Search

TVE despide fulminantemente a Manuel Torreiglesias como presentador de ‘Saber Vivir’ por cobrar publicidad irregularmente

HECHOS

El 7 de mayo de 2009 la dirección de TVE anunció que había decidido despedirse de manera inmediata a D. Manuel Torreiglesias como presentador y director del programa ‘Saber Vivir’ que presentaba desde 1997.

D. Manuel Torre Iglesias, presentador del programa ‘Saber Vivir’ de TVE, espacio que conducía desde el 8 de enero de 1997 es despedido fulminantemente el 7 de mayo de 2009 por decisión del director de TVE, D. Javier Pons Tubio, respaldado por el presidente de RTVE D. Luis Fernández Fernández, que acusan al Sr. Torre Iglesias de estar cobrando publicidad a espaldas del departamento comercial de la cadena.

El 8 de mayo de 2009 TVE emitió un episodio antiguo de ‘Sabe Vivir’ (concretamente el del 14 de enero de 2009), pero editando algunas referencias personales. Ese mismo día el Sr. Torre Iglesias concede una rueda de prensa sin preguntas en la Asociación de la Prensa de Madrid desmintiendo las acusaciones de TVE.

El lunes 11 de mayo de 2009 D. Luis Gutiérrez Serantes se estrena como nuevo presentador de ‘Saber Vivir’ comentando ‘Ya me conocéis, soy el médico de La 1’. No hace ninguna referencia a su antecesor al que ni siquiera cita.

dr_gutierrez EL DOCTOR GUTIÉRREZ SERÁ EL SUSTITUTO

GLOBOMEDIA SE PITORREA DEL DESPEDIDO: «¡ESO SÍ QUE ES SABER VIVIR!»

montañez_bonet En el Guión del programa ‘El Intermedio’ de Globomedia (LA SEXTA) emitido el 8.05.2009 se decía al respecto del caso del Sr. Torreiglesias (interpretado por la actriz Dña. Beatriz Montañez): «TVE ha decidido prescindir de él tras detectar que incluía publicidad en el programa a espaldas del departamento comercial. Vamos que se estaba forrando haciendo publicidad por su cuenta. ¡Eso sí que es saber vivir, ja, ja, ja!»

09 Mayo 2009

«No cobré ningún canon bajo cuerda»

Ángel Fernández

Expectación de estrella. Cámaras por todas partes. Y más micrófonos. Y aún más oídos ansiosos por escuchar las respuestas del personaje esperado. Él: Manuel Torreiglesias, despedido de forma fulminante de TVE por «irregularidades» en la gestión de espacios publicitarios en su programa, Saber vivir. No suena bien, a priori. Pero había convocado una rueda de prensa y, como su propio nombre indica, todos los periodistas anhelaban el momento de hacer las preguntas y obtener las aclaraciones a lo ocurrido el jueves pasado.

Lo cierto es que fue casi lo mismo que verlo en televisión. Habló Torreiglesias y nadie más. Si lo hubiera filmado, hubiera dado igual. A pesar de fijar la cita en la Asociación de la Prensa, allí donde cuando menos se defiende el derecho a la información, no hubo forma de hacerlo valer. Sacó su guión, en forma de comunicado, y se marchó. Nada de preguntas y pocas respuestas.

«Viva la salud», proclamó en pie. Se sentó y comenzó a leer quien desde hace 12 años enseña a Saber vivir. «Desde mi intachable trayectoria desde hace 42 años en TVE, cuando ayer [por el jueves] el director de TVE, el señor Pons, me comunicó el despido por motivos que en absoluto comparto, por lealtad le dije: ‘voy a guardar silencio, voy a desaparecer para no tener que responder a ningún medio’.

Ayer tampoco lo hizo. Cierto. Ni siquiera entregó copia de su comunicado. «Os convoco para salvar mi honor. ¿Ante quien? Ante mi familia, ante mi magnífico equipo del programa, ante los prestigiosos médicos que me ayudaron en esta labor y que se fían de mi por mi honestidad y honradez. No he robado nada, jamás en mi vida he cobrado un solo euro que no haya pasado por los contratos y las taquillas de TVE».

La versión y la investigación de la pública no ha llegado tampoco tan lejos, de momento. Lo que se le atribuye es una gestión irregular de los espacios publicitarios. En la práctica, según la cadena, Manuel Torreiglesias insertaba en sus guiones elogios a determinadas marcas, promociones fantasma porque ni se reflejaban como tales en la escaleta del programa ni se comunicaban al departamento comercial para su correspondiente facturación. ¿Cuántas veces? ¿Cuánto dinero se ha dejado de cobrar por los canales oficiales? Se sabrá cuando TVE termine la investigación que revelará el tiempo de minutos gratuitos de publicidad.

