMANTE DEL REY?

El 24 y 25 de febrero de 2013 la periodista Dña. Ana Romero fue la primera periodista en entrevistar a la amante del Rey de España, Don Juan Carlos I, Corina zu Sayn-Wittgenstein-Sayn a la que Dña. Ana Romero se refería en la entrevista como «Su alteza serenísima, la princesa Corinna». Aunque esta aseguraba en la entrevista que no deseaba perjudicar al Rey ni a la Familia Real, toda la entrevista estaba llena de ataques e insinuaciones contra la familia sobre lo mucho que sabía de irregularidades sobre ellos en un aparente chantaje.

20 Marzo 2013

CORINNA Y SUS CORIFEOS

Ramón Pérez-Maura

El problema está en los medios que publican fotos de publirreportaje suministradas por la propia entrevistada

Sólo faltaba que se pidiera al director del CNI comparecer ante la Comisión de Gastos Reservados del Congreso de los Diputados para preguntarle por los contactos del Gobierno con la falsa Alteza Serenísima apellidada Princesa zu Sayn-Wittgenstein-Sayn. O sea, que se asume que el Gobierno de la nación – éste, el anterior y cualquiera de los habidos o futuros- pagan a un organismo y lo controlan -en este caso desde la Vicepresidencia del Gobiernom ientras ese mismo organismo espía a quien lo debe supervisar y lo financia. Yo puedo entender que se pregunte al general Sanz Roldán si esta señora trabajó para el CNI y creo que su obligación en esa comisión sería dar una respuesta minuciosa de cualquiera labor que le hubiera sido encomedada. Y por lo que sabemos de sus actividades, me congratularía saber que el CNI la haya tenido en su nómina en algún momento. Lo que me parece disparatado es pretender que el hombre a quien el Gobierno de la nación tiene encomendada la jefatura de la inteligencia nacional responda a situaciones inverosímiles o a las que deberían corresponder a los ministros del Gobierno. Porque sólo el ministro Margallo puede responder a sus propias torpezas dialécticas y de hecho. Desde luego no el jefe del CNI. Y pretender montar un escándalo por el uso de residencias oficiales que están permanentemente a disposición de toda clase de huéspedes del Estado es de una hipocresía barata.

El problema en este caso está en quienes han querido hacer el juego a Corinna. En los medios que publican fotos de publirreportaje suministradas por la entrevistada a mayor gloria propia; en los que dan altavoz a quién solo estaba interesada en protegerse a sí misma después de haber estado durante años haciendo labores de comisionista que yo siempre defenderé, pero a cambio de asumir el coste que ese tipo de ejercicio conlleva. Medios que en algún caso han cometido la bazofia periodística de publicar despliegues multicolores y de muchas páginas de entrevista sin firma -si el Eduardo Sánchez Junco que ganó el premio Luca de Tena llevantara la cabeza… Medios, en fin, a los que sólo importa publicar una parte de la Verdad que siempre tiene la misma dirección de tiro.

Y no se me oculta ni intento negar que para que ese tiro se pueda disparar, alguien tiene que haber puesto el blanco en la línea de fuego. Pero los medios que se ponen a disposición de esa mujer sin presentar todas sus contradicciones, que cuentan o intentan contar las actividades en las que tuvo participación buscando el enfoque más dañino para su objetivo final, el Rey, pero no para quien ha acudido a ellos, lo que están poniendo en evidencia, una vez más, es cuáles son sus verdaderos intereses. Y la satisfacción que tienen con cada ejemplar que venden en defensa de esos intereses -bastardos.

by BeHappy Co.