«Si éste era el programa más rentable de la cadena, no sé de que se quejan, si por cada dos minutos y medio de programa había un minuto de publicidad», protestó ayer el presentador. «Todos los microespacios que se emitían en el programa estaban firmados, supervisados y autorizados por la dirección comercial de la cadena», insistió. « No cobré ningún canon bajo cuerda. No he recibido ni un euro, prebendas o viajes por este contrato y pongo por testigos a todos los anunciantes de España y a todas las agencias de publicidad».

Aires de predicador. Casi de mesías -«He salvado a mucha gente»- para hablar de su trabajo. Discurso de víctima para hablar de su despido. «No voy a añadir ni una palabra a lo que ya he dicho. Quien quiera interpretar que interprete. Mi alma y mi cerebro está en el mañana y las meigas no me van a fallar».

El lunes volverá a TVE, pero no será él, titulado en Magisterio y Filosofía, quien se ponga delante de las cámaras. Le sustituirá un médico, el doctor Luis Gutiérrez, colaborador hasta ahora de Saber vivir. Torreiglesias pasará de largo delante del plató porque lo que toca es negociar con la dirección de TVE para saber salir.

10 Mayo 2009

Manuel Torreiglesias

Isabel Longhi

El nombre de su ya ex programa daría para muchos chistes en un país proclive a señalar a quien engorda sus bolsillos sin esfuerzo como alguien «que sabe vivir». Pero a TVE no le ha hecho ni pizca de gracia descubrir que su presentador matinal, aquel hombre que hablaba con ternura a los mayores y sonreía a las amas de casa desde La 1, colaba, entre consejo y consejo saludable, marcas que no computaban oficialmente como publicidad. Promociones fantasma. Porque animaba a consumir determinados productos sin que el departamento comercial de la pública tuviera constancia. Mucho dinero en minutos televisivos que no se facturaban. Al menos, oficialmente. Al menos, hasta que no se demuestre lo contrario, pero…

Sólo la duda ya marca la imagen de Manuel Torreiglesias. Porque lo ha despedido la cadena pública. Y tan humano es convertir la actualidad en risa como inevitable pensar que TVE no habría sido tan drástica si no hubiera tenido pruebas de las «irregularidades». El jueves, de forma repentina, la dirección puso fin a sus 12 años al frente de Saber vivir. «Nunca he cobrado nada bajo cuerda», alegó un día después. Se antoja extraño pensar que su bondad era tal como para ayudar, de forma altruista, al relanzamiento de la economía mejorando las ventas de las empresas elegidas. «He salvado a mucha gente», proclamó en su descargo. También reconoció que de «cada dos minutos y medio de programa, uno era de publicidad». Sólo eso ya es ilegal. Del resto, faltan respuestas. El día en que se defendió, Torreiglesias no aceptó preguntas. Y aún quedan tantas…

11 Mayo 2009

Sobre el fraude de Torreiglesias

Ramiro Calle

Durante los tres primeros años de vida del programa Saber vivir estuve colaborando casi a diario en dicho programa como profesor de Yoga y Relajación, impartiendo clases en directo y contestando a preguntas de espectadores. Sólo mi afán por difundir la verdadera psicología del yoga me motivó para permanecer en el programa, tratando de no estar en el mismo más que el tiempo exacto para mi intervención, toda vez que nunca me gustó la forma de proceder del señor Torreiglesias ni su desmesurada codicia. Pero parece mentira que en tantos años de lucrarse promocionando descaradamente y a menudo de forma subliminal toda suerte de productos, lo que era más que evidente, sólo recientemente esto se haya puesto en evidencia. El señor Torreiglesias ha vendido todo lo que ha podido en su programa de televisión y es increíble, pero increíble, que eso se haya permitido, pues abusaba de las expectativas de sus televidentes, con frecuencia personas muy mayores y que necesitan creer en todo lo que les ofrecen. Si se visionaran minuciosamente sus programas, como debería hacerse con todo rigor, se vería hasta qué punto ha sido un mercader más que un presentador de televisión. De sus conocimientos científicos más vale ni hablar, pues por ahí estará grabado, entre otras barbaridades, cuando decía «el pleura» en lugar de «la pleura». Insto al director general de Radiotelevisión Española, Javier Pons, a que realmente haya una investigación muy profunda al respecto.

by BeHappy Co.